Rada Zasoby

Boletín URU 2012 Junio

UURRUUGGUUAAYY -- SSeegguunnddaa ÉÉppooccaa -- AAññoo XXXXXXIIVV -- NNoo 55 -- JJuulliioo 22001122 -- hhttttpp::////wwwwww..bboolleettiinnssaalleessiiaannoo..oorrgg Comunicar eficazmente para evangelizar y educar Julio 2012 / Boletín Salesiano 03 El Boletín Salesiano, revista fundada por Don Bosco en 1877, se publica en 55 ediciones y 29 lenguas diferentes. Se distribuye en 155 naciones.

¡AYUDE A DIFUNDIR EL BOLETÍN SALESIANO! Para que el Boletín Salesiano llegue cada vez a más personas, Usted puede hacerse cargo de una, dos o más suscripciones anuales.

SI DESEA REALIZAR UNA DONACIÓN para apoyar al Boletín Salesiano, comuníquese con el P. Jorge Martínez Lena sdb.

Millán 4382 CP 12900 Montevideo Tel. 2359 66 65 / 098 894 271 E-mail jorgesales1@gmail.com ¿DESEA SUSCRIBIRSE? Costo anual: $ 650 (de Julio a diciembre). Por razones de comodidad, si Ud. desea abonar la suscripción en dos cuotas, y/o mediante giro bancario, comuníquese con Eduardo Martínez, Agraciada 3181 CP 11800 Montevideo - Tel. 2209 45 21 E-mail emaddiego@gmail.com Revista de información sobre la FAMILIA SALESIANA y de CULTURA RELIGIOSA Director: P. Jorge Martínez Lena sdb / jorgesales1@gmail.com Consejo de Dirección: Hna. Margarita Aguilar fma - Dr. Humberto Gutiérrez Hna. María Élida La Porta fma - Eduardo Martínez / emaddiego@gmail.com Dirección, Redacción y Administración: Av. Agraciada 3181 Tel. 2209 4521 - Fax: 2208 1725 Sitio web: http://www.boletinsalesiano.org Diseño: Jorge Piaggio Impresora: Gráfica El Bosco 14 24 26 18 29 Don Bosco comunicador Miradas Guías e intérpretes del carisma Colegio Nuestra Sra. de Luján Educador de a caballo Fecunda lluvia pascual El cura de las palabras sencillas Mostrando la hilacha...

Lo vemos todos los días Enseñar la canción de la vida… El Decreto Conciliar sobre la Educación ¿Recetas para el éxito...? ¡No, gracias! Amarse con los ojos Puzzle Hasta los confines del mundo Conocer más a Don Bosco 3468 10 11 12 14 15 18 20 22 24 26 28 31 Sumario Dios, ya se apunta ante este un mérito incomparable. Pero suele lograrse mucho más. Un libro regalado a una familia, quizás no lo lea aquel en quien intencionadamente se pensó, pero lo leerá, en cambio, el hijo o la hija, el amigo, el vecino. ¡Sólo Dios sabe hasta qué punto puede hacer el bien un libro que, quizá, sólo fue entregado como señal de amistad!”.

Selecciono algunas afirmaciones que hace Don Bosco en la parte central de su carta, y que resultan fundamentales para comprender su visión sobre este tema.

1) “Esta fue una de las empresas principales que el Señor me encomendó.

2)La difusión admirable de estos libros prueba una especial ayuda de Dios. Son casi veinte millones los opúsculos o volúmenes que, en menos de treinta años, hemos esparcido entre el pueblo.

3) La difusión de buenos libros es, precisamente, uno de los fines más importantes de nuestra Congregación.

4)Hay que difundir aquellos libros que tienen fama de ser buenos, morales y religiosos; y aun han de preferirse las obras salidas de nuestras tipografías”.

Las Lecturas Católicas, las biografías de Domingo Savio y Francisco Besucco, El joven cristiano, la Colección de clásicos latinos e italianos expurgados, la Historia de Italia, el Boletín Salesiano: todas estas iniciativas de Don Bosco reafirman nuestra convicción de que la comunicación social - como fuerza educativa que plasma mentalidad y crea cultura, como una auténtica escuela alternativa - debe ser uno de los rasgos vivos y esenciales de la actividad apostólica de la Familia Salesiana.

P. Jorge Martínez Lena sdb “Don Bosco puso en marcha un conjunto de iniciativas editoriales que, a distancia, lo hacen aparecer como hábil y clarividente propulsor de la comunicación social” (Don Viganó). Vivió su compromiso con la juventud como escritor, editor y ¡hasta empresario! En la fiesta de San José de 1885, Don Bosco escribe a sus hijos una carta circular. El viejo luchador no se resigna a dejar este mundo sin recomendarles vivamente que se preocupen por la difusión de los buenos libros.

Releer algunos párrafos de esa carta, nos ayudará a conocer mejor a Don Bosco.

“Entre todos los medios, es el de la difusión de los buenos libros el que yo intento recomendaros ahora encarecidamente, para gloria de Dios y salvación de las almas. No dudo en calificarlo de divino, puesto que Dios mismo lo utilizó en la salvación del hombre. Fueron los libros que Él inspiró los que ofrecieron al mundo la doctrina verdadera. A nosotros nos toca, pues, imitar el modo de obrar del Padre celestial. Los buenos libros, repartidos entre el pueblo, son uno de los medios verdaderamente a propósito para mantener el reino de Dios entre las almas.

Aunque un buen libro no tiene la fuerza que emana de la palabra hablada, con todo, presenta otras ventajas que en ocasiones son mayores. Un libro puede entrar hasta en las casas en que no entra el sacerdote, y hasta los mismos malos lo toleran como recuerdo o regalo.

Quien regala un libro, aunque no obtenga otro resultado que el de haber suscitado un pensamiento sobre Don Bosco comunicador Don Bosco comprendió la importancia de la comunicación social como camino para anunciar el evangelio hasta los confines de la tierra.

La Familia Salesiana asume esta dimensión como preciosa herencia carismática.

editorial 04 Boletín Salesiano / Julio 2012 A fines de mayo, los cines de Montevideo presentaron Los vengadores, una producción que apostó fuerte, reuniendo en una misma película a varios superhéroes que, individualmente, ya habían arrastrado al público joven a las salas. Si sumamos la recaudación de las películas precedentes (Iron Man –2008–, El increíble Hulk –2008–, Iron Man 2 –2010–, Thor –2011–, y Capitán América –2011–), hablamos de unos dos mil millones de euros.

Estamos ante un fenómeno cultural popular y, por supuesto, económico, que no puede pasar desapercibido. ¿Qué tienen las películas de superhéroes que atraen tanto a los jóvenes? ¿Se debe únicamente a sus impactantes escenas de acción y efectos especiales? El adolescente actual crece en una sociedad huérfana de referentes ideales; incluso la simbólica figura paterna ha sido fuertemente erosionada. Muchos padres visten como adolescentes y se comportan como tales.

Nuestro mundo ya no ofrece a los jóvenes modelos a los que admirar y seguir…, salvo las figuras ideales sustitutivas del cine, los videojuegos y los cómics, a las que los adolescentes se entregan con pasión.

Montaje sobre fotos de Josefina Tramontín ¿Los superhéroes triunfan? MIRADAS Pero estas figuras paternas sustitutivas presentan tantas luces como sombras. Por un lado, luchan contra el mal y ponen en riesgo sus vidas para salvar al género humano. Incluso, en Los vengadores, son capaces de superar su individualismo y trabajar en equipo por un bien mayor. Este es el aspecto positivo: son personajes que escapan de la espiral narcisista de nuestra cultura para sacrificar su vida por salvar a los demás.

Sin embargo, también ofrecen sombras: lo que los hace héroes es aquello que no es humano: sus superpoderes.

Ni siquiera son elegidos por un ser superior –un dios, o Dios– para su misión.

En Los vengadores, son reclutados por el Director de S.H.I.E.L.D., Nick Furia.

La consecuencia es que no existe una dimensión vocacional del superhéroe.

Lo que convierte a esos ciudadanos en superhéroes es algo fantástico, imposible, peliculero…. Una vez que el adolescente abandona la sala de cine, su orfandad de referentes ideales es mayor que cuando entró. No hay nada en la vida cotidiana que permita emular o seguir la senda que proponen los superhéroes.

No rechazo el cine de superhéroes.

Solo pretendo hacer una reflexión sobre sus aciertos y sus límites.

Arturo Bonangelo .

El primer difamador, según el Génesis, no tuvo éxito. Fue Cam, el hijo menor de Noé, que al descubrir a su padre borracho por imprudencia y desnudo, llamó a sus hermanos para reírse juntos.

Pero los mayores tenían valores: cubrieron a su padre y lo dejaron descansar.

Hoy, Cam disfruta comerciando impudicias ajenas, con la excusa de servir a la verdad. Aunque en el chismerío doméstico rioplatense, cualquier “intruso” ya casi nos tiene anestesiados, el morbo se relame cuando le ofrecen un suculento plato de perversiones y fechorías de hombres de Iglesia.

A esta, los Santos Padres no tuvieron miedo en aludirla como Casta Meretrix, la ramera santa... Santa, porque conducida por el Espíritu de Cristo que la fundó, pero integrada por nosotros, pecadores, ella reza continuamente pidiendo perdón por sus faltas. En nuestros días, Lumen gentium expresa: “Mientras Cristo, ‘santo, inocente, inmaculado’ que no conoció el pecado, vino únicamente a expiar los pecados del pueblo, la Iglesia encierra en su propio seno a pecadores. Siendo, pues, al mismo tiempo, santa y necesitada de purificación, avanza continuamente por la senda de la penitencia y de la renovación” (cfr. LG 8).

En ese camino de conversión, todos fuimos testigos de varios gestos de arrepentimiento por la conducta de hermanos nuestros. Aunque nos acusen por amordazar a Galileo, hubo un Papa que pidió perdón por haberlo hecho, en nombre de todos los bautizados de entonces y de ahora. El mismo Papa, el bienaventurado Juan Pablo II, también pidió perdón por los crímenes cometidos por la Inquisición, en nombre de la Iglesia.

Es cierto que estar arrepentido y pedir perdón por la historia pasada no devolverá la vida a las víctimas, ni hará que Galileo sonría satisfecho; pero la Iglesia no sería fiel a su Esposo, ni merecería su amor, si no lo hiciera.

Para los eclesiásticos abusadores y sus encubridores, tampoco hay perdón: cada uno debe responder ante la justicia del estado por su indigno comportamiento; y si el asunto de las finanzas vaticanas no estaba claro, también están trabajando para dar al Cesar lo que le corresponde, sin menguar lo que es propio de Dios.

“¡Vati-leaks!”. La Iglesia no teme a la y quemados, incluso dentro de su iglesia, por miembros de la etnia Fulania.

Si bien el propio arzobispo de Abuja, Mons. John Olorunfemi Onaiyekan, no quiso asegurar que el motivo sea por enfrentamientos de índole religioso o social, la preocupación está presente, porque no es la primera vez que estos asesinatos se producen.

Los Beriom, católicos, son agricultores, mientras que los Fulania, musulmanes, son ganaderos. En Nigeria, prácticamente todos los años se producen matanzas de grupos cristianos a manos de otras etnias, principalmente musulmanas.

Grupos católicos, seguidores de la situación de los derechos humanos de los católicos en esta zona de África, están denunciando desde hace diez años un aumento en la persecución de los católicos, tanto en Nigeria como en Costa de Marfil, a manos de un grupo fundamentalista islámico llamado Boko Haram (Occidente Culpable).

Las matanzas anteriores se dieron en la Navidad del año pasado, cuando murieron más de treinta personas en atentados con bombas contra iglesias, según informó la agencia Reuters. Ya son más de doce mil los cristianos muertos por intolerancia, solamente en esta región, sin contar los muertos por atentados en otro países como India, Pakistan, Afganistan, Irak.

