Consejo Recursos

Orientaciones sobre la formación inicial en la Región EUROPA OESTE

DIREZIONE GENERALE OPERE DON BOSCO
Via della Pisana 1111 – 00163 ROMA
El Consejero General para la Formación

Roma, 15 de abril de 2006
Prot. 06/0275

IT zipdoc    ES zipdoc    FR zipdoc      

A los Reverendos Señores Inspectores
A los Reverendos Delegados inspectoriales de formación

Región EUROPA OESTE 

Objeto: Orientaciones sobre la formación inicial en la Región EUROPA OESTE 

Queridísimos Inspectores y Delegados:

Os presento las “Orientaciones sobre la formación inicial en la Región Europa Oeste”. Son fruto de mi visita y conocimiento de las comunidades formadoras; tienen en cuenta de los Directorios inspectoriales – Sección formación, aprobados por el Rector Mayor y por su Consejo; hacen referencia a vuestra evaluación sobre la consistencia cuantitativa y cualitativa.

En la Región hay 9 prenoviciados, de los que este año 5 no están en activo por falta de prenovicios, 2 noviciados, 2 postnoviciados, 3 comunidades para la formación específica de salesianos presbíteros. Los centros de estudio son 3, de los cuales 2 son salesianos y 1 es en consorcio con otras diócesis y congregaciones.

Os agradezco de corazón la colaboración que me habéis prestado durante este proceso. Con esta carta quiero subrayar algunos aspectos positivos de la formación inicial en la Región y otros que parecen exigir mayor atención. Os indico en particular algunas orientaciones de parte del Rector Mayor y de su Consejo.

1. CONEXIÓN ENTRE ANIMACIÓN VOCACIONAL Y FORMACIÓN

Después de los años de florecimiento vocacional, la Región experimenta una gran caída. Frente a esta situación las Inspectorías sienten como compromiso prioritario la promoción de las vocaciones a la vida salesiana y están poniendo en práctica opciones operativas al respecto.

La Ratio pide que antes del prenoviciado el candidato haga “un serio camino de pastoral vocacional” (FSDB 329) y que sea admitido al prenoviciado sólo “una vez que ha hecho la opción por la vida salesiana” (FSDB 330). Notable importancia tiene, por tanto, el camino que se hace antes del prenoviciado, en particular es estratégica la opción del aspirantado (Reg. 17).

No puede haber un buen proceso formativo, sin la experiencia del aspirantado (ACG 385, p. 40). Es necesaria para el discernimiento vocacional, de modo que se ayude al candidato a hacer la opción por la vida salesiana antes de iniciar el prenoviciado. Dicha experiencia asegura, además, la formación humana y cristiana requerida para acceder al noviciado, que no es posible adquirir en un solo año de prenoviciado.

En la Congregación esta experiencia de acompañamiento antes del prenoviciado está teniendo una nueva atención y tiene varias modalidades de actuación. Las Inspectorías SSE y SCO tienen el aspirantado en Granada, donde los jóvenes son seguidos mientras frecuentan la escuela secundaria.

El aspirantado es el punto de conexión entre la pastoral juvenil y el camino formativo. A nivel inspoectorial y a nivel regional es necesaria una confrontación entre animadores vocacionales, encargados de los aspirantes, encargados de los prenovicios, delegados inspectoriales de formación, sobre cómo se hace la opción por la vida salesiana y la formación humana y cristiana antes del prenoviciado.

Orientaciones

1.1. Es importante que, al menos en el año que precede al prenoviciado, para aquellos candidatos que muestran señales de vocación para la vida salesiana haya una experiencia de serio acompañamiento personal, discernimiento vocacional, conocimiento de la familia, participación en la vida y misión de la comunidad salesiana, estudio y consolidación cultural.

2. PRENOVICIADO

Consistencia numérica

Cada Inspectoría en la Región tiene su prenoviciado: Santander – SBI, Santiago – SLE, Carabanchel – SMA, Elche – SVA, Granada -  SCO y SSE, Bruselas – BES, Lyon – FRA, Oporto – POR. SBA deja la opción indeterminada, garantizando una comunidad adecuada. Hay, pues, 9 comunidades para el prenoviciado.

