Consejo Recursos

Guía para el SSCS revisado

Guía para el SSCS revisado
Julian Fox sdb 31-03-11
Índice

1 Introducción 1
2 Entonces, es nuevo o no? . 2
3 Cada nuevo elemento tiene su propia historia 3
3.1 Estructura . 3
3.2 Introducción 4
3.2.1. Prefacio 4
3.2.2 Comunicación 8
3.2.3 Glosario 8
3.3 Visión y Misión. 12
3.3.1 Networking - trabajar en red. 13
3.3.2.. Ecosistema 14
3.4 Objetivos estratégicos 17
3.5. Políticas 19
3.6 Organización 23
4.La segunda y tercera parte 26

Introducción:

Tienen ya en sus manos la nueva versión del SSCS, en forma impresa y posiblemente en versión digital. Es totalmente diferente del cuadro de referencia de CS original del 2005, redactado por el entonces Consejero padre Tarcisio Scaramusa y el dicasterio de Comunicación Social
     
La pregunta merece una respuesta y cómo estaba empeñado en crear un borrador, más todavía en la preparación de la edición actual. Durante el largo proceso de la extensión del texto, creo de estar en condición de ofrecer algunos puntos que pueden dar una respuesta.

 El proceso que llevó esta edición renovada ha sido exhaustivo, pero en ningún punto hemos creído  haber llegado a la extensión definitiva. Podemos constatarlo en las palabras  y el sentido atribuido a las palabras como dinámica y ecosistema, dos palabras que sugieren un posterior desarrollo. Por este motivo redujimos el tiraje, para garantizar que dentro de un par de años no permanezcan ejemplares inutilizados; son seis años entre la primera y la segunda edición y esperamos que sean menos entre esta una tercera.

Hemos asegurado que el SSCS sea fácilmente disponible en versión digital, que se pueda actualizar fácilmente. Pero la verdadera consideración era que si había un hermano o un colaborador laico/a en el mundo salesiano que consideraba hacer un comentario u ofrecer una contribución, tenía la oportunidad de hacerlo. Y dada la cantidad y la calidad de los aportes, y el buen nivel de convergencia, pensamos que el resultado obtenido meritaba una pausa, un tiraje y la afirmación es que tenemos una nueva edición. Aquí está.

  • Entonces es nuevo?

Quizás debo responder inmediatamente la pregunta, después pueden decidir si tengo razón o no. Sin embargo, depende del modo de considerarlo. Si tienes en la mano el libreto, puedes notar que es más grande que antes. Pero si tienes contacto con los números de la Primera Parte (SSCS), descubrirás que en la primera edición eran 226.

Hemos hecho lo posible para aligerar las cosas, sin embargo tenemos un libreto más denso. Una rápida mirada explica el por qué:  se añadieron dos ayudas para el lector:   un glosario y un índice alfabético, este último más útil para el lector del libreto, menos para el que tiene una versión digital, donde será posible efectuar la búsqueda de otro modo.

Otro agregado está en la Segunda Parte, las Orientaciones, resultado del trabajo conjunto de Dicasterios  para la Formación y para la Comunicación Social desde hace algunos años. Nos dimos cuenta que esta sesión importante no había tenido las debida importancia y el documento entero no era por lo tanto bien conocido. Esperamos de haber resuelto este problema con este agregado.

El otro acercamiento a la pregunta ocupará el resto de la Guía. El padre Filiberto, en el prefacio, nos indica que hablamos de actualización, no de revolución; y mientras esto lo consideramos verdadero, al mismo tiempo debemos decir que la nueva versión busca promover una nueva mentalidad en la Congregación, después desarrolla esto en términos de:

  • Trabajo de equipo
  • Formación
  • Trabajo compartido con los laicos
  • Los principios y criterios necesarios para la unidad que requiere una adecuada y flexible aplicación local

Hemos apuntado sobre todos dos: no es nuevo, pero es nuevo. Creo que sea más evidente el peso de la segunda opción. Si SSCS fuera un juego con los dados, sería el caso de decir: Hagan sus apuestas con atención. O mejor otra metáfora ¿ Mejor llamarlo SSCS 2.0 pero sólo para esta guía. Nos ofrece un eufemismo útil.

  • Cada nuevo elemento tiene su propia historia:

 
Vamos hacia delante, sistemáticamente, pero también discursivamente, porque cada nuevo elemento del SSCS tiene su propia historia, una historia que no puedo hacer otra cosa que mirar mi rol, desde el inicio, como un recolectar información para luego reenviarlo de nuevo y ganar posteriores informaciones.

Al final he ayudado como redactor, porque era necesario que alguno lo hiciera.  Había jornadas de estar juntos como la Consulta, jornadas preciosas, con representación no sólo de los protagonistas de la Comunicación en todo el mundo salesiano sino también en la Pastoral Juvenil, de la Formación y de las Misiones. Sólo esta historia de interactividad y de colaboración merece un comentario pero en otro momento. Basta decir que este grupo estudió todo el material, hizo sus comentarios y a su vez agregó algo, nuevas intuiciones. Y aquí estamos.  

