Dicasterios

Cagliero11 y Intención Misionera Salesiana - diciembre 2018

Cagliero11 y Intención Misionera Salesiana - diciembre 2018

Intencion Misionera  Scarica il file pdf    Cagliero11  Scarica il file pdf    

INTENCIÓN MISIONERA SALESIANA

Por los Salesianos en contextos de guerra

Para que los Salesianos y la Familia Salesiana tengan el coraje evangelizador en el inmenso areópago de la Comunicación Social.

 

Hoy más que nunca las redes sociales y la ComunicaciónSocial en general, son artífices de cultura. Recemos para que – con creatividad, profesionalidad e inteligencia – consigan influir en la cultura con el Evangelio y nuestros valores educativos.


CAGLIERO11_120, DICIEMBRE 2018

La contemplación del misterio de la Encarnación llena los ojos y el alma del misionero: "Siguiendo el ejemplo del Hijo de Dios, que se hizo en todo semejante a sus hermanos, el misionero salesiano asume los valores de los pueblos aún no evangelizados y comparte sus angustias y esperan-zas" (Constituciones 30). ¡Que la presencia de Jesús, de José y de María siga forjando y fortaleciendo al misionero que mora en el corazón de cada salesiano! Éste es nuestro mejor deseo de Navidad del Sector de Misiones para todos vosotros, queridos hermanos y queridos amigos.

Este tiempo de preparación para la Navidad también puede ser un momento de intensa oración misionera. Incisivas son las exhortaciones del Papa Benedicto XV en su Carta Apostólica Maximum Illud a una mayor conciencia y una oración eficaz por las misiones y por los misioneros: "todos los cristianos deben, con la oración, ayudar a los heraldos del Evangelio, mientras éstos sudan en el viña del Señor". La Congregación lo hace especialmente mediante las intenciones de oración misionera de cada mes y también a través del protagonismo misionero de oración activa de los hermanos ancianos y enfermos.

¡María, Reina de los Apóstoles y Virgen de Belén, ruega por nosotros!

D. Guillermo Basa&ntile;es, SDB
Consejero para las Misiones

SEMINARIO DE LA FS SOBRE EL PRIMER ANUNCIO EN ASIA DEL SUR.

San Pablo VI en Evangelii Nuntiandi (EN) nos dice que la Iglesia existe para evangelizar (EN 14). El Se-minario para la Familia Salesiana de Asia del Sur, celebrado en la Basílica de Bandel, los días 7 y 8 de noviembre de 2018, se centró en el Primer Anuncio (PA) de hoy. Cuarenta y cinco participantes de la FS(SDB, FMA, MSMHC, SMI, Discípulas). El objetivo principal del Seminario fue la difusión del PA y los frutos de cinco años del estudio SDB-FMA (2010-15) en todas las regiones salesianas, así como prepa-rar animadores para el PA en la Familia Salesiana. El grupo ha presentado propuestas para hacer del PA una contribución más fructífera a la evangelización en el sur de Asia. Sin pretender poner todos los aspectos de las ricas propuestas, hagamos un resumen.

  1. El PA a nivel personal de crecimiento espiritual. - Cultivar la vida de oración personal más profunda, la Palabra de Dios, la Eucaristía. Cultivar la devoción e imitación mariana, la lectura y la reflexión.
  2. El AP a través del testimonio dinámico y alegre. - Ser compasivo, acogedor como Jesús en nuestro acercamiento a las personas. Cultivar una amistad sincera con todos, especialmente con personas de otras creencias.
  3. Entrenamiento para PA - Incluir en el currículo formativo el arte del PA. - Proporcionar experiencia práctica de PA.
  4. Difusión del PA en las provincias. - Organizar sesiones de estudio, seminarios, sobre el PA en las provincias. - Utilizar las reuniones existentes organizadas a nivel provincial para difundir el PA. - Preparar a los laicos, especialmente a los jóvenes para medios innovadores en el PA.
  5. El PA en todos los sectores de apostolado. - En todas las formas de apostolado (escuelas, colegios, centros de capacitación, pensiones, parroquias, centros juveniles, etc.), el PA debe ser una prioridad en el plan educativo pastoral. - Tener contactos personales con estudiantes y tutores: visitar a sus familias, especialmente en situaciones de enfermedad, dificultad, muerte. - Revitalizar la práctica salesiana de "una palabra en el oído".
  6. PA a miembros de otras creencias. - Organizar la celebración de las fiestas cristianas como la Navidad con personas de distinta fe. - Fomentar las peregrinaciones, devociones populares y retiros. - Hacer visitas a las familias especialmente durante el sufrimiento. - Promover el diálogo inter-religioso.
  7. PA en la familia. - Hacer que las familias misioneras sean agentes del PA. - Ayuda a revivir la fe en los católicos decaídos. Fomentar la oración familiar.
  8. PA en la Familia Salesiana. - Presentar el PA también a los Salesianos Cooperadores, Antiguos Alumnos para proyectarlo en la perspectiva secular. Promover la creación de redes y la colaboración entre los grupos de miembros de la FS para el PA. - Organizar seminarios sobre el PA, asumir formas innovadoras de atraer personas a Cristo.