El número de prenovicios en la Región es escaso; hay 1 prenovicio en cada una de las Inspectorías de SBI, SCO, SSE, FRA y POR. Están insertos en comunidades salesianas apostólicas,  que ofrecen una experiencia viva de la vida salesiana.

Condiciones formativas

El prenoviciado es  una fase delicada que requiere el acompañamiento del prenovicio especialmente en su desarrollo humano y cristiano, es decir, en la relectura de su historia de vida, en el conocimiento de sí mismo, en la evaluación de la incidencia educativa de la familia, en la maduración afectiva y sexual, y también en el crecimiento de la vida de fe, oración y sacramentos.

A veces el prenoviciado es considerado como una simple introducción al noviciado; en realidad es la primera fase formativa con finalidades y programas de formación propios. En cambio, el llenar el año de prenoviciado con estudios académicos, deja poco espacio para la formación de esta fase; esto provoca inadecuación y debilidad de la formación para el noviciado. Hoy hay una mayor conciencia de la importancia de la formación del prenoviciado. En él se da importancia especial a la dirección espiritual. El prenoviciado de Granada tiene un buen programa formativo.

Equipo de los formadores 

De esto se deduce que el encargado de los prenovicios debe ser un verdadero formador, preparado particularmente en la formación humana. Para esto es necesario investir en la preparación del personal adecuado para el prenoviciado. “Hoy un encargado de los prenovicios tiene necesidad de la misma preparación y experiencia que un maestro de novicios” (ACG 385, p. 43-44).

En el prenoviciado se continúa la presentación de ambas vocaciones salesianas, la de salesiano sacerdote y la de salesiano coadjutor. El discernimiento y la opción del tipo de vocación salesiana se hacen durante el noviciado.

Orientaciones

2.1. El prenoviciado tenga el  propio programa de formación, que incluya la dirección espiritual. El encargado del prenoviciado tenga una suficiente preparación para su cometido. 

3. NOVICIADO

Consistencia numérica y colaboración interinspectorial

El noviciado de España se encuentra en Granada – Cartuja, en la Inspectoría de Córdoba; actualmente los novicios son 6: 4 de SSE, 1 de SCO y 1 de SBI. El año pasado también BES tuvo un novicio en Granada. Portugal tiene un novicio en Genzano. Francia tiene un novicio, que está haciendo el noviciado en la casa de Lyon.  En la Región hay, pues, 2 noviciados.

En el caso de los noviciados de Granada  y de Genzano, todas las Inspectorías implicadas forman parte de un Curatorium, que ejerce la  responsabilidad en lo que se refiere a la formación en el noviciado.

Equipo de los formadores 

El equipo de los formadores en Granada es interinspoectorial: el director y el ecónomo son de SCO, el maestro de SMA y un consejero de SVA. En cuanto sea posible, es deseable también la presencia de al menos un coadjutor, dado que ésta es la fase en que el novicio hace el discernimiento y toma la decisión sobre su vocación de futuro salesiano sacerdote o coadjutor.

Experiencia formativa

En general, los novicios viven una experiencia enriquecedora, en un ambiente de serenidad, de apertura y receptividad. Hay un gran amor a Don  Bosco y un fuerte sentido de pertenencia. Hay que cuidar la continuidad formativa entre prenoviciado, noviciado y postnoviciados mediante la confrontación entre los formadores.

Orientaciones

3.1. Con un escaso número de novicios, se pide que para el noviciado BES y FRA hagan la opción de  colaborar con uno de los otros noviciados existentes en Europa. 

4. POSTNOVICIADO

Consistencia numérica y colaboración interinspectorial

En la Región hay actualmente tres postnoviciados. Dos comunidades se encuentran en España: Burgos – San Francisco de Sales para SLE, SMA, SSE, SCO, BES con 7 postnovicios y 6 formadores: Burgos – San Juan Bosco para SBI y SVA con 6 postnovicios y 4 formadores. Los postnovicios de ambas comunidades acceden al mismo centro de estudio, cuyo programan es de tres años de duración.

Con la aprobación del Directorio inspectorial – sección formación, el Rector Mayor con el Consejo ha pedido a SBA que encuentre una solución interinspectorial para el postnoviciado.