    • Estructura:

El SSCS 2.0 tiene tres partes y los anexos (Índice al inicio e índice alfabético al final para la versión impresa). La primera parte del SSCS queremos que sea leída toda junta como una unidad. Todavía la Primera Parte lleva el título 'SSCS'.
La Segunda Parte  contiene las Orientaciones. La tercera parte contiene los anexos. Se ve que una buena parte de la sesión introductoria del padre Tarcisio, al menos la mitad, fue trasladada al primo anexo. Sentíamos que había sido un material precioso, una fuente que no deberíamos perder. Otros elementos estaban englobados en el documento renovado (Primera Parte). Esta estrategia dejaba la oportunidad también al padre Filiberto, como Consejero General para la CS, de ofrecer su prefacio específico.
Otra característica de la estructura es la reorganización de ciertos elementos, resultado de una larga reflexión. Había siempre contenidos útiles en el SSCS 1.0. pero no era fácil encontrarlos. Si por ejemplo, necesitaba descubrir una afirmación precisa sobre la política comunicativa de la Congregación necesitaba leer todo el documento para descubrirla.
Ahora, basta ir a la sesión  6.1! Igualmente con otras políticas – de hecho el comentario más consistente durante la revisión era la falta de organización del texto y una cierta confusión terminológica, sobre todo de términos como política, rol, función y otros. Ahora las cosas son más precisas.

    • Parte introductoria: 

También si no existe un título que diga “Introducción”, esta parte consiste en un Prefacio, un conjunto de principios que miran hacia la comunicación y un Glosario específico.

      • Prefacio 

Don Filiberto ha dado importancia a cinco elementos:
•     trabajo en equipo
•     Formación
•     Trabajo con los laicos
•     Principios que permitan una aplicación adecuada y posible
•     Ecosistema

Algunos de estos serán considerados en la Guía, pero quisiera tratar uno aquí – criterios y principios
Hay dos elementos que debemos tratar inmediatamente. El motivo de esta guía es hacer de subsidio a los diversos Encuentros Regionales de los Delegados de CS.
 La presunción es que hayan leído la nueva versión, pero que en el SSCS no encuentren indicaciones sobre qué cosa hacer en cada caso. Qué  debemos hacer depende de nuestra experiencia a nivel local, mientras la unidad de  nuestras acciones resulta de los principios y criterios.
Se nota que el padre  Filiberto aprovecha tal oportunidad para subrayar el rol esencial del delegado. Lo presenta en términos positivos y negativos: es fundamental que haya un delegado o delegada que haga de motivador, que dé vida y dinámica  a un cuerpo social y fraterno de servicio como es la Inspectoría, y no serían admisibles por los dicho anteriormente ni la ausencia de la dimensión de la comunicación en la inspectoría, ni la falta en ella de un animador o una animadora, salesiano o laico.
Entonces el rol del delegado es crucial, por lo tanto en nuestros encuentros regionales, se necesita indicar cuáles son las oportunidades, los retos, los desafíos (estamos acostumbrados al esquema de fortalezas, debilidades) para el delegado de hoy, pero sobre todo desde una perspectiva como la de trabajo en equipo junto a los otros sectores como PG, Formación, Misiones e quizás Economía.
Era una de las indicaciones del  CG26; es más de organización concreta. En cambio, es una  insistencia sobre la misión común, donde cada sector está al servicio de la misma misión; si esta consideración parece obvia, es necesario decirla para considerarla como una iluminación fresca. Veamos donde nos llevará el CG27. Pero nos ha llevado ya a darnos cuenta de estar atentos en el uso de la terminología. “Sectores” y “Dicasterios” no son la misma cosa. “Sectores” y también “Dicasterios” se ocupan de diversos áreas o ambientes.
El CG26 pidió una sola cosa, y muy concreta, pero limitada: equipo inter dicasterial: Nada más. Pero detrás está una convicción creciente sobre la misión en común.
Los Sectores son una expresión carismática de aquella misión; los dicasterios son un modo organizativo para realizarla. No son tallados en piedra. El sector de comunicación tiene un rol carismático bien delineado en los 6, 43. Los Dicasterios pueden andar y venir. En el tiempo tiene para trabajar.

Sobre la cuestión de la  terminología, mientras existe una referencia a la coherencia del SSCS 1.0 (mantenida en la versión 2.0 en el 117), se sentía que se ha convertido en una cuestión muy importante en estos años.  Es interesante observar que en otros sectores (PG, Misiones) han hecho lo mismo con la reelaboración del cuadro de referencia.
Nuestro acercamiento al SSCS 2.0 era, después de haber completado la extensión, agregar un glosario y también dar importancia ciertas definiciones en el texto para hacerlo más preciso. Para esto las afirmaciones sobre qué es la comunicación, o la referencia a “competencias” (n. 63) como término altamente en uso hoy.

Cuando el padre Filiberto habla de una aplicación adecuada y flexible, surge la pregunta del Manual, que fue reelaborado hace algún año bajo el título El Salesiano Comunicador. Hay una mención bajo el título “Visión y Misión”, en la sesión 2 del SSCS 2.0. Pero sólo una mención y nada más. Cuando consideramos este Manual a la luz del SSCS 2.0, hemos visto dos cosas:
a)   Que no es adecuado en su extensión actual
b)   La posibilidad de no haber puesto en el futuro. Las cosas son diversas en el mundo salesiano.

Podemos trabajar intensamente sobre un acercamiento basado sobre principios que faciliten la unidad, pero se convierte en algo muy difícil especificar cómo hacer las cosas a nivel local. Por lo tanto otra de las preguntas en los encuentros regionales era: es necesario un manual? Y si la respuesta fuese si, qué tipo de manual?.

Reflexiones:
•     El Rol del Delegado de CS a la luz de la comprensión del trabajo en equipo
•     Atención a la Terminología consistente
•     Aplicación adecuada y flexible de los principios y criterios
•     Manual? Y si la respuesta es sí, de qué tipo?