A lo que hay que sumar la represión y la cárcel que han sufrido muchos católicos en China. La Iglesia sigue cosechando, lamentablemente, mártires inocentes, ante la mayoritaria indiferencia internacional.

Humberto Gutiérrez Regal sc verdad, porque, sirviéndola, se hace más libre. Más que a la censura de los hombres, la Iglesia, los bautizados, temamos al juicio de Dios.

Eduardo Martínez Addiego Para ser testigos de la persecución contra los cristianos, no hay que trasladarse a épocas de Diocleciano. Basta estar atentos a la realidad actual. El problema es que hay que estar muy atentos. Porque la muerte de cristianos no parece ser noticia que merezca ni primeras páginas ni preocupación por parte de los organismos de derechos humanos.

Tuve la primera noticia hace una semana, cuando, frente a la caída de un avión en Nigeria, la periodista de RTVE agregaba, a modo de acotación al margen, que “esto se producía tras el asesinato de una veintena de cristianos, en el norte de Nigeria”. Como si una noticia tuviera que ver con la otra.

En marzo pasado ya había existido otra matanza, en una aldea cercana a la ciudad de Jos, donde 500 cristianos, incluyendo mujeres y niños, miembros de la etnia Beriom, fueron asesinados “Casta Meretrix” Matanza de cristianos en Nigeria Julio 2012 / Boletín Salesiano 05 06 Boletín Salesiano / Julio 2012 Guías e intérpretes del carisma Guías e intérpretes del carisma Julio 2012 / Boletín Salesiano 07 Queridos amigos: El pasado 24 de mayo, en la Basílica de Turín, los he recordado, uniéndome a cada expresión de amor a la Madre para confiarle la fidelidad vocacional de cada miembro de la Familia Salesiana.

Con mi agradecimiento, también le he pedido que cualquiera pueda leer en nuestro rostro la alegría de servir a Jesús en los más necesitados de amor.

Hoy son los jóvenes quienes más lo necesitan: muchos ven que los horizontes son grises, y que los valores carecen de sentido.

Por eso, el Santo Padre ha propuesto, para la JMJ 2012, un tema propio de nuestra espiritualidad: “Estén siempre alegres en el Señor”. A nosotros, hijos de Don Bosco, los jóvenes nos reclaman un mensaje de alegría y esperanza que llene sus vidas de “sabor” y anime, a algunos, a ponerla al servicio del Reino.

Nosotros, como Familia Salesiana, estamos llamados a ser una propuesta vocacional creíble. Nuestra felicidad, como la de Don Bosco y Madre Mazzarello, es ver que los jóvenes son verdaderamente felices... El Pentecostés, celebrado este año en la misma semana que la solemnidad de nuestra Madre, nos impulsa a reavivar el fuego que llevamos en el corazón y que nos hace siempre fieles a la misión, incluso en las pruebas.

Como fue para la Iglesia naciente, sabemos que esta época de fuertes desafíos, es también para nosotros el “kairós”, el tiempo propicio en el cual los jóvenes nos enfrentan a nuestra responsabilidad vocacional: anunciar con la vida la belleza y la alegría de pertenecer a Jesús.

La alegría es propia del rostro salesiano.

La necesidad de conservar la alegría en cualquier circunstancia nos interpela a todos, en cuanto individuos y como comunidad. Ante el reclamo juvenil, el Espíritu Santo nos ofrece nuevas oportunidades de revitalizar el carisma y motivar la misión.

Pero “la misión” no se identifica con lo que hacemos sino con lo que somos: nuestra opción de vida es mensaje de vida y esperanza. Preguntémonos, pues: ¿qué lugar ocupa Dios en nuestro servicio educativo y de anuncio del evangelio? ¿Cómo despertamos en cada joven los interrogantes que den sentido a sus vidas? Nuestra existencia fiel, alegre y contagiosa no solo es respuesta, sino que debe ser verdadero desafío.

Como en Valdocco, como en Mornese, no se trata de realizar grandes cosas; es hermoso sembrar sin saber qué nacerá. Es una forma evangélica y salesiana de perder la vida para que nazcan frutos en abundancia. Para que nuestra siembra sea fecunda, debe estar animada por un gran amor.

Este es el tiempo favorable. Fortalecidos con el don del Espíritu Santo y animados con María, la mujer peregrina, vayamos al encuentro de los jóvenes y regalemos la alegría de sabernos en las manos del Señor Jesús, compañeros de camino de todos aquellos que, como nosotros, son peregrinos en esta tierra.

Con cariño...

caciones de caridad en las iglesias de Italia, de Francia y de España…). Sus escritos impresos están recogidos en una edición anastática de 38 tomos.

Ha sido un hábil comunicador educativo, un eficaz predicador y conferenciante.

Ha sido genial también en la organización y en las estrategias de la comunicación. En un contexto histórico de desarrollo exponencial de la editoría popular y difusión de ideas y modelos de vida alternativos a los cristianos, Don Bosco comprende la importancia de la comunicación y de la movilización de opinión. No se limita a ser escritor de libros para la formación de los jóvenes: se vuelve editor (comienza con la afortunada serie Lecturas Católicas), fundador de tipografías y editoriales. Estimula y anima a Salesianos, FMA, Cooperadores y amigos para que se vuelvan escritores, autores de libros escolares, periodistas, comediógrafos y compositores musicales.

Ha habido un tiempo en que los salesianos se habían vuelto especialistas de la comunicación, perfectamente preparados culturalmente, tan capaces en su sector como cualquier profesional (competencias intelectuales y competencias técnicas). Han hecho escuela en el mundo católico con sus editoriales: en sus huellas han surgido otras congregaciones entregadas a la Buena Prensa.

El Boletín Salesiano ha sido el modelo de centenares de publicaciones similares.

¿Cuánto queda hoy de este inmenso e inteligente empeño? Se corre el riesgo de perder una pasión, una competencia, una práctica y una cultura. Una tradición que recobrar y reverdecer; una serie de competencias que reconstruir a través de recorridos de formación adecuados y elecciones más acertadas, a través de la valorización de laicos y antiguos alumnos profesionales.

vo, yo estaba rodeado por centenares de personas venidas a escuchar a un pobre muchacho que, excluyendo algo de memoria, era ayuno de ciencia, pero lucía para ellos como un gran doctor”.

Llegado a sacerdote es sitiado por los pedidos: “Me invitan a ir ahora a este y ahora a ese pueblo para predicar triduos, novenas o ejercicios, pero no me atrevo a moverme de aquí, porque no sé a quien dejar mi casa. ¡El bien que podríamos hacer!”, escribe al P. Alasonatti, en los primeros tiempos del Oratorio.

Teniendo que tratar con niños y jóvenes, Don Bosco es un magnífico narrador.

Su pedagogía es narrativa, su espiritualidad es narrativa, la formación de sus colaboradores es narrativa, la comunicación pública de sus proyectos y de sus obras es Ya desde muchacho Juan Bosco ha poseído el don de la comunicación eficaz. Un don personal: el encanto de la palabra, el arte de la narración heredada de una rica tradición oral arcaica, puesta al servicio de la misión en función educadora y pastoral.

Narrando de sí mismo muchacho, rodeado por los compañeros, escribe: “Lo que los reunía en torno mío y les encantaba hasta la locura, eran las narraciones que les presentaba. Los ejemplos escuchados en los sermones y en las catequesis, la lectura de Los Reales de Francia, de El Guerrin Meschino, de Bertoldo y Bertoldino, me ofrecían mucho material. En cuanto mis compañeros me veían, corrían en masa para hacerse contar algo por quien a duras penas comenzaba a entender algo de lo que leía.

A ellos se añadieron varios adultos y a veces, yendo y volviendo de Castelnuonarrativa.

Objeto de la narración es la vida cristiana real, la Palabra de Dios y el ejemplo concreto de los santos, los actos de virtud de las personas y sus buenas acciones, los resultados positivos el compromiso educacional y formativo del Oratorio, las obras realizadas, sus sueños y sus utopías.

UN ESTRATEGA GENIAL Su acción pastoral consiste sobre todo en narrar las maravillas obradas por el Señor: Don Bosco narra la Biblia como “historia” sagrada, historia de la acción salvadora de Dios y de sus maravillas entre los hombres, historia de las fidelidades e infidelidades de sus hijos. Para él la Palabra de Dios no es simplemente un libro sino la palabra que debe ser anunciada, orientada hacia oyentes concretos, aplicada a lo vivido, “guía al camino del cielo” (Vida de Domingo Savio).

Don Bosco ha escrito mucho. No para los sabios, sino para los muchachos y el pueblo, para los miembros de la Familia Salesiana. Ha escrito como pastor y educador cristiano.

Quiere tocar los corazones y las mentes para formar e informar, para sensibilizar y convocar. Quiere convertir, alentar en el bien, abrir horizontes de sentido a los jóvenes, despertar vocaciones y colaboración. Es un difusor de ideas en función de la vivencia cristiana y de la regeneración social, de la promoción cultural y espiritual del joven, con la prensa y la palabra (desde las charlas a jóvenes y salesianos, a las buenas noches, a las conferencias de San Francisco de Sales, a las predi- Comunicar eficazmente para evangelizar y educar Peregrinando con María 08 Boletín Salesiano / Julio 2012 Julio 2012 / Boletín Salesiano 09 Nuestras Obras Nuestras Obras Hna. María Julia Guasco Chiappini gio es el Centro de Prácticas de esta Licenciatura para las alumnas de 3° año de la UCUDAL.

En la Capilla del Colegio, todos los sábados se celebra la Eucaristía, abierta a la gente del barrio. A partir de este año, el 24 de cada mes se celebra una Eucaristía, en la que participan los vecinos, los Exalumnos y las familias de los alumnos.

IDENTIDAD Luján es una Comunidad Educativa Pastoral con rasgos muy interesantes: la acogida de adultos y niños, la amabilidad, el respeto, la participación entusiasta en las variadas propuestas, la solidaridad. ¿El secreto de este clima? Los educadores responden: es el fruto de años de permanente trabajo, partiendo de acuerdos compartidos y asumidos por todos.

Quienes ya pertenecían a la Comunidad Educativa, consideran este fruto como algo natural; pero, al recién llegado, le llama la atención. Por ejemplo, el cuidado de unos por otros: si a un compañero le sucede algo, siempre hay alguien que lo atiende; se interrumpe el juego y todos, solidariamente, se acercan para ayudarlo. No importa el tiempo “perdido” del recreo.

Se dialoga con respeto. Los desplazamientos se realizan sin atropellos, con educación y cordialidad; hay una convivencia sana, serena. Es gracioso que los adultos integrados últimamente, estemos muy atentos para no “desentonar”: nos advertimos entre nosotros, como diciéndonos: “¡Atención!“.

También los niños y niñas nuevos, se van contagiando, de este clima, en el que la agresividad no encuentra “caldo de cultivo”.

Es reconfortante el entusiasmo para participar en las diversas propuestas.

No hacen falta grandes despliegues de ambientación, de “cosas”. El famoso “Patio Salesiano” de los viernes es muy esperado; el deporte y el Grupo de Compromiso Salesiano (G.C.S.), los grupos de expresión artística, tea- UNA MIRADA AL AYER… El Colegio Nuestra Señora de Luján fue fundado, ¡en 1902!, por la Asociación de Enseñanza Católica, integrada por un grupo de laicas comprometidas.

Desde 1942, ocupa el actual edificio, construido gracias a la generosidad de Fernanda y Ofelia Fernández Acevedo, Ana María y Marta Abella, María Cristina Anavidarte, Felicia Rubio y Clementina Olaso, y muchas otras personas.