POR ha comenzado a mandar a los postnovicios a Roma – San Tarcisio; este año tiene un postnovicio en Roma y  uno en Burgos. FRA y BES se inclinan por el postnoviciado de Lyon – Fourvière junto con los estudiantes de teología; actualmente no hay postnovicios; la Ratio no favorece esta solución y pide que “los postnovicios sean reunidos en una comunidad homogénea y específica, distinta de la comunidad de los hermanos que se encuentran en fases diversas de formación” (FSDB 420).

Centro de estudios 

El centro salesiano de estudios, al que acceden los postnovicios de España, está bien dotado y es válido; está afiliado a la Universidad Pontificia de Salamanca.

Los postnovicios coadjutores ordinariamente hacen el mismo currículo de estudios filosóficos y pedagógicos que los salesianos clérigos; esto favorece el sentido de igualdad entre hermanos. Pero es preciso garantizar, sobre todo a nivel espiritual  y pastoral, el crecimiento de las identidades vocacionales.

Orientaciones

4.1. Las Inspectorías que colaboran en las comunidades formadoras de Burgos – San Francisco de Sales y Burgos – San Juan Bosco garanticen que el equipo de los formadores sea interinspectorial y tengan la Convención y el Curatorium. También el Centro de estudio de Burgos tenga el Curatorium.

4.2. SBA indique a qué comunidad formadora interinspectorial piensa mandar a sus postnovicios.

4.3. Se consiente temporalmente que FRA y BES tengan una comunidad formadora para los postnovicios, junto con  los estudiantes de teología en Lyon – Fourvière; pero es preciso buscar otra solución entre las comunidades formadoras interinspectoriales de postnoviciado.

4.4. Se confirma la orientación actual que los postnovicios coadjutores desarrollen el mismo currículo de estudios filosóficos y pedagógicos de los salesianos clérigos, poniendo atención en el crecimiento de la diversa identidad vocacional. 

5. TIROCINIO

Se trata de hacer del tirocinio una verdadera fase formativa y de encontrar comunidades adecuadas para tal experiencia. Pero no siempre se presta la debida atención al camino formativo del tirocinante y a su acompañamiento espiritual y pastoral. A veces los tirocinantes se sienten solos; muchas veces tienen grandes responsabilidades, que los apartan de sus compromisos formativos, religiosos y comunitarios. Existe un proyecto formativo regional para esta etapa. Periódicamente se tienen encuentros inspectoriales e interinspectoriales de los tirocinantes.

Orientaciones

5.1. Los tirocinantes sean mandados a aquellas comunidades, donde haya la posibilidad de ser seguidos por el director y acompañados por los otros hermanos. La comunidad tenga el proyecto formativo para los tirocinantes, supervisado por el Inspector y por el Delegado inspectorial de formación, sobre la base de la propuesta común preparada por la Comisión regional de formación.

6. FORMACIÓN ESPECÍFICA DE LOS SALESIANOS PRESBÍTEROS

Consistencia numérica

En la Región hay actualmente tres comunidades formadoras para los candidatos al presbiterado; las tres se encuentran en España: Madrid – Carabanchel, Barcelona – Martí Codolar y Sevilla -  Sagrado Corazón. POR manda a sus estudiantes a la comunidad mundial de Roma – Gerini; pero es necesario escoger también una comunidad interinspectorial. BES y FRA piensan mandar a sus candidatos al presbiterado para la formación específica a Lyon – Fourvière, junto con los postnovicios; la Ratio no favorece esta solución y requiere que “los postnovicios sean reunidos en una comunidad homogénea y específica, distinta de la comunidad de los hermanos que se encuentran en fases diversas de formación” (FSDB 420).

En Madrid – Carabanchel, después de la clausura del centro de estudios, hay 3 estudiantes de teología de SMA que frecuentan el segundo año de la Facultad de Teología de la Universidad “Comillas”,  con 5 formadores que comparten el servicio de acompañamiento formativo, junto con otras incumbencias pastorales. SMA piensa mantener esta comunidad formadora para los estudiantes que, después de tres años de estudio en Sevilla, pueden continuar con una licenciatura en una Facultad de Madrid.