    • Comunicación 

En diversos momentos a lo largo del proceso de revisión, se sintió la necesidad de una afirmación clara sobre qué cosa es la comunicación  (o mejor nuestras convicciones). En el viejo N. 42 había, algo sintético, pero se sentía la necesidad de reelaborarlo Es esto lo que se encuentra en la segunda sesión de la parte introductoria (2). Hemos debido resistir a la tentación de escribir una tesis, entonces la solución ha sido de escribir algo sintético como estaba en el N. 42 (que existe todavía en el nuevo 17 de SSCS 2.0). 
Aquí se descubre un apoyo teológico y salesiano para el concepto de comunicación. Se puede preguntar por qué no hemos asumida la consabida posición,  que la comunicación nace de la Santísima Trinidad, entonces. Pero éramos reacios a apropiarnos de nuevo del concepto de Santísima Trinidad! En cambio nos sentíamos mejor de asumir un acercamiento más con los pies en la tierra, literalmente, es decir Cristo céntrico y fuimos sintéticos.
Comenzamos desde nuestra experiencia humana de comunicación, después aquella del “Perfecto Comunicador”, Jesús. Este concepto se reforzó a lo largo del camino en el cuerpo del documento, por ejemplo en los números 19 – 21. 
Hemos colocado nuestra comprensión salesiana de la comunicación en la experiencia del Oratorio, como nos piden las Constituciones N.40. Hemos satisfecho un vacío de la versión anterior, haciendo notar que San Francisco de Sales es también un modelo. Sabemos y podemos estar seguros, que Don Bosco no miraba a san Francisco como un modelo de comunicación per se, al menos no por modalidad concreta de acción, sino a un nivel  más profundo. Vale la pena anotar que la entera sesión sobre “comunicación” fue asumida seriamente, en el contexto de la revisión, de nuestra Faculta de UPS.

      • Glosario 

El glosario fue agregado después. Más allá de la necesidad de consistencia terminológica, había elementos tratados en el documento y otras no – “trabajo de construcción” y se consideraba que meritaba al menos una mención en el glosario. Pueden leer el glosario, no se necesita comentar todo aquí, pero quisiera señalar un par de elementos, sobre todo uno que no tiene mención explícita en el cuerpo del documento: F/LOSS, Free Open Source Software.

Éramos conscientes que el CG26había dicho algo al respecto, pero que no había dado un mandato particular. De hecho había pedido una reflexión de parte del Consejo General. Es una reflexión que continúa, y se puede llevar adelante con nuestra ayuda.

Sabemos por ejemplo, que algunas Inspectorías  lo han asumido como política, o por la Inspectoría en general, o por una actividad particular. Pero quizás otro elemento entra en este punto: de un lado parece que F/LOSS habla de este u otro software indiferentemente; de la otra parte, es más eficaz, con respecto al uso, el cambio, el estudio, el mejoramiento de  software libre. Hay tantas implicaciones para tantas cosas de nuestra sociedad hoy,  porque si no somos conscientes, el software nos rodea; hace parte de nuestro escenario, como el vestido. Hoy no se compra el software en 'disco', basta descargarlo. Es cómodo como nuestros zapatos, que son cómodos hasta que alguien nos dice lo contrario. Así es.

Esto tiene implicaciones para la formación, entre otras, porque, como el pez en el agua que no conoce bien su ambiente porque es 'natural', nosotros corremos el riesgo de no conocer el software y sus aplicaciones en nuestra vida. Sí el software está por todas partes, el software libre está por todas partes.
Quien usa internet usa software libre, porque es libre, no software como propiedad, es la base  del internet. La mayor parte de los dispositivos a la mano funcionan sobre esta misma base. La cuestión merece consideraciones al menos en la segunda parte, en las Orientaciones, pero estaban escritos antes que estas cuestiones fuesen consideradas, y no estamos en situación en el momento de reescribirlas. Pero se, y cuando lo hagamos, que aquí no debemos hacer ninguna discusión.

El SSCS no tiene la tarea de definir qué se debe hacer con respecto al software. Lo que queremos decir con respecto a esto se encuentra en el glosario. Para el resto, si hay implicaciones fuertes dentro del cuerpo del texto:

  •  En el uso del término Web 2.0
  •  En la cuestión de los  principios  el trabajo en red (participación, reciprocidad, dar  y tomar).
  •  En el “potencial innovador” para el carisma salesiano en el área de la comunicación (23).
  •  En la “calidad de forma y de contenido”  (30) el software libre insiste sobre la separación de estos para dar importancia sea a uno como al otro.
  •  En la creación de los contenidos, existe una facilidad disponible a cualquier ser humano, y ciertamente a los salesianos. Los jóvenes nativos digitales han crecido de este modo. El software libre es inseparable de los diversos procesos para crear contenidos.
  •  En el N. 78 sobre la conservación digital, porque la mayor parte de las soluciones para este fin son a través del software libre. No vale la pena conservar material digital, si después será cerrado dentro de un sistema de propiedad que no será accesible en el futuro. 
  •  

Son algunas de las preguntas que podemos tratar en las discusiones a nivel regional, con respecto al software libre.
Otro elemento que se encuentra en el glosario pero que no se encuentra en el documento, es la llamada “brecha digital”, precisamente así llamada. A un cierto nivel es obvio, pero la discusión permanece abierta. Existen otras cuestiones interconectadas, de las cuáles se ocupó la Consulta: la posibilidad de un “espacio” generacional dentro del mundo salesiano  (entre los salesianos) y sus implicaciones.  Las discusiones fueron útiles y debemos continuar a profundizarlas, pero no era el  momento, hemos considerado colocarlo dentro del SSCS. Seamos claros, entendemos ser siempre inclusivos y no exclusivos, y hay implicaciones en esta afirmación para todos nosotros como educadores y evangelizadores.

