Focus

Focus

India - INM13-05-2024

Cinco nuevos vehículos para beneficiar a los jóvenes y familias marginadas de las zonas rurales

Los salesianos de "SURABI", la Oficina de Planificación y Desarrollo de la Inspectoría "San Tomás Apóstol" de India-Chennai (INM), en India, ahora cuentan con cinco vehículos para apoyar su trabajo, gracias al respaldo de Salesian Mission, la Procura Misionera salesiana con sede en New Rochelle, Estados Unidos. Los vehículos ayudan a los salesianos a brindar servicios a los jóvenes en riesgo y a realizar actividades de pastoral juvenil.

Un salesiano de INM declaró: "Gracias a estos vehículos hemos podido ampliar las actividades de nuestra misión salesiana entre los más pobres, de los pobres, en las áreas rurales, en favor del desarrollo sostenible de las familias marginadas y especialmente de los jóvenes. También pudimos enfocarnos en la seguridad, el crecimiento y el desarrollo, con cuidados y protecciones personalizadas para los jóvenes en riesgo. Así, nuestro compromiso de transformar positivamente las vidas de los necesitados dentro de nuestras comunidades puede avanzar constantemente".

Esta significativa donación ha tenido un impacto directo en la realidad de dieciocho parroquias salesianas y en más de ocho mil jóvenes. Además, otros doce mil estudiantes de cursos universitarios y de formación técnica y profesional también se beneficiaron de esta iniciativa solidaria, ya que los Hijos de Don Bosco pudieron utilizar los vehículos para llegar a los niños y niñas de los centros juveniles en las comunidades más vulnerables.

"Las mayores oportunidades de movilidad que nos han brindado estos vehículos han hecho más fructíferos nuestros esfuerzos para llegar a los jóvenes y coordinar con los departamentos gubernamentales, las instituciones sociales y los centros académicos", agregó el salesiano.

Una de las realidades beneficiadas fue la casa para niños "Don Bosco" de Gedilam, que utilizó un vehículo para sus actividades sociales, llegando a nuevas comunidades como Thrumbars, que está a más de cincuenta kilómetros de distancia de la comunidad salesiana. Sundar, un joven de quince años de esa zona, se enfermó con fiebre alta y gripe durante el paso de los monzones: el vehículo permitió a los salesianos llevar al joven al hospital a medianoche, asegurándole atención médica oportuna y su bienestar.

Por lo tanto, concluye el salesiano: "Este es solo un ejemplo entre muchas historias de éxito que ejemplifican el impacto tangible de la donación de vehículos en el servicio a las comunidades marginadas y en proporcionar un apoyo esencial en momentos críticos".

Fuente: Salesian Missions