Santidad Salesiana

Ignacio Stuchly

Inicio del Proceso: 5-3-1993. Conclusión del Proceso: 20-1-2001

Por un impulso se decide por los Salesianos

Al completar sus estudios secundarios en Slesia, Austria, Stuchly estaba yendo a Velehrad en Moravia para ingresar en la Compañía de Jesús. Pero en el tren se encontró con un sacerdote muy conocido quien le habló de Don Bosco y de los Salesianos.

“Tu misión es en el Norte!”

Ignacio decidió ir a Turín: en Valsalice fue aceptado como hijo de María. Después de su noviciado, hizo sus estudios filosóficos en Ivrea. También estudió ciencias agrícolas y obtuvo un título. Luego hizo un petitorio para ser enviado a las misiones, pero el Padre Rua le dijo: “Tu misión está en el Norte!” En 1921, el Padre Stuchly fue enviado a Ljublijana (Yugoslavia) para supervisar la construcción del santuario a María Auxiliadora. Fue terminado y consagrado en 1924.

Enviado a abrir la primer Casa en Checoslovaquia – en Frystak

Entonces sus superiores lo destinaron a la casa de Perosa Argentina (Italia) donde desde hacía algunos años los chicos eslovacos se habían estado preparando para establecer la obra salesiana en su propio país. En 1927 fue enviado a Checoslovaquia para abrir la primera casa, en Frystak de la que fue su Rector de 1928 a 1934. De allí fue como Rector de la nueva casa de Moravska Ostrava (1934-35)

Provincial de Checoslovaquia

Entre tanto, fue designado Provincial de Checoslovaquia (1935-48). Durante su gestión, se establecieron 12 casas salesianas con 270 religiosos, todos pertenecientes a Bohemia y Moravia, además de 20 que trabajaban en las misiones. Este extraordinario desarrollo del trabajo salesiano ampliado es prueba de su espíritu de trabajo arduo, piedad sencilla y bondad hacia todos.

Últimos años en Frystak

En 1948 regresó a la casa de Frystak como confesor. En Checoslovaquia se inició una persecución desastrosa y el Padre Stuchly tuvo que ser testigo de la destrucción de la obra salesiana que él había construido.