Reflexiones:

  •  La pregunta del significado del software libre debe trasladarse no a la discusión de uno u otro software o sistema operativo, sino a una reflexión más profunda sobre el impacto del software en nuestras vidas – como seres humanos, como religiosos, sobre todo en un contexto global de software libre en vez de software de propiedad?
  •  El interrogante sobre la “brecha digital” está abierto a la discusión y a las implicaciones para nosotros como educadores?.
  •  La cuestión de un “espacio generacional” la Consulta percibió que sería útil recoger datos y quizás preparar un aporte para el CG 27.
  •  
    • Visión y Misión:

Visión y Misión nos reporta a Don Bosco en el  SSCS 2.0. Es aquí donde decidimos conservar parte de la introducción del Padre Tarcisio por la importancia histórica y su visión de conjunto, mientras el resto fue trasladado como un anexo, sobre todo las partes que repiten aspectos del sistema preventivo, y algunas citaciones que hemos pensado sean mejor colocarlas en anexos.

La sesión sobre “visión” concluye con los retos del CG26, que todavía están en discusión. No podemos hacer otra cosa que reportarlas aquí pero debemos continuar adelante. No podemos continuar a citar solamente el CG26, con la dependencia del 'capital salesiano' hasta que se acabe, puesto que esto no ha sucedido. Esta sesión trata de “visión”, que quiere decir trasladarse hacia el futuro o al menos mirar hacia delante. Qué cosa tenemos en mente para una animación y una evangelización más eficaz? Qué hacen las comunidades para asegurar una mayor visibilidad más amplia y para difundir el carisma? Más reflexiones.
La sesión que trata de la misión (4.4) incluye novedades y fue organizada respecto al texto original.
El n. 14 es nuevo. Coloca en relievo la misión común, la necesidad de trabajar con otros sectores. El n. 15 era una citación o subtítulo (en la vieja versión) pero ahora hace parte del cuerpo del documento como una definición sintética de nuestras convicciones y valores. El n. 16 es un tentativo de explicar por qué se agrega frecuentemente la palabra “social” a la comunicación. Aquí está el trasfondo del uso de la palabra doble “comunicación social”. El glosario contiene la citación de inter Mirifica pero es importante entender que hay alguna dificultad en ciertas lenguas (en inglés por ejemplo el término comunicación social connota cierta pomposidad) existe una base sólida (en el contexto eclesial). Se puede leer más sobre esto en otros. No pensábamos escribir el  SSCS como si fuese un manual de curso para la Comunicación. En fin hemos reducido el uso del término pleno  a favor del término más simple  - comunicación,  manteniendo el otro para situaciones más oficiales como roles (Consejero, Delegado), oficios (Dicasterio) etc.

Los Ns.19-25 son breves, pero cada uno refuerza una idea expresada en la idea inicial sobre qué es la comunicación para el salesiano o para el colaborador salesiano. El n. 19 es una elaboración del viejo N. 44, sobre el don de Dios en Jesús. Evoca  la C. 2.
Entre los criterios se encuentran dos nuevos: los derechos humanos y networking o trabajar en red. El primero reflexiona el Encuentro sobre Derechos humanos de hace pocos años en el cual el Rector Mayor nos exhortaba a repensar nuestro lenguaje salesiano en términos de los derechos. El segundo es más que una breve citación. Se encuentra en el N. 16 y de nuevo en el n. 34, y de paso en otros parágrafos. Es un agregado significativo al SSCS 2.0 que no era tan claro en su versión original, y por esto quisiera explicar un poco la historia que hay detrás.
3.3.1 Networking – Trabajar en red
Como se puede ver en la voz del glosario, estamos interesados no tanto a las redes físicas sino a las redes de personas que trabajan en moco comunicativo. Hemos pensado mucho durante la Consulta. El término es común, de uso común en el mundo de hoy, pero a veces así vago que se vacía de significado, un poco como el amor, que no le damos un fundamento claro.  Aquí, todavía de nuevo, un cuadro de referencia como el SSCS no es la sede en el cual colocar un curso de redes sociales, pero implícitamente hay algo dentro del SSCS. Permítanme de hacer notar diversos elementos y quizás discútanlos ustedes mismos en los encuentros regionales con el equipo en casa.

Las redes personales son particulares porque somos 'humanos', entonces no podemos, de modo superficial, aplicar conocimientos basados sobre las redes informáticas a esta realidad. Una de las intuiciones sobre las redes humanas, sea organizada, sea implícita, se llama “la hipótesis del mundo pequeño”. Se dice en efecto, que a través de una cadena de uniones  link a poca distancia entre ellos (la hipótesis habla de seis grados de separación), cualquier persona sobre el planeta está conectada con todos. Que sea verdaderamente así no  podemos discutirlo aquí,  pero si hay muchos estudios entre ellos algunos de carácter científico riguroso, que muestran en buena medida la verdad de la hipótesis. Para nosotros hay algunas implicaciones:
•     una cosa es que sea verdadero o no verdadero en parte, el hecho es que la red para nosotros llegará, se necesita profundizar para bien.
•     Otra es que si es verdad sobre una escala global, lo será todavía más en el campo más restringido, pero al mismo tiempo vasto , en la red  salesiana.
Si debiéramos estudiar los tipos de relaciones de causa-efecto que subsisten en este campo peculiar de network humana, podemos mejorar nuestras oportunidades de evangelización, también para resolver otros problemas. Es posible, en el contexto de algunos estudios científicos, determinar la causa más probable para ciertos efectos, y en otras condiciones donde estos efectos sean menos probables. No sucede  necesariamente que una causa 'grande' tenga repercusión sobre una grande, o una pequeña, repercuta en pequeñas. Puede darse al inverso. El terremoto en Japón y el Tsunami que vino enseguida, eran cusas 'grandes' con consecuencias incalculables. Pero las insurrecciones del Norte de África con alargamiento en la región, parecen tener un efecto pequeño,  humanamente hablando – un individuo que se inmolaba delante de un edificio del gobierno en  Túnez. En esta discusión hay espacio también para introducir el lenguaje religioso: sería posible, en este caso, hablar de testimonio como provocador, sobre todo a la luz de los estudios que apuntan al hecho que las personas toman decisiones fundadas sobre el parecer o acciones de los demás, también si la lógica dice lo contrario. Se ve y se evidencian  nuevas intuiciones disponibles si hacemos el trabajo de estudiar el fenómeno para aplicarlo.

