RM Recursos

Bicentenario del Nacimiento de Don Bosco: “Perteneciendo más a Dios, más a los Hermanos, más a los jóvenes”

> > > scarica ebook < < <
ACG419 CROATO ACG419 UKRAINO ACG419 CECO   ACG419 VIETNAM
PROYECTO para el Sexenio y Presentación del Rector Mayor
4. CRÓNICA DEL RECTOR MAYOR
5. DOCUMENTOS Y NOTICIAS
INDULGENCIA PLENARIA
INSPECTORÍA SALESIANA «SANTIAGO EL MAYOR»
INSPECTORÍA SALESIANA «MARÍA AUXILIADORA
NUEVOS INSPECTORES
NUEVO OBISPO SALESIANO
HERMANOS DIFUNTOS

ACTAS DEL CONSEJO GENERAL

* CARTA DEL RECTOR MAYOR
Ángel Fernández Artime
Perteneciendo  más a Dios, más a los Hermanos, más a los jóvenes”
Roma, 16 Agosto de 2014
Bicentenario del Nacimiento de Don Bosco

1. TRAS LAS HUELLAS DE MIS PREDECESORES.
2. UN PRESENTE para ser vivido DESDE LA FE, ESPERANZADO con REALISMO Y HACIENDO CAMINO JUNTOS.
3. PERTENENCIENDO MÁS A DIOS.
4. HACIENDO REALIDAD LA ‘UTOPÍA’ DE LA FRATERNIDAD SEGÚN EL EVANGELIO.
5. CON LOS JÓVENES, POR LOS JÓVENES “NUESTROS DUEÑOS”.
6. CONGREGACIÓN MISIONERA : CUANDO LA DIVERSIDAD ES RIQUEZA.
- 6.1. PORQUE HAY CAMPOS DE MISIÓN PASTORAL DONDE SOMOS MUY NECESARIOS EN ESTE MOMENTO…
- 6.2. … Y PORQUE LA DIVERSIDAD ES RIQUEZA.
7. CELEBRANDO EL BICENTENARIO DEL NACIMIENTO DE DON BOSCO.
8. “ACOJAMOS A LA SEÑORA EN CASA” “Y desde aquel momento el discípulo la recibió en su casa” (Jn 19,27)

         Mis queridos Hermanos:

         Han transcurrido ya tres meses y medio desde que finalizó del CG27, y, si bien he podido comunicarme con vosotros por escrito o en mensaje audiovisual, la Carta del Rector Mayor que se publica en las Actas del Consejo General es también un momento especial.

         He elegido, para esta mi primera Carta, el mismo título de mi intervención en la clausura del CG27, porque creo que en el contenido del Capítulo encontramos todo un programa de reflexión y acción para este sexenio sobre el que hemos de profundizar en momentos y modos diversos. Quiero referirme a algunos núcleos del Capítulo General, pero, en primer lugar y sobre todo, quiero expresaros a todos y cada uno de vosotros, Hermanos salesianos, todo mi  afecto deseando que algún día, y en algún lugar de nuestro ‘mundo salesiano’, podamos encontrarnos. Será un verdadero regalo y alegría para mí.

         Y quiero deciros también que, para expresaros lo que significa para mí este momento y este servicio que la Congregación me ha pedido, he leído la primera comunicación de cada uno de los Rectores Mayores precedentes. Tengo que deciros que ha sido un verdadero regalo para mí encontrarme con estos testimonios, y me parece muy oportuno compartir con vosotros lo que he percibido, porque habla por sí mismo.

1.  TRAS LAS HUELLAS DE MIS PREDECESORES

Os confieso que solo el escribir este enunciado me emociona, justamente pensando en los Rectores Mayores que nos han precedido. Todos ellos manifiestan que este inicio de su servicio ha sido algo muy especial.

Don Miguel RUA (Beato), escribe su primera Carta como Rector Mayor el 19 de marzo de 1888, después del reconocimiento y decreto de la Santa Sede confirmándolo como Rector Mayor. Se expresa diciendo que, después de la Carta enviada por el mismo Capítulo Superior, él, por primera vez, les escribe en su nueva encomienda como Rector Mayor en la que “a pesar de mi indignidad, vino llevado por la Divina Providencia en el modo en que se os ha comunicado a todos vosotros”[1]. A continuación, Don Rua comunica cómo, después de la audiencia personal con el Papa León XIII, el cardenal Vicario le expresó estas últimas palabras: “Le recomiendo la causa de Don Bosco; le recomiendo la causa de Don Bosco”[2] . Seguidamente, expresa su convicción profunda de que los salesianos deben ser dignos hijos de un Padre como lo fue Don Bosco, de modo que el mayor empeño debe ser el sostener, y, en su tiempo, desarrollar todavía más, las obras iniciadas por él, siguiendo fielmente los métodos practicados y enseñados por el mismo Don Bosco. A continuación agradece todas las cartas recibidas llenas de sentimiento de respecto y de afecto, y reconoce que todo ello alivia su dolor (se entiende que por la pérdida de Don Bosco), e infunde en su corazón la confianza de encontrar menos escabroso su camino; “pero a pesar de esto no puedo esconder, ni a mí ni a vosotros, la grande necesidad que tengo de vuestras oraciones. A vuestra caridad, por tanto, me encomiendo, a fin de que todos me sostengáis con vuestras fervientes oraciones. Por mi parte, os aseguro que teniéndoos a todos en mi corazón, cada día en la Santa Misa, os encomendaré al Señor, para que os  asista con su gracia, os defienda de todo mal y, sobre todo, nos conceda encontrarnos un día, todos juntos, sin exclusión de nadie, cantando sus alabanzas en el Paraíso, donde nos espera, como lo escribió nuestro amadísimo Padre Don Bosco”[3].

Don Pablo ALBERA escribe su primera Carta en Turín el 25 de enero de 1911. El XI Capítulo General había terminado el 31 de agosto de 1910. En esta Carta llena de sencillez, Don Albera sabe que estaban esperando con una cierta impaciencia la primera Circular del nuevo Rector Mayor y reconoce que, apenas terminado el Capítulo General, habría debido informar de las elecciones de los Superiores y de otros asuntos importantes[4].

Con esa sencillez que hemos conocido en Don Albera, en la Carta manifiesta que la escribe en fecha cercana al aniversario de la muerte del Venerable Don Bosco, en una fecha que frecuentemente Don Rua elegía para escribir alguna de sus ‘admirables circulares’; y está convencido de que “esta memorable fecha, más que por otra cosa, vendrá autorizada y dará eficacia a mi pobre y desordenada  palabra. Por eso, queridos hermanos, me presento a vosotros no con el lenguaje de un superior o de un maestro, sino con la sencillez y con el afecto de un hermano y de un amigo. Es mi manera de revelaros mis pensamientos con el corazón en la mano y con la confianza en que mi voz encontrará  un eco fiel en todos los salesianos, y que a todos servirá de estímulo para mostrarnos siempre más dignos hijos de nuestro Venerable Fundador y Padre”[5]. Dicho esto, en la misma Carta, con el título “…. Bajo el peso de la responsabilidad”, escribe Don Albera una bellísima página donde expresa que se siente bajo un gran peso, y que habría querido rehusar “un encargo que yo conocía de un alcance superior a mis debilísimas fuerzas físicas, intelectuales y morales”[6].

Se veía rodeado, según palabras suyas, de otros muchos salesianos mejor preparados para asumir el gobierno de nuestra Pía Sociedad, ricos en virtudes y sabiduría… Tan pronto pudo quedar libre, corrió a Valsálice para postrarse a los pies de Don Bosco, lamentándose de que dejara en sus manos el timón de la navecilla salesiana… exponiéndole, más con el llanto que con las palabras, sus ansias, temores y debilidad….[7]

Don Felipe RINALDI (Beato) envía su primera Carta en las Actas del Capítulo Superior, (Actas que con Don Albera ya habían visto su aparición tres años antes y con 13 números publicados). En la primera frase de la Carta escribe: “Es la primera vez que os escribo como Rector Mayor, y me sería muy grato poderos manifestar en toda su plenitud los sentimientos y los afectos que la nueva y grande responsabilidad ha suscitado en mi corazón en estos días memorables. Pero es fácil entender que esto no me será posible: en nuestra vida suceden, a veces, acontecimientos tan inesperados y enormes que las palabras no alcanzan a expresar de modo adecuado lo que éstos despiertan en nosotros. Dejo por eso a vuestra experiencia y bondad el interpretar estos mis sentimientos y afectos”[8].

Seguidamente Don Rinaldi expresa cómo, no pudiendo agradecer uno a uno a cada salesiano, ni siquiera con una sencilla palabra, manifiesta su agradecimiento en estas pocas líneas que escribe para todos, y añade que el 24 del pasado mes de abril, acompañado por Inspectores y Delegados del Capítulo General, y rodeado de Hermanos y de los jóvenes del Oratorio, se postró, conmovido, delante de la sonriente imagen de nuestra Auxiliadora en su bello Santuario, sintiendo que todos le eran confiados en su corazón como hijos muy queridos.[9]

         Don Pedro RICALDONE escribe su primera Carta y saludo el 24 de junio de 1932, comenzando de la siguiente manera: “Mi primer saludo es una oración. Nuestra Sociedad no está más en las manos expertas y santas del Beato Don Bosco, de Don Rua, de Don Albera, de Don Rinaldi: ayudadme, pues, a obtener del Señor que, en las manos de vuestro nuevo Rector Mayor no vaya a apagarse el fervor de su celo y el ritmo de su expansión”[10].

         Se disculpa Don Ricaldone por no haber podido escribir antes su afectuoso y paterno saludo, aunque pronto su pensamiento voló hacia todos ellos, pero el Capítulo General y los asuntos urgentes que debía tratar con los Inspectores, además del viaje a Roma, se lo habían impedido. Agradece las adhesiones recibidas tan cordiales y acompañadas de la promesa de tenerle presente ante el  Señor, y de mantenerse fieles a la observancia de las Constituciones y fuertemente apegados al espíritu de nuestro Beato Don Bosco.

Con fecha del 24 de agosto de 1952, Don Renato ZIGGIOTTI escribe su primera Carta diciendo que ha esperado a que terminase el XVII Capítulo General, y que fuesen solemnizadas las fechas del 15 y 16 de agosto con las nuevas profesiones en recuerdo del nacimiento de nuestro querido Padre y Fundador, “antes de enviaros mi primera Carta, que pongo bajo la especial protección de nuestra Madre María Santísima Auxiliadora, en el día dedicado a su conmemoración mensual”[11].

         Como Rector Mayor, agradece seguidamente las felicitaciones que le han enviado con motivo de su nombramiento, y les asegura su recuerdo en la oración por todos y cada uno, especialmente si, entre tantas cartas, alguna no hubiese tenido la respuesta por descuido.

Luego informa a los Hermanos del momento de su elección en ese 1º de agosto: “Y fue hacia las 13 horas de ese día cuando, completados los largos trámites necesarios, el juramento de los electores y el escrutinio solemne, recayó sobre mi pobre persona que suscribe el honor incomparable para un salesiano, con la gravísima responsabilidad de ser el quinto sucesor de San Juan Bosco.

No os digo, queridos Hermanos, mi confusión y mi emoción al verme aplaudido, festejado, abrazado con visible conmoción por parte de todos los Miembros del Capítulo General y de manera especial por varios de mis anteriores y amados Superiores y compañeros, por los ancianos y los jóvenes, que veían cerrado el período de luto e iniciado un nuevo Rectorado”.[12]

Don Luis RICCERI escribe sus primeras palabras en un glorioso aniversario, con fecha del 16 de agosto de 1965: “Me presento por primera vez ante vosotros, en un día tan querido en nuestro corazón de hijos. Hoy es el 150 aniversario del nacimiento de nuestro dulcísimo Padre”.[13]

Narra seguidamente la emoción experimentada al celebrar la Santa Misa en la Iglesia inferior del templo del Colle, rodeado de Don Ziggiotti, Don Antal, las Madres del Consejo General de las Hijas de María Auxiliadora, hermanos, novicios, hermanas, cooperadores, ex alumnos, devotos y amigos de Don Bosco, en una misa transmitida para millones de personas en once naciones, por medio de la Televisión en Eurovisión, y su pensamiento volaba en contraste con aquel humildísimo y desconocido nacimiento de nuestro padre, 150 años antes. Pensaba en la Providencia y entonaba con el corazón el Magníficat.

Más adelante, bajo el epígrafe de motivos de confianza, expresa: “Ciertamente, mirando a Don Bosco, y también a sus Sucesores, siento toda mi pequeñez y qué inadecuado sea ponerme a su lado”[14]Manifiesta Don Ricceri cómo le da cierto alivio, ante este sentimiento de pequeñez, el pensar que ha sido llamado a este puesto en la Congregación por medio del voto expreso de los Capitulares. Y que el Señor que tiene caminos diversos de los de los hombres, ha dispuesto que fuese llamado a gobernar la Congregación. “Hagamos juntos su voluntad. A mí no me queda más que ser siempre más dócil, como modesto instrumento en las manos del buen Dios”[15].

Manifiesta sentirse confortado por la afectuosa y sincera caridad y la gran confianza de quienes están al lado del nuevo Rector Mayor para ayudarlo, confortarlo y ser, de verdad, hijos y hermanos, sus cordiales y efectivos colaboradores.

Finalmente, expresa su Corazón de Padre diciendo: “Por mi parte, abriéndoos todo mi corazón deseo deciros que estoy al servicio de cada uno de vosotros, con el corazón de un padre. La autoridad, estoy profundamente convencido de ello, hoy especialmente, no es un servicio de poder sino un ejercicio de aquella caridad que llega a ser servicio, como el que un padre y una madre dan a sus hijos…. Querría, en una palabra, hacer sentir a cada uno de vosotros mi vivísimo deseo, mi voluntad de ser y mostrarme siempre padre; para esto, ruego insistentemente a Don Bosco y Don Rinaldi, que me den algo de su corazón”[16].

En la solemnidad de la Anunciación, el 25 de marzo de 1978, Don Egidio VIGANÓ escribe su primera Carta a los Hermanos diciéndoles: “Os saludo con alegría y esperanza y deseo compartir fraternalmente con vosotros algunos pensamientos que tengo en el corazón… La Providencia ha trastocado hace algunos meses mi vida con el hecho de la designación como vuestro Rector Mayor. Es ahora cuando estoy tomando conciencia de la grave responsabilidad inherente a este “servicio de familia”, que exige verdadera paternidad espiritual en profunda sintonía con Don Bosco”[17].

Don Viganó hace hincapié, seguidamente, en que el Señor le ayuda, no obstante, a percibir la belleza y la abundancia de la gracia de este servicio, y, en particular, la ayuda materna de María que acompaña este ministerio, con el gozo de poder entrar en comunión con cada uno de los Hermanos y cada comunidad para reflexionar y crecer juntos en la gratitud y en la fidelidad.

Y refiriéndose a sí mismo, expresa cuanto sigue:” Querría tener el estilo sencillo y penetrante de Don Bosco y la inmediatez de comunión que poseían los demás sucesores, pero que, en la falta de simpatía y de simplicidad, haya, al menos, sinceridad y solidez”[18].

A Don Juan Edmundo VECCHI le correspondió, en su servicio como Vicario, transmitir el mensaje de esperanza en Memoria de Don Viganó, acaecida su muerte el 23 de junio de 1995. Lleva adelante no sólo el sereno adiós al séptimo sucesor de Don Bosco, sino conducir la Congregación para la celebración del 24CG, que se iniciaba con la sesión de apertura del 18 de febrero de 1996 y su clausura el 20 de abril, ya como Rector Mayor.

  Por eso, es comprensible que, habiendo asumido la conducción de la Congregación, anterior al Capítulo, su primera Carta del 8 de septiembre sobre la Exhortación Vida Consagrada no tiene referencia alguna al inicio de su servicio como Rector Mayor. En este sentido hay una diferencia respecto de todas las situaciones anteriores.

Finalmente, Don Pascual CHÁVEZ, elegido Rector Mayor en el CG25, comienza su primera Carta a todos los Hermanos después de un tiempo de la clausura de Capítulo que califica como de fuerte experiencia espiritual salesiana. Los documentos capitulares ya han llegado en ese momento a las Inspectorías y desea ponerse “en comunicación con vosotros a través de esta mi primera Carta circular. Escribir cartas ha sido la forma apostólica adoptada por san Pablo para superar la distancia geográfica y la imposibilidad de estar presente en medio de sus comunidades, para dar acompañamiento a sus vidas. Con las debidas diferencias, también las Cartas del Rector Mayor pretenden crear cercanía con las Inspectorías a través de la comunicación, compartiendo cuanto sucede en la Congregación e iluminando la vida y la praxis educativo-pastoral de las comunidades”[19].

La fecha de la Carta es la víspera de la Asunción de María, y a dos días de la fecha del nacimiento de Don Bosco. En ella Don Pascual desea expresar su deseo de estar cercano a todos: “No os escondo que me gustaría tanto estar cercano a vosotros y compartir vuestro trabajos actuales y vuestros mejores sueños; de manera particular siento en lo profundo del corazón el deseo de rezar por cada uno de vosotros. El Señor os llene de su Don por excelencia, el Espíritu Santo, a fin de que os renueve y os santifique a imagen de nuestro Fundador”[20].

Después de manifestar este deseo, Don Pascual hace explícita su intención de querer hablar a la Congregación en esta primera Carta, sobre la Santidad, no tanto como si se tratara de un pequeño tratado, cuanto de presentarla como Don de Dios y urgencia apostólica.

2.  UN PRESENTE PARA SER VIVIDO DESDE LA FE, ESPERANZADO CON REALISMO Y HACIENDO CAMINO JUNTOS

Puedo deciros con total sinceridad, mis queridos Hermanos, que me he conmovido en diversos momentos haciendo este recorrido por nuestra Historia de Congregación. Este recorrido después de aquel 31 de enero de 1888, cuando Don Bosco nos dejaba, me invita y nos invita a una profunda Acción de Gracias por todo lo que ha sido nuestra historia. Una historia en la que sería una ligereza contemplarla con triunfalismo, aunque sí debemos leerla con una mirada de Fe que nos habla de cómo el Señor ha querido escribir páginas bellas en favor de los jóvenes por medio de tantos Hermanos que nos han precedido.

     Pensando en mi pobre persona, puedo deciros que quisiera para mí mismo
y para servir mejor a la Congregación y a la Familia Salesiana de la que formamos parte, todos y cada uno de los rasgos más importantes que han distinguido a cada uno de los Rectores Mayores anteriores, dentro de su contexto teológico, social y de desarrollo de la Congregación.

     No se puede expresar en pocas líneas el recorrido que hemos tenido en nuestra Congregación. Sería necesaria una publicación histórica bien cuidada, pero,  incluso los estudiosos de la historia de nuestra Congregación admitirían que se puede hablar de momentos como los siguientes: Fundacional, de Consolidación y Estructuración (con un fuerte crecimiento y expansión); de Revisión Postconciliar y Definición Teológica, de Proyección Pastoral de la Misión, y la etapa de la Identidad Salesiana y Radicalidad Evangélica de nuestra vida de Consagrados. Todo ello, como se puede comprender, enriquecido con tantos subrayados y opciones como hacen los Capítulos Generales, y que posteriormente hacen suyos los diversos Rectores Mayores.

     Es hermoso y muy rico el patrimonio recibido, y hace más grande la responsabilidad ante el Señor, ante Don Bosco y también ante quienes, en épocas anteriores, han dado lo mejor de sí mismos.

     Os preguntaréis cuál es mi situación ante esta realidad y qué programa de animación y gobierno se vislumbra. Pues bien, en lo personal  puedo compartir con vosotros lo que expresé el 25 de marzo. Con la gracia del Señor: Desde la Fe, me abandono en el Señor.

ü  Porque sé que no estoy solo, ya que verdaderamente uno vive esa ‘fuerza interior’ que viene del Espíritu (“Te basta mi gracia”), y que es presencia de Madre (“Hijo, ahí tienes a tu madre”……). Y tampoco estoy solo, porque se experimenta esa comunión fraterna y de ayuda de los Hermanos Salesianos (los que estáis a mi lado en la cotidianeidad, y los que estáis por todo el mundo haciendo de ‘Don Bosco hoy’ para los jóvenes que os esperan). Y no estoy solo porque experimentaré también el calor afectivo y el cuidado de nuestra gran Familia Salesiana.

ü  Y vivo con los jóvenes en el corazón. Así lo siento muy vivamente y, de manera especial, con los más pobres, los más necesitados, los  últimos.

En cuanto al Programa de Animación y Gobierno del sexenio, nos viene espléndidamente definido por el CG27, y no me cabe duda de que todo lo que podamos pretender, ya está contenido en él de una u otra manera.

El Programa del sexenio será:

ü  Seguir cuidando Nuestra Identidad Carismática en la fidelidad a Don Bosco, una identidad nueva en las formas y expresiones a los 200 años de su nacimiento, pero idéntica en lo más puro y esencial de su carisma, recibido en herencia.

ü  Garantizar en toda la Congregación, nuestra condición de Consagrados, como Hombres que optamos verdaderamente por estar en la Trama de Dios, por ser Místicos en nuestra cotidianeidad.

ü  Cuidar la realidad humana, afectiva y vocacional de cada Hermano y de nuestras Comunidades. Queremos soñar de verdad con la Utopía de una Fraternidad irresistible desde el Evangelio.

ü  Testimoniar, de una manera más elocuente y evidente, nuestra sobriedad y austeridad de Vida, nuestra Pobreza que es Trabajo y Templanza.

ü  Llegar hasta las últimas consecuencias que se presenten en la opción por la juventud más pobre. Con humildad, sin triunfalismos, pero, como lo fue en tiempos de Don Bosco, tenemos que ser reconocidos principalmente por estas opciones, decisiones y acciones.