En marzo del ‘42, la Asociación pide a las Hijas de María Auxiliadora que se encarguen del Colegio, que sigue hasta 1960 bajo la responsabilidad parcial de la Asociación. Luego es transferido completamente a las FMA.

HOY El Colegio Nuestra Señora de Luján es un Centro Educativo Evangelizador.

En la tarde, asisten niños desde Nivel 2 años hasta 6° de Primaria. Además de las actividades curriculares, existe el Proyecto de Lengua, iniciado en 2010.

También el Departamento de Idiomas, integrado por muy buenos Profesores de Inglés y Portugués, coordinados Hna. María Julia Guasco Chiappini Cuenta la crónica del Colegio que el domingo 1º de marzo de 1942 se inaugura el nuevo local, con la bendición del Excmo. Sr.

Nuncio, quien destaca la labor meritoria de las señoritas de la Asociación de Enseñanza Católica, la generosidad de las donantes y la oportunidad de haber confiado la obra al celo de las Hijas de Ma. Auxiliadora.

Ese día asume como primera directora la Hna. Julia Guasco, una mujer que atraía a todos por su aspecto sereno, su hermosa sonrisa, franca y conquistadora, su porte sencillo, a la vez que muy digno.

Madre Julia, como se la llamó después, amó a los niños y jóvenes, especialmente a los más pobres, con corazón de asistente salesiana, atenta a los pequeños detalles para ayudarlos a crecer en valores humanos y cristianos. Fue grande su pasión por la educación: siempre con mirada de avanzada, se abrió a lo nuevo, preocupada por brindar lo mejor a los niños y a las familias.

Su profundo y gran amor a Jesús Eucaristía era contagiante. Algunas exalumnas de la época en que ella fue directora del Colegio, comentaban una anécdota que tal vez hoy llame la atención, pero que habla de esa piedad Eucarística que la caracterizaba. En esos tiempos, los alrededores del Colegio estaban muy despoblados, y junto al edificio pasaba un camino vecinal. Por este motivo, la Hna. Julia, temiendo por la seguridad del Sagrario y para prevenir agravios, hizo colocar un timbre junto al mismo.

El amor a María Auxiliadora marcó su vida con un sello especial. Decía: “Quiero sentir a María presente y operante en mi historia y en mi vida”. Y así acompañó el caminar de tantas niñas, exalumnas, familias, que siempre se sintieron cobijadas bajo el manto de la Auxiliadora.

Colegio Nuestra Sra. de Luján por una Docente de vasta experiencia.

Por la mañana, funciona la “Extensión horaria”, para aquellas familias que, por razones laborales, necesitan dejar a sus hijos en un entorno seguro y tranquilo. Cuenta con el acompañamiento integral de un excelente equipo de docentes, y brinda una verdadera experiencia de familia: los más grandes colaboran activamente con sus pares más pequeños. Esa vivencia fraterna es particularmente valiosa para los que son hijos únicos.

En la Extensión horaria, se desarrollan diversos talleres: cocina, plástica, recreación, informática, pintura en tela, y natación. Al inicio del taller, se realizan o revisan las tareas domiciliarias, y se refuerza lo trabajado en el aula.

Un aporte significativo lo constituye la tarea que realizan las estudiantes de la Licenciatura en Psicopedagogía de la Universidad Católica del Uruguay, por un convenio existente entre ambas instituciones (NSL-UCUDAL). El Coletro, periodismo… son verdaderos espacios de participación.

SOLIDARIDAD CRISTIANA Los niños ponen lo mejor de sí en las campañas solidarias o ecológicas, como las 6 que están en marcha: - un millón de boletos, para conseguir una silla de ruedas; - tapones de plástico, para Teletón; - chapitas de los recipientes de refrescos envasados en latas; - recolección de pilas, para proteger el medio ambiente, - campaña del abrigo, en mayo, para ser auxiliadores con la Auxiliadora: las abuelas tejen cuadraditos de crochet, y luego vienen al Colegio para armar, en equipo, las mantas; - otras tejieron bufandas y gorros, y algunas familias aportaron lana.

Incluso hubo varones jóvenes que también tejieron, y ¡muy prolijos! Una familia puso un cartel en su edificio y sus vecinos se unieron a esta campaña. Lo reunido se llevó a nuestra Parroquia San Pedro Apóstol, que atiende a unas cuarenta familias carenciadas; - las mamás de Primaria con sus hijos decoraron cajas, para llenarlas de sorpresas y golosinas y entregarlas en agosto a otros niños.

Es clave la influencia de las familias para lograr este ambiente. Son muy cercanas, respetuosas y agradecidas.

En este Año de la Familia, elegimos el lema: “Crecer en familia, crecer junto a vos”, plasmado en un logo y también en una canción, compuesta por una maestra y su hijo adolescente.

Gracias a tantas personas, sacerdotes, hermanas, familias, educadores laicos hoy tenemos esta Comunidad Educativa Pastoral que continúa brindando a nuestros niños una propuesta distinta, impregnada de valores de Evangelio y humanismo cristiano.

10 Boletín Salesiano / Julio 2012 Julio 2012 / Boletín Salesiano 11 Codo a codo con Don Bosco Biblia fiesta patria: el 5 de enero de 2002 conoció al P. Alfonso; el 10 llegó temprano, para interiorizarse en la tarea.

Y tomó una nueva responsabilidad: capataz en los campos del Paiva.

Seleccione personal, explíqueles la forma de trabajo, que asuman que esto no es una estancia cualquiera, porque hay gurises para educar, y todo eso...

Mientras, en los primeros tiempos, vaya clausurando su empresa de monteadores, deje conformes a los dueños del campo, despida felices a los muchachos y que nadie tenga nada que decir.

Ya van diez años. En una esquina de Montecoral levantó, con Rosana, la casa que había dibujado. Tomás llegó para alegrarles la vida, hace 5 años; y Sabrina tiene 3. Pero viven en Sarandí del Yí: ella capitanea un salón con dos empleadas, pegado a la casita que alquilan.

Y viven felices.

En el Paiva, además, es educador e integra el equipo de dirección. “Aquí tenemos dos grupos: el curso agrario y el ciclo básico. Son muchachos diferentes.

Hay que enseñarles bien las actividades del campo y las costumbres de la casa. Y a comportarse. No arrastrándose frente a los demás, sino con dignidad y respeto.

Andar limpio y bien vestido, descubrirse al saludar... ¡Ser gente! Y para eso, uno tiene que saber tratarlos, hablar, escuchar, decir las cosas sin que ellos sientan que es una agresión... Y que se acostumbren a hacer de todo: una pradera o una parcela, trabajar en la yerra y en la esquila, sin gritos ni estropear a los animales...

Y les hago ver que eso no es por el Paiva, sino para que sepan ganar su sustento.

Y repito, ¡hay que escucharlos! Cuando salimos al campo, siempre me voy caminando con alguno, y vamos charlando.

Y lo conozco, y me entero, y le digo, y lo ayudo. ¡Todo eso lo aprendí aquí, en el Paiva!”.

1 “Papel de estraza”, pero en el Río de la Plata decimos “astrasa”, incorrectamente.

en toda la zona.

De aquí para allá, entre una tala y un beneficio de escuela rural, en un baile, por el ’99, conoció a Rosana. Por casualidad, se encontraron otra y otra vez, danzando. Y se hicieron amigos. No era cuestión de verse, siquiera, todas las semanas. Pasaban dos, y hasta un mes en que solo los unía el recuerdo y alguna llamada. Un día, en un papel de astrasa1, le dibujó la casa que quería construir...

Cuando la aftosa afectó el negocio de los productores y toda la economía, él tenía una empresa con dos cuadrillas de monteadores, trabajando en simultánea. Entonces, sonó el teléfono en casa de sus padres: “Señora, usted no me conoce. Soy el P. Alfonso, director del Paiva. Quisiera hablar con su hijo John”.

Recuerda las fechas como las de una Estaba por cumplir 12 cuando llegó al Paiva, en tiempos del P. Gerardo, desde Montecoral, población de cien y pico de pobladores, montada entre la ruta 6 y la vía férrea, en Florida. Pasados los cuatro años de secundaria y con ganas de quedarse en el campo, con el favor de los salesianos apuntó a la “Agrícola Jackson”. Una desgracia familiar le impidió rendir las últimas pruebas, pero lo principal estaba hecho.

En adelante a John, a John Gorgoro –como dicen sus documentos–, solo le faltaba completarse como persona.

Ha trabajado, lo que se dice, de cualquier cosa: operador de cabina telefónica, empleado de supermercado, vendedor de cursos de inglés y computación... Estuvo un tiempo en Montevideo, hasta que pudo comprar una motosierra y salir a montear. Luego de un tiempo tumbando árboles, un golpe en las costillas lo dejó como encargado de un establecimiento. Y así continuó: cuando no capitaneaba alguna cuadrilla de monteadores, era capataz de estancia; y si no, “bolichero”.

Tanto trato con todo tipo de personas le permitió aprender algo más, siempre como hombre de bien.

Cuando tenía gente a su cargo, le gustaba compartir las verdes y las maduras.

Si había que romperse el lomo, él también lo hacía, aguantando lluvia, frío y calor junto a sus trabajadores.

A la hora de repartir ganancias, no las macheteaba, Se fue haciendo un nombre, conocido y muy respetado hacer fértil la tierra. Después se detiene para observar el efecto del agua: “hace germinar y producir, para que dé la semilla al sembrador y pan al que come”... Isaías nos ha hecho regresar, inesperadamente, al tema del banquete, el banquete sabroso y gratuito que estaba al comienzo, ¿viste? Parecía que picoteaba al azar pero no era así.

Otra vez el banquete, pero no estamos como al comienzo, sino mucho más adelante, como verás...

De la misma manera que el agua fecunda a la tierra – sigue - quienes han dejado los caminos rastreros para apuntar a lo alto; quienes, con el perdón misericordioso de Dios, se han apartado de la maldad y asimilado su forma de pensar y de sentir, esos -dice - también dejarán sus frutos en la tierra...

Porque “la palabra que sale de mi boca no regresa a mí estéril, sino que realiza todo lo que le he encomendado”.

¡Maravilla de Dios! Al comienzo nos llamaba a un banquete y luego nos aclaró que en realidad nos proponía un pacto, una alianza no circunstancial y quebradiza, sino en la que quedábamos comprometidos en el corazón: lo más íntimo de la persona... Como otros pactos, este también tiene consecuencias, pero en esta ocasión son efectos inesperados: cambia nuestro rumbo, transforma nuestra manera de pensar y de sentir. No nos convierte en meros aliados suyos, sino que nos transforma en portadores – realizadores de su Palabra.

¡Milagros de la noche pascual! ¡Dios asocia simples desconocidos a la misión y a la gloria de su Hijo! Eduardo Martínez Addiego 1 Is 55,1-11 2 Versión libre y abreviada de Jr 31,31-33.

3 Cfr. Is 6-9.

4 No lo tomes en sentido literal; en aquella época los conocimientos científicosno estaban tanavanzados.

sibarita se convierte en la propuesta de un pacto eterno. Estas palabras llevan directamente al porfiado Jeremías que, pese a estar pasando las de Caín, anuncia “Pronto haré con Uds. un pacto eterno, no como el que todos sus antepasados y Uds. mismos destruyeron. Este pacto, para que nadie lo borre, para que nadie pueda olvidarlo, lo voy a grabar en sus corazones” 2. ¡Esto no puede ser coincidencia: Jeremías anuncia una alianza más sólida y permanente que si hubiera sido firmada CON el corazón. Como nuestros sentimientos pueden ser veleidosos, ¡Él quiere marcarla a fuego EN el corazón! Luego Isaías retoma, ‘recicla’ y mejora la imagen: para nosotros, que siempre queremos sacar ventaja, esa alianza será un manjar delicioso y nos hará sentir plenos.