Para nosotros comunicadores, el trabajo no es tanto el de prever los efectos de la red sino de entender cómo nuestra Familia pueda ser más eficaz en la misión. Quizás quiere decir que descubrimos los caminos breves que existen entre los miembros de este “vasto movimiento salesiano' (otra palabra para la 'network'?), y quizás más importante que ayudamos a las personas a descubrir estos caminos breves. Una vez hecho, podemos resolver diversos problemas. Podría ser nuestro aporte como comunicadores a una educación y una evangelización más eficaz. Parece todo muy evidente en internet (por lo tanto el uso de las redes sociales, BS online y todo lo demás) es un modo clave para descubrir esos caminos breves.

Creo que el punto clave sea cuando decidimos aumentar la referencia a las redes y de trabajar en red en el SSCS 2.0, que no sea hecho por pía exhortación.  Nos pareció que había algo aquí que merece más estudio para comprender mejor las dinámicas y que merecieran también una aplicación eficaz. Este estudio puede ser a distintos niveles, pero es un estudio hasta ahora no completado.

3.3.2 Ecosistema
No es necesario entrar mucho en el SSCS antes de encontrar el termino ecosistema. El padre  Filiberto había ya indicado el termino más de una vez en su prefacio como una característica 'nueva' del SSCS, también ya estaba presente en la edición original, una referencia trasladad al primer anexo (una referencia a un 'ecosistema comunicativo'). En el camino de los aportes a la revisión, y en la discusión que resultó, se sintió el parecer absoluto que  la hora del ecosistema había llegado, y que quizás debiéramos cambiar el título del documento a ESCS, es decir a Ecosistema Salesiano de Comunicación Social. En otras palabras, la gente percibía que ecosistema como termino, da razón a la diversidad pero también a la interdependencia de comunicación y cultura. El problema es que tenemos una discreta ventaja en el uso del SSCS porque funciona para las cinco lenguas oficiales de la Congregación.
Si lo cambiamos perdemos esta ventaja. Por eso permanecimos con SSCS por su estrategia comunicativa, pero hemos elegido en cambio que cuando decimos 'sistema', tenemos en mente 'ecosistema'.
Detrás de esta historia:
En el SSCS original, el n.17 (quizás en los anexos con otro número, n5) leemos: estimular la creación de un “ecosistema comunicativo” que comprometa a todos, Una explicación sigue en el nota a pie de página que dice:       
Ecosistema comunicativo quiere traducir el conjunto de comprometer y la actitud de las personas que consienten de crear un ambiente de verdadera comunidad de compartir ideales, de valores, de reportes a nivel de convivencia cotidiana dentro de la comunidad y con la el territorio, en sentido real y virtual.

Entonces, ya estaba el término ecosistema. Para muchas personas parecía el momento oportuno para trasladarse a la noción estática, lineal y cerrada de sistema en vez de la noción más abierta de ecosistema, implicada e indicada en la nota de arriba. Pero hay algo más.
Parece, evidente, actualmente, que los cambios mayores en el mundo salesiano son desde el punto de vista de la auto – organización (el termino es integral a los ecosistemas). Las viejas dicotomías entre  PG, CS, Formación, Misiones, Economía, fueron sustituidas por un nuevo modelo PG-CS-Misiones (y Formación?) como funciones de la Misión. Las Inspectorías tiene una gran diversidad entre ellas en el modo en el cual organizan estos dicasterios y equipos.  Otras cosas están cambiando. En las Inspectorías encontramos delegados y delegadas, hombres y mujeres, salesianos y no salesianos. En el futuro habrán otros cambios que resultaran de las intuiciones y de las experiencias de trabajo en red, no sólo como retórica sino como modalidades concretas de trabajo juntos como un vasto movimiento.

En otras palabras, la realidad y el lenguaje y los modelos que empleamos para ir al encuentro a esa realidad fueron más allá del sistema como tal. Para quien dice que “sistema” era querido por don Bosco (el SSCS lo dice), digamos que 'ecosistema' nació contemporáneamente (en el año 1866, acuñado por una zoólogo alemán,  Ernst Haeckel) pero sólo ahora se ha convertido en adulto – hay ecologías y ecosistemas aplicados no sólo como metáfora sino como modelo para la educación, la economía (ecosistema y economía provienen de la misma raíz griega, por lo tanto no es una sorpresa), la industria y los medios. Hay otro hecho no bien conocido. Cuando el padre  Tarcisio escribía la elaboración final del SSCS estaba en discusión con varios hermanos sobre el término ecosistema y era casi del parecer de emplearlo. Al final de cuentas, permaneció la palabra sistema.

