Dicasterios

Cagliero11 y Intención Misionera Salesiana - Mayo 2020

Cagliero11 y Intención Misionera Salesiana - Mayo 2020

Cagliero11 Scarica il file pdf    

INTENCIÓN MISIONERA SALESIANA

A LA LUZ DE LA INTENCIÓN DE ORACIÓN DEL SANTO PADRE

Por los ministerios laicales en América

Para que sigan siendo signos vivos de la Iglesia

Miles de laicos colaboran en la misión salesiana en América. Oremos para que tengan la misma pasión que Don Bosco por la juventud y los pobres; y sean un signo vivificante del amor de Jesucristo entre el pueblo de Dios.


CAGLIERO11_137, Mayo 2020

 

Queridos hermanos, queridos amigos:

Ciertamente estos últimos meses no han sido como los de otros años. El mundo en-tero ha quedado en silencio. La economía está en crisis, las empresas están cerran-do. Hasta ahora nos estamos dando cuenta de que todo lo que tenemos, todo lo que poseemos es fruto de nuestro trabajo. Hemos vivido nuestra vida como si debiéramos estar siempre aquí en la tierra.

Nos hemos entregado a la búsqueda de una cura para el coronavirus. Pero por esta pandemia nos hemos dado cuenta poco a poco de que hemos olvidado que ha sido la misericordia de Dios la que nos ha hecho lo que somos. Esta pandemia podría ser para nosotros una purificación que nos conduzca a Dios. El Señor ha esperado paciente-mente que volvamos a Él, para que Él sea de nuevo el centro de nuestra existencia.

Después del coronavirus, ¿podemos estar aúnivir en paz y tranquilos? ¡Ciertamente que podemos! Porque nuestra fe nos asegura que, definitivamente, Dios triunfará sobre la enfermedad, sobre el sufrimiento y sobre la muerte. Con los ojos de la fe sabemos que con la fuerza del Espíritu el amor misericordioso de Dios tendrá la última palabra, no el mal, que al fin, Dios triunfará. ¡Feliz fiesta de Pentecostés a todos!

P. Alfred Maravilla, SDB
Consejero para las misiones

Covid19—Misiones

 

E sta emergencia de Covid 19 está siendo una oportunidad para desarrollar la creativi-dad pastoral salesiana y la solidaridad. En los cinco continentes aparecen iniciativas para atender a los más desfavorecidos, nuevas propuestas educativas y pastorales. Es hermoso ver que todos los días tenemos noticias, fotos, videos del celo salesiano en diversas iniciativas en todo el mundo.

La Congregación, mediante el equipo de Coordinación para la Emergencia, está acompañando y promoviendo la solidaridad a nivel global. Aquí ofrecemos algunas indicaciones y sugerencias sobre las iniciativas de realización de proyectos:

  • Se debe procurar que NADIE quede sin atender, que lo poco que tenemos, pueda compartirse con todos, especialmente con los más necesitados.
  • Algunos donantes, especialmente los Institucionales, especifican dónde debe ir su dinero; nosotros tenemos que respetar esas intenciones.
  • Se debe evitar cualquier abuso financiero. A pesar de la “urgencia”, las organizaciones donantes de Don Bosco Network, están estudiando las solicitudes de las Inspectorías para atenderlas de modo profesional. Las institu-ciones donantes piden diversos tipos de documentación para llevar a cabo cada proyecto. Para todo proyecto presentado a DBN se necesita explicar y rendir cuentas. Todo debe ser documentado con facturas, recibos, explicaciones, fotos. etc.
  • Esto no es una carrera de 100 metros, es un maratón, no es una batalla, es una guerra. Después del actual impacto, las consecuencias continúan por meses y años. Necesitamos una mirada seria sobre nuestro estilo de vida. ¿Cómo podemos reducir los gastos, los costos, ahorrar, suprimir lo innecesario, mejorar nuestra administración, usar nuestros recursos de la manera más eficiente, gestionar lo que tenemos para conseguir alguna “ganancia”, adoptar un estilo de vida más sencillo, nuestros vehículos y nuestros viajes; nuestras celebraciones, los jubileos y las fiestas; nuestra búsqueda de ulteriores donaciones a nivel local?

Hace unos días recibí la noticia de Don Vaclav Klement sobre Don Bosco-Mati, FIN (Filipinas Nor-te). ¿De qué manera se enfrentan al Covid 19? Con el trabajo manual, cultivando las hortalizas. ¡PERFECTO! En pocas semanas comienzan a recoger. Un pequeño, pero maravilloso paso adelante. Estas indicaciones y sugerencias las mandamos a todos los inspectores y a todas las Oficinas Inspecto-riales de Planificación y Desarrollo.