A continuación3, el profeta nos empuja al vacío. Con conciencia de nuestras infidelidades, recomienda: “Vos que andás en malos pasos dejá tu camino; y que los que solo maquinan maldades, busquen al Señor Cercano y Misericordioso que todavía está dispuesto a perdonar”.

Y, a propósito de los caminos que conducen al mal y de nuestros pensamientos retorcidos, sugiere, al pasar, que por más exitosos que parezcan, en realidad conducen a realidades rastreras y a precipicios sin fin.

Y el Señor dice, con palabras de Isaías: “Así como el cielo está lejos de la tierra4, mis caminos van mucho más alto que el destino que ustedes persiguen”.

Aquí el poeta profeta toma su flauta.

Como un encantador de serpientes, su música atrapa, conmueve y seduce.

Ofrece imágenes de la naturaleza: muestra al agua que llega como lluvia y como nieve y asciende, luego de Si el mes pasado me inundó la inmensidad del amor expresado por Isaías poeta, hoy me deslumbra la profundidad del teólogo Isaías. Once bellos versículos1 y tres temas inagotables.

Comienza invitando: “Vengan y pasen, Señores. Vengan y beban todo lo que quieran. Coman gratis hasta saciarse.

¿Por qué malgastar tiempo, salud y dinero en lo que no satisface cuando les ofrezco gratis lo mejor, lo más sabroso y saludable? ¡Aquí no se rechaza a nadie; todos están invitados! ¡Pase joven, no dude Ud., señorita! ¡Caballero, adelante con su dama!. Le aseguro que se sentirán a gusto; sírvanse ‘a piacere’! ¡Hay suficiente para todos; pasen! ¡Coma tranquilo, señor; coma, beba, disfrute!”.

No encuentro otra forma para transmitirlo: parece alguien feliz, ofreciendo gratis un banquete a cuanto viandante hambriento pasa por su esquina. Y cuando estás decidido a entrar, en el tercer verso, advertís que no se trata del paraíso del goloso glotón, sino de la convocatoria a la Alianza. Por favor, no te desanimes; no pierdas la idea; quedate con la imagen: la del mejor cheff ofreciendo entusiasmado su banquete, ansioso por ‘hacerte tocar el cielo’.

Sin cambiar de versículo, el delirio del Fecunda lluvia pascual Educador de a caballo 12 Boletín Salesiano / Julio 2012 Julio 2012 / Boletín Salesiano 13 Aportes Aportes dad, es la necesidad de autocontrol.

Con nuestra formación religiosa y salesiana, la idea de autocontrol quedaba expresada en la templanza. Esta hoy es una virtud de la que nadie habla, pero sigue siendo muy necesaria. Mira: sale una mujer –pero en el ejemplo podemos ser nosotros mismos- a hacer compras con una tarjeta de crédito para pagar, pero no adquiere solo lo que iba a buscar, sino que, porque tiene la tarjeta, compra más cosas de las que había pensado. Y así nos endeudamos. ¡Y así les pasa a las naciones, que terminan endeudadas por haber usado mal del crédito! Bueno: yo escucho todo esto, y pienso cómo dar pequeñas respuestas, algo que a las personas no les cueste entender, pero que sirvan para vivir mejor.

cadora, creo que hoy los muchachos están más solos y descuidados que antes. Hace unos años, se advertía el peligro de que se pasaran muchas horas frente al televisor. ¡Pero eso, hoy, no es nada! Cada chico, casi sin que ocurran diferencias por su edad, se encierra en su cuarto, con su computador, y casi nadie se ocupa. Y lo grave es que tienen acceso casi irrestricto a muchas cosas que no les hacen bien, que no les aportan valores. Y lo grave para nosotros, educadores salesianos, es precisamente eso: que lo bueno que ordinariamente se les ofrece, que les ofrecemos, no los atrae. Y otra vez te vuelvo a recordar la “maña” que se daba Don Bosco para conquistarlos.

Otra queja frecuente, y que ya toca a las mismas estructuras macro de la sociequias, los centros juveniles, y los colegios.

Esa experiencia sigue con fuerza en muchos colegios. Y eso me da oportunidad de saber lo que pasa en las familias, de conocer los diálogos que se dan en los hogares, de seguir bastante de cerca lo que ocurre en un hogar, aunque yo no haya formado el mío propio. A veces voy en el ómnibus y, sin proponérmelo, escucho lo que la gente dice. Si me parece un asunto interesante, apenas puedo, lo anoto en un cuaderno, porque quizás me podrá servir.

También leo mucho sobre lo que tiene que ver con educación, vida familiar, dificultades con los hijos, etc. En particular, estoy siguiendo a un autor danés muy apreciado actualmente en Europa y en los Estados Unidos, llamado Jesper Juul.

Pero tanto en mis lecturas como en la realidad, cada vez compruebo más el reclamo de una mayor presencia del padre, de la acción educadora del papá. Hoy la familia cuenta, muchas veces, con el respaldo de los abuelos, de los más ancianos, y eso es muy valioso Nuestra conversación ocurre en las cercanías de Roma, en el Salesianum, un sitio ideal para encuentros, ubicado junto a la Casa Generalicia de los SDB, donde han acudido responsables del BS de todo el mundo. Pero la residencia ordinaria de D. Bruno no es en Roma, sino en la Casa Madre de Turín, donde continúa trabajando “en lo suyo”, a lo que ahora se ha sumado el Boletín.

¿Cuáles han sido tus ocupaciones hasta ahora, y cuáles son las actuales, D. Bruno? Al comienzo estuve empeñado durante varios años en la pastoral juvenil, lo que me puso a trabajar en la revista Note di Pastorale Giovanile. Luego me confiaron una publicación llamada Dimensione Nuove, a la que luego sustituimos fundando Mondo Erre (Mondo Ragazzi = Mundo de los Adolescentes).

Hoy, además de mi responsabilidad con el BS, estoy comprometido en la dirección de la LDC, la editorial salesiana de Turín. Mientras, se han ido publicando, por todo el mundo, más de 800 libritos chicos, con artículos míos bastante sencillos, sobre ese tema de la educación y la familia. Solo en Italia se han vendido unos 2 millones de opúsculos con cosas que he escrito.

Estoy convencido que la gente, especialmente en este tiempo, no lee más que cosas breves. Aunque nadie quiere leer grandes tratados, todos necesitan y buscan argumentos e ideas que les permitan hacer mejor lo que les interesa. El mismo D. Bosco nos demostró que las cosas importantes hay que expresarlas con palabras y ejemplos sencillos.

Por eso se sirvió de las Buenas Noches.

Por eso recurría a contar “sueños” a sus muchachos, para proponer la doctrina que de otra forma no habrían podido entender.

Volviendo a las ideas de tus artículos, ¿sobre cuáles otras preocupaciones estás escribiendo? Además de lo que ya te he dicho sobre el reclamo de una presencia paterna edu- ¿Sabes que eres el autor de los artículos más leídos y reclamados de nuestro Boletín? Su piel, ordinariamente blanca, enrojece con facilidad cuando responde que ya se lo han dicho en otras ocasiones.

No quiero incomodarlo, así que cambio de tema. Mientras, lo observo mejor, para poder describirlo. Buena estatura, cabello blanco que ha sido muy rubio, y bien poblado. Ojos claros y con gafas. Una sonrisa que aparece con frecuencia, incluso cuando algo no parece lo que él quisiera… Si los lectores no lo han descubierto, estoy hablando con el P. Bruno Ferrero, un turinés de 66 años, que en 2013 cumplirá medio siglo como hijo de Don Bosco. Tiene un hermano y tres sobrinos que ya han formado sus propios hogares, pero esa experiencia familiar no explica una característica de sus notas.

Algo que se preguntan los lectores es cómo, siendo cura, puedes poner tantos ejemplos actuales de la vida real… Yo escucho mucho; siempre voy escuchando lo que dice la gente. Hace más de 30 años animo una experiencia que llamamos “escuela de padres”, algo que antes era muy reclamado por las parropor lo que ellos brindan a una verdadera experiencia de integración familiar. Pero esto no basta: continuamente escucho el reclamo de una figura paterna como debe ser.

D. Bruno Ferrero ha sido nombrado hace pocos meses por el Rector Mayor de los salesianos, Director del Boletín Salesiano italiano. Este nombramiento lo ha convertido en coordinador de las cincuenta y seis ediciones del BS a nivel mundial. Él aclara que haberse convertido en el referente de tantas expresiones de la misma revista, fue un plus inadvertido cuando asumió la dirección del BS italiano.

El mismo D. Bosco comenzó con la revista en 1877, pero pronto la dejó en manos de uno de sus hijos, D. Juan Bonetti, retirándolo de la dirección de un colegio: “Tú puedes hacer esto como si fuera yo”, le dijo. Cuando el sucesor de Don Bosco elige a un hijo suyo para dirigir la revista, está repitiendo las mismas palabras del Padre.

El cura de las palabras sencillas Mostrando la Hilacha...

Julio 2012 / Boletín Salesiano 15 Nota central 14 Boletín Salesiano / Julio 2012 SALESIANUM – ROMA Reunión Mundial del BS Convocados por el P. Bruno Ferrero, director del Boletín Salesiano de Italia, entre el 16 y el 20 de mayo pasado se reunieron, en el Salesianum de Roma, responsables de 43 ediciones de la revista de todo el mundo, entre ellos, un representante de nuestro Boletín Salesiano uruguayo. El encuentro quería cumplir con dos finalidades principales. En primer término, se deseaba evaluar lo realizado a partir de la reunión de 2009. El segundo objetivo tendía a proponer nuevas metas para los próximos años, atendiendo al bicentenario del nacimiento de Don Bosco y a los cambios tecnológicos y culturales.

La orientación del encuentro respondía a las pautas fijadas por el Rector Mayor D. Pascual Chávez y su Consejo, y, por ese motivo, estuvo coordinado por el P. Filiberto González, consejero SDB para la Comunicación, siempre asistido por personal religioso y laico de su equipo. Finalizando el encuentro, volvió a insistirse en la necesidad de que el Boletín Salesiano sea una propuesta pastoral y educativa integrada a un sistema de comunicación social de cada inspectoría o nación, y que se ejecuten pasos concretos para crear una edición on line del BS como complemento de la impresa.

Sin romper el cuidado de su salud, el Rector Mayor quiso presidir la Eucaristía de la primera jornada.

centradas en prejuicios y mandatos adulto-céntricos. El libro tiene sus raíces en una experiencia del Taller de Reencuentro con el Aprendizaje, realizado en 2009.

Para la institución Casa Lunas la edición de este libro significa un importante logro y apoyo en la responsabilidad y el compromiso asumidos de hacer oír la voz de las/los jóvenes con quienes trabajan y comparten cada día.

En la mesa de presentación del libro estuvieron presentes el Psic. Jorge Ferrando (integrante del Directorio de INAU); la Psic. Denise Defey (AGORA); la Psic. María Cristina Chardon (UNQ/ UBA); algunos jóvenes –mamás y papás– integrantes de Casa Lunas; y los responsables de la publicación, el Lic.

en Ed. Andrés Peregalli y la Lic. en Psic.

Yohana Sampietro.

CASA LUNAS Maternidades, paternidades y adolescencias El 11 de mayo, en la Escuela Pedro Figari, se realizó el lanzamiento del libro “Maternidades, paternidades y adolescencias.

Construirse hombre y mujer en el mundo. Relatos a viva voz”.

El libro reúne testimonios y relatos de adolescentes madres y padres, participantes de Casa Lunas, con la intención de dar voz y palabra a quienes han atravesado la experiencia y el desafío de dos crisis de identidad: ser adolescente y devenir madre/padre en contextos sociales de pobreza.

