SDB Recursos

DELIBERACIONES DEL CG26

CAPÍTULO GENERAL 26 - DA MIHI ANIMAS CETERA TOLLE


DELIBERACIONES DEL CG26
 

Teniendo en cuenta las propuestas llegadas de los Capítulos inspectoriales, de Hermanos en particular, como también del Consejo General y de la misma Asamblea capitular, después del examen hecho por la Comisión jurídica y por la Asamblea, el Capítulo General ha aprobado las siguientes deliberaciones. Algunas de ellas se refieren a artículos de las Constituciones y de los Reglamentos Generales; otras son orientaciones operativas para el gobierno de la Congregación.

 
 

1. TRASPASO DE LA VISITADURÍA DE MYANMAR A LA REGIÓN ASIA ESTE – OCEANÍA

 
114. El Capítulo General 26
  • considerada la propuesta presentada por el Capítulo de la Visitaduría salesiana de Myanmar;
  • teniendo en cuenta que Myanmar geográficamente pertenece a la región Asia Sur-Este y forma parte de la ASEAN, “Association of South-East Asian Nations”, y que, en consecuencia, resultan más fáciles las relaciones entre estos Estados;
  • teniendo presente que culturalmente Myanmar es más afín a muchos Países de la Región Asia Este- Oceanía;

establece que la Visitaduría “María Auxiliadora” de Myanmar sea traspasada de la Región Asia Sur a la Región Asia Este – Oceanía, a norma del art. 154 de las Constituciones.

 
 

2. REGIONI DELL’EUROPA

 
115. El Capítulo General 26
  • teniendo en cuenta que están en proceso de coordinación y de nueva configuración de las Inspectorías dentro de las tres Regiones de Europa;
  • evaluadas positivamente las iniciativas realizadas en el sexenio, los procesos de colaboración e intercambio en curso y el trabajo de los organismos constituidos;
  • consciente de que está maduro el tiempo para un “Proyecto Europa” por parte de la Congregación;

establece mantener la configuración actual de las tres Regiones de Europa y pide al Rector Mayor con su Consejo consolidar la coordinación de los Consejeros Regionales entre sí y con los Consejeros de sector interesados, y activar el gabinete previsto por el CG25, 129, para la promoción de proyectos y el logro de objetivos comunes.

 
 

3. ATRIBUCIÓN AL VICARIO DEL RECTOR MAYOR DE LA ANIMACIÓN DE LA FAMILIA SALESIANA

 
116. El Capítulo General 26, considerada la
  • evaluación positiva hecha por miembros de la Familia Salesiana de confiar al Vicario del Rector Mayor el encargo de animación de la misma;
  • necesidad de asegurar la dedicación prioritaria del Vicario a los compromisos institucionales unidos a su función;

confirmando la atribución de la función de animación de la Familia Salesiana al Vicario del Rector Mayor, pide que el equipo de animación de la Familia Salesiana (CG25, 133) se consolide y tenga un Coordinador. Al final del sexenio se efectuará una evaluación.

 
 

4. DICASTERIOS PARA LA PASTORAL JUVENIL, LA COMUNICACIÓN SOCIAL, LAS MISIONES

 
117. El Capítulo General 26
  • considerada la complejidad de la misión salesiana;
  • vista la necesidad de mayor coordinación entre los Dicasterios para la Pastoral Juvenil, la Comunicación Social y las Misiones, en particular en la animación de los sectores de actividad compartida;

pide que el Rector Mayor con su Consejo promueva equipos de animación interdicasterial para estos sectores y confíe la Coordinación a un Consejero u otro, salvaguardando en todo caso la unicidad de la pastoral salesiana.

 
 

5. EVALUACIÓN DE LAS ESTRUCTURAS DE ANIMACIÓN Y GOBIERNO CENTRAL DE LA CONGREGACIÓN

 
118. El Capítulo General 26
  • considerando que el próximo Capítulo General deberá verificar la atribución de la animación de la Familia Salesiana al Vicario del Rector Mayor, la coordinación de los tres Dicasterios para la Pastoral Juvenil, para la Comunicación Social, para las Misiones y la configuración de las Regiones de Europa;
  • considerando también que tal revisión pone la atención sobre toda la estructura del Consejo General;

pide al Rector Mayor con su Consejo promover para el próximo Capítulo General una evaluación de las estructuras de animación y gobierno central de la Congregación, implicando a las Inspectorías.

 
 

6. ELECCIÓN DE LOS CONSEJEROS REGIONALES

 
119. El Capítulo General 26
  • visto que para la elección de los consejeros regionales, la indicación de un solo nombre en la votación con voto secreto, permite conocer con mayor claridad la orientación predominante de los hermanos de la Región,

establece que el art. 128 de los Reglamentos generales se modifique con la expresión “escribiendo un solo nombre en la papeleta”.