MC George Menamparampil sdb, Responsable Coordinador de la Emergencia.

 

CONSTRUIR UN MUNDO UNIDO

 

Me llamo Emmanuel NIYOYITUNGIRA. Tengo 33 años y soy de Burundi. Soy el primero de siete hijos. Soy misionero salesiano Yakutsk in Siberia. Mi vocación misionera nació cuando yo era pequeño, y cuando entré en el Seminario menor de mi diócesis comprendí que ésa era verdaderamente mi voca-ción. Comencé participando en el Movimiento FOCOLARES. Leyendo su historia y su objetivo: CONSTRUIR UN MUNDO UNIDO, entendí que todos pueden ser misio-neros. Pero no podía expresar mi deseo a ningún sacerdote del Seminario porque siendo diocesano, las posibilidades de desarrollar esta fuerza misionera eran menores. En mi pueblo, no teníamos garantía de terminar el año escolar debido a las continuas huelgas de los docentes. Por entonces visité a un amigo de la parroquia salesiana Rukago. Participamos en la Eucaristía de la mañana, y después, el padre Remy Nsengiyumva, sacerdote salesiano, llegó a saludarnos y a hacernos algunas preguntas sobre nuestros estudios. Aquel gesto me marcó y decidí ser salesiano y, por tanto, misionero. Entendí que la vocación salesiana equivale a ser misionero.

Apenas comencé mi formación salesiana, me interesé por la vocación misionera y por fin expresé mi deseo al Provincial, Padre Camiel Swetvagher, que me acompañó verdaderamente permitiéndome realizar mi vocación. Recibí el crucifijo misionero de manos del Rector Mayor en la 148ª Expedición misionera en Turín para ir a la Alta Siberia (Rusia). Mis desafíos se dividen en tres categorías:

    1. Desafíos climáticos. Como pueden comprender, es muy difícil adaptarse a las condiciones de vida a menos de 50 grados de temperatura, cuando el clima en mi país siempre era positivo. Así que al principio perdí la noción del tiempo.
  1. Desafíos culturales: cada uno de nosotros tiene su propia cultura. Tuve muchas dificultades para integrar mi cultura en esta tierra de misión (hábitos, mentalidad y sentimientos) debido a las dificultades de un nuevo idioma, una nueva comida, una nueva hoja de ruta, etc.
  2. Desafíos pastorales: El éxito en las actividades pastorales requiere planes y recursos. El hecho de que los jóvenes con frecuencia estuvieran ausentes en nuestra comunidad misionera, me parecía un gran desafío para mi misión. En nuestra comunidad, dependemos mucho de las condiciones climáticas.

Me gustaría expresar mi alegría y gratitud a la Congregación, que me ha ayudado a realizar mis sueños. Hoy estoy feliz porque soy un misionero para los jóvenes, para la Congregación y para la Iglesia. Me doy cuenta de lo que necesitan hoy los jóvenes para amar a Dios y a Don Bosco. En resumen, mi gran alegría es participar en la evangelización, cantarndo juntos la gloria de Dios.

Aconsejo a los jóvenes salesianos que sienten la vocación misionera salesiana, que continúen escuchando la voz de Dios, que se tomen el tiempo para conocer lo que quiere decir "ser misionero" hoy. Con humildad y poca experiencia, podría decir que ser misionero hoy es difícil pero posible e indispensable para salvar las almas de los jóvenes que sufren muchos virus de la globalización. Don Bosco es hoy más necesario que nunca. Muchas gracias

Emmanuel NIYOYITUNGIRA, misionero burundés en Siberia

 

Testimonio de Santidad Misionera Salesiana

 

P Pierluigi Cameroni SDB, Postulador General para las Causas de los Santos

El beato Felipe Rinaldi (1858-1931), tercer sucesor de Don Bosco y fundador de las Voluntarias de Don Bosco, adaptó el espíritu de Don Bosco a los nuevos tiempos, y como Rector Mayor aparecieron aún más sus cualidades como padre y su riqueza de iniciativas: cuidado de vocaciones, formación de centros de asistencia espiritual y social para jóvenes trabajadores, guía y apoyo a las Hijas de María Auxiliadora. Dio gran impulso a los Cooperadores Salesianos; estableció las federaciones mundiales de ex alumnos y ex alumnas. “Los ex alumnos, dijo, son el resultado de nuestros esfuerzos. Nosotros en nuestros hogares no trabajamos para hacer que los jóvenes sean buenos solo mientras están con nosotros, sino para hacerlos buenos cristianos. Por lo tanto, el trabajo de los alumnos es el trabajo de la perseverancia. Sacrificamos por ellos y nuestro sacrificio no debe perderse".