Dicasterios

Cagliero11 y Intención Misionera Salesiana, Marzo 2024

Scarica il pdf

Queridos amigos,

Nuestra Congregación de las 'Hermanas Catequistas de María Inmaculada Auxi-liadora', comúnmente cono-cidas como las Hermanas de María Inmaculada (SMI), fue fundada el 12 de diciembre de 1948 por el Obispo Louis LaRavoire Morrow SDB en Krishnagar, Bengala Occi-dental, India. Su objetivo es la evangelización y la catequesis a través de la visita a domicilio y el apostolado en las aldeas.

Nuestro lema es "Amar a Dios y ayudar a los demás a amar a Dios", y nuestro carisma espiritual es la "experiencia Abba" de Jesús según el Caminito de la Infancia Espiritual de Santa Teresita del Niño Jesús. El "Apostolado de la Sonrisa" es una virtud única que el Fundador vivió y nos transmitió como medio para llevar a todos a Cristo. Seguimos los principios del Sistema Preventivo de San Juan Bosco en la vida y en la misión.

Deseo lo mejor a todos los lectores del Boletín Cagliero11.

 Hermana Jane Nadackal SMI (Sisters of Mary Immaculate) Superiora general

¿Qué futuro para la Europa salesiana?   

Hoy puede parecer casi normal preguntarse: "¿Qué futuro tendrá la vida salesiana en Europa?". Utilizo "salesiana" en un sentido amplio, queriendo incluir a todos los grupos de nuestra Familia. Inmersos en un ambiente de profundo secularismo, donde la religión parece quedar cada vez más relegada a las opciones personales y al ámbito de lo privado; en medio de una crisis de vocaciones tanto a la vida consagrada, como a las opciones de compromiso cristiano laical... ¿hacia dónde vamos?

Basándome en mi experiencia personal, me gustaría decir que veo destellos de luz para el futuro. En primer lugar, en España, en el norte de Bélgica, en Italia, en el Reino Unido (por poner sólo algunos ejemplos) hay un número creciente de laicos y laicas que se corresponsabilizan con las personas consagradas de la misión que Dios nos ha confiado. Muchos de ellos son ya miembros de la Familia Salesiana y otros pueden definirse como "Amigos de Don Bosco". El carisma y la espiritualidad de San Juan Bosco atraen a muchos e inspiran a muchos a ponerse al servicio de los niños, adolescentes y jóvenes más necesitados. Veo hermosas y emocionantes iniciativas de colaboración entre SDB y FMA, especialmente a nivel inspectorial, en el campo de la Pastoral Juvenil y Vocacional, con profundas experiencias de acompañamiento personalizado de los jóvenes para ayudarles a hacer una opción de compromiso, también en el mundo social y político.

Por último, me encuentro con jóvenes hermanos muy serios y entusiastas. Hombres de oración, que creen profundamente en el "sacramento de la presencia" junto a los jóvenes confiados a su cuidado, y que también buscan creativamente a los alejados. Entre ellos, quiero destacar la presencia muy alentadora de un buen número de jóvenes misioneros SDB que forman parte del Proyecto Europa - uno de los proyectos misioneros más complejos de la historia de la Congregación Salesiana. Su presencia en varias inspectorías europeas subraya el deseo de reavivar la espiritualidad salesiana en esta Europa que parece haberse vuelto fría, gélida, hacia la Iglesia, incluyendo la perspectiva de reavivar la propuesta de la vocación a la vida consagrada salesiana local. No un parche, por tanto, sino un estímulo para el crecimiento y el entusiasmo vocacional.

¿Qué futuro salesiano para Europa? Un futuro todavía cuesta arriba, pero ciertamente rico en perspectivas de vida y de alegría.

 P. Gianni Rolandi SDB – Visitador ad nutum

LOS SALESIANOS DE UCRANIA ESTÁN CERCA DE LA GENTE

Querido Volodymyr, ¿cómo ves la actual presencia salesiana en Ucrania, donde todavía hay guerra? ¿Es posible hacer algo también con los jóvenes?

La vida en Ucrania, con las alarmas y los misiles que llegan cada día y con las prisas por cubrirse, es muy difícil. Como salesianos intentamos estar cerca, en particular de los jóvenes, los pobres y los refugiados. Nuestros sacerdotes se acercan a las zonas de combate llevando comida y medicinas a los pobres. Permanecen cerca de nuestros jóvenes soldados que luchan en el frente y les ofrecen también la ayuda psicológica que tanto necesitan. A pesar de la difícil situación, seguimos con las escuelas, las actividades deportivas y los oratorios y en la parroquia. Por supuesto, prestando gran atención a la seguridad.  

¿Qué opina de la ayuda que los salesianos prestan a los ucranianos en los distintos países donde se encuentran?

Los salesianos ucranianos no pueden ayudar a sus compatriotas que han huido al extranjero. Como varones, no pueden abandonar el país por obligación militar. Agradecemos que los salesianos de todo el mundo les ayuden mucho: ofreciéndoles casas, dándoles comida, ayudándoles de todas las formas posibles.

¿Puedes ver algo positivo de tu experiencia de esta situación en Ucrania?

Lo positivo de la experiencia que tenemos en Ucrania es el hecho de que la gente está unida, se ayudan unos a otros, son sensibles con los necesitados. Puedo decir que nos hemos adaptado a la situación que hay, hemos superado los primeros meses más difíciles de la guerra y poco a poco hemos conseguido volver a vivir "normalmente" aunque la guerra continúe.