 
 

7. RELACIÓN ENTRE COMUNIDAD Y OBRA

 
120. El Capítulo General 26 reconoce que hay actualmente en la Congregación una pluralidad de modelos de gestión de las obras:
  • obras gestionadas por una comunidad salesiana que es núcleo animador de una más amplia comunidad educativa pastoral;
  • actividades y obras enteramente confiadas por los Salesianos a los seglares, o creadas por los seglares, y reconocidas en el proyecto inspectorial, según los criterios indicados en el CG24, nn.180-182;
  • modalidades de gestión diversificadas, no reducibles a un único modelo, en las que permanece la relación entre una comunidad local y la obra (o más obras), pero ésta (o sectores de ésta) son gestionadas por seglares.
Por tanto;
  • considerada la diversidad de los contextos y las diferentes exigencias, y la necesidad de experimentar posibles nuevas formas de gestión de las obras;
  • reconocida como irrenunciable la necesidad de asegurar la consistencia cualitativa y cuantitativa de las comunidades, para garantizar el “vivir y trabajar juntos” que “es para nosotros salesianos exigencia fundamental y camino seguro para realizar nuestra vocación” (Const. 49);
establece que se da facultad al Inspector, obtenido el consentimiento de su Consejo, y dentro del Proyecto orgánico inspectorial para:
  • indicar qué obras o sectores de obras, aun manteniendo la referencia a una comunidad local, pueden ser confiadas a la gestión de seglares,
  • definir sus responsabilidades, los criterios de nombramientos, la duración de los cargos; los procesos decisionales y los órganos de gobierno; las competencias del Director y del Consejo local, las competencias del Inspector y del Consejo Inspectorial
  • .

 
 

8. ECÓNOMO LOCAL

 
121. El Capítulo General 26
  • considerado que en diversos contextos no se está en condiciones de confiar a un hermano el rol de ecónomo de la comunidad local, o resulta notablemente crecida la complejidad y la articulación de las actividades que dependen directamente de la comunidad religiosa,
establece que se reconoce a las Inspectorías la facultad de insertar en el Directorio Inspectorial una norma que prevea la posibilidad, en determinadas circunstancias, de asignar a un seglar, nombrado por el Inspector, tras oír al Director, las funciones del ecónomo de la comunidad local. Tras invitación del Director, podrá participar, sin derecho al voto, en el Consejo de la comunidad siempre que se requiera su presencia.
Tal facultad reconocida a las Inspectorías requiere el respeto de las siguientes condiciones.
  • Se respete siempre la distinción constitucional del papel del Director y el del ecónomo, excluyendo la praxis que ve al Director comprometido en funciones y deberes administrativos.
  • Se definan con claridad la duración de la función y los ámbitos de las responsabilidades económicas confiadas al seglar, especialmente para aquellas funciones en que su acción implica a la institución.

Esto vale para los poderes de firma, para las delegaciones, para las procuras, para la gestión de la tesorería, etc.

  • El seglar llamado a cubrir las funciones del ecónomo deberá actuar siempre en estrecha dependencia del Director con el Consejo.
  • El ecónomo inspectorial, en tales casos, acompañará y sostendrá a la comunidad y al seglar al que se le han asignado las funciones del ecónomo.
  • El Inspector escoja y prepare hermanos en condiciones de asumir roles administrativos y de gestión, al servicio de las comunidades y de la Inspectorí.

 
 

9. MODIFICACIÓN DEL ARTÍCULO 13 DE LOS REGLAMENTOS GENERALES

 
122. El Capítulo General 26
  • teniendo en cuenta el notable número de instituciones salesianas de educación superior, con un consistente número de salesianos comprometido en ellas y un importante número de alumnos que las frecuentan;
  • considerando oportuno que en el artículo 13 de los Reglamentos generales se indiquen explícitamente estas instituciones de educación superior, juntamente con las otras instituciones escolásticas de diverso grado y los centros de formación profesional;
  • con el fin de que también a estas actividades y obras se apliquen los criterios señalados en el mismo artículo 13 y en el 14 de los Reglamentos generales, especialmente por lo que se refiere a los “destinatarios preferenciales” y a los objetivos educativos y pastorales.
establece que sea modificado el artículo 13 de los Reglamentos Generales, con la siguiente formulación:

La escuela, los centros profesionales y las instituciones de educación superior

13 - La escuela en los diversos niveles, los centros profesionales y las instituciones de educación superior promueven el desarrollo integral del joven mediante la asimilación y la elaboración crítica de la cultura y mediante la educación en la fe, con miras a la transformación cristiana de la sociedad.

El proceso educativo, llevado adelante con estilo salesiano y con reconocida profesionalidad técnica y pedagógica, cimiéntese en valores culturales sólidos, y responda a las necesidades de los jóvenes.

Armonice el programa las actividades de formación intelectual y profesional con las del tiempo libre.

Verifíquese periódicamente la validez de los contenidos y de los métodos pedagógicos y didácticos, incluso en relación con el contexto social, el mundo del trabajo y la pastoral de la Iglesia.