Dios puede sorprendernos y darnos más de lo que podemos imaginar.

Hace años, no pensaba que alguna vez sería misionero en Mongolia. Para mí estaba claro que tenía que ser ingeniero o más tarde misionero en la República Checa, que se puede considerar uno de los países ateos de Europa. Durante la escuela primaria y secundaria yo era el único católico en mi clase. No fue fácil dar testimonio de nuestra fe ante mis compañeros de escuela.

Conocí a los salesianos al comienzo de los estudios técnicos universitarios en Praga, durante el período del comunismo. Pronto me uní a las actividades típicas salesianas: pequeños campamentos de verano “chaloupky”, formación de animado-res y grupos que comparten la Biblia. Paso a paso, estaba descubriendo el llamado de Dios a dejar la ingeniería eléctrica y seguirlo, pues era un deseo escondido pero mucho más fuerte que la electricidad.

En 1993 me hice salesiano y en 2002 sacerdote. Después de 3 años de servicio en la parroquia salesiana de Zlin, ejercí nuevas responsabilidades: iniciar el servicio misionero voluntario en nuestra provincia checa, la escuela para animadores, la animación vocacional y el Movimiento Juvenil Salesiano en Europa. Fueron 11 años completos de servicio bajo la protección y guía de María Auxiliadora y del descubrimiento del mundo salesiano, que es más grande de lo que jamás hubiera podido imaginar.

De repente, en 2014, el Papa Francisco me mostró claramente el camino en su primera encíclica Evangelii Gaudium: "Avancemos, pues, avancemos para ofrecer a todos la vida de Jesucristo". (EG 49). Me tocó mucho junto con el tema de la Jornada Misionera Salesiana 2015 "Señor, envíame". Cuando lo traduje al idioma checo, comencé a escuchar una nueva vocación: "Dame más y más". Compartí esto con nuestro provincial y después de 6 meses de discernimiento escribí una carta al Rector Mayor.

¡Hay tantos desafíos en la vida misionera en Mongolia! Me gustaría mencionar solo cuatro: clima, cultura nómada, idioma y límites personales. En primer lugar, sabía desde Europa, qué es invierno con nieve y hielo, pero cómo vivir y trabajar a temperaturas que a menudo caen a 40 bajo cero ha sido para mí una nueva experiencia.

En segundo lugar, el modo de vida tradicional de los mongoles es el pastoreo nómada. Se mudan con sus animales y sus cosas varias veces al año debido a la limitada fertilidad de los pastos. Incluso los establecidos en las ciudades siguen pensando y actuando de manera nómada. Comprender esto es realmente un desafío.

Además, el idioma mongol es uno de los idiomas más difíciles del mundo. El curso de idioma básico dura 2 años. Y aún estamos buscando cómo expresar de manera comprensible los conceptos fundamentales de nuestra fe en la sociedad con la tradición chamánica y budista.

Finalmente, ser misionero en este país significa volver a ser niño y aprender las cosas básicas desde el principio. Cuántas veces me ha sido preciso tocar mis límites y aprender a crecer en humildad y amor.

Una de las mayores alegrías para mí es ver crecer a la gente. No sucede todos los días, pero hay ocasiones en que podemos sentir que hemos alcanzado un entendimiento más amplio en la comunidad cuando algunos de los niños se sienten conmovidos por nuestro servicio a Dios. El Señor tiene su forma de trabajar y su tiempo preparado para cada persona. Fue agradable que algunos estudiantes se hicieran animadores en el oratorio y muchos más niños nos buscaran en el Centro Don Bosco. Pero la mayor alegría es estar en la misión de Dios, ser el portador del tesoro que voy descubriendo cada día más.

"Hoy, si escuchas su voz, no endurezcas tu corazón..." (Heb 3: 7-8). Me gustaría que todos nosotros estemos siem-pre abiertos al llamado de Dios, que profundicemos nuestra relación con Él, pues Él puede sorprendernos y darnos más de lo que podemos imaginar.

P. Jaroslav Vracovský
Misionero de la República Checa en Mongolia

-->

Testimonio de Santidad Misionera Salesiana

P Pierluigi Cameroni SDB, Postulador General para las Causas de los Santos

El Beato Artémides Zatti (1880-1951), hermano salesiano, gracias a la seriedad de su compromiso espiritual, un camino sincero de discernimiento y el deseo de servir a Dios y al prójimo, abraza la misión de Don Bosco. Su vocación surge de la lectura de la vida de Don Bosco y después de hacer amistad con un salesiano, el párroco Don Cavalli, que lo siguió durante toda su vida. Cuando es golpeado por la tuberculosis, sus superiores le proponen profesar como coadjutor salesiano. Zatti no necesita pensar mucho para entender que sacerdote o no, lo que quiere es quedarse con Don Bosco. Y se queda, viviendo plenamente la vocación original del "coadjutor".


 

 

-->