ü  Y esto no lo hacemos nosotros solos. Formamos parte de la gran Familia Salesiana que también ha de crecer en Identidad y Pertenencia, y contamos además con la gran fuerza de un laicado bien formado y comprometido en la Misión Compartida. Traduzco en expresión propia lo que expresó, en su contenido, el CG24 hace ya dieciocho años: Llegado este momento, la misión compartida con los laicos ya no es opcional, es exigencia carismática.

3.  PERTENENCIENDO MÁS A DIOS

Debo confesaros, Hermanos, que expresiones como Primado de Dios, Místicos en el Espíritu, Trama de Dios, Cercanía de Dios, Unión con Dios, Buscadores de Dios…. son expresiones que me llegan hondamente el corazón diciéndome que aquí hay algo importante, que ésta es la clave, y que todo lo demás, en lo que tantas energías ponemos, ‘se da por añadidura’ o ‘cae como fruto maduro’; es decir, es consecuencia, está garantizado.

         Al mismo tiempo, no os oculto sinceramente un temor que he experimentado ya en mis años de servicio como Inspector: Es posible que al hablar de esto pueda haber Hermanos que sencillamente desconecten, que lo califiquen ya ‘a priori’, como teología trasnochada, como paradigma que ‘ya no sirve’, que ‘ya está desfasada’…. Y, sin embargo, estas mismas reflexiones las encontramos en los más diversos lugares, escritos  teológicos y revistas de actualidad en los que se toma el pulso a la vida religiosa.

         En nuestro Capítulo General 27, recogiendo la experiencia de toda la Congregación, el diagnóstico era coincidente entre nosotros y con otras miradas.

         Creo verdaderamente, Hermanos, que la vida espiritual debe estar en el primer puesto[21], una  vida espiritual que es, ante todo, búsqueda de Dios en lo cotidiano, en medio de todo lo que hacemos y de lo que nos ocupa. Y digo esto, porque la salvación para nosotros, como lo fue para Don Bosco en la búsqueda de lo mejor para sus jóvenes, y para toda vida religiosa de hoy, el elemento básico de la misma ha sido, sigue siendo y será, la persona del Señor Jesús y su mensaje. En definitiva, la centralidad de Jesucristo en nuestra vida. Posiblemente no se haya puesto nunca en duda, pero no es lo mismo que hacerlo vida y criterio de la propia vida.

         Nuestra vida religiosa, por no ser solo salesiana, sino también vida religiosa como consagrados Salesianos, no encuentra su razón de ser en lo que hacemos, ni en las maneras de organizarnos, ni en la eficacia de nuestros programas y planificaciones. O nuestra vida religiosa como consagrados nos devuelve al signo (una comunidad de hombres creyentes al servicio del Reino), o corremos el peligro de que nos preocupe más nuestra fuerza (si es que la tuviéramos), que el mensaje de Dios.

El peligro en toda vida religiosa está en perder la frescura carismática. Es posible que nos envuelvan los trabajos, las actividades, las tareas (pastorales o no)…, y podemos perder el valor simbólico de nuestra vida. Por ejemplo, cuando escucho, como recientemente me ha acontecido, que en un determinado país, con gran presencia de obras salesianas, tenemos un gran reconocimiento por nuestras obras sociales, y, en cambio, se valora poco nuestra condición de salesianos como hombres creyentes de vida consagrada.  Debo confesaros que me preocupa y me hago preguntas pregunto: ¿qué no hacemos bien?, ¿en qué falla nuestro testimonio?

Por eso, cuando tratamos de saber qué es lo esencial en nuestra vida, el camino es encontrarnos con Aquel que da razón en cada instante, el por qué, para qué y por quién hacemos las cosas; optamos por lo que optamos y vivimos como vivimos.

Por todo ello, podemos decir que el núcleo de nuestra identidad y la razón de ser de nuestra vida religiosa es, en definitiva, la experiencia de Dios. Y la pregunta por la calidad de vida en la vida religiosa se convierte, en definitiva, en la pregunta por la calidad de esta experiencia de fe”[22]. Y es en este marco y contexto en el que nuestro Capítulo, en el número 32, hace el subrayado de que lo mismo que para Don Bosco, también para nosotros la primacía de Dios es el punto de apoyo que da razón de nuestra existencia en la Iglesia y en el mundo. Tal primacía da sentido a nuestra vida consagrada, evita el riesgo de dejarnos absorber por la actividad, olvidando ser esencialmente ‘buscadores de Dios’ y testimonio de su amor en medio de los  jóvenes y de los más pobres.

        Por eso, una vez más debemos ayudarnos, mutuamente, a creer de verdad que es ésta la experiencia en que se fundamenta nuestra vida de Dios en nosotros, o, dicho de otra manera más teológica, nosotros vivimos todo nuestro acontecer, ‘en Dios’. Hermanos, con las palabras con que queramos expresarlo, …. la raíz de nuestra vida salesiana, como toda vida consagrada, es mística,  porque, si lo que nos sostiene y lo que nos mueve no es una  experiencia real y nutritiva del Señor, todo lo demás no nos llevará muy lejos.  Y a diario, los cansancios, las personalidades rotas, los vacíos existenciales –aun creyendo que todo lo vivíamos para Dios- etc…, que tan frecuentemente vemos en Hermanos nuestros, es prueba dolorosa, pero irrefutable, de que es así.

         Quiera el Señor concedernos el Don de ser, en verdad, más ‘buscadores de Él’ dando pleno sentido a nuestro Ser, primeramente, y, después, a nuestro vivir y hacer.

4.  HACIENDO REALIDAD LA ‘UTOPÍA’ DE LA FRATERNIDAD SEGÚN EL EVANGELIO

‘Casa’ y ‘familia’ –leemos en el número 49 de nuestro CG27-, son dos palabras frecuentemente utilizadas por Don Bosco para describir el ‘espíritu de Valdocco’ que debe resplandecer en nuestras comunidades.

La Asamblea capitular ha hecho una lectura esperanzada, pero también realista (con sus luces y sombras), de nuestra vida comunitaria, dimensión de nuestra vida que pudiendo tener la  mayor fuerza profética, seguramente es la que tiene una ‘salud más frágil’ en el mapa de nuestra Congregación.

Se dice en el Documento capitular que, desde el CG25 en adelante, está creciendo el empeño por vivir en forma más auténtica nuestra vida comunitaria (n.8), si bien se constatan, tras el ‘respeto’ y la ‘tolerancia’, indiferencias y ausencia de cuidado del hermano (n.9). La comodidad y el activismo hacen percibir el tiempo dedicado a la comunidad como un tiempo ‘robado’ ya sea al ámbito de la ‘esfera privada’ o a la misión (n.9). Si respondemos con dificultad a la llamada de Dios de manera radical, se debe, en parte, a una débil convicción … en realizar la comunión en comunidad (n.36).

Al mismo tiempo, y con mirada positiva y esperanzada, reconocemos que la vida de comunidad es uno de los modos de hacer experiencia de Dios.  Vivir la “mística de la fraternidad” es un elemento esencial de nuestra consagración apostólica (n.40).

Y vivir la espiritualidad de la comunión… y construir la comunidad supone pasar de la vida en común a la comunión de vida (n.37).

Estas y otras constataciones las encontramos en la reflexión capitular que, sin duda, estamos ya leyendo y meditando. No abundo más en ello. No es necesario recoger más citas para mostrar todo un mosaico de luces y sombras. La pregunta, a la luz de nuestro CG27, es ¿qué debemos cuidar, qué debemos cambiar, qué debemos seguir haciendo y qué no, para que realmente nuestra vida comunitaria tenga toda la fuerza de atracción que tiene la Fraternidad vivida desde el Evangelio, hasta el punto de ser ‘irresistible’ en su atracción?

Lo cierto es que la vida comunitaria, tiene, como ha escrito un autor, “todo el encanto de lo difícil y de lo posible; de la gracia y de la debilidad. Solo se permanece en comunidad y se ahonda en esa experiencia por la gracia de Dios... Es penitencia y ascesis que purifica y se ejercita en la colaboración, la participación y la comunión. Pero es también, y sobre todo, un encanto. Se vive en comunidad para ser feliz, y son muchos los que lo consiguen (…); y si queremos hablar del encanto de la vida comunitaria, hay que decir una palabra sobre las distancias cortas del amor fraterno. Esto supone presencia, cariño mutuo y corrección fraterna, interés de unos por otros, y ayuda mutua; en definitiva, el amor fraterno en toda su extensión. El corazón pide y exige. La vida comunitaria del futuro será fraterna o no será.[23]  Este es uno de los elementos que más buscan los candidatos hoy; y no siempre es el que más encuentran”[24].

         Esta dimensión de la vida religiosa es hoy, sin duda, una gran fuerza testimonial. Como en gran parte de nuestros contextos sociales, existen, junto a realidades positivas, una creciente incomunicación, aislamiento, un individualismo que va en aumento y una soledad que, en muchas culturas, es la gran enfermedad de nuestro tiempo, al igual que su semejante, la depresión. El testimonio de las comunidades religiosas, también de las nuestras, debería ser un verdadero anuncio evangélico, buena noticia, auténtica provocación o interpelación.

         Por eso, os manifiesto, que una de mis grandes inquietudes es la de pensar, ver, imaginar y comunicarnos de qué manera podemos caminar en la dirección adecuada ante esta realidad un tanto débil de no pocas de nuestras presencias. Hermanos, ¡cuántas  veces nuestra comunión de vida queda sacrificada por otras cosas ajenas a nuestra vocación! Me pregunto, por ejemplo, por qué motivo, quienes deberíamos ser expertos en Humanismo, máxime por nuestra condición de educadores de jóvenes, tenemos a nuestro lado en nuestras comunidades, a veces en el comedor o en habitaciones contiguas, a Hermanos heridos en su corazón, Hermanos lacerados tal vez por la soledad y el desencanto, Hermanos que han buscado la felicidad como salesianos y no lo son. Ciertamente esa no es la realidad de nuestra Congregación, muy al contrario; pero también existe, y debería bastarnos un solo Hermano herido, para que nos sangrara el corazón un poco a todos.

           Creo que se podría calificar de pecado, si de palabra  o con hechos, o con silencios, respondiéramos como Caín ante la pregunta del Señor: “¿Dónde está tu hermano? No lo sé –respondió-. ¿Soy yo acaso el guardián de  mi hermano?” (Gn 4,9). Sí lo somos. No guardianes, pero sí cuidadores.

Nuestro gran desafío, Hermanos, para Inspectores, Consejos, Directores y todos los Hermanos en cada una de las comunidades salesianas del mundo es éste: Hacer de nuestra Comunidad un verdadero espacio de vida de comunión. ¿Cómo pasar de una vida en común con momentos acordados, programados, planificados –que sin duda nos pueden ayudar-, a una vida de comunión. Sin duda, esa decisión supone conversión personal, y por lo mismo comunitaria, va a exigir un compromiso afectivo y efectivo para llevarlo adelante. Es un proceso que pide de nosotros aceptar que cada una de las etapas de nuestra vida sea una oportunidad para crecer, para abrirse a lo nuevo de un encuentro más auténtico con los Hermanos, para hacer más visible la presencia de Dios entre nosotros.

5.  CON LOS JÓVENES, POR LOS JÓVENES “NUESTROS DUEÑOS”

La expresión no es mía, es de Don Bosco, tan frecuente en él: ‘los jóvenes son nuestros dueños’[25] y ante ellos siempre mantuvo una actitud de auténtico servidor.

Es fascinante, queridos Hermanos, todo lo que tenemos escrito como patrimonio de nuestra Congregación, desde el mismo Don Bosco hasta hoy, en relación a nuestra prioridad: los jóvenes y especialmente los más pobres. Esto se debe a que lo llevamos muy en el corazón, en nuestro ADN como he dicho más veces. Y también se debe a que, en ocasiones, tenemos que recordárnoslo, para que sea más evidente esta predilección nuestra, recordarlo y recordárselo a otros, para que lo tengamos siempre muy presente.

Don Bosco, nos recuerda el mismo XX CGE, daba una consigna muy especial entre los recuerdos a los primeros misioneros, que sigue teniendo plena actualidad para todos nosotros: “Procurad que el mundo conozca que sois pobres en el vestir, en el comer, en las habitaciones, y seréis ricos ante Dios, y os adueñaréis de los corazones de los hombres”[26].

Si ha sido así en toda nuestra historia de Congregación, a la luz del CG27, Hermanos, y con una decidida opción por ser servidores de los jóvenes, ésta opción, y en especial por los más pobres, se convierte, y ha de convertirse de manera imperativa, en el esfuerzo máximo y el rasgo distintivo de la Congregación en este sexenio, con un profundo sentido de Dios y en verdadera manifestación de fraternidad, donde nuestra opción por los más necesitados sea tan evidente que no haya necesidad de palabras para explicarlo. “El mundo nos recibirá siempre con gusto mientras nuestras atenciones estén dirigidas a los niños más pobres, más amenazados de la sociedad. Esta es para nosotros la verdadera riqueza que nadie podrá quitarnos”[27].

La opción por los pobres será así la versión más evangélica de nuestro voto de pobreza, y nos ayudará, sin duda, a superar la inclinación tan natural que tenemos los humanos, personas e instituciones, a estar asociados con el poder y los poderosos, a tener y poseer en exceso, inclinación totalmente contraria al Evangelio y a la praxis de Jesús.

Hermanos, cuando nuestro Capítulo General último manifiesta que queremos ser una Congregación de pobres y para los pobres, porque como Don Bosco creemos que éste debe ser nuestro modo de vivir con radicalidad el Evangelio y la manera de estar más disponibles a la exigencias de los jóvenes, no está pensando solamente en una sugerencia para los salesianos más sensibles o un poco más generosos, sino que lo plantea como un auténtico éxodo en nuestra vida[28]. Ha de ser algo esencial a nuestro ser de Salesianos de Don Bosco, y lo que debemos llevar en el corazón cada salesiano. La excepción deberá ser la de aquellos Hermanos que no se sienten capaces –porque algo no anda bien en sus vidas-, y entonces seguirán contando con nuestra fraternidad y ayuda; pero nunca debería ser una opción la tibieza, la entrega a medias, la indefinición en la opción por los más pobres, y, menos aún, que un niño, niña, adolescente o joven tuviera que dejar la casa de Don Bosco. porque no cuente con recursos económicos para pagar esto o aquello.

Habrá quien piense que eso sería bonito pero irrealizable; y habrá alguien que diga que hemos de sostener escuelas, reformas, gastos, y yo les digo que, con la claridad de la opción, con la generosidad, con la búsqueda de ayudas, con recursos para becas, con la capacidad que realmente tenemos de generar solidaridad cuando se trata de ayudar a los que menos tienen, podremos hacer realidad que una casa salesiana nunca sea inaccesible para aquellos  que menos tienen (ya sea una escuela, un oratorio, una casa de acogida, un centro juvenil…).

Quisiera recordar lo que ya manifesté en las palabras finales del Capítulo General: Son los jóvenes, especialmente los jóvenes más pobres, quienes nos salvarán. Ellos son un don para nosotros; son en verdad “nuestro rostro ardiente” ante el cual nos quitamos las sandalias[29]. Esta es la clave de nuestra paternidad como educadores, dadores de vida, hasta dar la vida, la de entregarla por los últimos ya que, en respuesta a la llamada del Señor, hemos decidido entregarla. Y si hemos sido capaces de lo más (el sí de por vida), no es para quedarnos en lo menos, en no ser alternativa para nadie ni signo de ninguna cosa.

Estoy convencido –sin conocer todavía toda la Congregación-, que es mucha la entrega y generosidad que existe, pero lo que no está bien centrado en Dios y en los más necesitados no puede tranquilizarnos ni compensar las realidades existentes en las que no estemos respondiendo a lo que Don Bosco haría hoy. Es en este sentido en el que animo a todos los Hermanos a ponernos en una verdadera actitud de conversión a Dios, a los Hermanos y a los jóvenes, como nos pide el Capítulo General 27.

Seamos para los jóvenes verdaderos padres y hermanos, como lo fue Don Bosco y como nos recordó, en su día, el papa Juan Pablo II, cuando nos dijo en el CG23: “Que en el centro de vuestras atenciones figuren siempre los jóvenes, esperanza de la Iglesia y del mundo, hacia los que todos miran con confianza y estremecimiento. En las naciones más ricas, lo mismo que en los países más pobres, estad siempre atentos a su servicio, atentos particularmente a los más débiles y marginados. Llevad a cada uno de ellos la esperanza del Evangelio, que los ayude a afrontar con valentía la vida, resistiendo a las tentaciones del egoísmo y del desaliento. Sed para ellos padres y hermanos, como os enseñó San Juan Bosco”[30]

6.  CONGREGACIÓN MISIONERA : CUANDO LA DIVERSIDAD ES RIQUEZA

Bajo este título o epígrafe quiero decir algo tan sencillo y claro como lo siguiente: La dimensión misionera forma parte de nuestra IDENTIDAD  y la diversidad cultural, la multiculturalidad y la interculturalidad es una riqueza hacia la que queremos caminar durante este sexenio.

Según la Evangelii Gaudium[31] el anuncio del Evangelio es misión de todo el pueblo de Dios y es anuncio para todos, donde “no hay judío ni griego (…) porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Ga 3,28). Supone ser fermento de Dios en medio de la humanidad, una humanidad y un Pueblo de Dios con muchos rostros, con muchos acontecimientos históricos y culturas diversas donde todos somos discípulos misioneros.

El Papa hace una llamada a la Evangelización de todos los pueblos, y nosotros dirigimos la mirada, siempre para reconocernos en nuestra identidad,  hacia el carácter misionero de nuestra Congregación. Don Bosco quiso que la Sociedad Salesiana fuese decididamente misionera. Eligió en el 1875, de entre el pequeño grupo de los primeros salesianos, a los diez que habrían de ir a América. Antes de su muerte ya había enviado 10 expediciones misioneras y 153 estaban ya en América en el momento de su muerte; casi el 20 por ciento de los salesianos del momento, según el catálogo de la Congregación de 1888.

         Esta identidad misionera, conservada y cuidada con el paso de los años, llevó al Capítulo General Especial a hacer una especial llamada que yo quisiera renovar hoy, a las puertas del Bicentenario del nacimiento de Don Bosco y como homenaje vivo a su memoria: “El Capítulo General Especial lanza un llamamiento a todas las Inspectorías, aún las más pobres de personal, para que, obedeciendo a la invitación del Concilio y siguiendo el audaz ejemplo de nuestro Fundador, contribuyan con su personal, en forma definitiva o temporal, al anuncio del Reino de Dios”[32].

         Creo sinceramente, Hermanos, que esta llamada tiene hoy plena actualidad en la realidad de nuestra Congregación. Cuando hablo de homenaje a Don Bosco en la celebración del Bicentenario de su nacimiento, no lo digo en un contexto celebrativo vacío, o para hacer estadísticas, sino porque creo verdaderamente, y ha sido también la sensibilidad del CG27, que una gran riqueza de nuestra Congregación es justamente la capacidad misionera, la posibilidad de estar allí donde más se nos necesite en la Evangelización, si bien todas las fuerzas son muy válidas en cualquiera de los lugares donde nos encontramos. En este sentido aprovecho esta oportunidad para invitar a todos los salesianos sdb, y de corazón haré extensiva mi invitación a toda la Familia Salesiana, en su momento,  para que la Evangelii Gaudium sea leída, meditada y compartida. Sin duda nos hará mucho bien, y todavía no es conocida en muchos sitios.

6.1.      PORQUE HAY CAMPOS DE MISIÓN PASTORAL DONDE SOMOS MUY NECESARIOS EN ESTE MOMENTO…

En este sentido, y no solo para el año 2015, sino en todo el sexenio, queremos hacer realidad lo siguiente:

a.)  La ayuda real a algunos campos de misión que tienen una mayor fragilidad en estos momentos, como son, entre otros:

-       La tarea misionera en la Amazonía, especialmente de Manaus, Campo Grande y Venezuela…

-       La tarea misionera en el Chaco Paraguayo.

-       La tarea misionera en algunas regiones de la Pampa y la Patagonia Argentina.

-       La presencia misionera con comunidades de inmigrantes en los Estados Unidos.

-       La presencia misionera en Medio Oriente, tremendamente castigada además por diversos conflictos bélicos, como bien conocemos.

-       La presencia misionera en zonas de misión entre musulmanes, desde el norte de África hasta los países del ‘Golfo Árabe’ o Pakistán…

-       La nueva presencia misionera que supone el Proyecto Europa y que tiene mucho que ver con la llegada de los últimos llegados por las diversas migraciones.

-       El fortalecimiento de las jóvenes presencias misioneras de primera Evangelización en Asia y Oceanía: Mongolia, Camboya, Bangladesh, Laos…

6.2.      … Y PORQUE LA DIVERSIDAD ES RIQUEZA

He escuchado, en más de una ocasión, decir a quienes más vocaciones tenían que, ellos, en su país, en sus Inspectorías, no necesitaban ninguna ayuda porque tenían suficientes vocaciones. Pero, precisamente por eso, y porque la diferencia, la diversidad, la multiculturalidad e interculturalidad es riqueza, cada vez se hace más necesario, incluso para garantizar la identidad del carisma salesiano, y que éste no sea monocolor, es necesario favorecer el intercambio de Hermanos entre las Inspectorías por unos años, ofrecer temporalmente Hermanos a las Inspectorías más necesitadas, además de aquellos que como Misioneros ‘Ad Gentes’ se ofrezcan en respuesta a esta llamada y a otras venideras. De igual manera, hay que preparar a los Hermanos, en todas las partes del mundo, con una mirada más global y universal. Los salesianos de Don Bosco, si bien tenemos una organización jurídica que se concreta en las Inspectorías, no hacemos profesión religiosa para un lugar, una tierra o una pertenencia. Somos salesianos de Don Bosco en la Congregación y para la Misión, allá donde más se nos necesite y donde sea posible nuestro servicio.