Reflexiones :
•     ¿Qué estimo haciendo para seguir adelante sobre la base del CG26 y la discusión en los nn. 102 ss?
•     ¿Qué comprensión tenemos de las redes humanas y cómo podemos aplicar nuestro conocimiento  para resolver problemas o aumentar la eficacia en el alcanzar a los demás?
•     Mirar y considerar loas referencias ecosistema en el SSCS 2.0 (el prefacio), n. 30 (sistema), 35 (objetivos estratégicos), 40 (las necesidades de la Congregación), 47 (resultados para la Congregación), 51 (las personas comprometidas), 102 (el proceso del desarrollo). Cómo podemos ayudarnos a concentrarnos más sobre los efectos de aquello que hacemos como comunicadores?

3.4 Objetivos Estratégicos
El SSCS original estaba dividido en identidad, funcionamiento y organización. La sesión sobre el funcionamiento fue muchas veces fuente de confusión; no era clara la terminología. Se convirtió inmediatamente, en el periodo de revisión, que debíamos trabajar sobre esto. El resultado es la nueva 5 que se llama objetivos estratégicos. Comenzando con el n. 35 encontramos una novedad en el texto: 'protagonistas'. Es decir, los destinatarios no son sólo destinatarios, beneficiarios, sino también protagonistas. Se puede esperar que se agregue esta idea en los diversos elementos con respecto a los sujetos – y así pasó. En el n. 36, por ejemplo, los sujetos (jóvenes) son 'protagonistas' que tiene necesidad – de ser creativos, 'para sumir un puesto en la sociedad'.
Los números 35-50 respetan el texto original (nn 26-41), para la mayor parte, pero con agregaciones pequeñas según las líneas indicadas aquí arriba. Valdría la pena paragonar o confrontar los dos textos para descubrirlo. Hay también otras confrontaciones: la referencia al CG26 (la conciencia que los salesianos deben descubrir en los jóvenes la presencia de Dios), nuevas modalidades para representar la verdad hoy (formas de lógica adecuada y un modo no-lineal, como encontramos en la red por ejemplo): estas dos referencias pertenecen al n. 39. El CG24 es tomado como referencia en la necesidad de la Congregación de los laicos (n. 40) y el reconocer que los mismos laicos tienen necesidades nuevas, sobre todo necesidad de ser corresponsables en la misión, y de trabajar en red. Se nota una nueva necesidad agregada en el número 43 por la Iglesia y la sociedad, retomando el llamado de don Bosco a la gente de buena voluntad, y otra necesidad, posiblemente dirigido a los salesianos: ofertas espirituales presentadas a través de los nuevos medios. Que quiere decir? Que vale la pena pensarlo. 
El n. 47 es un buen ejemplo de una colección de los nuevos términos de SSCS 2.0: ecosistema, trabajar en red, estable. El SSCS no presenta comentarios sobre la estabilidad psicológica (tampoco exclusa). La referencia en cambio es a la necesidad de formar las personas y garantizar que pueden desarrollar adecuadamente su tarea. Son demasiados los casos de cambio de personal, salesiano u otro, con implicaciones para nuestro trabajo de comunicación. Hemos tenido necesidad de motivar la estabilidad del personal. 

Los objetivos estratégicos incluyen también breves afirmaciones sobre los diversos ámbitos, los cuatro más conocidos: animación, formación, información y producción.  En el texto original una dificultad es que la animación y formación no estaban bien separadas. La formación dominaba y la animación no recibía mucha mención. En el texto nuevo los cuatro ámbitos están bien definidos, después se discuten en términos de sus políticas en la sesión sucesiva  6.

Reflexiones:
•     Dados los nuevos elementos agregados a las necesidades y a los resultados desesperado, valdría la pena gastar tiempo en estos elementos nuevos, interrogándonos cómo implementarlos. No quiere decir que no hemos hecho nada porque no se había mencionado antes.
•     Estas nuevas oferta espirituales presentadas a través de los nuevos media: cuál ejemplo podría indicar a las Inspectorías, ya en acto o programadas?

3.5 Políticas
El texto original incluía políticas pero estaban diseminadas a lo largo del texto, frecuentemente señaladas a color. En el dicasterio hemos tenido que responder a la pregunta sobre cuál fuese la política comunicativa de la Congregación. Como respuesta indicábamos todo el documento – o una gran parte, porque la respuesta estaba contenida en parte. Entonces, ahora basta indicar 6.1! Y aquí quisiera señalar el  n.56 porque es central en el nuevo texto.

El n. 56 (era n. 59 en el original) dice: La comunicación se desarrolla dentro del cuadro de referencia de la misión salesiana hacia los jóvenes, como una dimensión que atraviesa toda la actividad de la acción educativa – pastoral, al mismo nivel de las otras obras salesianas.
Esto comporta doble empeño. En el texto original, indicaba que la comunicación operaba en el cuadro de la PJ. El nuevo texto habla de la 'misión hacia los jóvenes'. La expresión es más coherente con las Constituciones. Pero quiere decir también necesita trabajar junto con los demás sectores, cosa que vemos repetida muchas veces en el nuevo texto, y en esta sesión en el último parágrafo (n. 63) citado directamente de las deliberaciones del Capítulo General 26.  Se nota también la frase en el mismo nivel de las otras obras salesianas.  Esta es la insistencia del padre Filiberto cuando visita las Inspectorías. La comunicación es una obra como otras obras y tiene necesidad de recursos humanos y económicos, entre otros. Podemos reflexionar sobre esto e interrogarnos como se aplica a nuestras Inspectorías.

