Dykasterie

Cagliero11 y Intención Misionera Salesiana - marzo 2019

Cagliero11 y Intención Misionera Salesiana - enero 2019

Intencion Misionera  Scarica il file pdf    Cagliero11  Scarica il file pdf    

INTENCIÓN MISIONERA SALESIANA

A LA LUZ DE LA INTENCIÓN DE ORACIÓN DEL SANTO PADRE

Por el reconocimiento de los derechos de las comunidades cristianas

Para que las comunidades cristianas, especialmente aquellas que son perseguidas, pueden sentir la cercanía de Cristo y sean reconocidos sus derechos.

 

La Familia Salesiana se sitúa en el corazón de la Iglesia, en los cinco continentes, en diferentes contextos, cumpliendo su misión. En algunos de estos contextos, la Iglesia es perseguida no solo por el fundamentalismo religioso, sino también por las ideologías seculares. Oremos para que los salesianos sigan siendo educadores y pastores de los jóvenes, formándolos para la fraternidad y al coraje de dar testimonio evangélico.


CAGLIERO11_123, MARZO 2019

Queridos hermanos, queridos amigos:

Al entrar en este mes en la Cuaresma de 2019, avancemos un paso con el Papa Francisco y las Bienaventuranzas:

“Bienaventurados los mansos, porque heredarán la tierra”

“Reaccionar con humilde mansedumbre, esto es santidad” [GE 74]

Y es precisamente como debe reaccionar siempre el misionero salesiano, inspirado en San Francisco de Sales. A pesar de las dificultades de la vida cotidiana (distancia cultural, clima inhóspito, hipocresía, persecución), el misionero, hijo de Don Bosco, no se deja ganar gracias a su dulzura carismática. Y por eso, se vuelve vocacionalmente fecun-do. Don Shirieda, un salesiano japonés de las primeras generaciones, comenzó su itinerario cristiano y sale-siano, dirigido por el hermano salesiano coadjutor que, habiéndolo descubierto robando unos clavos en nues-tra casa para ayudar a su papá, en aquellos durísimos tiempos de guerra, para construir su casa, no lo castigó, sino que lo acogió con amistad, llenó sus bolsillos con clavos y le dijo que no volviera a robar y que volviera de nuevo, que sería bien recibido. Reaccionar siempre con mansedumbre, con la amabilidad de Don Bosco, en eso se distingue el misionero salesiano

P. Guillermo Basañes, SDB
Consejero para las misiones

NOTICIAS

 

Consulta de las misiones: Entre el 25 y el 27 de enero, se llevó a cabo la "Consulta Mundial sobre las Misiones". Participaron los Coordinadores Regionales, miembros del Sector de la Misión y los hermanos de la UPS vinculados al tema de las Misiones. Se reflexionó sobre la Animación Misionera en las distintas regiones de la Congregación, las buenas prácticas, los desafíos. Antes del CG 28, reflexionamos sobre el tema y estamos desarrollando sugerencias.

El 31 de enero se presentó el Manual del Voluntariado de la Misiones Salesianas. Identidad y Orientaciones del Voluntariado Misionero Salesiano, aprobado por el Rector Mayor y su Con-sejo. Es el documento de grande ayuda que ofrece a las Inspectorías criterios, orientaciones para la promoción del voluntariado entre nuestros jóvenes.

Del 15 al 17 de febrero se realizó el encuentro de la zona Austria (Viena) con 15 nuevos misioneros del Proyecto Europa, en AUS, FRB, GBH, IME (Albania, Kosovo). Son momentos ricos de coparticipación, reflexión y estudio.

En la Universidad Pontificia Salesiana se realizará un seminario “Nuevos caminos para una Iglesia de cara Amazónica”. Será una oportunidad para reflexionar sobre la presencia salesia-na en esta región, los retos y caminos que tomar para la evangeliza-ción de estos pueblos, especialmente la juventud.

El 26-27 de Marzo tendrá lugar en Madrid un Seminario Nacional sobre Animación Misionera: “La misión renueva la pastoral”. Es realmente una iniciativa significativa cómo la Animación Misionera se mete en el corazón de los proyectos inspectoriales para imprimirles dinamismo apostólico. Participarán delegados de pastoral y animación misionera.

 

AMÓ HASTA EL FIN: P. A. CÉSAR FERNÁNDEZ, SDB

 

Es un caluroso día, del 15 de febrero de 2019, en Nohao, provincia de Boulgou, en Burkina Faso. Llegan al puesto de aduana, proviniendo de Lomé, Togo, tres salesianos, que se dirigen a la mi-sión de Uagadugú. También llegan al lugar un grupo que asesinan a cinco funcionarios del Gobierno. Los agresores, revisan el auto de los salesianos. Hay un religioso, ya mayor; lo colocan aparte, mientras los terroristas conversan entre ellos en voz baja. Conducen al benemérito sacerdote al bosque. Se escuchan tres dis-paros. Vuelven solo los guerrilleros; hacen en ruido ensordecedor con sus motociclos, dejando atrás de ellos una nube de polvareda.