         Soy consciente de que este mensaje puede resultar sorprendente, pero hemos de ser atrevidos en el soñar, Hermanos, y no tener miedo a la novedad, por más exigente que sea, si es buena en sí misma. Una concreción sencilla pero inmediata de esto que digo es, por ejemplo, la necesidad de preparar a los jóvenes salesianos en el aprendizaje de los idiomas, cuantos más mejor. Ya ha quedado atrás el tiempo, que yo mismo viví, donde aprender una lengua extrajera era algo superfluo y donde pisar el país vecino, aunque la frontera estuviese a cincuenta kilómetros, era ‘ir al extranjero’ y resultaba muy difícil obtener los permisos al interno de nuestra Congregación. Hemos de preparar a nuestras jóvenes generaciones por tanto en el aprendizaje de lenguas, y entre ellas el aprendizaje de la lengua italiana para que no ocurra, en el tiempo, que el acceso a las fuentes y a los escritos primeros de nuestro Fundador y de la Congregación sea algo prohibitivo por desconocimiento.

De igual manera deseo subrayar que no hemos de tener miedos ni resistencias en que nuestros Hermanos jóvenes estudien fuera de la propia Inspectoría. No se quiere menos la propia tierra, las propias raíces y los propios orígenes por no estudiar en el mismo lugar. No es cierto, y no hay ningún peligro de pérdida del sentido de la realidad. Por el contrario, se amplía mucho la mirada y la capacidad de entender la diversidad y la diferencia, algo esencial en nuestro mundo de hoy y del mañana.

7.  CELEBRANDO EL BICENTENARIO DEL NACIMIENTO DE DON BOSCO

Cuando estéis leyendo esta Carta, ya habremos inaugurado el año del Bicentenario del nacimiento de Don Bosco. El 15 de agosto en Castelnuovo Don Bosco, y el 16 de agosto en Colle Don Bosco. Bajo la guía de nuestro Rector Mayor Emérito, P. Pascual Chávez, hemos tenido un intenso trienio de preparación en toda la Congregación, profundizando la realidad histórica, la pedagogía y la espiritualidad de nuestro Fundador.

Creo que es oportuno decir que el año de celebración que hemos iniciado tiene  un doble rostro. Uno exterior, más público y oficial, y otro interior,  más íntimo.

Doscientos años desde el nacimiento de Don Bosco, suscitado por el Espíritu Santo con la intervención de María (Cfr. Const. 1), es un tiempo suficiente para ver y comprender lo que hemos heredado. En primer lugar, la vida de un hombre de Dios, un Santo que con corazón de padre vivió lo que prometió: “He prometido a Dios que hasta mi último suspiro sería para mis queridos jóvenes pobres”[33]. Y hemos heredado la responsabilidad  de vivir, y hacer realidad, la autenticidad de un carisma que ha nacido no de un proyecto humano, sino de la iniciativa de Dios para contribuir a la salvación de la juventud (Cfr. Const. 1).

Celebrar en la sociedad, en las ciudades, con el pueblo de Dios, el Bicentenario del nacimiento de Don Bosco nos permite reconocer qué significa para nosotros tener como Padre a Don Bosco:

ü  Es una oportunidad para sentirnos agradecidos al Señor porque, doscientos años después del nacimiento de Don Bosco, nos encontramos aquí, como regalo de Dios para los jóvenes. Oportunidad para reconocer a Dios presente en medio de nuestra historia, pues constatamos que Él (el Dios de la Vida) siempre ha ido por  delante.

ü  Es un compromiso más con la fuerza del Evangelio que ha de llegar de manera especial a los jóvenes, y entre ellos a los últimos, a lo que, sin haber hecho nada para ello, han sido excluidos de la fiesta de la vida.

ü  Es un momento adecuado para rejuvenecer la actualidad de un carisma que se coloca en el centro de los problemas del mundo de hoy, especialmente del mundo de los jóvenes. Porque Don Bosco sigue teniendo hoy palabras  y propuestas, para los jóvenes del mundo, ya que, aunque han cambiado las situaciones y los contextos, el corazón de los jóvenes, de todo joven sigue teniendo los mismos latidos de entusiasmo y apertura a la Vida.

ü  El Carisma salesiano ha sido, y es, el regalo que nuestro Dios hace al mundo, habiendo elegido a Don Bosco para ello. Por eso insistimos tanto, por convicción, en que Don Bosco es un bien de la Iglesia y de toda la Humanidad[34]. Él se ha formado en el tiempo, desde los primeros momentos en los brazos de Mamá Margarita, hasta la amistad con buenos maestros de vida y, sobre todo, en la vida cotidiana con los jóvenes que, modelando desde la cotidianeidad su corazón, lo han ayudado a ser más de Dios, más de los Hombres y más de los mismos jóvenes.

Y celebrar el Bicentenario hacia el interior de nuestra Congregación y nuestra Familia Salesiana,  significa vivir aquello que San Pablo recomienda a Timoteo al pedirle que ‘tenga vivo en él aquel Don que ha recibido’. Por eso, cada vez que un salesiano, un miembro de nuestra Familia Salesiana, vive en plenitud su vocación, es a su vez un don de Dios al mundo.

Celebrar el Bicentenario en la intimidad del Hogar (hogar que han de ser todas y cada una de nuestras comunidades), es dejarnos interpelar por nuestro ser y nuestro vivir, hasta poder decirnos, con mirada limpia y transparente que “La santidad de los hijos sea prueba de la santidad del Padre”[35].

Y esta celebración significa también evocar doscientos años de historia de hombres y mujeres que han dado su vida por este ideal, tantas veces de manera heroica, en condiciones difíciles, y a veces extremas. Esto es un tesoro inestimable que solo Dios puede valorar en su justa medida y a Él se lo encomendamos.

Nosotros somos de los que hoy creemos que aquel 1815, con la llamada a la vida de Juanito Bosco y su elección de parte del Señor, ha sido solo el comienzo de una larga cadena de testigos que, al igual que Don Bosco, queremos comprometernos en ayudar a escribir el futuro de vida, y vida creyente, de los jóvenes, y entre ellos los más necesitados,  con el color de la esperanza.

Acabo brevemente para no extenderme más, deseando subrayar la singularidad que tiene el Carisma salesiano en nuestro distintivo, conocido como Sistema Preventivo  y que es mucho más que un método educativo. Es una verdadera y rica forma de espiritualidad, un modo extraordinario de concebir el sentido de la vida desde Dios, siendo así un gran don de nuestra Congregación y Familia a la Iglesia. Pero sobre este tema escribiré más ampliamente en la Carta del Aguinaldo al final del año.

8.         ACOJAMOS A LA SEÑORA EN CASA”

           “Y desde aquel momento el discípulo la recibió en su casa” (Jn 19,27)

He querido terminar mi primera Carta circular con las mismas palabras que usó Don Viganó en su primera Carta sobre María que renueva la Familia Salesiana de Don Bosco[36]. Don Viganó cuenta cómo mientras escuchaba en la tarde de un Viernes Santo la narración evangélica de la Muerte del Señor según Juan, con María y el Discípulo a los pies de la cruz, queda especialmente sensibilizado por esta convicción que le lleva a decir ¡sí!, debemos repetirnos mutuamente como programa para nuestra renovación la afirmación del evangelista: “Prendiamo la Madonna in casa”.

Don Bosco tuvo una vivísima consciencia de la presencia personal de María en su propia vida, en su vocación y en su misión apostólica. “María Santísima es la fundadora y será la sostenedora de nuestras obras”[37], y nosotros Salesianos, como parte de nuestra Familia Salesiana, estamos convencidos de la intervención indiscutiblemente especial que María ha tenido en la vida de Don Bosco y de la Congregación. María ha sido para Don Bosco la Madre cuidadosa de sus jóvenes y su educadora interior. Y ha sido siempre para él, Madre a la que ha tenido una devoción tierna y viril, sencilla y verdadera.

Al mismo tiempo, Don Bosco, como verdadero educador y catequista, consiguió de una  manera excepcional que en casa, en la casa de sus jóvenes, Valdocco, la atmósfera de familia estuviera envuelta siempre en una presencia materna: María.

Hoy, doscientos años después del nacimiento de Don Bosco, podemos decir que la devoción a María, para nosotros especialmente Auxiliadora, resulta, de hecho, un factor integrante del ‘fenómeno salesiano’  en la Iglesia, y forma parte imprescindible de nuestro carisma: moldea su fisonomía y le da vitalidad.

Que María, que es Mujer de la Escucha, Madre de la comunidad nueva y Sierva de los pobres nos acompañe y bendiga. A ella nos dirigimos con la misma oración del Papa Francisco[38]:

Estrella de la nueva evangelización,

ayúdanos a resplandecer en el testimonio de la comunión,

del servicio, de la fe ardiente y generosa,

de la justicia y del amor a los pobres,

para que la alegría del Evangelio

llegue hasta los confines de la tierra

y ninguna periferia se prive de su luz.


Madre del Evangelio viviente,

manantial de alegría para los pequeños,

ruega por nosotros.

Amén. Aleluya.

Con todo afecto y fraternidad os saluda,

                Ángel Fernández Artime, sdb

                        Rector Mayor



[1]Lettere Circolari di Don Michele Rua ai Salesiani, DirezioneGenerale delle Opere Salesiane, Torino, 1965, 25

[2]Idem,  p.26

[3]Idem,  p. 27

[4]Lettere Circolari di Don Paolo Albera ai salesiani, Direzione Generale delle Opere Salesiane, Torino, 1965, 7

[5] Idem, p.8

[6] Idem, p.13

[7]Cfr. Idem, p.13

[8] ATTI DEL CAPITOLO SUPERIORE della Pia Società Salesiana, Anno  III, nº 14, 1922, p.4

[9] Cfr. IDEM, p. 4-5

[10] ATTI DEL CAPITOLO SUPERIORE della Società Salesiana, Anno XIII, Nº 58, 1932, p.2

[11] ATTI DEL CAPITOLO SUPERIORE della Società Salesiana, Anno XXXII, nº 169, 1952, p.2

[12] IDEM, p.3

[13] ATTI DEL CAPITOLO SUPERIORE della Società Salesiana, Anno XLVI, 1965, nº 262, p.2

[14] IDEM, p. 4

[15] IDEM, p. 5

[16] IDEM, p. 5

[17]ATTI DEL CONSIGLIO SUPERIORE della Società Salesiana, Anno LVII, 1978, nº 289, p. 3

[18] IDEM, p. 2

[19] ATTI DEL CONSIGLIO GENERALE DELLA  SOCIETÀ SALESIANA DI SAN GIOVANI BOSCO, Anno LXXXIII, nº 379, 2002, p. 3

[20] IDEM, p. 4

[21]  CG27, Introduzione, p.21  citando a Giovanni Paolo II: “La vida espiritual debe estar en el primer puesto (…). De esta opción prioritaria, desarrollada en el empeño personal y comunitario, dependen la fecundidad apostólica, la generosidad en el amor por lo pobres e incluso la atracción vocación sobre las nuevas generaciones” (GIOVANNI PAOLO II, Vita Consecrata, 93)

[22] La cita textual es: “El núcleo de la identidad y la razón de ser de la vida religiosa y de toda  vida cristiana es la experiencia de Dios. Se puede hablar de experiencia de  Dios, de fe radical, de dimensión carismática de la vida, de vida en el Espíritu, de experiencia del Absoluto o de la Trascendencia, de la prioridad absoluta del Reino de Dios y su justicia, de vivir la vida en clave escatológica…. Poco importan los nombres. Lo importante es tener claro que esa experiencia nuclear es la que da sentido a todo en este género de vida, es la que proporciona calidad de vida a sus miembros y hace que esto sea verdaderamente una vocación y no una simple profesión. La pregunta por la calidad de vida en la vida religiosa es la pregunta por la calidad de esta experiencia de fe”. En Fernando PRADO (ed): Adonde el Señor nos lleve, Publicaciones Claretianas, Madrid 2004, 31

[23]  Esta frase escrita en cursiva es opción personal mía por la importancia que le doy. El autor no la ha resaltado de manera especial.

[24] Arnaiz, José María. ¡Qué ardan nuestros corazones. Devolver el encanto a la vida consagrada! Publicaciones claretianas, Madrid, 2007, 95

[25] XX CAPÍTULO GENERAL ESPECIAL SALESIANO, n.351

[26] IDEM, n. 597, citando MB. 11, 389-390

[27] IDEM, n.597, citando MB. 17, 272

[28] El marcado en negro es opción mía. Cfr. CG 25. n. 55

[29] CG 27, n.52, citando Es 3,2 y Evangelii Gaudium, 169

[30] CG23, n.331, Discurso de su S.S. Juan Pablo II  a los Capitulares

[31]Cf. Evangelii Gaudium, n.111, 115 y 120

[32] CGE, n.477

[33] Const. 1, Cfr MO, 16

[34] Como dice el Papa Francisco en la Evangelii Gaudim n.130, “El Espíritu Santo también enriquece a toda la Iglesia evangelizadora con distintos carismas. Son dones para renovar y edificar la Iglesia. No son un patrimonio cerrado, entregado a un grupo que lo custodie; (…). Un signo claro de la autenticidad de un carisma es su eclesialidad, su capacidad para integrarse armónicamente en la vida del santo Pueblo fiel de Dios para bien de todos”.

[35] Consejo dado por un piadoso y benévolo cooperador y que Don Rua cita y pone como palabra de orden en carta del 8 de febrero de 1888, a los ocho días de la muerte de Don Bosco, en carta dirigida a los directores de las casas salesianas comunicando los sufragios por Don Bosco.  LETTERE CIRCOLARI DI DON MICHELE RUA AI SALESIANI, Direzione Generale delle Opere Salesiani, Torino, 1965, p.14

[36] ATTI DEL CONSIGLIO SUPERIORE DELLA SOCIETÀ SALESIANA, Anno LVII, nº 289, p.4

[37] Sistema Preventivo. Reglamento, n.92

[38]Evangelii Gaudium, n.288


4. ACTIVIDADES DEL CONSEJO GENERAL
4.1. CRÓNICA DEL RECTOR MAYOR ACTAS DEL CONSEJO GENERAL, núm. 419 130
La sesión plenaria estival de 2014, que comenzó el 3 de junio, ocupó los Consejeros hasta el 11 de julio de 2014.

A las sesiones plenarias, en total 30, se han añadido encuentros de grupo o comisiones para el estudio de los diversos temas. Los Consejeros también han participado en encuentros de animación, sobre todo en los que han tenido lugar en la Casa General.

Como siempre, junto a los temas o problemas más relevantes para la animación y guía de la Congregación, se dedicaron los tiempos necesarios a las prácticas ordinarias provenientes de las Inspectorías, como nombramientos de los Consejos inspectoriales y aprobación de nombramientos de Directores, aperturas y erecciones canónicas de casas y/o actividades, prácticas referentes a hermanos y prácticas económico-administrativas. A continuación se presenta aquí una síntesis de los argumentos más sobresalientes del orden del día.

1. Nombramientos de Inspectores

En esta sesión se ha nombrado Superior en 8 Inspectorías. El Consejo General ha procedido a ello con cuidadoso discernimiento, tomando como base o punto de referencia el resultado der la consulta realizada en las Inspectorías. Por orden alfabético, he aquí el elenco de los Superiores nombrados en la sesión: Don Marco Biaggi para la Visitaduría de Mozambique; don Karol Maník para la Circunscripción de Ucrania; don Jorge Alejandro Molina Padilla para la Inspectoría de Ecuador; don Teo Montemayor para la Inspectoría de Estados Unidos Oeste; don Hugo Orozco Sánchez para la Inspectoría de Guadalajara, México; don Javier Ortiz Rodríguez para la Inspectoría de Bolivia; don Charles Armand Randimbisoa para la Visitaduría de Madagascar; don Eugenio Riva para la Visitaduría «María, Sede de la Sabiduría» (UPS) de Roma.

2. Temas de estudio y decisiones operativas

A lo largo de la sesión, junto con los asuntos sobre las Inspectorías o Regiones, el Consejo ha afrontado algunos temas referentes más en general al gobierno y animación de la Congregación, con atención particular al Proyecto de animación o gobierno para el sexenio, y al estudio del «Vademécum» para la vida y la acción del mismo Consejo. No han faltado algunas decisiones operativas, relacionadas con los diversos puntos examinados. Se presentan los principales argumentos tratados.

– Aguinaldo del Rector Mayor para el año 2015. En la apertura de los trabajos de la sesión plenaria, el Rector Mayor presentó las líneas del que será el Aguinaldo de 2015 para la Familia Salesiana: «Como Don Bosco, con los jóvenes para los jóvenes».

Pretende ser un mensaje de comunión más que un programa pastoral; quiere ayudar a vivir con corazón salesiano el Año del Bicentenario con los jóvenes y para los jóvenes, estando en medio de ellos e intentando lograr que se comprometan.

– Proyecto del Rector Mayor y su Consejo 2014-2020. Después de los nombramientos de los Inspectores, el Consejo ha dedicado en varias sesiones el tiempo necesario para la elaboración del proyecto de animación y gobierno del Rector Mayor y del Consejo General para el sexenio 2014-2020, que con los criterios de esencialidad, profundidad y coherencia quiere traducir operativamente cuanto ha decidido el CG27.– Proyecto Europa. El Consejo General ha propuesto una hipótesis de proceso para la elaboración del Proyecto Europa en la próxima sesión plenaria invernal.

El proceso incluye la comprobación realizada al final del sexenio pasado con los Inspectores europeos; de ella resulta que las tres áreas indicadas han estado bien centradas; el compromiso a través de un breve cuestionario de los Inspectores de Europa y de sus Consejos, mejor incluso si participan también los Directores; la presentación de una síntesis de las respuestas en el encuentro de los Inspectores del 28-30 de noviembre de 2014. Finalmente, la elaboración del Proyecto del Rector Mayor y de su Consejo para el Proyecto Europa, escuchando individualmente a todos los Consejeros Regionales para la cuestión del envío de los misioneros.

– Vademécum para la vida y la acción del Consejo General. En varias sesiones del Consejo se actualizó el Vademécum para la vida y la acción del Consejo General 2014 en sus primeras dos partes: «El servicio de la autoridad en la comunidad mundial» y «Cargo y funciones de cada Consejero». Se ha visto la necesidad de decidir a quién corresponderá la formación de los laicos, tema nunca afrontado de manera sistemática y coherente. La tercera parte, «Elementos prácticos del trabajo del Consejo General», será tomada en consideración en la sesión plenaria del próximo mes de diciembre, después de haber realizado en este período la experiencia de cómo vivimos y trabajamos en el Consejo.– Coordinación en el Consejo General. Para responder a la deliberación del CG27 sobre la coordinación en el Consejo General, han sido organizadas por el Vicario del Rector Mayor varias jornadas de estudio con los Consejeros de los Sectores y con los Consejeros Regionales y, luego, en las sesiones plenarias. Se ha comprobado que, para llegar a la coordinación, es necesario tener presentes los diversos momentos: el primero se refiere al Vademécum para la vida y la acción del Consejo General; el segundo es la elaboración del proyecto de animación y gobierno del Rector Mayor y del Consejo para el sexenio; el tercero se refiere a los calendarios del Consejo General que contemplan varios encuentros conjuntos y coordenados.– Formación de los nuevos Inspectores. Se han compartido las varias experiencias y las diversas sugerencias que hay que tener presentes en el programa, en la metodología y en la verificación después del primer curso para los nuevos Inspectores que se realizará en diciembre próximo.

– Secretariado de la Familia Salesiana. En dos momentos de estudio, el Consejo General ha realizado la reflexión sobre la constitución del Secretariado para la Familia Salesiana, intentando antes delinear bien las competencias, el perfil del responsable del Secretariado y la duración del nombramiento. El Estatuto volverá a ser considerado en la próxima sesión invernal.

– Estudio de las Regiones en el Consejo intermedio. A lo largo de la sesión, el Consejo General ha realizado un esbozo de la cuestión de la valoración de la Región y de las Inspectorías en el Consejo intermedio, porque parecía que era un trabajo repetitivo, pues esta valoración había sido pedida con ocasión de la preparación del Capítulo General, en vista de la Visita de Conjunto, de la Visita extraordinaria y para el nombramiento de un Inspector. El tema será reconsiderado en la próxima sesión plenaria invernal.

– Aprobación del Balance económico de 2013. A lo largo de la sesión, una vez hecha la presentación por el Ecónomo General, el Consejo General, según norma de los Reglamentos Generales, examinó y aprobó el balance económico al 31 de diciembre de 2013 de la «Direzione Generale Opere Don Bosco».– Distribución del «Fondo Misiones». Después de haber revisado los criterios para la distribución, el Consejo General examinó y aprobó las propuestas hechas por la Comisión para la distribución núm. 154 - junio 2014, de las ayudas del «Fondo Misiones». Se trata de fondos provenientes de las Procuras Misioneras a beneficio de los muchos proyectos e intervenciones en la Congregación.

Entre los momentos significativos a lo largo de la sesión, se recuerda de modo particular el encuentro de los Consejos Generales de los SDB y de las FMA, que tuvo lugar el jueves, 19 de junio de 2014, en la Casa General de las FMA. En él se realizó una comparación entre el instrumento de trabajo del CG23 de las FMA, las Actas del CG27 de los SDB y sobre compromisos y perspectivas del Bicentenario del nacimiento de Don Bosco. Hace 199 años, en un día como hoy, venía al mundo un niño, Juan Melchor Bosco, justamente en estas colinas, hijo de unos humildes campesinos.

Hoy nosotros, queriendo comenzar el Bicentenario de este acontecimiento histórico, damos gracias a Dios por su admirable intervención en la Historia, y, más en concreto, en esta historia, co­menzada sobre las colinas de I Becchi.En el primer artículo de las Constituciones de la Sociedad Salesiana, se declara: «Con sentido de humilde grati­tud, creemos que la Sociedad de San Francisco de Sales no ha nacido solo de un proyecto humano, sino de la ini­ciativa de Dios… Con la intervención materna de María, el Espíritu Santo sus­citó a Don Bosco. Formó en él un cora­zón de padre y maestro, capaz de una donación total… y la Iglesia ha recono­cido en esto la acción de Dios, sobre todo aprobando las Constituciones y proclamando Santo al Fundador».