Junto a la voz de los adolescentes, otros interlocutores dialogan con sus vivencias, en un encuentro imaginario, que pretende aportar líneas de reflexión para trascender visiones Las Piedras MJS EN ACCIÓN En el febrero pasado, la Asamblea 2012 del Movimiento Juvenil Salesiano (MJS) había propuesto caminos, que los grupos de Las Piedras comenzaron a recorrer. Este año, subrayando las “oportunidades para vivir el servicio”, reunidos en la Mesa central local, quisieron hacer algo significativo para la ciudad.

En La Pilarica, un barrio bien periférico, el oratorio había sufrido actos de vandalismo y abandono, y necesitaba ser “rescatado”. Esa fue la tarea que asumieron. La movida fue el 14 de abril: un centenar aproximado de jóvenes se dirigió hacia el oratorio, con todo tipo de implementos de limpieza y construcción.

Con sus ganas, sus esperanzas, y la mejor onda, llevaban el esfuerzo de niños, adolescentes, y jóvenes, de las comunidades educativas y de la parroquial, que, en las semanas previas, habían recolectado materiales para esa jornada.

Toda la ciudad había sido movilizada en la campaña. Fue una experiencia significativa para todos, pues descubrieron la fuerza joven del MJS; el regalo de trabajar unidos por un fin común; la alegría que se multiplica al dar sin esperar recibir nada a cambio y, por sobre todo, la certeza de que es Jesús quien une y da sentido a lo que cada jornada y, en especial, el fin de semana, se vive en el MJS.

dista, con una selección previamente analizada y comunicada al público de una forma (y no de otra).

Esa elección de la agenda diaria tiene sus fines, sus objetivos, y genera sus coletazos de mayor o menor magnitud.

La cadena informativa en nuestro medio se ve nutrida por las noticias de los diarios y es retroalimentada a lo largo del día por las nuevas informaciones que le agreguen radios, televisión e internet. Son de tal relevancia las noticias publicadas por los diarios que, incluso, programas de la mañana televisiva presentan las portadas de los matutinos. Se puede decir que en Uruguay, a pesar del gran desarrollo de internet, los diarios son los que marcan la agenda diaria de contenidos.

La inseguridad, los menores, las cárceles, son notorios temas de agenda en estos tiempos. Robos, rapiñas, copamientos, son palabras que se repiten en abundancia en los micrófonos o se Los diarios, los informativos televisivos, semanarios, programas de radio, portales de internet y periodistas de relevancia pública eligen día a día noticias, hechos, palabras para comunicar a su universo receptor. Esa sola elección ya nos está otorgando una visión recortada y restringida de lo que a menudo llamamos ‘realidad’. No por eso los medios nos están ocultando la verdad o mintiendo sobre los diferentes acontecimientos, pero sí nos están dando una cosmovisión e interpretación de los hechos. Elegidos puntillosamente por un perio- La influencia de los medios masivos de comunicación dentro de una sociedad ha sido estudiada de diferentes formas y por distintas escuelas a lo largo de su existencia. Con diferentes visiones -teóricas o empíricas-, ideas y estudios, pero en ocasiones con distintas respuestas. Que el discurso de un medio de comunicación es generador de opinión, no debería generar dudas, pero muchas veces la naturalidad y la costumbre que tenemos de consumir medios día a día, nos extrae de ese análisis. “¿Pero, a partir de qué se forma la opinión pública, si no es a partir de los medios?” se pregunta el semiólogo Eliseo Verón, en su libro Efectos de agenda. En Uruguay, la clara influencia mediática en la opinión pública se ve reflejada incluso en el propio discurso de los diferentes actores políticos, que argumentan en diversas ocasiones en relación a lo que los grandes medios de comunicación dicen, y retroalimentan el desarrollo de una noticia en base a su información u opinión.

Lo vemos todos los días El discurso de los medios, su legitimación y su influencia cotidiana 16 Boletín Salesiano / Julio 2012 Julio 2012 / Boletín Salesiano 17 Nota central Nota central La boca, la conciencia y la inseguridad Hay hechos mediáticos que toman mayor relevancia que otros, y hoy en día tienen otros espacios de discusión en otros formatos que amplían a veces su análisis, como puede ser a través de Twitter, Facebook y, en menor caso, en blogs.

Una carta abierta al programa Esta boca es mía conducido por Victoria Rodríguez; la voz de la conciencia, al mando de Claudia Fernández, Yamandú Cardozo o el Cacha Arévalo Ríos; la inseguridad, los menores y la ley de servicios de comunicación audiovisual, pueden ser algunos de los ejemplos de los diferentes temas que a diario agrandan su caja de resonancia en el ciberespacio. Comentarios, opiniones, discusiones se plantean en otro escenario que, por momentos, puede enriquecer como agotar la temática.

Es importante tener una masa crítica que conozca sus propios gustos y que adopte una opinión acerca de los contenidos.

Ya sea para analizarlos, para elogiarlos o incluso para criticarlos. Porque, a pesar que muchas veces las audiencias –nosotros, como receptores- son crédulas antes la forma de comunicar de los medios de comunicación, tampoco es cierto que el gran público es pasivo y cree todo lo que le dicen.

Las formas y estrategias de comunicar diferentes temas, sabiendo de la influencia que tienen los medios en la sociedad, muchas veces logra sus objetivos. Pero también existen análisis más pormenorizados, que desnudan esos fines que buscan influir sobre la opinión pública.

Hace unas semanas, un televidente le escribió una carta abierta a Victoria Rodríguez por la utilización de cierta terminología al referirse al barrio Colón, durante un programa en el que el tema central trataba sobre la tan mencionada y repetida ‘Inseguridad’. Tuvo tal repercusión en las redes sociales, que incluso El Observador la levantó en sus páginas, lo que generó una respuesta en su programa Esta boca es mía. Por suerte, el público a veces está atento, analiza y critica -en el acierto y en el error- pero sirve como forma de calificar a los emisores de opinión, que no siempre tienen la verdad, aunque muchas veces parezca que así lo creen.

Tener lo último La carrera por la primicia, ser los primeros en informar y tener la noticia que otros no tienen son reiteradamente objetivos periodísticos en nuestros días. La carrera por saber lo que otros no, desarrollarlo en 140 caracteres e informarlo lo más rápido posible lleva seguidamente al camino de la desinformación. Muchas veces la “necesidad” de la inmediatez nos hace caer en el error, que se magnifica y reproduce por distintas vías.

A su vez, los ejercicios de alentar a los propios usuarios a conseguir la noticia del día y premiar a la mejor, incentivar a grabar con tu cámara algún acontecimiento relevante, son prácticas realizadas por algunos medios.

Donde la noción de noticia a veces puede quedar un poco opacada.

Porque nos permite preguntarnos finalmente qué es lo que hace que un acontecimiento sea noticia.

¿Acaso ya no hay inseguridad en nuestro país? Los diferentes recortes de nuestra realidad ponen arriba de la mesa distintos temas que se magnifican con la cadena mediática y se generalizan mediante el discurso informativo y de opinión.

No por azar un canal opta por comenzar su informativo diario con un conjunto de noticias del ámbito policial: de esta manera marca que su línea editorial tiene a la crónica roja como bandera periodística. Tampoco es casual la elección de un título para la portada de un diario o de un tema para escribir una columna de opinión. Cada una de estas selecciones se hace con un fin periodístico de poder marcar de una u otra forma la opinión pública.

Un día, hace poco, miraba un informativo central en el que algunos políticos analizaban la inseguridad -en tiempos de marchas y protestas-, y uno de ellos argumentaba con un simple “es lo que vemos todos los días”. Esa respuesta me dejó pensando.

teclean a diario en los medios gráficos.

Los temas de agenda son aquellos que los medios logran poner en el tapete público y generalmente se comentan y difunden en otros ámbitos cotidianos.

Se generan opiniones en las charlas de bar, en la oficina y en la mesa familiar, si todavía se cena en conjunto.

Pero qué pasa cuando Uruguay sale 4° en el mundo, o campeón de América, o aparece algún otro tema taquillero.

Esa sola frase da para el análisis de la influencia de los medios en nuestra sociedad. Cómo un actor político argumenta su opinión apoyándose en lo que todos los días nos muestran los informativos. Legitimando de esa forma de manera absoluta el discurso expresado por “Los héroes de las siete y media” como llamó Luciano Álvarez allá por 1988 a los presentadores de los informativos centrales, en su libro titulado de esa manera. De la misma forma que uno puede responder por qué mira un informativo o escucha la radio: “para saber lo que pasa”, “para estar informado” o “para conocer los acontecimientos importantes del día”.

El argumento trillado que dice “es lo que la gente quiere ver” no es más que una forma de justificar la presentación de un tema escudándose en la gente y poniendo adelante los fríos números que indican el rating o miden las audiencias.

Pero los medios de comunicación tienen una responsabilidad social: desde los dueños hasta los periodistas lo saben, pero muchas veces se le da la espalda al impacto que un video o una crónica puede tener en la sociedad.

El video del acontecimiento en La Pasiva generó mucha polémica, estudios de medios y discusiones sobre la necesidad o no de reproducir una y mil veces el hecho. Según la auditoría multimedia Foco, en dos días los canales de TV abierta (4, 5, 10 y 12), más VTV emitieron 48 (!) veces la captura de las cámaras de seguridad. ¿Era necesario pasar y repasar tantas veces el video? Para los encargados periodísticos de los informativos sí. ¿Pero en qué y en quiénes pensaban cuando daban ese sí? Ser críticos de los medios es un ejercicio interesante. Contrastar una información con otra, ver diferentes enfoques, conocer distintas posiciones.

Eso sí, no esperemos objetividad de periodistas, programas, informativos, etc. Siempre que haya un sujeto presentando una noticia, un informe, o esté dando una opinión, habrá subjetividad.

Cada palabra es elegida, cada expresión, cada gesticulación.

Con esos factores ya habrá caído la objetividad muchas veces esperada.

Quizás en algunos casos lo que se le pueda pedir a un comunicador es imparcialidad, pero en otros, incluso resulta hasta sano conocer su posicionamiento ante los temas tratados.

Nuestro objetivo como receptores de medios debe ser saber analizar y ser críticos de lo que consumimos a diario. Sabiendo discriminar las formas y los contenidos que recibimos, eligiendo a nuestro gusto los emisores -y generadores- de opinión pública, sabiendo diferenciar entre qué es una noticia relevante, qué es parte de un discurso que busca un accionar -sea político o de otro índole- y qué se disfraza de show, pero tiene otros tantos fines.

Kike Martínez 18 Boletín Salesiano / Julio 2012 Julio 2012 / Boletín Salesiano 19 Construyendo Uruguay Construyendo Uruguay La canción de la vida… Que se trasmite desde épocas inmemoriales, de generación en generación… Que se va transformando con el tiempo, y que resulta esencial transmitir.

Desde mi punto de vista de docente, he apreciado, junto a mis colegas, la importancia radical de la familia en la vivencia hogareña de sus valores más importantes. Estos se trasmiten desde que el niño nace, momento en que comienza su educación, en el seno de la familia en la que ha comenzado su vida. Primero, como espectador- esponja de los sucesos familiares; luego, como participante activo en los mismos.

Convengamos en que una familia es un grupo de personas con un proyecto de crecimiento en común, unido por lazos de sangre y/o afectivos.

Actualmente, muchos afirman que la familia occidental cristiana tiende a desaparecer. Y han aparecido nuevos tipos de familia. Por ejemplo, una mamá con sus hijos, o un papá con sus hijos. O una mamá o un papá con sus respectivos hijos, junto a un tercer integrante (con o sin hijos propios, integrados o no a la nueva familia), que se convierte en un importante agente educativo y de referencia para el niño, aunque no mantenga con él lazos de sangre.