En Barcelona hay 1 estudiante de teología de SBA y 3 de SVA,  que frecuentan el centro salesiano de estudios teológicos de Martì – Codolar. En Sevilla – Sagrado Corazón hay 7 estudiantes de teología, acompañados por 4 formadores; dicha comunidad es para todas las Inspectorías de España, excepto para SBA y SVA.

Colaboración interinspectorial

La Ratio afirma que “comunidades demasiado exiguas o demasiado numerosas constituyen un desafío para la pedagogía formativa” (FSDB 224). Este criterio ha aconsejado la reducción de las comunidades formadoras de España.

Actualmente existe la  colaboración interinspectorial en la comunidad  formadora de Sevilla, que acoge a los estudiantes de teología de SSE, SCO, SLE, SMA. Los formadores por ahora pertenecen sólo a la Inspectoría de SSE. Hay colaboración interinspectorial también entre las Inspectorías de SBA y SVA. SBI debe todavía hacer la opción de la comunidad formadora para esta fase.

La comunidad formadora de Sevilla tiene un Curatorium. Para una verdadera corresponsabilidad sobre el proyecto formativo y sobre el  personal  interinspectorial se requiere una Convención entre las Inspectorías implicadas y un Reglamento del Curatorium.

Centro de estudios

Después de la clausura del Centro Salesiano de Teología de Madrid,  el único centro salesiano de estudios teológicos es el de Barcelona – Martì Codolar. El centro de estudios teológicos de Sevilla es Facultad teológica perteneciente a un patronato de dos diócesis y cinco congregaciones religiosas, entre las cuales están la Congregación salesiana y el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora. Dicho centro está dirigido por un salesiano y cuenta con 7 profesores salesianos.

Orientaciones

6.1. Después de la nueva organización de las comunidades formadoras hay que favorecer la colaboración interinspectorial compartiendo el proyecto formativo, los equipos de formadores y de profesores, por medio de la Convención entre las Inspectorías y el Curatorium.

6.2. POR debe dedicar una comunidad formadora para la formación específica de los salesianos presbíteros, además de la comunidad mundial de Roma – Gerini.

6.3. Se consiente temporalmente que FRA y BES tengan una comunidad formadora para los estudiantes de teología junto a los postnovicios, en Lyon – Fourvière; pero es necesario buscar otra solución entre las comunidades formadoras interinspectoriales de esta fase. 

7. FORMACIÓN ESPECÍFICA DE LOS SALESIANOS COADJUTORES

Para concretar esta fase formativa, el Dicasterio de formación ha preparado junto con algunos salesianos coadjutores un currículo de estudios de dos años de duración, que es coherente con la Ratio y mantiene un equilibrio entre los estudios de teología sistemática, sagrada escritura, liturgia, moral, pastoral, espiritualidad, estudios salesianos y ciencias humanas.

Siendo la consistencia numérica de los jóvenes coadjutores muy reducida, a la conclusión del encuentro de los Inspectores de Europa, el Rector Mayor se ha expresado así: “Favorézcase la creación de una comunidad de formación específica para salesianos coadjutores en Turín o en Roma”. Oído el Rector Mayor y los Regionales de Europa, se ha expresado una preferencia por Turín.

La Inspectoría ICP ha comenzado el estudio de este problema y después de las primeras reflexiones,  ha proyectado la colocación de la comunidad formativa en Turín – Valdocco y del centro de estudios en Turín – Crocetta. El currículo podría abrirse a otros religiosos hermanos, religiosas y seglares. Dicha fase formativa se realizará ordinariamente a la conclusión del tirocinio.

Queda aún por definir la opción de un currículo anual o bienal y de los formadores. Alguna dificultad existe también en el centro de estudios de la Crocetta, sobre todo por la falta de profesores y por el escaso número de salesianos coadjutores. Se prevé  la consulta de los Delegados inspectoriales de formación de Europa en mayo de 2006 en Benediktbeuern y luego la propuesta a los Inspectores. Se calcula el inicio de esta fase formativa para septiembre de 2007.

8. PREPARACIÓN PARA LA PROFESIÓN PERPETUA

La preparación para la profesión perpetua comienza un año antes de la profesión misma, después que el hermano ha expresado al Inspector la voluntad de comenzar tal preparación. El año de preparación se propone realizar una evaluación de la experiencia religiosa salesiana vivida, un discernimiento antes de la opción definitiva y un robustecimiento de las motivaciones vocacionales.