El carisma salesiano es un regalo que Dios ha hecho a la Iglesia y al mun­do a través de Don Bosco. Se formó en el tiempo, desde cuando estaba sentado en las rodillas de Mamá Margarita, luego con la amistad de buenos maestros de vida y, de manera particular, en la vida cotidiana en medio de los jóvenes.

Hoy nos encontramos aquí como Familia de Don Bosco, Familia Salesia­na, acompañados por muchas autorida­des civiles y eclesiásticas, amigos de Don Bosco y jóvenes. En las mismas colinas que le vieron nacer, proclama­mos el comienzo de las celebraciones de este Bicentenario del nacimiento de nuestro «padre y maestro». Después de tres años de preparación y uno de ce­lebraciones, el Bicentenario tendrá co­mo meta de llegada el próximo 16 de agosto de 2015, cuando festejaremos los doscientos años de su presencia en la Iglesia y en el mundo entero, para el bien de los jóvenes.

5. DOCUMENTOS Y NOTICIAS 5.1.

MENSAJE DEL RECTOR MAYOR PARA LA APERTURA DEL AÑO DE CELEBRACIÓN DEL BICENTENARIO DEL NACIMIENTO DE DON BOSCO

Se presenta el texto del Mensaje del Rector Mayor, don Ángel Fernández Artime, para el comienzo del Año Bicentenario del nacimiento de Don Bosco, proclamado el 16 de agosto de 2014 en Castelnuovo Don Bosco.

El Bicentenario del nacimiento de San Juan Bosco es un año jubilar, un «año de gracia», que queremos vivir co­mo Familia Salesiana con un sentido de gratitud al Señor, con un sentido de humildad, pero también de gran ale­gría, conscientes de que ha sido el Se­ñor quien nos ha bendecido con este bellísimo movimiento espiritual apos­tólico, que hoy llamamos «Familia Sale­siana», fundado por Don Bosco y con la guía de María Auxiliadora».

Es un año jubilar para más de treinta grupos que forman ya parte de esta gran Familia nuestra, y para mu­chos otros que, inspirándose en Don Bosco, en su carisma, en su misión y espiritualidad, esperan entrar pronto a formar parte de esta Familia.

Es un año jubilar para todo el Mo­vimiento Salesiano que, de varias ma­neras, hace referencia a Don Bosco con las propias iniciativas, acciones, pro­puestas, y en su propio camino com­parte la espiritualidad y los esfuerzos por el bien de los jóvenes, especial­mente de los más desafortunados.

Este Bicentenario quiere ser para todos nosotros, y en especial para el mundo salesiano, no solo un momento de fiesta sin referencias transcendenta­les, sino una ocasión preciosa que se nos ofrece para mirar el pasado con gratitud, el presente con esperanza, y para soñar el futuro de misión evange­lizadora y educativa de nuestra Familia Salesiana con fuerza y novedad evan­gélica, con coraje y mirada profética, dejándonos guiar por el Espíritu que siempre estará a nuestro lado en la búsqueda de Dios.

Creemos que este Bicentenario será realmente una oportunidad de verdade­ra renovación espiritual y pastoral para nuestra Familia; una ocasión para vivifi­car el carisma y hacer más actual a Don Bosco, como siempre lo ha sido para los jóvenes. Creemos que será una oportu­nidad para vivir con renovada convic­ción y fuerza la misión que nos ha sido confiada, siempre para el bien de los niños y niñas, de los adolescentes y de los jóvenes de todo el mundo, especial­mente de los que tienen más necesidad, los más pobres y los más frágiles.

El Bicentenario será también un tiempo en el que nosotros, como Fami­lia Salesiana, y siguiendo el ejemplo de Don Bosco, continuaremos nuestro ca­mino hacia las periferias físicas y humanas de la sociedad y de los jóvenes.Como ya se realizó con Don Bosco, el año del Bicentenario que celebramos y el camino posterior que vamos a reco­rrer, debe ser para todos nosotros, Fami­lia Salesiana, un tiempo en el que apor­temos con gran humildad lo que forma parte de nuestra esencia carismática: nuestro compromiso de leer las realida­des sociales, sobre todo las juveniles, que hoy nos rodean; con opciones claras en favor de los jóvenes marginados o que están en riesgo de serlo; nuestra fe y confianza plena en ellos, en cada chico o chica, en sus posibilidades y capacida­des; nuestra certeza de la bondad de sus corazones, cualquiera haya sido su pasa­do, dando a conocer la oportunidad que tienen de ser propietarios y protagonis­tas de sus sueños, estando a su lado si nos lo permiten, para poder desarrollar al máximo los talentos, su vocación ple­namente humana y cristiana.

Finalmente, este Bicentenario debe ser también el recuerdo de tantos hom­bres y mujeres que han participado con gran pasión en este proyecto, co­menzado por Dios en Bosco, de mane­ra heroica, incluso dando la vida por este ideal, en condiciones difíciles y extremas típicas de algunos países del mundo, y que por esto representan un triunfo, un inestimable tesoro que solo Dios sabe cuánto vale realmente.

Con estas convicciones nos senti­mos más animados no solo a admirar a Don Bosco, no solo a percibir la ac­tualidad de esta gran figura, sino tam­bién a sentir con gran fuerza el irre­nunciable compromiso de IMITAR a aquel que, desde estas colinas, llegó hasta la periferia de Valdocco, y tam­bién a la periferia rural de Mornese, para ampliar con su ayuda y la de otras personas el deseo de búsqueda del bien de los jóvenes y para que cada uno de esos muchachos y muchachas pudiese ser feliz ahora y por la eternidad.Por tanto, desde esta colina de I Becchi declaramos abierto el Año de la Celebración del Bicentenario del nacimiento de Don Bosco.

Que Don Bosco, desde el cielo, nos bendiga y nos conceda la gracia de llevar a cabo nuestro compromiso por la juventud y de lograr que este sueño nuestro se convierta en realidad.

¡Buen Centenario a todos!
Ángel Fernández Artime, SDB
Rector Mayor


5.2. BULA PONTIFICIA PARA LA CONCESIÓN DE LA INDULGENCIA PLENARIA EN EL AÑO BICENTENARIO DEL NACIMIENTO DE DON BOSCO

Se presenta el texto, redactado originalmente en lengua italiana, de la Bula Pontificia emitida por la Penitenciaría Apostólica, con la que el Santo Padre concede la indulgencia plenaria en el Año Bicentenario del nacimiento de Don Bosco, en determinadas condiciones.

Penitenciaría Apostólica
Prot. N. 785/14/1

BEATÍSIMO PADRE,

Francesco Maraccani, Procurador General de la Sociedad de San Francisco de Sales, por mandato de Ángel Fernández Artime, Rector Mayor, manifestando de corazón a Vuestra Santidad sentimientos de obediencia y reverencia filial, con total confianza informa que el día 16 de agosto de 2015 se cumplirán dos siglos desde cuando en Murialdo, en la casita llamada de «I Becchi», junto a Castelnuovo di Asti, de sus padres Francisco Bosco y Margarita Occhiena, de condición rural, pero de óptimas costumbres y eximia piedad, nació a este mundo san Juan Bosco y, poco después recibió el santo bautismo, puerta de entrada y fundamento de los Sacramentos; vivió una infancia llena de dificultades; ordenado sacerdote, dedicó todas fuerzas a la educación de los adolescentes, fundando la Sociedad Salesiana y, con la cooperación de santa María Mazzarello, el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, para instruir a las juventud en las artes y en la vida cristiana.

Para celebrar dignamente este feliz acontecimiento, dedicado con un año jubilar a san Juan Bosco, padre y maestro de los jóvenes, desde el día 16 del corriente mes de agosto hasta el 16 de agosto de 2015 tendrán lugar funciones sagradas específicas y variadas iniciativas espirituales, con el fin de promover una saludable devoción a san Juan Bosco en los fieles de todo el mundo y para que, con su ayuda, sus costumbres sean siempre más conformes al divino Evangelio. Y para que se aplique con más abundancia la gracia divina a los fieles cristianos que participen en estas celebraciones, el arriba citado implora el don de la Indulgencia a modo de Jubileo.

Como respuesta, el 8 de agosto de 2014, la PENITENCIARÍA APOSTÓLICA, por mandato especialísimo del Santísimo Padre Francisco, concede benignamente el Año Jubilar con indulgencia plenaria aneja, con las condiciones acostumbradas: confesión sacramental, comunión eucarística y oración según las intenciones del Sumo Pontífice. La indulgencia puede ser ganada por los miembros de la Familia Salesiana y por todos los fieles cristianos con ánimo penitente y movidos por la caridad, si participan piadosamente en alguna función sagrada celebrada en honor de san Juan Bosco o, al menos, delante de una reliquia o imagen sagrada del Santo, y si permanecen algún tiempo en piadosas consideraciones, terminándolas con el Padrenuestro, el Símbolo de la Fe y con invocaciones a la Virgen María y a san Juan Bosco. Pueden aplicarla también en sufragio de las almas que se encuentran en el Purgatorio: I. Los días 31 de enero de 2015 (Solemnidad de san Juan Bosco) y el 16 de agosto (día mismo del Bicentenario).

II. Cada vez que en grupo participen en una peregrinación sagrada: a) Al templo consagrado en honor de san Juan Bosco en Castelnuovo Don Bosco, en el «Colle Don Bosco» (situado precisamente en la ciudad natal del Santo);b) Al templo dedicado a la Bienaventurada Virgen María Auxiliadora en Turín. Don Bosco se encargó de la construcción de este templo; allí se guardan sus restos mortales. En 1911 fue elevado a la dignidad de Basílica Menor. Se considera el centro espiritual de toda la Familia Salesiana.

Los fieles cristianos piadosos, impedidos por vejez o por enfermedad grave, podrán ganar igualmente la indulgencia plenaria. Deben detestar en su interior todo pecado y tener la intención de cumplir las tres condiciones acostumbradas en cuanto les sea posible. Deben unirse espiritualmente a celebraciones o visitas jubilares, preferiblemente ante alguna imagen de san Juan Bosco, en la propia casa o donde se hallen acogidos si tienen impedimentos y recitar las oraciones indicadas más arriba y ofrecer los sufrimientos o los sinsabores de su propia vida.

Y, para que resulte más fácil conseguir el perdón divino mediante las llaves de la Iglesia a través de la caridad pastoral, esta Penitenciaría pide insistentemente a los sacerdotes salesianos, provistos de las facultades necesarias para las confesiones, que se ofrezcan con ánimo dispuesto y generoso a las celebraciones del sacramento de la Penitencia y a la administración frecuente de la santa comunión a los enfermos.

La presente disposición será válida durante todo el Año jubilar de san Juan Bosco. No existiendo nada en contra.

S.E.R. Mauro Card. Piacenza Penitenciario Mayor

Cristoforo Nikiel Regente


5.3. DECRETO DE ERECCIÓN CANÓNICA DE LA INSPECTORÍA SALESIANA «SANTIAGO EL MAYOR» – ESPAÑA

Prot. 101.2014

DECRETO DE ERECCIÓN CANÓNICA DE LA INSPECTORÍA SALESIANA «SANTIAGO EL MAYOR» DE ESPAÑA – MADRID

El abajo firmante, sacerdote Ángel Fernández Artime, Rector Mayor de la Sociedad Salesiana de San Juan Bosco, con sede en Roma (Italia), Via della Pisana, 1111.• considerando la situación de las presencias y de las obras salesianas en el centro y en el nordeste de España, subdivididas en las tres Inspectorías «San Francisco Javier» con sede en Bilbao, «Santiago el Mayor» con sede en León y «San Juan Bosco» con sede en Madrid,• después de haber oído a los tres Inspectores con sus respectivos Consejos y teniendo en cuenta los resultados de la consulta realizada entre los hermanos de las tres Inspectorías,• en base al artículo 156 de las Constituciones,• obtenido el consentimiento del Consejo General en fecha 26 de enero de 2011, según norma de los artículos 132 §1,1 y 156 de las mismas Constituciones;Con el presente DECRETO establece:

I. La ERECCIÓN CANÓNICA de la INSPECTORÍA SALESIANA «SANTIAGO EL MAYOR», con sede en Madrid, Casa «María Auxiliadora», con domicilio en Marqués de la Valdavia, 2 (28012 Madrid), integrando en la misma las precedentes Inspectorías denominadas: «INSPECTORÍA SAN FRANCISCO JAVIER o de BILBAO», «INSPECTORÍA SANTIAGO EL MAYOR o de LEÓN», «INSPECTORÍA SAN JUAN BOSCO o de MADRID».

II. Como consecuencia directa de lo establecido arriba, SE SUPRIMEN Y SE EXTINGUEN, como Unidades Administrativas y a todos los efectos, las anteriores Provincias ahora unificadas, es decir: la «INSPECTORÍA SAN FRANCISCO JAVIER o de BILBAO«, la «INSPECTORÍA SANTIAGO EL MAYOR o de LEÓN» y la «INSPECTORÍA SAN JUAN BOSCO o de MADRID».

III.Esta reestructuración implica una sencilla alteración orgánica y funcional de lo que las Casas y Comunidades mantenían en las Inspectorías integradas y extinguidas en virtud del presente Decreto. Por tanto, a partir de la fecha de su entrada en vigor, pasarán a depender y a formar parte de la nueva Inspectoría Salesiana «SANTIAGO EL MAYOR», las siguientes Casas y Comunidades: Alcalá de Henares, «San Diego»; Allariz, «Sagrado Corazón de Jesús»; Aranjuez, «San Ignacio de Loyola»; Arévalo, «San Juan Bosco»: Astudillo, «Residencia Santa María»; Avilés, «Santo Domingo Savio»; Azkoitia, «San José»; Barakaldo, «San Paulino de Nola»; Barakaldo­Cruces, «San Juan Bosco»; Bilbao­Deusto, «María Auxiliadora»; Bilbao­Deusto, «San Juan Bosco»; BilBao­Sede inspectorial, «Beato Miguel Rua»; Burgos, «San Francisco de Sales»; Burgos­Instituto de Filosofía, «San Juan Bosco»; Burgos­Politécnico, «San Ignacio de Loyola»; Burgos­Residencia, «San Juan Bosco»; Cambados, «Nuestra Señora de la Merced»; Ciudad Real, «Santo Tomás de Villanueva»; Donosti­San Sebastián, «María Auxiliadora; Fuenlabrada, «San José»; Guadalajara, «San José»; La Coruña­Calvo Sotelo, «»Santo Domingo Savio»; La Coruña­San Juan Bosco, «San Juan Bosco»; León­Casa inspectorial, «Santiago el Mayor»; León­Centro Don Bosco, «San José Obrero»; León­La Fontana, «»Sagrado Corazón de Jesús»; Logroño­Colegio «Santo Domingo Savio»; Logroño­Los Boscos, «San Juan Bosco»; Lugo, «María Auxiliadora»; Madrid­Atocha, «San Francisco de Sales»; Madrid­Atocha, ·San Juan Bosco»; Madrid­Carabanchel, «Beato Miguel Rua»; Madrid­Carabanchel, «Sagrado Corazón de Jesús»; Madrid­Casa Don Bosco, «San Juan Bosco»; Madrid­Casa inspectorial, «María Auxiliadora»; Madrid, «Santo Domingo Savio»; Madrid­Estrecho, «San Juan Bautista»; Madrid­Extremadura, «San Miguel Arcángel»; Madrid­Puente de Vallecas, «Nuestra Señora de la Asunción»; Madrid­Procura, «Beato Miguel Rua»; Mohernando­El Encinar, «Nuestra Señora de los Dolores y San Miguel»; Orense, «María Auxiliadora»; Oviedo, «San Juan Bosco»; Pamplona­Colegio, «San Juan Bosco»; Parla, «Cristo Liberador»; Puertollano, «San Juan Bosco»; Rentería, «San Juan Bosco»; Salamanca, «María Auxiliadora»; Salamanca, «San José»; Santander, «María Auxiliadora»; Santander­Nueva Montaña, «San Juan Bosco»; Santiago de Compostela, «San Juan Bosco»;Soto del Real, «Nuestra Señora del Pilar»; Urnieta­Colegio, «San José Obrero»; Urnieta­Pake Leku, «Santo Tomás de Aquino»; Valladolid, «María Auxiliadora»; Vigo­Colegio, «María Auxiliadora» (San Matías); Vigo­Parroquia, «María Auxiliadora»; Vigo, «San Roque»; Villamuriel, «San Juan Bosco»; Vitoria, «San Francisco Javier»; Zamora, «María Auxiliadora».

IV. Con efecto del 7 de junio de 2014, don Juan Carlos Pérez Godoy, Inspector de la INSPECTORÍA SALESIANA «SANTIAGO EL MAYOR» de Madrid queda autorizado expresamente para representar al Rector Mayor en los trámites necesarios para dar ejecución a cuanto se ha dispuesto por el presente Decreto ante cualquier Órgano Administrativo y/o judicial del Estado Español, las Comunidades Autónomas o Entidades Locales del mismo.

V. También se establece cuanto sigue:

1. Pertenecen a la Inspectoría «Santiago el Mayor», erigida por este Decreto, los Salesianos que, en la fecha de la constitución canónica, viven y trabajan en las casas y/o Comunidades salesianas enumeradas anteriormente. En cualquier caso, esta pertenencia es temporal para aquellos que, por un acuerdo entre Inspectores, están prestando temporalmente alguna forma de colaboración en tales Casas y/ o Comunidades.

2. Además, pertenecen a la Inspectoría «Santiago el Mayor» de Madrid, erigida por este Decreto, los Salesianos en formación de las tres Inspectorías integradas y los otros Salesianos pertenecientes a tales Inspectorías que en el momento de la constitución canónica se encuentran fuera de la Inspectoría por motivo de estudio, de salud, de trabajo o por otro motivo.

3. El patrimonio, las obligaciones y los derechos correspondientes a las Inspectorías suprimidas («San Francisco Javier» de Bilbao, «Santiago el Mayor» de León, «San Juan Bosco» de Madrid) se transfieren a la Inspectoría erigida «Santiago el Mayor» de Madrid, a partir del 7 de junio de 2014.

En consecuencia de cuanto se ha establecido arriba, la «Inspectoría Salesiana Santiago el Mayor», con sede en Madrid, erigida por el presente Decreto, subroga en su totalidad los derechos, acciones, expectativas, obligaciones, responsabilidades y cargas, a las dichas Inspectorías suprimidas o extinguidas, sin reserva ni limitación alguna, quedando vigentes, en virtud de esta subrogación, sin modificaciones ni gravámenes, los derechos y las garantías de terceros.

En particular, la «Inspectoría Salesiana Santiago el Mayor», con sede en Madrid, asume en toda su extensión, sin reserva alguna, los compromisos y los acuerdos, todavía en vía de definición, ya tomados por las antedichas Inspectorías suspendidas y extinguidas, inherentes a los fines de la Congregación.

4. En base a los artículos 156 de las Constituciones y 114 de los Reglamentos Generales, participarán en el Capítulo General el Superior y tres Delegados elegidos por los hermanos reuni dos en el Capítulo Inspectorial.

VI. En cuanto a los fines, órganos de representación, régimen de funcionamiento y facultades de estos últimos órganos de representación, permanecen invariables los establecidos por las Constituciones y por los Reglamentos Generales para la Congregación, las Provincias/Inspectorías y las Casas y/o Comunidades integradas en la reorganización.

VII. Para lo demás, aplíquense las normas establecidas por las Constituciones y por los Reglamentos Generales.VIII.

El presente Decreto entrará en vigor el 7 de junio de 2014.

Roma, 24 de mayo de 2014

Sac. Ángel Fernández Artime

Rector Mayor

Sac. Marian Stempel Secretario General


5.4. DECRETO DE ERECCIÓN CANÓNICA DE LA INSPECTORÍA SALESIANA «MARÍA AUXILIADORA» – ESPAÑA
Prot. 102/2014
DECRETO DE ERECCIÓN CANÓNICA DE LA INSPECTORÍA SALESIANA «MARÍA AUXILIADORA» DE ESPAÑA–SEVILLA

El abajo firmante, sac. Ángel Fernández Artime, Rector Mayor de la Sociedad Salesiana de San Juan Bosco,• considerando la situación de las presencias y obras salesianas en el territorio del Sureste de España, de las Islas Canarias, de las Islas Baleares y del Principadode Andorra, subdividido ahora en las tres Inspectorías «María Santísima de la Merced» con sede en Barcelona, «María Auxiliadora» con sede en Sevilla, «San José» con sede en Valencia;• después de haber oído a los tres Inspectores con los respectivos Consejos y teniendo en cuenta los resultados de la consulta realizada entre los hermanos de las tres Inspectorías; • según el artículo 156 de las Constituciones;141 5. DOCUMENTOS Y NOTICIAS• obtenido el consentimiento del Consejo General en la reunión del 26 de enero de 2011, según norma de los artículos 132 §1.1 y 156 de las Constituciones,ERIGE CANÓNICAMENTEmediante el presente Decreto, que modifica los Decretos de erección canónica del 20 de enero de 1902, del 28 de mayo de 1926 (núm. 2308/26) y del 6 de mayo de 2006 (núm. 26/2006) la INSPECTORÍA SALESIANA DE ESPAÑA, dedicada a «MARÍA AUXILIADORA», con sede en Sevilla, Casa «Santísima Trinidad», resultante de la unificación de las tres Inspectorías de Barcelona, de Sevilla y de Valencia; por tanto, comprende todas las casas que actualmente componen dichas Inspectorías, con los hermanos asignados a ellas.