Las políticas para cada área están colocadas junto en los nn 65 ss. La animación viene precisada en los 65-67 son totalmente nuevos.
Hay pequeñas agregaciones a las otras áreas.  En la política de la formación (nn 68 ss) hay una referencia explícita a las Orientaciones indicando que esas hacen parte de este documento en modo oficial, y el n.69, con sus origines en la distinción de Don Vecchi de tres niveles de formación en la comunicación, fue actualizado para reflexionar el “continente digital”, con los blog, SMS, texting etc. 

Las políticas de la información (nn. 71-80) no cambiaron sustancialmente respecto al texto original con la excepción de una agregado importante en el n. 78 (viejo n. 103). El texto original se refería a nuestra responsabilidad por la conservación de nuestros documentos históricos y culturales. El nuevo texto es más explícito: La información  tiene la tarea de la conservación digital. Esa implica la elaboración de políticas a diversos niveles, que aseguren material digital de valor elaborado para facilitar su conservación. Debe ser considerado con atención, estudiado, aplicado. La gente busca sinceramente asistencia en este campo. Algunas Inspectorías han realizado sus propios archivos, pero sin considerar el material digital ('born digital' se dice en inglés), y si se dirigen a las empresas propietarias para soluciones, estas empresas ofrecen soluciones a nivel empresarial que cuestan muchísimo cuando ya existen soluciones a la mano (por ejemplo algunas instituciones como bibliotecas nacionales, los museos) y son casi siempre gratuitos, al menos en términos de software. Son también soluciones modulares, es decir flexibles. La conservación inicia de una mentalidad, y quizás este debe ser el punto de partida para las Inspectorías. Se puede comenzar con la conservación de los email.  La mayoría no tiene una idea de cómo conservar los  e-mail, además de confiarse al 'nube' (Gmail). No es difícil conservar un email, pero el primer paso es extraerlo del cliente email (incluso de Gmail) para colocarlo en una carpeta sobre el disco rígido y después hacer un backup para seguridad. Los instrumentos para hacerlo están disponibles y son gratuitos, pero estas acciones dependen de un acercamiento sistemático, que depende de una decisión personal y disciplinada. 

La sesión  producción fue reelaborada. En el encuentro de las editoriales salesianos en Barcelona el año pasado, se miró esta sesión y se decidió rehacerla, con la esperanza que otras empresas hagan lo mismo. En Córdoba (España), sucesivamente un grupo de webmaster elaboró un texto propio en este ámbito, con la conciencia que los sitios web son una forma de producción válida que se encuentra en cada inspectoría y casi a cada nivel local. Los sitios  web tienen un potencial enorme , pero todavía no desarrollado, para la educación y la evangelización. Las Radios salesianas de América Latina se encontraron luego y desarrollaron una política.

Si existe otro 'business' indefinido en el SSCS esta es la sesión. La producción salesiana de hoy debe afrontar un mundo cambiante y de mucha competencia. Se necesita, por lo tanto, acercamientos claros y soportes sólidos, pero sobre todo de parte de todas las Inspectorías que tienen empresas. Hemos querido hacer alguna cosa también sobra las TV salesianas – no son tantas – pero son importantes, y difíciles de dirigir (costosas). No era posible incluirlas en esta edición, porque ellas mismas están trabajando  para resolver tantas preguntas en el momento. 

Seguramente existen otros ambientes que merecen una mención, además de las referencias al teatro, la música etc. De todas maneras, vale la pena reflexionar sobre esta entera sesión a nivel regional e inspectorial. El Dicasterio está pronto a ayudar porque ve que tiene responsabilidades en estos ámbitos. 

Se debe hacer una distinción importantes  (n. 55) entre las actividades generales de producción y los múltiples niveles de comunicación.

Y por último los procesos. También aquí se hizo el esfuerzo por refinar la terminología. El término es poco visible en el texto original, pero considerábamos que muchas cosas cubiertas del “funcionamiento” eran en efectos procesos. Ahora estos procesos son indicados como: proyección, desarrollo, promoción, soporte, este último dividido en dos: gestión y servicios. Los contenidos estaban ya en el texto original y fueron integrados con cambios menores. En cambio de “garantizar” el desarrollo y la construcción del  SSCS se precisó que viene sostenidos (n. 103) y las diversas consultas tiene la función de “favorecer” en cambio de solamente “garantizar (n. 105) el desarrollo.

Reflexión:
•     Reflexionar sobre el n. 56, especialmente la parte que habla de la paridad de las obras de comunicación con otras obras. Quizás es un ideal para alcanzar en muchas Inspectorías. Y en sus Inspectorías?.
•     Reflexionar sobre el número n. 58. Qué  podemos hacer para promover nuestro acercamiento a la conservación del material digital a cada nivel en las Inspectorías y también en la Congregación, a partir de las personas que “crean” material digital?
•     Si tenemos empresas indicadas en la sesión de producción (al menos un sitio web), que podemos hacer para aplicar aquello que se ha dicho en el nuevo texto con respecto a esto. Si tenemos otras empresas, podemos elaborar un texto adecuado para una revisión del SSCS en el futuro?.

3.6 Organización
No hay muchas para los números del 121 al 143. El organigrama fue actualizado. En el n. 142, sobre el inspector, hay una pequeña modificación. Le corresponde al Inspector no sólo nombrar un delegado, sino también un equipo o comisión. El n. 148 sobre el Delegado indica que este rol puede ser desarrollado por un salesiano o un laico/a.