Sea cual fuere el tipo de familia, esta tiene funciones que cumplir con respecto a sus hijos: brindarle las condiciones básicas de supervivencia, tales como un techo, alimentación y abrigo.

Y también, atención a las necesidades espirituales: amor, contención, apoyo y transmisión de aquellos valores que preparan para la vida. Además de normas de convivencia, de higiene, pautas para desenvolverse en la sociedad y establecimiento de límites. La familia Enseñar la canción de la vida… Importancia de la familia en la educación “Pasan los niños cantando… Cantan una vieja canción que cantaban sus abuelas cuando eran niñas y que algún día cantarán los hijos de sus hijos… Los labios, un día sin color, se callan… Pero la canción vuela siempre…”.

Anatole France es, también, trasmisora de la lengua vernácula y de su uso social. Todo esto constituye el aporte de la familia al desempeño escolar.

Pero, sabemos que en la sociedad, existen innumerables casos de familias disfuncionales que están enviando a sus niños a la escuela, con una gran cantidad de carencias afectivas, y escasos límites de comportamiento.

Esto provoca en estos niños, y, a veces, jóvenes, una gran dificultad no solo para el aprendizaje, sino también para la inserción en una sociedad que tiene exigencias y límites.

Cuando este agente educativo que es la familia no cumple con sus funciones, la sociedad debe asumir la tarea de cubrir esas carencias. Por esto, las mayores exigencias educativas, en muchos casos, recaen sobre los docentes. Ellos son los técnicos especializados, destinados a hacer cumplir interpretarán mensajes no dirigidos a públicos infantiles.

Los objetivos educativos tendrían que ser definidos por las familias y no ser improvisados de acuerdo a los caprichos de las modas. Cada familia tendría que estar muy segura de los valores que desea trasmitir a sus hijos.

Nos preguntamos qué lugar están ocupando los valores cristianos en la educación. Pregunta que provocaría varias reflexiones… Si no se apunta a hacer de la educación una de las necesidades primordiales que hay que atender en el país, muchos opinan que nos iremos sumergiendo progresivamente en una sociedad más violenta, donde impera el “todo vale” y la ley de la selva… En la esencia misma de la función familiar existen buenos recursos, que muchos padres y madres están utilizando con amor y responsabilidad. Pero quedan grupos familiares que no son capaces de educar a sus propios hijos y los abandonan a un futuro incierto.

Porque únicamente con el compromiso y el esfuerzo de los maestros no basta. Se requiere el compromiso de toda la sociedad. A partir de las familias y de los valores que estas puedan trasmitir. De familias que continúen su rol educativo durante toda la vida. Y no olvidemos el papel que cumplen los abuelos: en hogares donde tanto el papá como la mamá trabajan, ellos brindan amor y contención a sus nietos, a veces como únicos educadores familiares.

Creo que podemos afirmar que los niños son lo mejor que poseemos.

Por eso, bien vale que la educación se convierta en una tarea de todos. De verdadero compromiso.

Y así, la canción de la vida volará siempre… Raquel Ferreira los objetivos de las propuestas educativas.

Y si no existe la cooperación familiar, es muy difícil realizar con éxito la tarea.

Cualquiera advierte la importancia de que los agentes educadores se apoyen unos a otros. Pero esto sucede cada vez con menos frecuencia, particularmente en determinados centros escolares, lo cual redunda en un desprestigio del docente, cuya autoridad y conocimientos pasan a ser discutibles.

A veces, los docentes son desautorizados por los padres, en presencia de los alumnos.

Los maestros se ven pasados de moda.

Ya no son modelos, ya que estos son buscados en figuras del espectáculo o mediáticas. Y están necesitando cada vez más apoyo de la comunidad educativa, para poder lograr que sus alumnos cumplan con éxito los objetivos del aprendizaje escolar.

Sabemos que el niño es un ser que está en crecimiento, que sigue un proceso educativo al que tienen que acompañar la familia y los docentes, apoyándose mutuamente. Como se dice generalmente “la educación comienza en la casa” y continúa en el centro educativo, con la ayuda familiar.

Por lo tanto, una educación formativa, capaz de brindar al niño herramientas para desarrollar sus potencialidades, será el resultado de un proceso de trabajo en el cual deben estar involucrados los maestros, los alumnos y los padres. Los papás y mamás que aún revisan los cuadernos de sus hijos, leen los comunicados enviados por los docentes, y los orientan en la realización de las tareas domiciliarias (si las hubiera), están colaborando activamente y con responsabilidad en el proceso educativo.

Pero no podemos negar que, además de los padres, la sociedad ejerce su acción como elemento educador. Muchos se han preguntado qué hacer frente a una sociedad que educa a sus hijos tanto o más que ellos mismos.

Los medios de comunicación presentan, muchas veces, modelos de vida que denotan frivolidad, superficialidad y ‘valores’ dudosos de imitar.

A esto agreguemos el fenómeno actual de que muchísimos niños tienen el televisor en sus dormitorios y ellos mismos eligen sus programas y los ven solos. Incluso programas dirigidos a adultos o que ellos deberían ver acompañados de un mayor capaz de interpretarlos. O sea que, a veces, se deja solos a los hijos, que difícilmente 20 Boletín Salesiano / Julio 2012 Julio 2012 / Boletín Salesiano 21 Concilio Vaticano II Concilio Vaticano II ción cualitativa, como en el de la oferta de educación. Se trata de una profunda transformación cultural de la misma idea de educación, que modificó las pautas de inversión pública y privada”. 3 Factores de orden económico, político e ideológico, se sumaron para generar estos cambios.

Desde lo económico, la educación pasa a ser considerada como el principal factor explicativo del crecimiento de la riqueza de los países, al mejorar uno de los factores claves de la producción: el trabajo.

Desde lo político, la “guerra fría” desató la “batalla por la producción” entre Estados Unidos y la antigua Unión Soviética, en la lucha por la hegemonía militar, trayendo con ello la inversión en recursos humanos.

Desde el punto de vista ideológico, la inversión en educación respondía a la enorme carga de legitimación asignada a la educación como terreno prioritario de la política social.4 BREVES LÍNEAS A MODO DE CIERRE Los hombres – expresa el Concilio – “desean participar cada vez más activamente en la vida social, y sobre todo en la económica y política”. Lo cual es coincidente con el auge experimentado en los años ‘50 hasta fines de los ‘60, men- El 28 de octubre de 1965, el Concilio Vaticano II, promulgó su decreto sobre la educación cristiana de la juventud, titulado en latín: “Gravissimum Educationis Momentum”, donde trata de “la importancia gravísima de la educación en la vida del hombre y su influjo cada vez mayor en el progreso social contemporáneo”. 1 ¿Por qué el Concilio titula así su documento sobre la educación? ¿Qué novedad nos aporta al respecto? ¿Hace un aporte de renovación, como se propone todo el Concilio en sí, o habla del tema educativo porque conviene hacerlo? ¿Aporta alguna novedad o podemos decir del mismo: “¡chocolate por la noticia!”? EL DECRETO CONCILIAR El Documento consta de una Introducción y una Conclusión. Su desarrollo, a ¡Chocolate por la noticia! El Decreto Conciliar sobre la Educación través de doce puntos, expone el pensamiento Conciliar sobre la educación.

En la Introducción, declara la gravísima importancia de la educación en la vida del hombre ante el progreso del mundo contemporáneo.

Luego, en sus doce puntos, desarrolla temas referidos a: el derecho de todo hombre a la educación; las finalidades características de la educación cristiana; los deberes y derechos de los padres e importancia de la familia en al educación; los diversos medios de la Iglesia para la educación, destacando la tarea de las instituciones escolares; el derecho de la familia a la libre elección de la escuela; la necesidad de asegurar una educación que esté de acuerdo con los principios morales y religiosos propios de las familias; la importancia de la escuela católica y los distintos tipos de la misma; la importancia de las facultades y las universidades católicas.

La conclusión remarca la gratitud a todos aquellos comprometidos en la educación y la invitación a que renueven su compromiso, así como, la invitación a los jóvenes a dedicarse a la vocación de educadores.

El Concilio expresa la “importancia gravísima” de la educación, diciendo que “la verdadera educación de la juventud, e incluso también una constante formación de los adultos, se hace más fácil y urgente en las circunstancias actuales.

Porque los hombres mucho más conscientes de su propia dignidad y deber, desean participar cada vez más activamente en la vida social, y sobre todo en la económica y política…En consecuencia, por todas partes se realizan esfuerzos por promover más y más la obra de la educación”. 2 EL ‘MOMENTO ACTUAL’ DE LA EDUCACIÓN EN LOS AÑOS DEL CONCILIO Consideramos de pertinencia tener presente lo que en el mundo está pasando a propósito de la educación, en el momento en el cual el Concilio promulga el Decreto en cuestión.

Esto nos permitirá percibir si lo que el Concilio expone realmente se enmarca dentro del propósito de actualización de la Iglesia en el mundo moderno.

La siguiente cita, nos ilustra al respecto: “La expansión educativa sin precedentes de los años cincuenta promovió cambios importantes en la función social del sistema educativo. En los países de la OCDE, entre 1950 y finales de la década de los sesenta, el número de estudiantes en todos los niveles educativos – y especialmente en el superior – aumentó de en forma acelerada, mientras que el gasto público aumentó a una tasa media superior al 10% anual. En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, por lo tanto, se produjo una transformación de papel social de la educación, observable tanto en el comportamiento de la demanda, crecimiento y diversificacionado más arriba.

El Concilio propone su mensaje en ese preciso contexto. Y resulta acertada la consideración de la “importancia gravísima” de la educación, dadas las magnitudes en los cambios en los sistemas educativos.

Los temas que el Concilio aborda en el Decreto, son nudos de discusión, consecuencia de las transformaciones económicas, políticas e ideológicas que se opera en los sistemas educativos de los años ‘50 hasta finales de los ‘60.

Los temas de discusión que enfrenta hoy la Educación Católica tienen que ver con aquellos que ya el Concilio había dejado planteados en su Decreto: - El derecho inalienable de todos los hombres a la educación.

- Los padres, la familia, como primeros responsables de la educación de sus hijos.

- El papel del Estado, distribuyendo los subsidios públicos, defendiendo las libertades de los ciudadanos, de modo que se asegure que los padres puedan elegir, según su propia conciencia, las escuelas para sus hijos.

Y un tema que hoy es de debate, y que ya había sido adelantado por el Concilio, es el referido a la educación en el contexto de pluralismo de la sociedad moderna: “La Iglesia aplaude cordialmente a las autoridades y sociedades civiles que, teniendo en cuenta el pluralismo de la sociedad moderna y favoreciendo la debida libertad religiosa, ayudan a las familias para que pueda darse a sus hijos en todas las escuelas una educación conforme a los principios morales y religiosos de las familias”. 5 El Decreto Conciliar sobre le educación, se presenta así, cargado de novedad, como una instancia de diálogo de la Iglesia con el mundo moderno.

Confieso que las preguntas de inicio, no han sido meros planteos retóricos para llamar la atención sobre el presente artículo; son cuestionamientos legítimos que nos hemos hecho como punto de partida.

La novedad del Concilio queda expresada también en este su Decreto sobre la educación. La Iglesia aparece una vez más en diálogo con lo que está sucediendo en el mundo moderno, y busca definir su lugar en el mismo.

Mag. Raúl E. García A. sdb.

1 GE, Introducción.

2 Idem.

3 BONAL, X. Sociología de la Educación. Paidós.

Barcelona: 1998. p. 29.

4 Cfr, BONAL, X. p.29 -30.

5 GE, 7.

22 Boletín Salesiano / Julio 2012 Julio 2012 / Boletín Salesiano 23 Juventud Juventud planteamos otra forma de entender el proceso de construcción de la identidad de los jóvenes.