La Casas de la nueva Inspectoría «María Auxiliadora», en el territorio de España que comprende las Regiones o Autonomías: Andalucía, Aragón, Islas Baleares, Islas Canarias, Cataluña, Extremadura, Región de Murcia, Comunidad Valencia, Principado de Andorra, son las siguientes:Alcalá de Guadaira, «Nuestra Señora del Águila»; Alcoy­Juan XXIII, «San José»; Alcoy­San Vicente Ferrer, «San Vicente Ferrer»; Algeciras, «María Auxiliadora»; Alicante­Don Bosco, «San José»; Alicante­María Auxiliadora, «María Auxiliadora»; Andorra la Vella, «San Ermengol»; Antequera, «Sagrado Corazón de Jesús»; Badajoz­Ramón Izquierdo, «San Juan Bosco»; Badalona, «Santo Domingo Savio»; Barcelona­Meridiana, «Nuestra Señora de Montserrat»; Barcelona­Ciudad Meridiana, «San Bernardo de Claraval»; Barcelona­Horta, «San Jorge»; Barcelona­Martí Codolar, «Sagrado Corazón»; Barcelona­Horta, «San Juan Bosco»; Barcelona­Rocafort, «San José»; Barcelona­Sarriá, «Ángel de la Guarda»; Barcelona­Sarriá, «Niño Jesús»; Barcelona­Tibidabo, «Sagrado Corazón de Jesús»; Burriana, «Santo Domingo Savio»; Burriana, «San Juan Bautista»; Cabezo de Torres, «Sagrado Corazón»; Cádiz, «San Ignacio»; Campano, «San Juan Bosco»; Carmona, «Santísimo Sacramento»; Cartagena, «San Juan Bosco»; Ciutadella, «San Francisco de Sales»; El Campello, «Nuestra Señora de la Piedad»; Elche­San José, «San José Obrero»; Elche­San Rafael, «San Rafael Arcángel»; Gerona, «Sagrado Corazón»; Godelleta, «Sagrado Corazón de Jesús»; GranadaCartuja, «Bienaventurada Virgen de las Nieves»; Granada­Colegio, «San Juan Bosco»; Huelva, «Cristo Sacerdote»; Huesca, «San Bernardo»; Ibi, «Nuestra Señora de los Marginados»; Jaén, «San Juan Bosco»; Jerez de la Frontera­P. Torres Silva, «Santo Domingo Savio»; Jerez de la Frontera­Lora Tamayo, «Inmaculada Concepción»; La Almunia de Doña Godina, «Sagrado Corazón de Jesús»; La Almunia de Doña Godina­Residencia, «San Juan Bosco»;. La Cuesta, «San Juan Bosco»; La Línea de la Concepción, «San Juan Bosco»; La Orotava, «San Isidro Labrador»; La Palma del Condado, «Santo Domingo Savio»; Las Palmas, 142 ACTAS DEL CONSEJO GENERAL, núm. 419«Sagrado Corazón de Jesús»; Linares, «San Agustín»; Lérida, «San Miguel Arcángel»; Málaga, «San Bartolomé»; Mataró, «San Antonio de Padua»; Mérida, «María Auxiliadora»; Montilla, «San Francisco Solano»; Monzón, «San Juan Bosco»; Morón de la Frontera, «San Juan Bosco»; Palma del Río, «San Luis Rey»; Pozoblanco, «San José»; Puebla de la Calzada, «María Inmaculada»; Ripoll, «Santa María de Ripoll»; Ronda, «Sagrado Corazón de Jesús»; Rota, «Nuestra Señora del Rosario»; Sabadell, «San Juan Bosco»; San José del Valle, «San Rafael»; San Vicenç dels Horts, «Sagrado Corazón»; Sanlúcar la Mayor, «Sagrado Corazón de Jesús»; San Adriá de Besós, «San Francisco de Asís»; Sant Boi de Llobregat, «Santo Domingo Savio»; Sevilla­Casa inspectorial, «Santísima Trinidad»; Sevilla­Colegio Mayor, «San Juan Bosco»; Sevilla­Jesús Obrero, «María Auxiliadora»; Sevilla­Triana, «San Pedro»; Sevilla­Trinidad Escuelas, «Santísima Trinidad»; Sevilla­Trinidad D. P.

Ricaldone, «Santísima Trinidad»; Tarrasa, «Santo Domingo Savio»; Úbeda, «Santo Domingo Savio»; Utrera, «Virgen del Carmen»; Valencia, «San Antonio Abad»; Valencia­Sagunto, «Santo Domingo Savio»; Valencia­San Juan Bosco, «San Juan Bosco»; Valencia­San José, «San José»; Villena, «María Auxiliadora»; Zaragoza, «Nuestra Señora del Pilar».

Se estable cuanto sigue:1. Pertencen a la Inspectoría los hermanos que, en la fecha de la erección canónica, viven y trabajan en las Casas salesianas enumeradas antes. No obstante, esta pertenencia es temporal para aquellos que, por acuerdo entre los Inspectores, prestan temporalmente un servicio de colaboración en las casas de estas tres Inspectorías.

2. Además, pertenecen a ella los hermanos en formación de las tres Inspectorías preexistentes: «María Santísima de la Merced» de Barcelona, «María Auxiliadora» de Sevilla, «San José» de Valencia y otros hermanos incardinados en las mismas Inspectorías, que en el momento de la erección canónica se encuentren fuera de la Inspectoría por motivos de estudio, de salud y trabajo o por otra causa.

3. Según norma de los artículos 156 de las Constituciones y 114 de los Reglamentos Generales, en el Capítulo General participarán el Superior y tres Delegados elegidos por los hermanos reunidos en el Capítulo Inspectorial.Para todo lo demás, valen las normas establecidas por las Constituciones y por los Reglamentos Generales.

El presente Decreto entrará en vigor el 7 de junio de 2014.

Roma, 24 de mayo de 2014
Sac. Ángel Fernández Artime
Rector MayorSac.

Marian Stempel Secretario General

5.5. NUEVOS INSPECTORES
Por orden alfabético, se presentan algunos datos de los Inspectores nom- brados por el Rector Mayor con su Consejo en la sesión plenaria estival de 2014. 1. Marco BIAGGI, Superior de la Visitaduría de MOZAMBIQUE Don Marco BIAGGI es el nuevo Superior de la Visitaduría «María Auxiliadora» de MOZAMBIQUE. Sucede a don Américo Chasquise, nombrado por el CG27 Consejero para la Región África y Madagascar.

Nacido el 8 de abril de 1956 en Santa Barbara do Oeste (Sâo Paulo, Brasil), emitió la primera profesión salesiana el 31 de enero de 1975. Profeso perpetuo el 31 de enero de 1981, fue ordenado presbítero el 10 de diciembre de 1983 en su ciudad natal.

Después de la ordenación, ejerció el ministerio educativo pastoral durante cuatro años (1984-1988) en PiracicabaDon Bosco; luego fue nombrado Director de la casa de Cruzeiro, donde estuvo dos años (1989-1990), para pasar más tarde, siempre como Director, a Pindamonhangaba (1990-1995). Después de un trienio, también como Director, en Lorena­San Joaquín, en1998 fue nombrado Ecónomo inspectorial y en 2005 Superior de la Inspectoría de Sâo Paulo, Brasil. A continuación, por dos años (2012-2013) fue ecónomo y Director del Oratorio en la casa de Americana, para pasar después como Director a Piracicaba­Don Bosco. Ahora se le confía la guía y animación de la Visitaduría de Mozambique.

2. DON KAROL MANÍK, Superior de la Circunscripción Especial de UCRANIA GRECO-CATÓLICA Para dirigir la Circunscripción «María Auxiliadora» de la Ucrania GrecoCatólica, ha sido nombrado Superior el sacerdote Karol Maník, que sucede a don Honorino Pistellato. Don Karol Maník nació el 3 de octubre de 1967 en Presov y es Salesiano desde el 31 de enero de 1990, fecha de su primera profesión. Emitió su profesión perpetua el 17 de febrero de 1995 y fue ordenado presbítero el 12 de agosto de 1995. Después de la ordenación, trabajó durante un año en la casa de Bratislava­Mamateyova, primero como vicario y después como Director (1998-2004). En 2002 fue incluido en el Consejo inspectorial. En 2005 fue nombrado Vicario inspectorial y en 2008 Superior de la Inspectoría de Eslovaquia. Ahora asume la guía de la Circunscripción de Ucrania GrecoCatólica.144 ACTAS DEL CONSEJO GENERAL, núm. 419 3. Jorge Alejandro MOLINA PADILLA, Inspector de la Inspectoría de ECUADOR Don Jorge Alejandro MOLINA PADILLA es el nuevo Inspector de la Inspectoría «Sagrado Corazón de Jesús» de Ecuador. Nació el 2 de noviembre de 1961 en Gualaceo (Azuay, Ecuador) y es Salesiano desde el 4 de octubre 1980, fecha de su primera profesión. Hechos los votos perpetuos el 16 de julio de 1986, fue ordenado presbítero el 18 de agosto de 1991 en Cuenca.

Después de la ordenación, trabajó durante tres años (1991-1994) como vicario de la casa de Quito­Técnico y dos años (1994-1996) como ecónomo del posnoviciado en Quito. En los años de 1996­1998 desempeñó el cargo de consejero en la casa de Limón. Desde 1999 a 2008 tuvo el cargo de Director y Maestro de novicios en la casa de Cumbayá­Lumbisi, siendo también durante dos años ecónomo de esta casa. Desde 2008 reside en la Casa inspectorial y desempeña la función de Vicario inspectorial. Ahora asume la dirección de la Inspectoría de Ecuador.

4. Ted MONTEMAYOR, Inspector de la Inspectoría de los ESTADOS UNIDOS OESTE Para guiar la Inspectoría «San Andrés» de Estados Unidos Oeste, el Rector Mayor con su Consejo ha nombrado a don Ted MONTEMAYOR. Sucede a don Timothy Ploch, nombrado por el CG27 Consejero para la Región Interamérica.

Nació el 13 de diciembre de 1952 en Laredo (Texas, Estados Unidos) y es Salesiano desde el 1 de septiembre de 1972, fecha de su primera profesión.

Profeso perpetuo el 27 de agosto de 1978, fue ordenado presbítero el 11 de junio de 1983 en Columbus. Después de su ordenación, durante dos años (1983-1986) reside en la casa de Edmonton (Canadá) y posteriormente, de 1985 a 1001, en Bellflower­San Juan Bosco. De 1991 a 1998 está en la casa de Rosemead, donde desempeña el cargo de consejero durante un año y durante seis el de vicario. A continuación, pasa un año en Roma, en la UPS, para un curso de formación permanente. Vuelve a la casa de Rosemead para continuar la función de vicario hasta 2000, año en que fue trasladado a Los Ángeles. En 2002 vuelve a la casa de Rosemead y es nombrado Director y Maestro de novicios. Desde 2007 hasta su nombramiento como Inspector reside en Bellflower­Santo Domingo Savio, donde desempeña la función de vicario y de párroco. Estuvo 10 años en el Consejo inspectorial: tres como vicario y siete como consejero inspectorial.

Ahora se le confía la responsabilidad y animación de la Inspectoría de los Estados Unidos Oeste.145 5. DOCUMENTOS Y NOTICIAS 5. Hugo OROZCO SÁNCHEZ, Inspector de la Inspectoría de GUADALAJARA (México) Don Hugo OROZCO SÁNCHEZ es el nuevo Inspector de la Inspectoría «Cristo Rey y María Auxiliadora» de Guadalajara, México. Nació el 30 de junio de 1968 en San Luis Potosí (México) y es Salesiano desde el 18 de agosto de 1989, fecha de su primera profesión después de haber realizado el noviciado en Chula­Vista. Hizo la profesión perpetua el 10 de septiembre de 1995 y fue ordenado presbítero el 15 de marzo de 1997 en San Pedro Tlaquepaque. Después de la ordenación sacerdotal hasta 2007 reside en la casa de León­Ciudad del Niño, donde durante un año ejerce la función de vicario, durante cinco la de ecónomo y por cuatro la de Director. Durante otros tres años (2007-2010) es Director y ecónomo de la casa de Ciudad Juárez. En 2010 es trasladado a Guadalajara. Desde 2010 hasta el nombramiento como Inspector, ha sido Consejero inspectorial, Delegado de la Formación y durante dos años Delegado de la Pastoral Juvenil.

Ahora asume la dirección de la Inspectoría de Guadalajara, México. 6. Javier ORTIZ RODRÍGUEZ, Inspector de la Inspectoría de BOLIVIA Para dirigir la Inspectoría «Nuestra Señora de Copacabana» de Bolivia, el Rector Mayor con su Consejo ha nombrado a don Javier ORTIZ RODRÍGUEZ. Nació el 9 de abril de 1968 en Montero (Bolivia) y es Salesiano desde el 31de enero de 1989, fecha de su primera profesión. Hizo la profesión perpetua el 31 de enero de 1995 y fue ordenado sacerdote el 30 de agosto de 1997 en Montero­La Floresta. Después de la ordenación sacerdotal reside en Cochabamba­Fátima Posnoviciado (1997-2005), donde desempeña la función de vicario durante un año y la de Director por seis años. En 2005 es nombrado Director de la casa de Cochabamba­Quintanila y en 2011 Director de la Casa inspectorial en Cochabamba, función de ejerce hasta el nombramiento como Inspector. Desde 1999 hasta 2005 fue secretario inspectorial; durante seis años (2005-2011) fue Consejero inspectorial y en los tres últimos años fue Ecónomo inspectorial.

Durante varios años fue también responsable de la Familia Salesiana, de Pastoral Juvenil, de Educación y de los Antiguos Alumnos. Ahora le es confiada la dirección y la animación de la Inspectoría de Bolivia.

7. Charles Armand RANDIMBISOA, Superior de la Visitaduría de MADAGASCAR Don Charles Armand RANDIMBISOA es el nuevo Superior de la Visitaduría «María Inmaculada» de MADAGASCAR. Nació el 17 de abril de 1971 en Saotanana (Madagascar). Emitió su primera profesión el 18 de septiembre de 1995, después de haber realizado el 146 ACTAS DEL CONSEJO GENERAL, núm. 419 noviciado en Ivato (Madagascar). Hizo la profesión perpetua el 29 de septiembre de 2002 en Fianarantosa, donde también fue ordenado presbítero el 16 de mayo de 2004. Después de la ordenación sacerdotal reside dos años en Ambohidratrimo (2004-2006). En 2006 es trasladado a la casa de Betafo, donde ejerce el cargo de Consejero y de Director del Oratorio. Desde 2010 hasta su nombramiento como Superior de la Visitaduría reside en Ambohidratrimo, ocupando el cargo de Director de la casa y de Maestro de los novicios. Durante dos años (2007-2009) fue también responsable de las vocaciones en la Inspectoría.

Ahora asume la dirección de la Visitaduría de Madagascar.

8. Eugenio RIVA, Superior de la Visitaduría «María, Sede la Sabiduría» en Roma Para guiar la Visitaduría «María, Sede de la Sabiduría» de ROMA (UPS), el Rector Mayor con su Consejo ha nombrado a don Eugenio RIVA. Nació el 29 de diciembre de 1950 en Treviglio (BG), donde los Salesianos tienen una floreciente obra escolástica y oratoriana.

Atraído por la vocación salesiana, entró en el noviciado de Missaglia (Como), emitiendo allí la primera profesión el 16 de agosto de 1968. Luego, acabados los estudios filosóficos en Nave (BS) y el tirocinio práctico, realizó los estudios teológicos, consiguiendo la Licencia en Teología. Realizada la profesión perpetua el 14 de septiembre de 1974, fue ordenado presbítero en Treviglio el 27 de mayo de 1978. Completó sus estudios consiguiendo el Doctorado en Filosofía y la Habilitación para la Docencia. Los superiores le destinaron después a la labor de docente y de formador en el Instituto filosófico­pedagógico —posnoviciado de Nave (BS)—, del que fue Presidente durante varios años. En 1994 fue nombrado Director de la casa de Treviglio y, en 1997, elegido Consejero inspectorial. En 1989 el Rector Mayor con su Consejo le nombró Inspector de la Inspectoría LombardoEmiliana, con sede en Milán. Al terminar el sexenio, en 2005 fue destinado nuevamente a Nave como Director. En 2006 el Rector Mayor le confió la animación y la guía de la Inspectoría de Italia Nordeste. Al terminar el sexenio, en 2012 fue nombrado nuevamente Director del posnoviciado de Nave. Ahora le es confiada la guía y la animación de la Visitaduría «María, Sede la Sabiduría» en Roma (UPS).

5.6. NUEVO OBISPO SALESIANO
1. Stefan OSTER, Obispo de la diócesis de Passau (Alemania) Con fecha 4 de abril de 2014, la Sala de Prensa de la Santa Sede dio a conocer que el papa Francisco ha nom&brado al presbítero salesiano Stefan OSTER Obispo de la diócesis de Passau (Alemania).

Don Stefan Oster nació el 3 de ju&nio de 1965 en Amberg, diócesis de Ratisbona (Alemania). Desde 1984 a 1986 realizó una formación de perio&dista y redactor de radio, actividad que después ha ejercido en diversos perió&dicos y emisoras de radio.

En 1988 comenzó el estudio de Fi&losofía, Historia y Ciencias Religiosas en Ratisbona, Kiel, Keele en Gran Bre&taña y Oxford, donde en 1993 obtuvo el «Master of Studies». En 1994 consi&guió el «Magister Artium» en Ratisbona.

En 1995 entró en el noviciado en Junkerath (Alemania), que concluyó con la primera profesión religiosa el 15 de agosto de 1996. Inmediatamente después comenzó los estudios de Teo&logía en Benediktbeuern. Emitió la pro&fesión perpetua el 24 de julio de 1999 y fue ordenado sacerdote el 24 de junio de 2001 en Benediktbeuern. En 2003 consiguió el Doctorado en Filosofía en la Facultad de Teología de la Universi&dad de Ausburgo. Posteriormente, de 2003 a 2009, fue Profesor de Filosofía en la Escuela Superior de los Salesia&nos en Benediktbeuern. En 2009 obtu&vo la Habilitación en Teología dogmá&tica en la Facultad Teológica de Tréveris y fue nombrado Profesor Ordinario de Dogmática e Historia del Dogma en la Escuela Superior de Benediktbeuern, encargo que desempeñaba al ser nom&brado Obispo. Es miembro de la Comi&sión para las Vocaciones de la Confe&rencia Episcopal Alemana.

5.7. HERMANOS DIFUNTOS
(3ª relación de 2013 y 1ª relación de 2014) «La fe en Cristo resucitado sostiene nuestra esperanza y mantiene viva la comunión con los hermanos que descansan en la paz de Cristo. Ellos consumieron su vida
en la Congregación y, no pocos, sufrieron incluso el martirio por amor al Señor... Su recuerdo nos estimula a proseguir con fidelidad nuestra misión» (Const. 94).

Difuntos 2013 - 3ª relación NOTA: Se presenta la 3ª relación de los difuntos de 2013, cuya noticia de fallecimiento se recibió después de la publicación de las ACG núm. 417.

NOMBRE LUGAR FECHA EDAD INSP.
P DÍAZ VELÁSQUEZ Rodrigo Alvaro Bogotá (Colombia) 10-10-2013 90 COB
P FIRRONE Diego Turín (Italia) 26-12-2013 95 ICP
P FLESSATI Renzo Castelfranco Veneto (Italia) 21-12-2013 89 INE
L GOMEZ VALENCIA Julio Sevilla (España) 27-12-2013 88 SSE
P MARCHIORI Giorgio Venecia–Mestre (Italia) 11-12-2013 74 INE
P O’MEARA Michael Bolton (Inglaterra) 26-12-2013 81 GBR
L PINTON Bernardino Roma (Italia) 30-12-2013 93 ICC
L PINZON GUERRERO Enrique Málaga (España) 27-12-2013 77 SSE
P ROSSI Adelmo Arese (Italia) 18-12-2013 88 ILE
P SCHREURS Joseph Caen (Francia) 17-12-2013 82 FRB
P SCHWIERZI Johannes Delmenhorst (Alemania) 24-12-2013 71 GER
L VIANELLO Antonino Castello di Godego (Italia) 27-12-2013 92 INE
P VIVES Jean-Noël Mulhouse (Francia) 22-12-2013 74 FRB
L ZUMBADO Benedicto San José (Costa Rica) 09-11-2013 87 CAM