Los delegados eran entre los más activos de los corresponsales en el periodo de la revisión, y era claro por las respuestas que tenían dificultad con el texto que habla de ellos – parecía que no representará su realidad, por lo tanto en las Inspectorías las cosas fueran diversas.  Entonces, la tarea ha sido encontrar un modo para determinar aquello que debe ser aunque sea a modo de motivación, es decir es verdaderamente irreal. Cada parágrafo en esta sesión fue considerado con atención; también son leídos con atención: el diablo está en los detalles.  Se necesita tomar la sesión como un todo  (7.7, 7.8, 7.9) porque el delegado no funciona solo/a; es decir  se necesita considerar el delegado, el equipo, también el coordinador local. El viejo n. 164, es entonces n. 153, era el objeto de lamentos, porque pareciera que el delegado pidiese demasiado. Entonces el artículo fue reelaborado, más en su tono que en sus contenidos. Merece atención. Ahora hay un proemio que motiva al delegado a tener una visión de conjunto que le permite hacer intervenciones bien miradas, para asegurar un  equilibrio en la entre el centro y la inspectoría. Esto es ya menos prescriptivo. Después hay un elenco de áreas para considerar; algunos verbos fueron removidos del texto para disminuir el peso. La idea es que existen estas áreas y el delegado las trata de la mejor manera. Cada parte se expresa de modo muy sencillo, igualmente en el caso de los nn. 154, 155. Esperamos que el efecto general sea de peso menor.

Hemos notado que existen diversas estructuras en las Inspectorías, esto quiere decir que no podemos exigir una sola estructura. El n. 149 habla de colaborar con los diversos equipos que constituyen la estructura a favor de la misión salesiana juvenil. Es una idea que ya estaba presente en el  56. Se nota que la insistencia sobra la colaboración, sobre el trabajar con otros equipos. Se nota que la última frase del n. 149 que pide que el delegado encuentre una representación adecuada a la gestión de las empresas de la inspectoría, en acuerdo con el ecónomo inspectorial. Es una noción madurada a largo tiempo, sobre todo en discusión con los inspectores y sus consejos, y mirando a las Inspectorías que la han implementado – con éxito . Quiere decir  que el n. 149 es un parágrafo importante.

El n. 151 emplea la frase según las posibilidades. Es una modalidad que, hemos pensado, puede reducir el peso del texto original. A aquello que hemos dicho hemos agregado otra tarea para el pobre delegado. No descuidar la formación permanente. El n. 152nos convoca a trabajar en red, pero sustancialmente repite el texto original (era n. 163).

Existen otras modificaciones en esta sesión. Los elementos fueron reordenados en  el número 167 y hay una reelaboración de otros parágrafos. 

Es de hacer notar que durante la revisión, hubo una discusión con respecto a la oficina de prensa, el portavoz, las relaciones públicas. Todos aceptamos que las relaciones públicas son importantes hoy y no sólo en los momentos de crisis. La cuestión del portavoz oficial de la Congregación era bajo discusión propio en aquel momento de parte del Rector Mayor y su Consejo y no estábamos en condiciones de poder decir mucho sobre el asunto en el SSCS. De hecho hay dos menciones del portavoz: en el  n. 80 y de nuevo en el 190.

Reflexiones
•     SSCS 2.0 motiva un equipo en torno a un delegado. Puede ser una comisión, puede llevar otro título, pero el delegado tiene necesidad de ayuda de parte de los demás. ¿Esto existe en sus Inspectorías?
•     Se nota la referencia a la formación permanente. Parece que la mayoría de las actividades apuntan a la formación inicial (en lo que respecta a la comunicación) y la formación permanente es descuidada. ¿Cuál es la situación de sus Inspectorías? Las orientaciones pueden ayudarles. 
•     Dado que los sitios web son considerados como “empresas”, diverso a las empresas estructuradas, de alta productividad como las editoriales, que se hace en las Inspectorías para asegurar la guía y estructura de los sitios?

4 La Segunda y la tercera parte
No es necesario comentar las orientaciones. A su debido tiempo, que no será muy lejano, debemos actualizar también este documento, pero en el momento debe ser leído. Hemos puesto atención a los cambios de números citados en las orientaciones (del SSCS) y si hemos saltado alguno háganoslo saber.

En cuanto a la Tercera Parte, en los anexos, eran dos en el texto original: un elenco de documentación, y el PICS. Esta última no aparece en el nuevo texto; este fue trasladado del sitio  www.sdb.org, con vista a un esquema más grande para recoger los datos de la Congregación. No tiene sentido recoger los datos con soporte impreso, dado los largos tiempos y el cambio de datos menos eficiente mientras que se puede llegar a datos que se pueden cambiar en pocos segundos en la web. 

Estábamos sorprendidos de la experiencia de recoger datos en red; sorprendidos de haber recogidos la mitad de los datos de un solo golpe y sin mucha fatiga, y sorprendidos de la otra parte que la otra mitad de la gente no se da cuenta  del procedimiento. Insisten en enviar el formulario en papel, como anexo a un email. Entonces hay todavía por hacer para motivar a la gente que ofrezca los datos en red. 
El anexo sobre la documentación fue actualizado.
El documento final de la colección es el Mensaje del Papa Benedetto XVI para la Jornada Mundial de las Comunicaciones del 2009. El padre Filiberto tenía un gran deseo, a la luz de los comentarios CG26 ya dentro del SSCS 2.0, de incluir este mensaje. Merece atención y aplicación creativa.