Mirando esta relación desde los jóvenes y adolescentes, veremos que no se trata de proponer estrategias para cortar ciertos tipos de conductas, sino de brindar herramientas que los capaciten en el proceso de búsqueda de la identidad personal, proporcionando seguridades liberadoras.

El ejercicio podría ser pensar cuáles son las herramientas necesarias para que los jóvenes puedan visualizar esta búsqueda, y definir el modelo que quieren seguir para construir su identidad.

Brindar estas herramientas es ir contra corriente, dado que el modelo de opción por los más desfavorecidos, de entrega y de amor, no está generalmente asociado con el éxito. Por tanto, el desafío es cómo brindar esas herramientas, cómo iluminar el itinerario de los jóvenes para que puedan forjar una identidad cristiana de solidaridad y cercanía, evitando sumarse a los criterios de una sociedad del éxito, del consumo y del brillo.

Federico Da Costa y María Laura Grundel brilla más.

La búsqueda del éxito hay que entenderla como parte del proceso de construcción de la identidad, lo que no implica validar todo, pero sí pensar en todo. Particularmente, en aquellos -entre los que muchas veces nos contamos- que reconocen como exitosas ciertas conductas, y aseguran así que por ese camino se va hacia una identidad "ganadora". Muchas veces, nuestro propio ejemplo de ser "exitosos" le da impulso a esta dinámica. Esta tensión se inserta en una de las formas de relacionamiento más presentes en la construcción de la persona: la importancia de ser reconocido y visto, para forjar la propia identidad. El ser reconocido y ser visto implica que existe un “otro”, que es el que lo hace.

Muchas veces, somos nosotros ese “otro”, y allí reside, tal vez, uno de los desafíos más grandes: ser reconocedores positivos.

Esto es un llamamiento a pensar qué es lo que socialmente se reconoce como éxito, y cuál es nuestra participación en ello, qué alentamos nosotros y qué consumismos nosotros. Hay que determinar si alentamos, de alguna forma, modelos de éxito vacíos de contenido, o proponemos, más bien, modelos críticamente alternativos, y ceso: la búsqueda del éxito, el destacarse, el brillar.

La construcción de la identidad es un largo proceso en el que intervienen muchas variables, y que pasa por momentos muy fuertes en la adolescencia y juventud. Durante este itinerario, la identidad se va forjando de diversas formas: una de ellas consiste en apropiarse de los usos, conductas y costumbres de un grupo o clase social.

La búsqueda del éxito no es solo una parte de este proceso, sino que es un elemento presente en nuestra sociedad, que tiene a los medios de comunicación -y a los modelos de vida y éxito que ellos presentan- como uno de sus grandes motores. Estos presentan un modelo de vida exitoso, basado en el tener. Por el mero hecho de "tener eso", de consumirlo, se logra el éxito, se adquiere un nivel, un status diferente. Si bien estamos hablando de los jóvenes, es necesario pensar en quienes diseñan, desarrollan y producen los modelos que se venden.

Podríamos preguntarnos a quién corresponde la responsabilidad: si a los jóvenes o a quienes proponen esos modelos.

Pero volvamos al proceso de los jóvenes y adolescentes. Este proceso tiene dos enfoques bien distintos: por un lado, el del joven que lo está viviendo, que se encuentra inmerso en el mismo, en un vaivén de sentimientos y pensamientos.

Por otro lado, está el enfoque de los adultos (la familia, los profesores u otros grupos): ellos pueden ver este proceso con gran preocupación -expresada en la clásica afirmación: "¡La juventud está perdida!"- o pueden hacer el intento de brindar a los jóvenes herramientas para capacitarlos en su búsqueda y en sus decisiones. Usted, lector, sabrá donde se ubica. Ciertamente, cabe aquí una advertencia: muchas veces, al referirnos a la juventud o a los jóvenes, partimos de una indebida generalización, que oculta distintos sujetos reales, con distintas historias, tensiones, entornos, valores y hogares.

Esta generalización, que trae consigo una visión uniforme, muchas veces es también asumida y vivida por algunos jóvenes. Y, por tanto, "ser" implica sobresalir, ser reconocido por una cualidad, estar a la moda, tener éxito, tener algo que permita destacarse del resto. Son diversos los conceptos e ideas que aquí se presentan. Por un lado, es interesante tener en cuenta que el éxito es una de las "claves" de nuestra sociedad de consumo, en la cual los ‘exitosos’ son los que aparecen en las páginas de sociales, tienen más amigos en facebook, son galanes de televisión, deportistas famosos, están a la moda o posen algún elemento (ya sea celular, ropa, etc.) que los hace "ser". Tal vez esta sea una de las formas más fáciles de visualizar la búsqueda del éxito, tanto de los jóvenes como de otros grupos etarios.

Pero el éxito o el reconocimiento, también se dan en otros ámbitos y de otras formas. Lo podemos ver en la clase, en función de quién es el "mejor alumno" (sería interesante definir qué se entiende por eso y qué es lo que ese título asegura) o el más popular. También lo podemos ver a nivel de grupos juveniles de las parroquias, donde siempre hay alguno que es el "exitoso", el que hace mejor las cosas, el que tiene más puesta la camiseta: en definitiva, el que El titulo provoca. Obviamente, no parece ser una frase de titulo o una frase con marketing. Más bien busca desafiar y alinearse con los temas abordados en esta sección, relacionados con el proceso de construcción de identidad de los adolescentes y jóvenes.

Hoy intentaremos plantear otro de los elementos importantes en este pro- ¿Recetas para el éxito...? ¡No, gracias! 24 Boletín Salesiano / Julio 2012 Julio 2012 / Boletín Salesiano 25 Educación ¡YO PUEDO VER MIS PECAS EN EL MAPA DE LA TIERRA DE GOOGLE! LOS PUENTES NECESARIOS No se trata solo de contar con la atención de los educandos, sino sobre todo de atenderlos a ellos, porque constituyen el “material” que se debe transformar, mejorar, perfeccionar. Y cuando, en vez de empatía, hay distancia e indiferencia, se hace muy difícil lograr el resultado: es como si un artista no pusiera interés en su obra. Don Bosco recalcaba que no alcanza con amar: hay que hacer de tal modo que los jóvenes capten, se den cuenta de que se los quiere bien.

La inercia de exigir determinadas cosas, de cuidar de que se cumplan ciertas reglas, no es suficiente. El acompañamiento supone: cercanía, comunicación, manifestación de beneplácito por los resultados obtenidos, corrección, cuando sea necesario, palabras de aliento, siempre.

Lograr que ellos se sientan importantes, favorece que se interesen por lo que se les propone. Al contrario, si se sienten olvidados, es muy probable que sean indiferentes a lo que se les quiere inculcar.

No corren tiempos buenos para establecer esos lazos necesarios entre educadores y educandos: la sobrecarga de preocupaciones y actividades diarias de unos, los intereses de los otros, los adelantos técnicos que aíslan- llámense celulares, auriculares, etc.- pueden hacer más difícil que en otros tiempos esa relación. Pero siempre habrá un momento, un tema de conversación, una situación, que sirva de puente para romper el aislamiento.

Además, los cambios se producen tan rápidamente en nuestros días, y las preferencias, los gustos, los intereses varían tan vertiginosamente, que unos pocos años entre quienes educan y quienes se educan pueden significar una distancia enorme.

La relación exige construir puentes efectivos-afectivos, que permitan la adaptación, la comunicación, el conocimiento, el acompañamiento, los signos de interés y de aprecio que son propios del ambiente de familia en que debe realizarse el trabajo educativo.

José Luis Guarino - Salto.

en cuestiones poco importantes. Y de ese modo, resulta realmente creíble la oración, ya clásica: “Señor, haz que me convierta en un televisor; así mi madre y mi padre me mirarán un poco más”.

El contacto visual consiste en mirar directamente a una persona a los ojos.

La mayoría de la gente no entiende qué importante y vital es ese contacto.

Pero todos saben el fastidio que causa una conversación con alguien que mira constantemente para otro lado y es incapaz de mirar a la cara del interlocutor.

Las personas necesitan que se las mire. ¿Para qué sirven tantos cuidados en vestir, en el look, en el cuerpo… más que para atraer la atención y la mirada de los demás? También el piercing, los tatuajes y las originalidades muchas veces desconcertantes de los adolescentes son un inquietante reclamo: “¡Mírenme!”.

El contacto visual es esencial no solo para comunicarse con los niños, sino para satisfacer sus necesidades emotivas.

El niño utiliza el contacto visual con los padres para nutrirse emotivamente.

Y necesita de este contacto.

Por eso, cuando está por dar un salto, dice: “¡Papá, mira lo que hago!”. Con los ojos se comunica amor. Lo saben bien los enamorados. Todos sienten la profunda emotividad de la frase “Comerse con los ojos”. También el evangelista Marcos en el episodio del encuentro de Jesús con el joven rico afirma: “Jesús lo miró fijamente y lo amó…”.

La mirada de los padres significa amor, atención real, aprecio e interés. Los ojos de los padres son una fuente de valor y una forma de alimento moral y emotivo. Un hijo multiplica su esfuerzo si se siente mirado por sus padres. Por desgracia, muchos padres están ocupados en hacer multitud de cosas para sus hijos y después se olvidan de “mirarlos”.

Es también fácil para los padres adquirir la terrible costumbre de usar el contacto visual sobre todo cuando quieren hablar seriamente, casi siempre en sentido negativo, a sus hijos.

Un niño está más atento cuando se le mira directamente a los ojos, y así los padres aprovechan este hecho para dar órdenes, reñir, criticar. Entonces salta la frase amenazante: “¡Mírame a los ojos!”, con la consiguiente mirada ceñuda. Cuando un padre usa inconscientemente este poderoso medio de control, sobre todo en sentido negativo, el niño empieza a sentir en los padres una peligrosa actitud de rechazo.

Si los padres prestan atención a los niños casi exclusivamente cuando estos provocan un conflicto o hacen una travesura, los problemas tienden a aumentar, sobre todo con los niños de temperamento “fuerte”. No sentir nunca una mirada de auténtica atención amorosa por parte de la madre, y sobre todo del padre, es para un muchacho una herida mortificante y un impulso a la rebelión.

Es una costumbre de resultado dudoso también la de evitar el contacto visual como forma de castigo. Para un niño es más difícil soportarlo que un castigo físico. Significa “abandono” y desinterés en un sentido afectivo cruel. La mirada sirve sobre todo como vehículo de amor.

En un pupitre, antes de las vacaciones de Navidad, un maestro encontró estas palabras en el anverso de un examen escrito: “Si antes de Navidad nadie me hace un gesto, desapareceré”. El que no se siente mirado pierde el deseo de vivir. Enseñar a los hijos una buena ca- En la familia desaparecen las ocasiones que permitían a las personas “mirarse”. Una estadística afirma que el tiempo medio que un padre pasa con un hijo adolescente se puede estimar actualmente ¡en 12 minutos al día! En las familias, resulta difícil encontrarse para el almuerzo, por la dificultad de combinar los diversos horarios de trabajo y estudio. Tampoco la cena se hace ya en familia, por las muchas actividades en las que se está implicado y por los diferentes gustos en cuanto a los programas de la televisión.

De los 12 minutos que pasan juntos padre e hijo, al menos 10 se emplean en dar instrucciones o verificar la ejecución de las que se dieron el día anterior; los otros 2 minutos se utilizan pacidad de contacto visual es importante para su vida.

El alimento afectivo y emotivo de los hijos no es un elemento que pueda descuidarse: ¿qué diferencia hay entre un niño agradable y atractivo y uno que no lo es? En otras palabras: ¿cuál es el elemento básico de la simpatía? Precisamente la capacidad de mantener un contacto visual agradable, acompañado de la sonrisa. Los niños que tienen estas dotes son los preferidos de los maestros y amigos, se les sigue mejor, adquieren seguridad y una buena imagen de sí mismos.