Difuntos 2014 - 1ª relación
NOMBRE LUGAR FECHA EDAD INSP.
P ALBA MONTESINOS José Sevilla (España) 28-05-2014 92 SSE
L ALDASORO ALDASORO José Matías Barcelona (España) 13-06-2014 79 SMX
P ALFARO Rafael Granada (España) 23-03-2014 84 SSE
P ALLEGRI Luigi Turín (Italia) 21-01-2014 82 ICP
P AMARTINO Victor Celestino Alta Gracia (Argentina) 14-01-2014 88 ARS
P APARICIO PERSONA Valentín Granada (Colombia) 20-02-2014 87 COB
P ARONICA Ferdinando Mesina (Italia) 09-04-2014 93 ISI
P BABIĆ Andrija Cugovec (Croacia) 04-07-2014 66 CRO
P BADŽGOŇ Milan Nitra (Eslovaquia) 21-05-2014 82 SLK
P BAGNARIOL Felice Castelfranco Veneto (Italia) 12-09-2014 79 INE
L BARAMBIO PEREZ Evelio Elche (Alicante, España) 12-08-2014 71 SMX
P BELLIDO ZILVETI David Gregorio La Paz (Bolivia) 21-03-2014 55 BOL
P BERATZ Higino Luis Bahía Blanca (Argentina) 06-09-2014 89 ARS
L BIKHO Paul Calcuta (India) 23-02-2014 76 INC
P BLOGSLAWSKI Nelson Viamão (Brasil) 20-04-2014 74 BPA
P BOBEL Wacław Olsztyn (Polonia) 26-07-2014 81 PLE
P BONJEAN Gerard Duarte (EE.UU.) 14-03-2014 77 SUO
P BONNET Rene Toulon (Francia) 21-06-2014 81 FRB
P BORTOLINI Alfredo Campinas (Brasil) 22-05-2014 100 BSP
Fue 8 años Inspector
P BRANCHETTI Ermanno Alassio (Italia) 19-06-2014 76 ICC
L BROJANIGO Egidio Roma (Italia) 04-07-2014 102 RMG
E BUCCOLINI Alejandro Antonio Buenos Aires (Argentina) 06-06-2014 84 ---
Fue obispo de Río Gallegos 13 años
P BUTTARELLI Silvio L’Aquila (Italia) 30-07-2014 52 ICC
P BWATO Jean Lubumbashi (R. D. del Congo) 24-03-2014 45 AFC
P CALVACHI Raimundo Quito (Ecuador) 27-04-2014 71 ECU
P CAROLLO Mario Portici (Italia) 07-01-2014 88 IME
P CARRARO Bruno Castello di Godego (Italia) 13-05-2014 90 INE
P CARREL Jude Toulon (Francia) 11-04-2014 88 FRB
P CASTELLARO Ángel Córdoba (Argentina) 17-07-2014 90 ARN
L CHIAROTTI Mario Turín (Italia) 11-01-2014 91 ICP
L CHRISTI Santiago Bahía Blanca (Argentina) 30-01-2014 85 ARS
P CODI Marino Roma (Italia) 09-06-2014 92 ICC
P CUEVAS Pablo Medellín (Colombia) 11-08-2014 92 COM
P CURTO Dominic Makati City (Filipinas) 01-08-2014 92 FIN
P DE SEZE Elie Toulon (Francia) 08-09-2014 87 FRB
L DE LA CRUZ Ramón Calauan (Filipinas) 01-03-2014 74 FIN
P DEREERE August Sint-Denijs-Westrem zBélgica) 13-07-2014 81 BEN
P DESRAMAUT François Toulon (Francia) 01-09-2014 91 FRB
P DÍAZ LEÓN Fernando Sevilla (España) 28-08-2014 78 SMX
L DIJKSTRA Antoon (Antonius) Wijchen (Holanda) 29-04-2014 79 BEN
P DONATO CODEVILA Roberto Montevideo (Uruguay) 10-03-2014 85 URU
L FABBRONI Attilio Secondigliano (Italia) 05-04-2014 88 IME
P FRANCHI Remo Roma (Italia) 22-01-2014 80 ICC
P FRANCI Gaetano Turín (Italia) 03-01-2014 87 ICP
P FREML Josef Ostrava (República Checa) 23-07-2014 86 CEP
L GALATI Angelo Mesina (Italia) 07-03-2014 75 ISI
P GALLO Attilio Hong Kong 11-02-2014 93 CIN
P GARCÍA MUÑOZ Francisco Javier El Campello (Alicante, España) 23-02-2014 73 SVA
P GARCÍA RAMPEREZ Ramón La Habana (Cuba) 30-01-2014 67 ANT
P GARIGLIO Luigi Turín (Italia) 09-09-2014 78 ICP
P GATTI Guido Venecia–Mestre (Italia) 05-01-2014 82 INE
L GHENO Raimondo Brescia (Italia) 02-01-2014 97 ILE
P GIANI Arturo Turín (Italia) 24-05-2014 87 ICP
P GOEMAERE Jaak Kortrijk (Bélgica) 01-01-2014 90 BEN
P GONZÁLEZ GARCÍA Miguel Caracas (Venezuela) 15-03-2014 86 VEN
L GRAF José Comodoro Rivadavia (Argentina) 08-05-2014 93 ARS
P GRASSL Friedrich Klagenfurt (Austria) 13-01-2014 74 AUS
P GROPPO Giuseppe Roma (Italia) 03-02-2014 90 UPS
P HO Kuang-Ling Peter Hong Kong 31-03-2014 85 CIN
Fue 6 años Inspector
P HOFSTETTER Karl Vöcklabruck (Austria) 02-09-2014 78 AUS
P HOLZMANN Valentín Santa Rosa (Argentina) 21-08-2014 89 ARS
P HUBLER Bernard Mulhouse (Francia) 22-04-2014 73 FRB
P HUIJSDENS Ludovico Bahía Blanca (Argentina) 21-03-2014 91 ARS
P IDOATE GORRIZ Jesús Barcelona (España) 05-09-2014 86 SMX
P JANIA Tadeusz Cracovia (Polonia) 27-04-2014 85 PLS
P JEZIERSKI Stanisław Ląd (Polonia) 17-06-2014 96 PLN
P JIMÉNEZ DIAZ Ildefonso Ávila (España) 11-02-2014 53 SMA
P JIMÉNEZ ROJAS Mario Alberto Bogotá (Colombia) 03-05-2014 84 COB
Fue 6 años Inspector
P JUNG Jean-Pierre París (Francia) 29-04-2014 86 FRB
P KACZMARZYK Mieczysław Cracovia (Polonia) 13-01-2014 78 PLS
Fue 6 años Inspector
P KAIDATHARA Francis Tiruchy (India) 10-09-2014 67 INT
P KAROTEMPREL Sebastian Shillong (India) 20-07-2014 82 INS
P KAWAI Tsuneo Paolo Tokio (Japón) 23-06-2014 68 GIA
P KENNEDY Christopher Makati City (Filipinas) 13-03-2014 67 FIN
P KENNY Thomas Blanchardstown (Irlanda) 12-04-2014 83 IRL
P KOPECKÝ Jaroslav Litomyšl (Rep. Checa) 21-08-2014 90 CEP
L LAMBRECHT Juan Bahía Blanca (Argentina) 19-08-2014 88 ARS
P LANDONI Luigi Asti (Italia) 16-04-2014 76 ICP
E LEADEN Guillermo Buenos Aires (Argentina) 14-07-2014 100 --
Fue obispo 38 años
(17 años como Auxiliar de Buenos Aires)
L LEE Aloysius Hong Kong 16-03-2014 80 CIN
P LIANG Vincent Hong Kong 15-07-2014 88 CIN
P LOMBARDI Domenico Acquavona (Italia) 05-08-2014 64 IME
P ŁUCZAK Henryk Wrocław (Polonia) 18-06-2014 70 PLO
P MAFFEZZONI Francesco Arese (Italia) 08-09-2014 78 ILE
P MANCINI Livio Roma (Italia) 02-02-2014 87 ICC
P MANFREDONIA Taddeo Salerno (Italia) 17-02-2014 87 IME
P MANISCALO Paul San Francisco (EE.UU.) 12-08-2014 98 SUO
P MANZANO GÓMEZ Julio Arévalo (España) 30-08-2014 76 SSM
S MARDI Manuel Guwahati (India) 24-03-2014 26 ING
P MATACONIS Richard Roma (Italia) 21-01-2014 83 SUE
P McGUIRE James Farnham (Inglaterra) 02-03-2014 98 GBR
P MEHERS John Siteki (Swaziland) 08-08-2014 80 AFM
P MELIS Carlo Genzano di Roma (Italia) 10-03-2014 84 ICC
Fue 6 años Inspector
P MERINO URIÉN Nicolás Madrid (España) 07-07-2014 86 SSM
P MERRIMAN Joseph Farnham (Inglaterra) 17-06-2014 84 GBR
P MIRANDA ESCAMILLA Jorge San Salvador (El Salvador) 25-08-2014 86 CAM
P MO Ze Tsong Mathias Yenora (Australia) 05-03-2014 83 AUL
L MURA Giuseppe Roma (Italia) 19-05-2014 83 ICC
P NDRZEJUK Benedykt Słupsk (Polonia) 12-07-2014 77 PLN
P NOBOA Virgilio Riobamba (Ecuador) 25-07-2014 80 ECU
P OLLIVRY Guy Libreville (Gabon) 30-07-2014 88 ATE
P PAJTAK Ivan Zagreb (Croacia) 23-01-2014 60 CRO
P PALLIPPARAMPIL Matthew Kolkata (India) 24-06-2014 72 INC
P PANZIERA Mario Campo Grande (Brasil) 18-08-2014 87 BCG
P PARENT Claude Templeure (Bélgica) 16-08-2014 85 FRB
P PARKES Bernard Ince Blundell (Inglaterra) 08-04-2014 67 GBR
P PENDERS Lambert Sint – Denijs – Westrem (Bélgica) 19-06-2014 89 BEN
P PLAZA Jesús Valencia (Venezuela) 15-02-2014 79 VEN
L PRACHIN PIEMSIRI Simn Bangkok (Tailandia) 06-02-2014 90 THA
P QUILICI Mario São Paulo (Brasil) 21-07-2014 91 BSP
Fue 6 años Inspector
L RACCO Livio Turín (Italia) 03-01-2014 90 ICP
P REIJKERS Adriaan Assel (Holanda) 21-04-2014 102 BEN
P REIS Gutenberg (DOS) São Paulo (Brasil) 06-01-2014 83 BSP
P REPOVZ José Mario Buenos Aires (Argentina) 20-04-2014 59 ARS
Fue 6 años Inspector
L RIBEIRO Jose Dili (Timor Este) 06-04-2014 89 ITM
P RIESCO SANTOS Ismael Salamanca (España) 22-02-2014 82 SMA
P RODRÍGUEZ Alejandrino Córdoba (Argentina) 17-03-2014 87 ARN
L RODRÍGUEZ OVELAR Cecilio Yapacaraí (Paraguay) 01-01-2014 83 PAR
P RODRIGUEZ RODRIGUEZ Juan Pablo Bogotá (Colombia) 06-09-2014 77 COB
P ROGGIO Rafael Córdoba (Argentina) 07-09-2014 91 ARN
P RUSSO (RIZZUTO) Giovanni Palermo (Italia) 01-02-2014 78 ISI
P SAMUELE Orfeo Altipiani di Arcinazzo (Italia) 01-08-2014 80 ICC
L SÁNCHEZ MORANTES Luis Valencia (Venezuela) 15-02-2014 83 VEN
L SÁNCHEZ PÉREZ Victoriano San Francisco de Macorís 09-08-2014 76 ANT
(República Dominicana)
P SAVAGE Robert Nueva York (EE.UU.) 23-05-2014 97 SUE
P SAVINO Giuseppe Taranto (Italia) 10-02-2014 82 IME
L SCHOUTEN Kees Huis ter Heide (Holanda) 30-06-2014 84 BEN
P SERRUYS Victor Etterbeek (Bélgica) 14-04-2014 91 ben
P SHUTKA (SUTKA) Ján Cuenca (Ecuador) 11-08-2014 83 ECU
P ŠILEIKA Staníslovas Kaunas (Lituania) 17-06-2014 95 ICP
P SOBRERO Giuseppe Coacalco (México) 10-01-2014 83 MEM
L SPAGGIARI Giovanni Frascati (Italia) 29-01-2014 92 ICC
P STEFANI Giovanni Roma (Italia) 21-01-2014 91 ICC
P STEFFAN Alphonse Landser (Francia) 01-01-2014 92 FRB
P TARDIVO Giuseppe Santiago de Chile 01-07-2014 97 CIL
P TOPNO Joseph Tezpur (India) 27-08-2014 95 ING
P TRAN Duc Dau Antonio Ba Thon (Vietnam) 11-04-2014 64 VIE
P VACCARELLO Francesco Lima (Perù) 14-01-2014 83 PER
P VAN HAM Joseph Embourg (Bélgica) 21-01-2014 84 FRB
P VÁZQUEZ JULIO Alonso Sevilla (España) 24-05-2014 83 SSE
P VENUTI Vittorio Venecia-Mestre (Italia) 11-07-2014 94 INR
P VICENTE PINDADO José Bilbao (España) 23-07-2014 74 SSM
L VILLUVIRUTHIL Varkey Kolkata (India) 12-06-2014 85 INC
P VISALLI Antonino Mesina (Italia) 05-01-2014 90 ISI
P VITACCHIO Giancarlo Santorso (Italia) 09-03-2014 93 INE
P VRECKO Augustin Pétionville (Haití) 10-03-2014 79 FRB
P WAŁEK Michał Sokołów Podlaski (Polonia) 12-02-2014 87 PLE
P WEHINGER Klaus Daun (Alemania) 29-06-2014 88 GER
P WHITTLE Joseph Naas (Irlanda) 11-03-2014 94 IRL
P WIGGER Werner Jünkerath (Alemania) 02-06-2014 79 GER
P WITTBRODT Józef Kraszewo (Polonia) 08-03-2014 79 PLE
P WÓJCIK Daniel Jędrzychów (Polonia) 11-09-2014 79 PLO
P WÖSS Franz Unterwaltersdorf (Austria) 23-03-2014 73 AUS
Fue 6 años Inspector
P YUAN Sylvester Hong Kong 13-01-2014 81 CIN


ACG 419

List hlavního představeného

Více patřit Bohu, spolubratřím a mladým

Don Ángel FERNÁNDEZ ARTIME, SDB

hlavní představený

Obsah

Více patřit Bohu, spolubratřím a mladým... 3

1. Ve stopách předchůdců.. 3

2. Přítomnost je třeba žít s vírou, nadějí a realismem – společně na cestě  9

3. Patříme stále více Bohu.. 11

4. Uskutečněme „utopii“ bratrství podle evangelia.. 13

5. S mladými k mladým, našim „pánům“. 16

6. Misijní kongregace – Různost znamená bohatství 18

6.1 Proč je řada misijních míst, kde je nás opravdu třeba. 19

6.2 …a proč je různost bohatstvím.. 20

7. Dvousté jubileum narození Dona Boska.. 21

8. „Vezměme k sobě domů Pannu Marii“. „A od té chvíle si ji ten učedník vzal k sobě.“ (Jan 19,27)  23

List hlavního představeného

Více patřit Bohu, spolubratřím a mladým

Řím, 16. srpna 2014

Drazí spolubratři,

uplynuly už více než tři měsíce od konce 27. generální kapituly, a třebaže jsem se vám už ozval prostřednictvím krátkého videopozdravu, list hlavního představeného, zveřejňovaný v Aktech generálního domu, je pro mě zvláštní příležitostí, jak vás oslovit.

                Vybral jsem stejný název, jaký měl můj projev na závěr generální kapituly, protože mám za to, že v dokumentu kapituly je už obsažen veškerý program pro přemýšlení a činnost na další šestiletí, který bychom měli rozvíjet každý podle svých darů a schopností. Odvolávám se na několik bodů, jimiž se zabývala generální kapitula, ale na prvním místě bych chtěl všem a každému z vás, drazí spolubratři salesiáni, vyjádřit svou lásku a přání, abychom byli stále ve spojení, ať už jsme na jakémkoli místě našeho „salesiánského světa“. Naše setkání pro mě bude opravdovým darem a radostí.

                Chtěl bych vám také říci, co pro mě nyní znamená služba, kterou jsem přijal. V této souvislosti jsem přečetl první poselství všech svých předchůdců. A musím říci, že jsem to udělal s velkým potěšením a vnímal jsem to jako dar pro svou duši, protože jsem se setkal s velkými svědky. Nemohu si nechat pro sebe, co jsem načerpal, protože tyto texty mluví samy za sebe.

1. Ve stopách předchůdců

Musím přiznat, že už pouhý fakt, že píši tento text, vnímám s pohnutím, protože myslím na hlavní představené, které jsme měli v minulosti. V každém z jejich prvních poselství je něco zcela mimořádného.

                Bl. don Michal RUA, který svůj první list napsal jako hlavní představený 19. března 1888, poté co převzal své ustanovení do úřadu dekretem Svatého stolce, který ho potvrdil v roli hlavního představeného, napsal, že jako nový hlavní představený, „přes svou nehodnost byl ustanoven božskou Prozřetelností, která byla manifestována každému z vás“.[1] Don Rua dále píše, že po osobní audienci u papeže Lva XIII. mu kardinál vikář na závěr rozhovoru řekl: „Kladu vám na srdce věc Dona Boska; kladu vám na srdce věc Dona Boska.“[2] V dalším textu vyjadřuje své hluboké přesvědčení, že salesiáni musí zůstat věrnými syny tak velkého otce, jakým byl Don Bosco, a jejich hlavním úkolem bude zachovat a rozvinout jeho dílo a věrně následovat metodu a nauku Dona Boska. Potom děkuje za všechny dopisy, které přijal, a za všechny projevy úcty a lásky a vyznává, že to vše je mu útěchou v jeho bolesti (má na mysli ztrátu Dona Boska), a doufá, že na svého předchůdce dobře naváže: „Přesto všechno nemohu skrývat sobě ani vám velkou potřebu vašich modliteb. Odevzdávám se vaší lásce a podpoře vašich modliteb. Ujišťuji vás, že vás všechny nosím ve svém srdci, že vás budu každého dne doporučovat při mši sv. Pánu, aby vám pomáhal svou svatou milostí, aby vás chránil od každého nebezpečí a především aby nás všechny jednou shromáždil všechny spolu, nikdo aby nechyběl, abychom mu společně zazpívali chvály v ráji, tam, kde nás očekává, jak to napsal nás nejmilovanější otec Don Bosco.“[3]

                Don Paolo ALBERA napsal svůj první list v Turíně 25. ledna 2011. XI. generální kapitula skončila 31. srpna 1910. List začíná velmi prostě slovy o tom, že hlavní představený si je vědom netrpělivosti, s níž je očekáván list nového hlavního představeného a omlouvá se za zpoždění, které bylo dáno administrativou po jeho volbě.[4]

                Don Albera oznamuje, že píše těsně před výročím úmrtí ctihodného Dona Boska, v období, kdy don Rua psával své oblíbené okružníky, a doufá, že „právě toto datum dodá autoritu a účinek mému nehodnému slovu. Navíc se vám představuji jazykem, který je dalek jazyku představeného a učitele, ale spíš má blízko prostému jazyku bratra a přítele. Nejraději bych vám předal své myšlenky ze srdce do ruky, s důvěrou, že můj hlas nalezne věrný odraz ve všech salesiánech a všem poslouží jako podnět k životu synů ve stopách našeho ctihodného zakladatele a otce“.[5] Po těchto slovech pod titulkem Pod tíhou odpovědnosti píše don Albera překrásnou stránku, kde vyjadřuje, že vnímá velkou tíhu, kterou by nejraději proměnil v „závazek, který vnímám jako větší, než mohou unést mé fyzické, intelektuální a morální síly“.[6]

                Podle svých slov viděl kolem sebe mnohé jiné, kteří byli lépe připraveni k tomu, aby přijali vládu nad Zbožnou společností sv. Františka Saleského, více vybaveni ctnostmi a moudrostí… Don Albera po volbě spěchal do Valsalice, aby si u ostatků Dona Boska postěžoval, proč Don Bosco nechal kormidlo salesiánské loďky padnout do jeho rukou… Spíš pláčem než slovy vyjádřil tehdy své obavy, úzkosti a slabost.[7]

                První list bl. dona Filipa RINALDIHO byl publikován v Aktech hlavní rady, tedy ve stejných Aktech, v nichž ho publikoval už don Albera před třemi lety (Albera pak napsal ještě třináct listů). V první části listu píše: „Je to poprvé, kdy píši jako hlavní představený a rád bych vám zprostředkoval všechny emoce, které v mém srdci v těchto památných dnech zanechala tato nová odpovědnost. Je snadné pochopit, že to není možné: v našich životech se děje tolik pohnutých událostí, že slova nedokážou vyjádřit a popsat to, co se v nás děje. Jejich interpretaci tedy ponechávám na vás a na vaší dobré vůli.[8]

                Don Rinaldi pak píše, že nemůže poděkovat každému salesiánovi zvlášť, a tak dík svěřuje několika málo řádkům, které věnuje všem, a to 24. měsíce dubna ve společenství inspektorů a delegátů generální kapituly a spolubratří a mladých z oratoře. V dojetí se v prostraci položil před usměvavým obrazem naší Pomocnice v její krásné svatyni a všechny doporučil jako milované děti jejímu Srdci.[9]

                Don Pietro RICALDONE uvedl první list svým pozdravem 24. dubna 1932: „Mým prvním pozdravem je modlitba. Naše Společnost už není v kompetentních a svatých rukou bl. Dona Boska, dona Ruy, dona Albery nebo dona Rinaldiho: pomozte mi získat od Pána milost, aby v rukou vašeho nového hlavního představeného neochabla v zápalu a v rytmu svého rozvoje.[10]

                Don Ricaldone prosí o prominutí, že svůj laskavý a otcovský pozdrav nemohl napsat hned, i když jeho myšlenky byly hned u všech salesiánů, ale generální kapitula a povinnosti, které zahrnovaly setkání s inspektory a cestu do Říma, mu to nedovolily. Děkuje za všechny srdečné projevy přízně, jichž se mu dostalo, a za všechny modlitby. Slibuje, že se bude za všechny modlit a že bude usilovat, aby Společnost zůstala věrná Stanovám a ve spojení s duchem bl. Dona Boska.

                Dvacátého čtvrtého srpna 1952 napsal první list don Renato Ziggiotti s tím, že čekal na konec XVII. generální kapituly a na sliby nových profesů 15. a 16. srpna, kdy jsme si připomněli výročí narození našeho milovaného otce a zakladatele. „První list svěřuji do zvláštní péče naší Matky Nejsvětější Panny Marie v den její měsíční připomínky“.[11]

                Hlavní představený v dalším textu děkuje za blahopřání, která mu byla zaslána u příležitosti jeho jmenování, a ujišťuje svou vzpomínkou a modlitbou za všechny a za každého.

                Dále spolubratřím připomíná, jak byl 1. srpna zvolen: „Bylo kolem jedné po poledni, kdy jsme dokončili dlouhé přípravy, sečetli volitele, zakončili slavnostní skrutinium, kdy se podepsaného salesiána dotkla mimořádná důstojnost spolu s nesmírnou odpovědností, protože se stal nástupcem svatého Jana Boska. Ani se, bratři, neptejte, jak jsem byl zmaten a zároveň jakou jsem měl radost, když jsem viděl, jak salesiáni aplaudují, radují se, objímají mě. Všichni členové generální kapituly byli dojati, včetně mých milovaných spolubratří představených a druhů, od starých po mladé, když skončila chvíle smutku a nadešel čas nového představeného.“[12]

                Don Luigi RICCERRI napsal první slova jako hlavní představený a datoval je výrazem „slavné výročí“, 16. srpna 1965: „Poprvé se vám představuji v den tak drahý našemu synovskému srdci. Dnes je 150. výročí narození našeho nejlaskavějšího Otce.[13]

                Potom vypráví o svém dojetí při celebrování mše sv. v dolním chrámu na Colle, kde byl obklopen spolubratry-představenými, donem Ziggiottim, Antalem, matkami z hlavní rady FMA, spolubratřími, novici, spolusestrami, bývalými žáky, věřícími a přáteli Dona Boska. Mše byla přenášena Eurovizí milionům osob z jedenácti národností. V myšlenkách se zaobíral kontrastem s prostou a nenápadnou oslavou narozenin našeho Otce před sto padesáti lety. Obracel se k Prozřetelnosti a v srdci se modlil Magnificat.