Y sobre la tierra de Burkina Faso yace el cuerpo del Salesiano Anto-nio César Fernández. Es un viernes y es la hora nona (15 horas). Es su Viernes Santo. Como el Salvador, en lugar de 3 clavos, fueron 3 disparos; no en las manos y en los pies, sino 2 al estómago y uno a la cabeza. Como Cristo, el Calvario fue el culmen de su itinerario, de su sí al Padre y de su entrega por la humanidad. El P. Cesar encontró el fin de su peregrinación en tierras africanas, luego de 72 años de vida, 55 de salesiano de Don Bosco, 46 de sacerdote y 37 de misionero. Es el fin de un caminar en el amor al Señor y a los jóvenes africanos. Don Bosco decía que cuando un salesiano sucumbe trabajando es un día de gloria para Congregación; cuanto más, si sucumbe entregando de su vida en el martirio.

El mes de febrero (25) la Iglesia celebra los santos protomártires salesianos: Versiglia y Caravario, que amando a su pueblo de adopción, entregaron sus vidas; fueron también llevados a un bosque y allí fusilados. P. César es el sacerdote protomártir del 2019. El pasado 2018 la violencia segó la vida de otros 39 sacerdotes de la Iglesia. Perteneció al primer grupo de salesianos que fundaron la floreciente presencia de Don Bosco en Togo. Quería ser el primero; pero con los ojos de Jesús: primero en servir, primero en dar el primer paso, primero en ser el último. “El que quiera ser el primero se haga siervo de todos. Porque el mismo Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud».” (Mc 10,44-45).

Lloran la muerte del P. César sus familiares y sus paisanos de Pozoblanco en España; es llorada sus hermanos salesianos que sienten haber perdido un querido hermano de referencia en la inspectoría que inculturó el caris-ma de Don Bosco en esas tierras, siendo el maestro de novicios por 10 años. Lo llora el pueblo y los jóvenes de Burkina, Togo, Benín, Senegal, Mali, Guinea, Costa de Marfil y de demás lugares, por donde pasó haciendo el bien.

En una entrevista conmovedora al padre Faustino refería del Padre César: “Ha sido el punto final de una vida dada por amor y con amor… Ha dado tanto fruto en vida que seguirá haciéndolo después de su muerte”. Nos recuerda las palabras de Jesús: “Si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto”(Jn 12,24). Su testimonio será un evangelio permanente proclamado. Su alegre vida salesiana será una llamada a los jóvenes a vivir una vida plena y feliz amando con todo el corazón.

Es impactante su testimonio de consagrado que nos deja en un pequeño video que circula en la red. Palabras espontáneas, simples y profundas que resumen toda una vida de entrega:

“Tengo 50 años de salesiano, profeso perpetuo. Lo que puedo deciros es que vivir la vida salesiana, la vocación salesiana, es una gracia del Señor, una serie de gracias encadenadas. Lo único que puedo decir es que he recibido muchos beneficios del Señor, justamente en contacto con los jóvenes. Son los jóvenes en los diferentes lugares donde he estado los que me han ido enseñando a ser salesiano y a ser lo que ahora mismo soy. Es una acción de gracias porque yo no merezco esa vocación, una vocación que me sobrepasa. Entonces, muchas gracias al Señor. Aliento a quien siente esta vocación a que verdaderamente la cumpla. Si bien no es fácil, es una alegría poder servir a la Congregación y a los jóvenes. Muchas gracias.”

Desde el cielo estará ahora continua a dar gracias por su vocación salesiana, por los beneficios que el Señor le concedió en las Misiones; por la gracia de vivir con y para los jóvenes,…y ahora estará cantando: “Gracias por haberme regalado la palma del martirio”. “¡Gracias!”

P. Martín Lasarte, SDB

Testimonio de Santidad Misionera Salesiana

P Pierluigi Cameroni SDB, Postulador General para las Causas de los Santos

La Beata Alexandrina Maria da Costa (1904-1955), portoghese, Salesiana Cooperatrice e grande mistica dell’Eucaristia, così ci tramette la sua ansia di santità: “La tua Risurrezione, o mio Gesù, risusciti la mia anima a quell’amore e grazia che il mio cuore desidera tanto. Voglio essere santa!... Soffrirò perché scompaia dal mondo la vanità, la sete di dominio, l’immodestia, la sfrenatezza nell’uso del denaro. Soffrirò per l’espansione delle missioni affinché si diffonda ovunque la parola di Gesù, unica verità… Il mio desiderio è che tutti gli uomini siano santi”.