Orientaciones

8.1. Se anima a las Inspectorías a tomar iniciativas interinspectoriales para la preparación a la profesión perpetua. La Comisión regional de formación lleve adelante la reflexión; confróntese también con otras experiencias de la Congregación.

9. ESTUDIOS SALESIANOS

Después de una amplia consulta de las Regiones e Inspectorías, el Rector Mayor y el Consejo General han aprobado las Orientaciones para toda la Congregación acerca de los estudios salesianos en la formación inicial. Ahora se requiere una confrontación sobre los programas, para aplicar progresivamente cuanto se pide en estas Orientaciones.

Orientaciones

9.1. Se pide que cada Inspectoría adopte las nuevas Orientaciones para los estudios salesianos, aprobadas por el Rector Mayor y Consejo, y provea a la preparación de algún hermano, especialmente en la historia, espiritualidad, pedagogía y pastoral salesiana, aprovechando el currículo de la UPS.

9.2. Los centros de estudios se comprometan a insertar los estudios salesianos en los horarios de las clases, con  profesores del centro de estudios, exámenes y reconocimiento académico de los créditos.

10. ESTILO DE VIDA POBRE Y COMUNITARIO

Hoy la cultura consumista y el individualismo hacen frágiles a los jóvenes  ante las dificultades. La formación inicial debe saber estimular las mejores energías y debe vigilar sobre el peligro de formar generaciones débiles. Es preciso formar en el  trabajo y en la templanza y  en el vivir y trabajar juntos.

El CG25 nos compromete a testimoniar “un modo de vida sencillo, sobrio y modesto, teniendo en cuenta el ambiente en que se vive, con un trabajo asiduo, sacrificado y dispuesto a desempeñar, incluso, los servicios más humildes” (n. 35).

Las comunidades formadoras tengan un estilo de  vida pobre; cultiven sensibilidad y solidaridad hacia los más necesitados; estén atentas a las situaciones de marginación y exclusión.

En la formación inicial se requiere atención para formar en la doctrina y en la práctica de la pobreza evangélica.  El uso regular del scrutinium paupertatis hace crecer la sensibilidad para el testimonio de la pobreza comunitaria y forma la conciencia de las exigencias de la pobreza personal.

Orientaciones

10.1. Las habitaciones de las comunidades formadoras sean sencillas y esenciales. El planteamiento de la vida ayude al crecimiento del sentido comunitario. Se favorezcan ambientes de espacios comunitarios. Los forrmandos estén implicados en los servicios domésticos; el personal de servicio se reduzca a lo esencial.

10.2. La comunidad formadora tenga un estilo sobrio, esencial y solidario. Es preciso crear en los formandos una mayor vigilancia y moderación en los gastos personales, en el uso de vehículos, en la posesión de instrumentos personales, en particular de los de comunicación social.

10.3. La comunidad formadora concrete en el proyecto comunitario las líneas importantes de la vida de pobreza y haga, al menos una vez al año, el “scrutinium paupertatis”. También la presentación del presupuesto y del balance de la comunidad ayudan a formarse en la sensibilidad por la pobreza comunitaria.

11. FORMACIÓN DE LOS FORMADORES

Nos damos cuenta, cada vez más, que se requiere una formación específica para ser formadores.  Se trata de la formación de la persona del formador mismo y de su capacitación para formar a los demás. Hace falta profundizar contenidos y metodologías referentes a la formación humana, la  dirección espiritual, las ejercitaciones pastorales, la continuidad formativa entre las diversas fases, el crecimiento afectivo, la aportación de la psicología.  Sobre estos puntos se requieren convergencias y competencias comunes.

Orientaciones

12.1. Dense oportunidades a los formadores, actuales y futuros, de especialización y actualización para su papel formativo. En particular a los directores de las comunidades formadoras y a los maestros de los novicios déseles un año de preparación, o al menos seis meses de actualización, anteriormente a su encargo.

12.2. Se promuevan encuentros regulares entre formadores de la misma comunidad formadora y de las fases contiguas. La formación de los formadores hay que favorecerla también a nivel regional.

Don Franesco Cereda