                Dále pod titulkem Motivy naděje píše: „Ano, při pohledu na Dona Boska a na jeho nástupce vidím celou svou nedostatečnost a jak jsem nehoden vydat se po jejich cestě.“[14] Don Riccerri píše, že jistou útěchou při myšlence na svou nedostatečnost mu je pomyšlení na to, že byl povolán na toto místo volbou při generální kapitule. A že Pán, který píše své řádky napříč lidskými úmysly, ho povolal, aby stanul v čele kongregace. „Společně konejme jeho vůli. Nezbude mi, než abych byl stále učenlivý, abych prosil o skromnost a abych se stal nástrojem v rukou dobrého Boha.“[15]

                Dalším motivem, o němž se zmiňuje, je velká a upřímná láska a důvěra v ty, kdo stojí ku pomoci novému hlavnímu představenému, aby mu pomáhali, povzbuzovali ho a byli opravdovými syny a přáteli, jeho laskavými spolupracovníky.

                Nakonec projevuje své otcovské srdce, když praví: „Z mé strany, když jsem vám otevřel srdce, bych vám rád řekl, že se cítím být ve službě každého z vás, se srdcem otce. Autorita, o níž jsem naprosto přesvědčen, a zvláště je tomu dnes, není výkon moci, ale výkon té lásky, která se stává službou, jako je to u otce a matky ve vztahu k jejich dětem. (…) Rád bych každému z vás vyjádřil svou živou touhu, vůli, abych se vám stal otcem; prosím intenzivně Boha a dona Rinaldiho, aby mi dali kousek svého srdce.“[16]

                O slavnosti Zvěstování, 25. března 1978, napsal don Egidio VIGANÒ svůj první list spolubratřím: „Zdravím vás s radostí a s nadějí a rád bych vám sdělil několik myšlenek, které mám na srdci… Prozřetelnost před několika měsíci rozhodla o novém hlavním představeném. Nyní si uvědomuji, jak velkou odpovědnost přebírám ve službě rodině, jež musí být provázena duchovním otcem v hlubokém sjednocení s Donem Boskem“.[17]

                Pak don Viganò podtrhl jistotu, že mu Pán bude pomáhat, aby měl účast na kráse a plnosti této služby, a že ho svou mateřskou přímluvou při setkáních se všemi spolubratry a s komunitami bude doprovázet Panna Maria.

                Co se týká jeho samého, napsal: „Rád bych si osvojil citlivost stylu Dona Boska, bezprostřednost, jíž se vyznačovali ostatní jeho nástupci, ale také laskavost a prostotu, nebo alespoň upřímnost a solidnost.“[18]

                Don Juan Edmundo VECCHI ještě jako vikář tlumočil poselství naděje na památku dona E. Viganò po jeho smrti 23. června 1995. Po klidném odchodu sedmého nástupce Dona Boska vedl Vecchi kongregaci vstříc 24. generální kapitule, kterou zahájil 18. února 1996 slavnostním otevřením a ukončením 20. dubna, už jako hlavní představený.

                Proto je pochopitelné, že po převzetí vedení kongregace na kapitule, se jeho první list z 8. září 1996 týkal apoštolské exhortace Vita consacrata a není v něm žádný odkaz na začátek jeho služby v roli hlavního představeného. V tomto smyslu se liší od všech předchozích představených.

                Konečně don Pascual CHÁVEZ, který byl zvolen hlavním představeným na 25. generální kapitule, otevřel svůj první list pozdravem všem spolubratřím po ukončení generální kapituly, kterou označil za silnou zkušenost salesiánské spirituality. Kapitulní dokumenty v té době už dorazily do jednotlivých provincií a hlavní představený toužil po tom, aby „se setkal se spolubratřími prostřednictvím tohoto prvního okružního listu. Psát listy byl apoštolský způsob vypracovaný sv. Pavlem, aby překonal zeměpisnou vzdálenost a nemožnost být uprostřed komunit a podílet se na jejich životě. Přes nutné překážky mohou být také listy hlavního představeného prostředkem, jak se přiblížit k bratřím a jejich provinciím a jak se podělit o události v kongregaci, jak vnášet světlo do života a výchovně-pastorační praxe komunit“.[19]

                List byl datován v předvečer Nanabevzetí Panny Marie a dva dny před připomínkou narození Dona Boska. Don Pascual v něm vyjádřil svou touhu po blízkosti všem: „Neskrývám vám, že bych vám byl rád nablízku a sdílel s vámi vaše aktuální práce a největší sny; zvláště cítím v hloubi srdce přání modlit se za každého z vás. Pán ať vás naplní svými dary, Duchem svatým, aby vás obnovil a posvětil ve světle obrazu našeho zakladatele.“[20]

                Don Pascual pak vyjádřil své přání promluvit v tomto listu k celé kongregaci o svatosti, nikoli v tom smyslu, že by mělo jít o traktát, ale s úmyslem představit ji s velkou apoštolskou naléhavostí jako Boží dar.

2. Přítomnost je třeba žít s vírou, nadějí a realismem – společně na cestě

S naprostou upřímností vám, milí spolubratři, mohu říci, že jsem byl několikrát dojat, když jsem procházel historií kongregace. Datum 31. leden 1888, kdy nás opustil Don Bosco, je podnětem pro mě i pro vás k hluboké vděčnosti za vše, co se událo v naší historii. V historii, kterou bychom neměli reflektovat s triumfalismem, nýbrž bychom ji měli číst ze zorného úhlu víry, která nám napovídá, že Pán chtěl napsat krásné stránky o mladých skrze tolik spolubratří, kteří nás předešli.

                Když myslím na svou ubohou osobu, mohu vám říci, že bych si pro sebe přál – abych mohl lépe sloužit kongregaci a Salesiánské rodině, jejíž jsme součástí –, abych získal všechny vlastnosti i každou zvlášť z těch, jimiž vynikali všichni mí předchůdci, a to jak v teologickém, tak sociálním kontextu, tak ve vztahu k rozvoji kongregace. Buď jak buď, také znalci historie naší kongregace uznají, že naši minulost lze rozlišit zhruba do těchto etap: zakládání, konsolidacestrukturalizace (ruku v ruce s velkým rozmachem a rozvojem), pokoncilní revize a teologické vymezení, pastorační misijní projekty a etapa posilování salesiánské identity a evangelní radikality našeho života jako mužů zasvěcených Bohu. To vše, samozřejmě ruku v ruce s mnoha dalšími důrazy, které učinili spolubratři na generálních kapitulách a později rozvinuli různí hlavní představení.

                Dědictví, kterého se nám dostalo, je krásné a bohaté a o to víc nás zavazuje před Pánem, před Donem Boskem a také před těmi, kdo ze sebe v minulosti vydali to nejlepší.

                Zeptáte se mě, jak se cítím tváří v tvář této skutečnosti a jaký animační program a projekt řízení mám po ruce. Osobně se s vámi mohu podělit o to, co jsem řekl 25. března 2014. Prožívám toto:

– Z hlediska víry spoléhám na Pána.

– Jelikož vím, že nejsem sám, vnímám vnitřní posilu, která pochází od Ducha („Stačí ti moje milost“), jíž je přítomnost Matky („Hle, synu, tvoje matka…“) A nejsem sám, protože zažívám bratrské spojení a pomoc ze strany spolubratří salesiánů (vás, kdo jste mi velmi blízko, ale také vás, kdo jste v mnoha částech světa jako představitelé Dona Boska dnes pro mladé, kteří na vás čekají). A nejsem sám, protože vnímám také lásku a přízeň ze strany celé Salesiánské rodiny.

– A prožívám také lásku k mladým, které nosím v srdci. Pociťuji to velmi živě, zvlášť vůči nejchudším, nejpotřebnějším a posledním.

                Co se týče Animačního plánu a projektu řízení šestiletí, nalezneme vynikající definici v dokumentu 27. generální kapituly. Nemám pochyb o tom, že vše, oč bychom měli usilovat, je v něm tak nebo onak obsaženo.

                Program šestiletí bude vypadat takto:

·         Nadále pečovat o naši charismatickou identitu při věrném zachovávání odkazu Dona Boska, zároveň ale budovat novou identitu co do formy a výrazu po dvoustém jubileu, která však bude totožná v čistotě a v základu jeho charismatu, který jsme dostali darem jako dědictví.

·         Na všech místech, kde je naše kongregace, garantovat náš způsob zasvěcení a identity mužů, kteří jdou v Božích stopách a jsou mystiky i v každodennosti.

·         Pečovat o lidský, citový a vokacionální rozměr každého spolubratra a našich komunit. Skutečně chceme snít sen o utopii bratrství, které je napojeno na evangelium.

·         Co nejúčinněji svědčit o naší prostotě a jednoduchosti života, o naší chudobě, která spočívá v práci a trpělivosti.

·         Až do krajnosti prožívat zasvěcení mladým lidem, zvláště nejchudším. S pokorou a bez jakéhokoli triumfalismu, ale jako v dobách Dona Boska bychom měli být rozpoznatelní právě pro své zasvěcení, rozhodnutí a činnost.

·         To vše nedokážeme udělat samotní. Jsme součástí velké Salesiánské rodiny, která sama musí růst ve své identitě. Disponujeme velkým zástupem laiků, kteří jsou dobře formováni a zapojeni do našeho poslání. Jinými slovy to vyhlásila naše 24. generální kapitula: Když jsme dospěli až sem, poslání, které sdílíme s laiky, už není fakultativním, ale závazným charismatickým požadavkem.

3. Patříme stále více Bohu

Musím se vám bratři přiznat s tím, že výrazy jako Boží primát, mystikové Ducha, Boží záměr, Boží blízkost, jednota s Bohem a hledači Boží jsou slova, která se mě hluboce dotýkají, protože mi potvrzují, že jde o něco významného, že jde o klíč, že vše ostatní může být energie vydaná nadarmo, nebo naopak „semeno, které padne na úrodnou půdu“.

                Zároveň chci upřímně vyjádřit obavu, která mě provázela v prvních letech mé služby provinciála. Když o tom mluvím, dovedu si představit, že mohou být spolubratři, kteří řeknou, že tohle je už „překonaná teologie“, že to „už neobstojí“, že už to je „nepoužitelné“…  A přece se se stejnými výrazy setkáme na nejrůznějších místech, v současných teologických spisech a časopisech, které jsou velmi aktuální.

                Během naší 27. generální kapitoly jsme došli po shrnutí zkušeností celé kongregace k podobným závěrům.

Skutečně, bratři, věřím, že duchovní život musí být na prvním místě[21], duchovní život, jenž je především hledáním Boha v každodenním životě, skrze něhož pak konáme všechno ostatní. Říkám to proto, že pro nás, jako to bylo také pro Dona Boska při jeho hledání toho nejlepšího pro mladé, totiž jejich spásy, byla, je a bude v kontextu dnešního řeholního života osoba Ježíše Krista a jeho poselství základním stavebním kamenem. Jde o ústřední postavení Ježíše Krista v našem životě. Možná jsme o tom nikdy nezapochybovali, ale je třeba učinit ho základním kritériem vlastního života.

                Náš řeholní život – nesmíme zapomínat, že náš život není pouze salesiánský život, ale řeholní život jako zasvěcených salesiánů – nemá raison d’être v tom, co děláme, ani ve strukturách, v nichž jsme organizováni, ani v efektivitě našich programů a plánů. Buď se náš řeholní život stane znamením (komunita věřících mužů zasvěcených Království), nebo riskujeme, že se budeme spíš věnovat svému úspěchu (pokud nějaký bude) než Božímu poselství.

                Nebezpečí, které se skrývá v každém řeholním životě, je ztráta charismatické dynamiky. Je možné, že nás práce, aktivity a úkoly (pastorační nebo jiné) natolik zaměstnají, že ztratíme symbolickou hodnotu svého života. Například se mi nedávno stalo, že z jisté země, kde je hodně salesiánských děl a kde si nás lidé váží kvůli našim sociálním dílům, přišla zvěst, že tam lidé vůbec neuznávají přítomnost salesiánů jako osob, které věří v zasvěcený život. Divím se pak a ptám se: Co jsme vlastně pokazili? O čem vlastně neumíme svědčit?

                Proto když se tážeme, co je na našem životě podstatné, dospíváme k tomu, že se musíme vrátit k setkání s Ním, jenž dává smysl každému okamžiku. K témuž závěru docházíme, když se ptáme, proč, kvůli čemu a pro koho to všechno konáme, jaké kritérium je zásadní pro naše rozhodování a proč žijeme, jak žijeme.

                Lze tedy říci, že jádrem naší identity a raison d’être našeho řeholního života je prožitek Boha, život s Bohem. A otázka po kvalitě života v rámci řeholního života se nakonec stává otázkou po kvalitě této zkušenosti s Bohem.[22] Právě v tomto rámci a kontextu se konala naše kapitula, která v odst. 32 podtrhla, že stejně jako pro Dona Boska, tak také pro nás je Boží primát kardinálním bodem, který dává smysl naší existenci v církvi a ve světě. Tento primát dává smysl našemu zasvěcenému životu a neslučuje se s představou života, který se rozpouští v aktivitě a v zapomnění na to, co je esenciální, totiž že máme být Božími hledači a svědky jeho lásky mezi mladými, zvláště nejchudšími.

Proto bychom si měli vzájemně pomáhat, abychom skutečně uvěřili v tuto základní zkušenost našeho života, Božího života v nás, nebo vyjádřeno teologicky, v prožitek naší existence „v Bohu“. Drazí spolubratři, ať jsou slova, jimiž to chceme vyjádřit, jakákoli, kořenem našeho salesiánského života, jakož i veškerého zasvěceného života, je mystika, protože pokud ten, který nám dává sílu a život, není reálnou a životodárnou skutečností, všechno ostatní nás odvádí daleko od něj. A každodenní únava, osobní obtíže, existenciální prázdnota – i když jsme si mysleli, že to vše prožíváme pro Boha –, které tak často vídáme u spolubratří i u sebe samých, představují bolestnou, avšak nezbytnou zkoušku, že je tomu skutečně tak.

                Pane, obdaruj nás schopností být skutečně více „Božími hledači“, abychom dosáhli především plnosti „svého bytí“, v životě a pak i v činnosti.

4. Uskutečněme „utopii“ bratrství podle evangelia

„Domov“ a „rodina“ – čteme v dokumentu poslední kapituly. Jde o dvě slova, která často užíval Don Bosco, aby popsal ducha Valdoka, který by měl zazářit v našich komunitách.

                Kapitulní společenství se pokusilo otevřeným a také realistickým způsobem (s klady i zápory) interpretovat důvody naší naděje, kterou vkládáme do komunitního života, do dimenze našeho života, která třebaže v sobě skrývá velkou prorockou sílu, je zároveň také v rámci naší kongregace „chatrného zdraví“.

                V kapitulním dokumentu se praví, že od 25.GK rostl smysl pro život ve stále autentičtější podobě komunitního života, i když pod slovy „respekt“ a „tolerance“ lze vidět mnohé podoby laxnosti a nedostatky vzhledem k vzájemné bratrské lásce. Pohodlnost a také aktivismus vedou k tomu, že velmi redukujeme čas, který bychom měli věnovat komunitě, a že ho považujeme za „ukradený“ jak pro svou „osobní sféru“, tak pro poslání. Jestliže je nám obtížné odpovědět na Boží volání radikálním způsobem, je to dáno také slabým přesvědčením o tom, že to má smysl činit ve společenství a v komunitě.

                Zároveň ale v pozitivním duchu uznáváme, že komunitní život je jeden ze způsobů, jak zakoušet Boha. Prožívat „mystiku bratrství“ je základním předpokladem našeho apoštolátního zasvěcení.

                Prožívat spiritualitu společenství znamená budovat komunitu, a tedy přejít od společného života ke společenství života (dalla vita in comunione alla comunione di vita).

Tyto a další úvahy nacházíme v kapitulním dokumentu, který jistě čteme a promýšlíme. Už se tím nebudu více zabývat. Není třeba probírat další citace, abychom poukázali na celou mozaiku s jejími světly i stíny. Na pozadí 27. generální kapituly vyvstává především tato otázka: Čím se máme zabývat především, co máme změnit, v čem máme pokračovat a co raději opustit, aby náš komunitní život získal sílu a přitažlivost a aby naše bratrství zazářilo ve světle evangelia a stalo se tak „neodolatelně“ přitažlivým?

                Komunitní život v sobě zahrnuje, jak se vyjádřil jeden autor, „všechno, co je obtížné i co je možné, tedy milost i slabost. Pouze s Boží milostí lze setrvat v komunitě a prohlubovat tuto zkušenost… Jde o pokání a askezi, které nás očišťují společně, ve spolupráci, ve společenství. Je to ale zároveň, a to především, něco krásného. V komunitě jsme, abychom byli šťastní, a je mnoho takových, kteří toho dosáhnou (…), a pokud chceme mluvit o kráse komunitního života, pak musíme promluvit také o drobných limitech bratrské lásky. Lze je překonávat přítomností, vzájemnou empatií i napomínáním (correzione fraterna), zájmem o druhého, pomocí a solidaritou; a konečně, bratrskou láskou v celém rozsahu tohoto slova. Srdce žádá a vyžaduje. Komunitní život budoucnosti bude bratrský, nebo vůbec nebude.[23] Je to jedna z přísad, kterou hledají dnešní kandidáti – a většinou ji nenaleznou.“[24]

Když dnes přemýšlíme o řeholním životě, přecházíme na to, že rozhodující sílu má svědectví. Stejně jako v mnoha oblastech našeho sociálního prostředí existují na jedné straně mnohé pozitivní fenomény, na straně druhé neschopnost komunikace, izolovanost, individualismus, který se stále prohlubuje, a samota, která je v mnoha oblastech světa nemocí dneška stejně jako jeho dvojče, deprese. Svědectví řeholních komunit (také té naší) by mělo být věrohodným evangelním poselstvím, autentickou provokací či výzvou.

                Proto vám vyznávám, že mou největší obavou je obava o to, jak s vámi mluvit, jak vám ukázat, komunikovat potřebu společné cesty správným směrem, tváří v tvář této tíživé realitě našich děl. Milí spolubratři, v tolika případech se na naše společenství zapomíná kvůli jiným věcem! Ptám se například, proč my, kteří bychom měli být experty humanity, už proto, že jsme vychovateli mládeže, máme po svém boku ve svých komunitách, v jídelně nebo v sousedním pokoji, spolubratry, kteří jsou zranění na srdci, drceni samotou a deziluzí, bratry, kteří chtěli být šťastnými salesiány a dnes takoví opravdu nejsou. Je pravda, že tak to nevypadá v celé naší kongregaci, ale často tomu tak je a měl by nám stačit jen jeden takový příklad, jediný zraněný spolubratr, aby tak trochu krvácelo srdce nás všech. Byl by hřích, kdybychom na slova, skutky nebo na hrobové ticho odpovídali jako Kain na Hospodinovu otázku: „Kde je tvůj bratr?“ – „Nevím,“ řekl Kain, „copak jsem strážcem svého bratra?“ (Gn 4,9) Jistěže jsme! Nikoli strážci, ale bratry, kteří ho mají na starost.

                Velká výzva pro nás, drazí bratři, pro každého provinciála, členy provinciální rady, ředitele a každého spolubratra v jakékoli komunitě salesiánského světa je toto: Učinit z naší komunity skutečný prostor života ve společenství. Jak přejít od společného života s chvílemi, které věnujeme pravidelným setkáním, plánování, projektům – které mají jistě svůj význam – k životu ve společenství? Abychom dosáhli tak náročného cíle, bude zapotřebí osobního obrácení, ba obrácení celé komunity, osobního emočního nasazení; jde o proces, který od nás vyžaduje přijetí faktu, že každá z etap našeho života je příležitostí k růstu, k otevření se novosti velmi intenzivního setkání se spolubratry silou, která pochází od Boha, abychom dokázali zviditelnit jeho přítomnost mezi námi.

5. S mladými k mladým, našim „pánům“

Nejsou to moje slova, ale slova Dona Boska, který často říkal: „Mladí jsou našimi pány“[25]; vůči mladým měl Don Bosco vždycky postoj autentického služebníka.

                Milí spolubratři, fascinuje mě všechno, co se nám dochovalo jako poklad naší kongregace ve spisech Dona Boska, zvláště vzhledem k našim prioritám: vzhledem k mládeži, zvláště té nejchudší. Nosíme to zapsáno ve svém srdci, v naší DNA, jak jsem řekl už jindy. Je však také třeba si to připomínat, aby toto naše zvláštní zaměření bylo evidentní a abychom na ně nezapomínali.

                Don Bosco, jak nám připomněla Mimořádná XX. generální kapitula, dal jako zvláštní upomínku na cestu prvním misionářům slova, která jsou dnes zvláště aktuální: „Snažte se, aby svět poznal, že jste chudí co do oblečení, zaopatření, zvyklostí – a budete bohatí před Bohem a opanujete lidská srdce.“[26]

                Jestliže máme za sebou relativně dlouhou historii kongregace, ve světle 27.GK bychom, drazí spolubratři, měli dospět k jasnému rozhodnutí být služebníky mladých. Toto rozhodnutí pro mladé, zvláště nejchudší, se tak stane, musí se stát imperativem, maximální snahou a rozlišovacím znamením kongregace v tomto šestiletí, s hlubokým smyslem pro Boha ruku v ruce s jasným svědectvím o bratrství, v němž se naše rozhodnutí pro nejpotřebnější stane natolik evidentní, že nebude třeba, abychom to vysvětlovali slovy. „Svět nás bude vždy přijímat s radostí, pokud bude naše úsilí zaměřeno na nejchudší mládež, na ty, kteří jsou na okraji společnosti. To je pro nás skutečná výzva, kterou nám nikdo nevezme.“[27]

                Rozhodnutí pro chudé bude v tomto smyslu zcela evangelní interpretací našeho slibu chudoby a jistě nám pomůže překonat přirozený sklon, který nás jako lidi, osoby a instituce, provází, totiž stát se přisluhovači moci a mocných, s touhou po hromadění majetku, tedy sklon, který je zcela protichůdný k evangeliu a k Ježíšovu způsobu života.

                Bratři, pokud naše poslední kapitula konstatovala, že chceme být kongregací chudých pro chudé, protože jako Don Bosco věříme, že právě to je náš způsob, jak žít radikalitu evangelia a jak být více způsobilí tváří v tvář potřebám mladých lidí, nešlo pouze o doporučení pro ty citlivější nebo velkorysejší salesiány, ale šlo o život každého z nás jako autentické vyjití.[28] Musí to být něco zásadního pro naše zasvěcení jako salesiánů Dona Boska a musí to ležet na srdci každého salesiána. Výjimkou mohou být snad spolubratři, kteří se na to necítí – protože se stalo něco neblahého v jejich životě –, mohou tedy participovat na našem bratrství a naší pomoci, ale nemělo by jít o volbu z vlažnosti, neochoty se odevzdat, odmítnutí volby pro nejchudší mládež. A už vůbec by nemělo docházet k případům, kdy jsou z našeho domu nebo školy propouštěni mladí lidé jen proto, že nemohou zaplatit nějaké poplatky.

                Budou možná takoví, kterým se to zdá hezké, ale nerealizovatelné, kteří řeknou, že musíme udržet školy, výdaje, a já jim řeknu, že velkorysostí, jasným zaměřením, nabídkou stipendií, můžeme vytvořit atmosféru solidarity, půjde-li o pomoc těm, kdo mají méně, a můžeme vytvořit realitu, kdy salesiánský dům nebude nikdy nedostupný pro ty, kdo mají méně peněz (ať už jde o školu, oratoř, dům, středisko mládeže…). Jak jsme také řekli na generální kapitule: Právě mladí lidé, zvláště nejchudší, jsou těmi, kdo nás zachrání. Jsou darem pro nás, salesiány, jsou skutečně naším „hořícím keřem“, před nímž je třeba si sundat opánky.[29] To je klíč k našemu otcovství vychovatelů, dárců života, jim bychom měli obětovat své žití, těm nejposlednějším, abychom tak odpověděli na volání Pána, jemuž jsme se ho rozhodli darovat. Pokud jsme se k tomu už jednou rozhodli (a to na celý život), není cesty zpátky, a to pro žádného z nás.

                Jsem přesvědčen – aniž bych ještě znal celou kongregaci –, že je zde velká ochota a velkorysost, avšak to, co věnujeme Bohu a chudým, nás nemůže nechat v klidu a lhostejnými vůči dnešním výzvám, kterým by dnes Don Bosco zajisté čelil. V tomto smyslu bych chtěl povzbudit všechny spolubratry, aby se opravdu otevřeli výzvě po obrácení před Bohem, a to spolubratři i mladí, jak nás k tomu vyzývá 27. generální kapitula.

                Jsme pro mladé skutečnými otci a bratry, jako byl Don Bosco a jak nám to připomněl svého času Jan Pavel II., když nám během 23.GK řekl: „V centru vaší pozornosti by měli být vždy mladí, naděje církve a světa, vůči nimž všichni hledí s důvěrou a zároveň neklidem. V nejbohatších zemích stejně jako v těch nejchudších jste vždy v jejich službách; zvláště buďte pozorní k těm, kteří jsou slabí a vyloučení. Každého z nich povzbuzujte evangelní nadějí, aby se s odvahou vyrovnávali se svým životem, aby odolávali pokušení egoismu a beznaděje. Buďte jim otci a bratry, jak vás tomu učil Don Bosco.“[30]

6. Misijní kongregace – Různost znamená bohatství

Tímto titulkem chci říci něco velmi prostého: Misijní rozměr je součástí naší IDENTITY a kulturní různost, multikulturalita a interkulturalita jsou bohatstvím, s nímž se vydáváme do nového šestiletí.

                Podle exhortace papeže Františka Evangelii gaudium[31] je evangelní zvěst poselstvím celého Božího lidu a pro všechny, „není už rozdíl mezi židem a pohanem, otrokem a svobodným… Vy všichni jste jedno v Kristu Ježíši.“ (Gal 3,28) To znamená, že bychom měli být Božím kvasem uprostřed lidí, mezi lidmi a s Božím lidem s jeho mnoha tvářemi, různými historickými kontexty a kulturami – všude jako učedníci a misionáři.

                Papež volá po evangelizaci všech národů a my obracíme svůj pohled s vědomím své identity na misijní charakter naší kongregace. Don Bosco chtěl, aby Salesiánská společnost byla jasně misijní. V roce 1875 zvolil mezi prvními misionáři některé, kteří měli jít do Ameriky. Ještě do své smrti vyslal na deset misijních výprav a na americkém území se podle katalogu z roku 1888 v době jeho smrti nacházelo 153 misionářů, tedy skoro dvacet procent tehdejších salesiánů.

                Tato misijní identita, udržovaná po léta, dospěla k mimořádné kapitule, která vydala zvláštní výzvu. Chtěl bych ji dnes znovu připomenout, a to na prahu dvoustého jubilea narození Dona Boska a jako upomínku na něj: „Generální kapitula vysílá všem provinciím, i těm nejchudším na počet spolubratří, výzvu, aby vyslechly pozvání koncilu a odvážný příklad našeho zakladatele a daly k dispozici vlastní spolubratry, a to buď definitivně nebo dočasně, k hlásání Božího království.“[32]

                Drazí spolubratři, opravdu věřím, že toto pozvání je dnes pro naši kongregaci velice aktuální. Mluvím-li o upomínce na Dona Boska při slavení jubilea jeho narození, neříkám to naprázdno v nějakém kontextu oslav nebo abych vyráběl statistiky, ale protože skutečně věřím – a tak to vyjádřila i generální kapitula –, že velké bohatství naší kongregace je právě v její misijní kapacitě, ve schopnosti být tam, kde je zvláště zapotřebí evangelizace, i když všechny naše síly jsou hodně potřebné na jakémkoli místě, kde se nacházíme. V tomto smyslu využívám této příležitosti, abych všechny salesiány (SDB) – a ze srdce bych rád přizval i celou Salesiánskou rodinu –, vyzval k tomu, aby si znovu přečetli, meditovali a sdíleli exhortaci Evangelii gaudium. Určitě nám to prospěje – mnozí ji pořád ještě neznají.

6.1 Proč je řada misijních míst, kde je nás opravdu třeba

V tomto smyslu, a nikoli jen na rok 2015, ale na celé šestiletí, chceme, aby se proměnila v realitu pomoc na některých misijních místech, která jsou dnes zvláště ohrožena:

·         Misijní přítomnost v Amazonii, zvláště v oblasti Manaus, Campo Grande a ve Venezuele…

·         Misijní přítomnost v Chaco Paraguayo.

·         Misijní přítomnost v některých regionech Pampy a Argentinské Patagonie.

·         Misijní přítomnost mezi emigranty v USA.

·         Misijní přítomnost na Středním východě, který je, jak dobře víme, zvláště devastován válečnými konflikty.

·         Misijní přítomnost mezi muslimy, od Severní Afriky po země Golfského zálivu po Pákistán.

·         Novou misijní přítomnost si žádá Projekt Evropa v souvislosti s posledním migračním vývojem.

·         Posílení misijní přítomnosti a první evangelizace v Asii a Oceánii: v Mongolsku, Kambodži, Bangladéši a v Laosu.

6.2 …a proč je různost bohatstvím

Vícekrát během svého salesiánského života jsem slyšel od někoho říkat, že v jeho zemi nebo provincii není třeba pomáhat, protože měli dostatek povolání. Ale právě jelikož v různosti, multikulturnosti a interkulturnosti je bohatství, je stále více zapotřebí takové pomoci, už proto, abychom zaručili identitu salesiánského charismatu, aby nebylo jednobarevné, abychom mezi provinciemi podpořili výměnu spolubratří na několik let dopředu, abychom zároveň na čas poslali spolubratry potřebným provinciím, kromě těch bratří, kteří se nabízejí jako misionáři ad gentes. Tímto způsobem také podpoříme přípravu spolubratří ve všech částech světa, a to s pohledem více otevřeným globálnímu a univerzálnímu rozměru našeho charismatu. My salesiáni Dona Boska, třebaže máme z právního hlediska organizaci, která je zakořeněna v provinciích (inspektoriích), neskládáme řeholní profesi pro jedno místo, jednu zemi nebo jedno dílo. Jsme salesiáni Dona Boska v kongregaci, která je otevřená misiím, tedy tam, kde je nás nejvíce zapotřebí a kde je možné působit naší službou.

                Jsem si vědom toho, že to, co píši, může být pro někoho překvapení, ale, milí spolubratři, měli bychom být odvážní ve snění a neměli bychom se bát čehosi nového, i kdyby to bylo namáhavé, ale samo o sobě dobré. Jedna konkrétní věc, která z toho plyne, je příprava mladých spolubratří na výuku jazyků – čím jich bude víc, tím lépe. Doba, kdy jsme si mysleli, že učení jazyků je něco navíc, luxus, a jezdit do sousedních zemí, i když byla státní hranice vzdálena třeba padesát kilometrů, znamenalo vydat se do zahraničí, je dávno pryč. Tehdy bylo také složité získat povolení v samém rámci kongregace. Nové generace salesiánů musíme připravit na to, že je třeba se naučit dobře italštinu, aby si mohli číst přímo v pramenech a ve spisech našeho zakladatele a kongregace, aby právě kvůli naší neznalosti už nebyly něčím nedostupným.

                Také bych rád vyjádřil touhu, abychom už neměli strach a nesnažili se znemožnit našim mladým spolubratřím studium za hranicemi vlastní provincie. To, že někdo studuje mimo svou vlast, vlastní kořeny a zemi, neznamená, že nemá rád svou domovinu. Není to pravda a za hranicemi nehrozí žádné nebezpečí v tom smyslu, že by mladí ztratili smysl pro realitu. Naopak, rozšíří si obzor a schopnost poznání různosti, což je pro dnešního člověka zcela nezbytné.

7. Dvousté jubileum narození Dona Boska

Až budete číst tento můj list, bude už po startu jubilea, a to 15. srpna v Castelnuovu Don Bosco a 16. srpna na Colle Don Bosco. Pod vedením mého předchůdce emeritního hlavního představeného dona Pascuala Cháveze jsme prožili intenzivní tříletí přípravy celé kongregace. Prohloubili jsme historická studia, pedagogiku a spiritualitu našeho zakladatele.

                Myslím, že je na místě, když jubilejnímu roku dáme dvojí tvář. Jednu vnější, obrácenou k veřejnosti, a druhou vnitřní, intimnější.

                Dvě stě let od narození Dona Boska, který z podnětu Ducha svatého na přímluvu Panny Marie (sr. St 1) založil kongregaci, jsou dostatečnou dobou k tomu, abychom pochopili, co jsme zdědili. Na prvním místě to byl život Božího muže, světce, který s otcovským srdcem žil, co slíbil: „Slíbil jsem Bohu, že až do posledního dechu budu patřit svým chudým chlapcům“[33]. Zdědili jsme odpovědnost za život a za uskutečnění autentického charismatu, které se zrodilo nikoli z lidské vůle, ale z Boží iniciativy, abychom se účastnili na spáse mládeže (sr. St 1).

                Oslavovat na veřejnosti, ve městech, spolu s Božím lidem dvousté výročí narození Dona Boska nám dovoluje rozpoznat, co pro nás znamená mít za Otce Dona Boska:

·         Je to příležitost, abychom projevili vděčnost Pánu, že se dvě stě let po narození Dona Boska nacházíme zde jako Boží dar pro mládež. Máme příležitost poznat Boží přítomnost v našich dějinách a vidíme, že on (Bůh živých) nás vždycky předchází.

·         Znamená to také, že se v síle evangelia budeme snažit dospět zvláště k mladým, a to k těm, kteří na tom nejsou nejlépe, a přestože za to nemohou, byli vyloučeni z radostí života.

·         Nastal čas, abychom znovu vyzvedli aktualitu našeho charismatu, které je tak blízko problémům tohoto světa a zvláště světa mladých. Proto Don Bosco má stále aktuální slovo pro mladé dneška, třebaže se proměnila situace a kontext, každopádně srdce mladých, každého mladého člověka, má stále tytéž touhy, entuziasmus a dynamiku.

·         Salesiánské charisma a Don Bosco jsou darem našeho Boha světu. Proto tolik trváme na tom, že Don Bosco je dobrem pro církev a celé lidstvo.[34] Formoval se v čase, od prvních okamžiků svého života v náručí matky Markéty, díky svým přátelům-učitelům života a, zvláště při každodenním životě s mladými, kteří vytvarovali jeho srdce a pomohli mu k tomu, aby byl blíže Bohu, lidem i mladým jako takovým.

Slavit jubileum uvnitř naší kongregace a Salesiánské rodiny znamená prožívat to, co svatý Pavel doporučuje Timoteovi, když ho žádá, aby „oživil dar, kterého se mu dostalo“. Proto vždy když salesián, člen Salesiánské rodiny, žije v plnosti vlastní povolání, je darem Boha světu.

                Slavit jubileum v intimním prostředí rodinného krbu (focolare, jímž by měly být všechny naše komunity) znamená nechat se oslovit v našem bytí i v našem životě, abychom si mohli říci s jasným pohledem, že „svatost synů se prověřuje svatostí Otce“.[35]

                Oslava také znamená znovuoživení dvousetleté historie mužů a žen, kteří darovali svůj život pro tento ideál, v mnoha případech hrdinným způsobem, v obtížných podmínkách, často extrémních. Je to nesmírný poklad, který může po svém zhodnotit jedině Bůh, jemuž ho svěřujeme.

                Jsme těmi, kdo věří, že rok 1815 začátkem povolání do života Bohem povolaného Dona Boska, který stál na začátku dlouhého řetězce svědků, a že také my, stejně jako Don Bosco, chceme usilovat o napsání budoucích stránek knihy života věřících, mladých, zvláště nejchudších, a to v barvách naděje.

                Nakonec, abych nebyl příliš dlouhý, bych chtěl podtrhnout, že salesiánské charisma má svou zvláštnost známou jako preventivní systém, který je mnohem víc než výchovnou metodou. Je pravou a bohatou podobou spirituality, mimořádným způsobem, jak utvářet smysl života z Boží perspektivy, je čímsi jako velkým darem naší kongregace a rodiny církvi. O tom se ale více rozepíši v komentáři k heslu na rok 2015 na konci roku.

8. „Vezměme k sobě domů Pannu Marii“. „A od té chvíle si ji ten učedník vzal k sobě.“ (Jan 19,27)

Tento svůj první okružní list jsem chtěl zakončit stejnými slovy, jako don E. Viganò zakončil svůj první list o Marii, jež obnovuje Salesiánskou rodinu Dona Boska.[36] Don Viganò říká, že když večer toho roku o Velkém pátku poslouchal evangelní příběh o smrti našeho Pána podle Jana, o Marii a nejmilejším žáku u paty kříže, byl mimořádně zasažen a nakonec si řekl: ano, měli bychom společně s evangelistou zopakovat ta slova jako program: „Vezměme k sobě Pannu Marii.“

                Don Bosco měl zvláště živé vnímání Mariiny osobní přítomnosti ve svém životě, ve svém povolání a apoštolském poslání. „Nejsvětější Matka je zakladatelka a bude pomocnicí našich děl,“[37] a my salesiáni jako součást Salesiánské rodiny jsme přesvědčeni, že Maria určitě zaujímá mimořádné místo, které měla v životě Dona Boska a kongregace. Maria byla pro Dona Boska pozornou Matkou, která brala pod svou ochranu jeho chlapce, byla jejich niternou vychovatelkou. Pro něho byla vždycky Matkou, vůči níž pěstoval něžnou a mužskou úctu, prostou a opravdovou.

                Don Bosco zároveň jako skutečný vychovatel a katecheta dokázal mimořádným způsobem prosadit, že na Valdoku, v jeho domě, byla rodinná atmosféra vždycky zahrnuta mateřskou přítomností nebeské Matky.

                Dnes, dvě stě let po narození Dona Boska, můžeme říci, že mariánská úcta, pro nás především v podobě Marie Pomocnice, je základním kamenem „salesiánského fenoménu“ v církvi, který nelze vyřadit z našeho charismatu: je součástí jeho fyziognomie a vitality.

                Maria, jež je Ženou naslouchající, Matkou nové komunity a Služebnicí chudých, ať nás provází a žehná nám. K ní se utíkáme s touž modlitbou jako papež František:[38]

Hvězdo nové evangelizace,

pomoz nám zaskvět se svědectvím společenství,

služby, vroucí a velkodušné víry,

spravedlnosti a lásky k chudým,

aby radost evangelia,

dosáhla končin země

a žádná periferie nebyla beze světla.

Matko živoucího evangelia,

prameni radosti pro maličké,

oroduj za nás.

Amen. Aleluja.

Bratrsky vás zdravím, srdečně

                                                                              Ángel FERNÁNDEZ ARTIME, SDB

                                                                              hlavní představený

Přeložil Zdeněk Jančařík



[1] Okružní listy M. Ruy salesiánům, Direz. Generale Opere Don Bosco, Torino, 1965, s. 25.

[2] Tamtéž.

[3] Tamtéž s. 27.

[4] Okružní listy dona Paola Albery salesiánům, Direz. Gen. Opere Don Bosco, Turín, 1965, s. 6.

[5] Tamtéž, s. 8.

[6]  Tamtéž, s. 13.

[7] Tamtéž, s. 13.

[8] Akta hlavní rady, ročník III, č. 14, 1922, s. 4.

[9] Tamtéž, s. 4–5.

[10] Akta, ročník XIII, č. 58, 1932, s. 2.

[11] Akta, ročník XXXII, č. 169, 1952, s. 2.

[12] Tamtéž, s. 3.

[13] Akta, ročník XLVI, č. 262, s. 2.

[14] Tamtéž, s. 4.

[15] Tamtéž, s. 5.

[16] Tamtéž, s. 5.

[17] Akta, ročník LVII, 1978, č. 289, s. 3.

[18] Tamtéž, s. 2.

[19] Akta, ročník LXXXIII, č. 378, s. 3.

[20] Tamtéž, s. 4.

[21] 27. GK, úvod, citace z Jana Pavla II. (Vita Consacrata, č. 93): „Duchovní život je prioritou. Od tohoto přednostního rozhodnutí, které musí najít jasné vyjádření v konkrétním úsilí jednotlivců i komunit, závisí plodnost apoštolátu, velkorysost lásky k chudým i přitažlivost duchovních povolání pro nové generace.“

[22] Přesná citace italského překladu ze španělštiny je tato: „Il nucleo dell’identità e la ragione d’essere della vita religiosa e di ogni vita cristiana è l’esperienza di Dio. Si può parlare di esperienza di Dio, di fede radicale, di priorità assoluta del Regno di Dio e della sua giustizia, di vivere la vita in chiave escatologica… Poco importano i nomi. L’importante è tenere ben presente che tale esperienza nucleare è ciò che dà un significato a tutto in questo genere di vita, è quel che dà qualità di vita ai suoi membri e fa sì che si tratti veramente di vocazione e non di una semplice professione. La domanda circa la qualità di vita nella vita religiosa è la domanda circa la qualità di questa esperienza di fede“ (ze španělštiny přeložil FERNANDO PRADO, ed., Andonde el Senhor nos lleve, P. Claretiane, Madrid, 2004, 31).

[23] Poslední věta je zvýrazněna mnou, chtěl jsem ji zvláště podtrhnout. Autor ji měl bez zvýraznění.

[24] José Marìa ARNAIZ, !Que ardan nuestros corazones. Devolver el encanto e la vida consagrada!, Publicaciones Claretianas, Madrid, 2007, 95.

[25] Mimořádná generální kapitula, Řím 1971, Akta, č. 351.

[26] Tamtéž, č. 597, cit. in MB XI, 389–390.

[27] Tamtéž, č. 597, cit. in MB XVII, 272.

[28] Podtrženo mnou, srov. 25.GK, č. 55.

[29] 27.GK, č. 52, cit. Ex 3,2 e Evangelii gaudium, č. 169.

[30] 23.GK, č. 331. Promluva sv. Jana Pavla II. k delegátům kapituly.

[31] CGS, č. 477.

[32] CGS, č. 477.

[33] St 1, srov. MO, 16.

[34] Jak říká papež František v exhortaci Evangelii gaudium, čl. 30: „Duch svatý obohacuje celou církev, která evangelizuje, také různými charismaty. Jsou to dary pro obnovu a rozvoj církve. Nejsou nějakým uzavřeným dědictvím, které bylo předáno nějaké skupině, aby je střežila. Jde spíše o dary Ducha integrované v těle církve a vtahující do středu, kterým je Kristus, odkud přicházejí jako podnět k evangelizaci. Jasným znamením autenticity charismatu je jeho církevnost, jeho schopnost harmonicky se včlenit do života svatého Božího lidu pro dobro všech.“

[35] Poznámka, kterou vyslovil jeden spolupracovník a kterou don Rua vydal jako heslo 8. února 1888, osm dní po smrti Dona Boska, v listě, který adresoval všem salesiánským ředitelům, kterým oznamoval, kdy se budou konat pohřební obřady Dona Boska. Turín, 1965, str. 14.

[36] Akta hlavní rady, r. LVII, č. 289, s. 4.

[37] Preventivní systém. Pravidla, č. 92.

[38] Evangelii gaudium, č. 288.