Amarse con los ojos 26 Boletín Salesiano / Julio 2012 Julio 2012 / Boletín Salesiano 27 ¿Quién justifica a los medios? Luego del brutal crimen del ‘planchero’ de La Pasiva, los informativos destinaron 132 minutos durante cinco días a este hecho, repitiendo el video unas 102 veces. Fue el informativo del canal 4 el que lo repito más veces: 44, en total. El canal 5 solo lo emitió 4 veces. Son varias las preguntas que de aquí emergen: ¿Quiénes somos los que miramos una y otra vez este video? ¿Qué nos mueve a hacerlo? ¿Qué buscamos con esto? Y ¿cómo podemos bien común cuando se atiene a algunos principios fundamentales: el pago de impuestos como especificación del deber de solidaridad; racionalidad y equidad en la imposición de los tributos; rigor e integridad en la administración y en el destino de los recursos públicos” (Nº 355).

Al sur del sur La iglesia de la Santa Trinidad es el templo más al sur del mundo: está ubicabrindar herramientas para analizar esta situación, y transformarla en una situación de paz? Impuestos y doctrinas Se acerca las declaraciones y pagos del IRPF, lo cual genera cierto escozor, al menos en nuestros bolsillos. El tema de los impuestos es frecuentemente tratado y discutido. Para alentar el debate, traemos un extracto de la Doctrina Social de la Iglesia: "La finanza pública se orienta al da en la Antártida, cerca de la base rusa, en la isla de Rey Jorge. Es una pequeña iglesia ruso-ortodoxa de 15 m de alto, construida en Siberia con madera de abeto, al estilo tradicional ruso. La estructura fue desmontada, embarcada al continente Antártico y reensamblada allí por el equipo de la Estación rusa. Tiene capacidad para 30 personas.

MÁS RÁPIDO, MÁS ALTO, MÁS FUERTE Practicar, practicar, practicar… En este momento, alrededor del mundo, miles de mujeres y hombres se preparan.

El 27 de julio, en Londres, comienzan las XXX Olimpiadas de los tiempos modernos: atletas de todas las nacionalidades, credos y grupos étnicos, convocados por el sueño de ser los más rápidos, llegar más alto y ser los más fuertes. La superación como paradigma de la especie humana.

Por el siglo VII A.C., los pragmáticos griegos percibieron esa manía de los hombres por mejorar su desempeño, y decidieron aprovecharla. Ofrendaron a los dioses mente y cuerpo en algo más constructivo que guerras y saqueos. Y, en la ciudad de Olimpia, cada cuatro años, la cuestión versaba sobre competencias deportivas, carreras, lucha, lanzamiento de jabalina, así como poesía y danza. El premio, una humilde corona de laurel y el beneplácito de los dioses. Sí, el ego también tenía su recompensa, pero, bueno, nadie es perfecto, como diría Sócrates.

Caída la civilización griega, las Olimpiadas durmieron hasta 1896, cuando el Barón Pierre de Coubertin las rescata para el mundo moderno. Según su visión, “Olimpia y las Olimpiadas son símbolos de una civilización entera, superior a países, ciudades, héroes militares o religiones ancestrales”. La competencia era la excusa. El objetivo: reunir a los hombres bajo la consigna de honrar el esfuerzo, propio y ajeno, antes que la victoria propia o la derrota ajena.

Claro que, desde entonces, muchas antorchas se encendieron, mientras la economía y la política se instalaron como nuevos colores en la bandera de los anillos. En lugar del laurel, el oro es ahora el premio buscado por participantes y organizadores. Las marcas de los atletas valen tanto como la recaudación. Más rápido, Más alto, Más fuerte, Más ganancia: el nuevo lema del siglo XXI.

Pero no seamos desagradecidos. Debajo de la piel olímpica, lejos del maquillaje mercantil y las chucherías mediáticas, tanto en las pistas como en las gradas, frente a los televisores como en las calles y trabajos, el espíritu continúa tan olímpico como siempre. Un espíritu que hermana a atletas y gente de a pie en una implacable lección de vida.

Esa inacabable maratón contra nuestros propios límites. Pero no los del músculo, sino los del alma. Poniéndonos a prueba por ser más rápidos… en brindar compasión; llegar más alto… en los ideales; ser más fuertes… en el sacrificio por el prójimo.

Todo por el premio invisible: la perenne corona del amor. Porque las Olimpiadas siguen siendo la excusa para mirar la meta. Esa que en solitario nos reclama, diciéndonos, desde el corazón: “Practica, practica, practica…”.

Miguel Mayobre Cuentan que una vez un hombre era perseguido por varios malhechores, que querían matarlo. Buscando escapar, el hombre llegó a una zona con muchas cuevas, y se ocultó en una de ellas. Los malhechores empezaron a buscarlo, recorriendo sistemáticamente las cuevas, una por una.

El hombre estaba desesperado y, en su angustia, elevó a Dios esta plegaria: "Dios, tú eres todopoderoso. Haz que dos ángeles bajen y tapen la entrada de la cueva, para que no entren a matarme".

Los asesinos seguían acercándose, y entonces aquel hombre vio que apareció una arañita, que se deslizaba sobre la pared de roca. La arañita empezó a tejer una telaraña, justo en la entrada de la cueva.

Cada vez más angustiado, aquel hombre cerró los ojos y volvió a dirigir su plegaria a Dios: "Señor te pedí ángeles, no una araña". Y continuó: "Señor, por favor, con tu mano poderosa coloca un muro fuerte en la entrada, para que esos malhechores no puedan meterse y matarme". Abrió los ojos, esperando ver el muro tapando la entrada, pero solo pudo ver a la arañita, que continuaba tejiendo su telaraña.

Los malhechores habían ingresado en la cueva anterior a la que se encontraba el hombre, que ya esperaba su muerte, resignado. Cuando los asesinos estuvieron frente a su cueva, la arañita había concluido de tejer una telaraña que tapaba toda la entrada. Entonces, el hombre escuchó esta conversación: - "Vamos, entremos a esta cueva." - "No, nadie ha estado recientemente aquí. ¿No ves que hasta hay telarañas? Sigamos buscando en las demás”.

GENETICA Y CANCER Que el cáncer tiene relación con los genes y la herencia no es un tema nuevo. Incluso en esta columna ya nos habíamos ocupado de ello hace algún tiempo. Lo interesante es el avance que se va realizando en este tema, cada vez a mayor velocidad.

Existen en nuestras células los proto- oncogenes, que tienen la función de regular el ciclo para la reproducción de la célula. Cuando ocurren en ellos ciertos cambios estructurales, se convierten en oncogenes, que facilitan la transformación de la célula en maligna. En este proceso de transformación pueden participar incluso virus, como el del papiloma humano en la mujer, para nombrar uno conocido.

Una de las áreas de mayor investigación en relación a la genética y al cáncer ha sido la referida al cáncer de mama, que representa aproximadamente un 18% de los cánceres de la mujer. No más del 10% de los cánceres de mama tienen un origen genético probado. Las últimas investigaciones publicadas en Nature y Cancer Research obligan a ver hoy al cáncer de mama no como una enfermedad, sino como diez enfermedades genéticamente distintas, cada una con un tratamiento específico personalizado.

Si bien por el momento esto no cambia los aspectos diagnósticos, sí permitirá en un futuro tratamientos diferenciales para cada cáncer y para cada mujer. Hoy ya se cuenta con excelentes tratamientos, que pronto mejorarán claramente, aumentando aún más, no solo la remisión, sino la curación de la enfermedad.

Dr. Humberto Gutiérrez Regal la telarana cultura Para pensar , 28 Boletín Salesiano / Julio 2012 Julio 2012 / Boletín Salesiano 29 Enzo (h. 12 años): - ¿Papá, qué hago yo acá? - Yo: Estás de misión. - Enzo : ¡Pero yo no hago nada! Voy a las casas de visita y me quedo callado. - Yo: Tranqui, gordo Fijate todo lo que hacés acá en la Iglesia: los chicos vienen a buscarte para jugar y te invitan a sus casas. Sos el único que está todo el tiempo disponible para ellos, y eso es muy importante. - Enzo: Sí, pero me invitan a jugar al play. - Yo: ¿Y? Estás con ellos. Esa es tu forma de misionar.

Disfrutala. Así terminó nuestra charla, nacida de una de las reflexiones diarias que hacíamos después del desayuno.

Enzo no era él el único que se preguntaba qué hacía ahí. Lo mismo nos planteamos con mi esposa. Pero la misión nos fue hablando y, de a poco, nos mostró porqué estábamos ahí.

Fue un año particular para nosotros.

Lo conversamos muchas veces: ambos sentíamos que no podíamos quedarnos cómodos con la vida que teníamos, que Dios estaba presente en ella, que debíamos dar frutos con los dones que Él nos regalaba día a día. Comenzamos la búsqueda, y así llegamos al Voluntariado y a la misión de verano en Pueblo Porvenir (Paysandú). Enzo, nuestro hijo, nos acompañaba, aunque no entendía por qué hacíamos algo que era nuevo y diferente en su vida.

Llevábamos ya 7 días de misión. Habíamos pasado por el calor agobiante y la turbonada escalofriante. Habíamos disfrutado de un paseo al río con los jóvenes y sus familias, y nos habíamos quedado afónicos, cantado los números del bingo. Nos preparábamos para el cierre del oratorio, la peña y la Misa.

Los días en la misión se suceden rápido, el ritmo se vuelve vertiginoso, entre tantas actividades… Pero el encuentro con la gente nos bajó las revoluciones en todo momento.

El pueblo nos dejó entrar a sus tiempos y espacios: las tranquilas tardes se llenaron de ruidos callejeros, banderas y cantos. La gente nos abrió sus casas; entramos para compartir un banco al fresco de una noche; fuimos testigos de las huellas que dejaron los salesianos, desde los inicios del pueblo. Y la gente nos abrió sus corazones, nos contó sus pesares y alegrías, sus necesidades y riquezas, su fe y su caridad, de la que fuimos varias veces beneficiaros. Ese fue el momento del encuentro, el que te dice para qué estás allá.

Y así como nosotros nos fuimos metiendo en el pueblo, el pueblo se metió, de a poco, en la misión, y la hizo suya. Desde los adultos que cocinaron para los chicos del oratorio, hasta los jóvenes, que dedicaron tardes enteras a la formación y al trabajo oratoriano, manifestando, al final, su voluntad de ser misioneros en su Pueblo. La Misa del cierre de la misión contó con un regalito del cielo: Diana, una de las jóvenes que más participó, tomó su primera comunión.

Hoy seguimos en contacto con los jóvenes y algunas familias. Para la próxima misión, hay una pareja que nos ha manifestado su deseo de formalizar su matrimonio cristianamente.

Esta misión dejó marcas importantes en nuestra familia: nos permitió conocer un aspecto de nuestro hijo que no habíamos percibido mucho: su espiritualidad. Y aprendimos que la vocación misionera no se limita a una etapa de la vida: cualquiera puede ser llamado. Solo hay que estar atento.

Isabel, Enzo (h) y Enzo ALEMANIA - Inmigración, oportunidad para el desarrollo ITALIA - Aprender haciendo Jornada mundial - contra el trabajo infantil POLONIA - Encuentro Interinspectorial (ANS – Madrid) “Para nosotros, hijos de Don Bosco, es carismático estar en la Iglesia con una presencia pastoral escrita”.

Palabras contundentes de Don Pascual Chávez, en la celebración del 50 y 25 aniversario de las revistas salesianas Misión Joven y Catequistas. Más de 400 personas participaron en el acto celebrado en el teatro del colegio San Miguel Arcángel, con el eslogan “leer la vida de los jóvenes; escribir caminos de pastoral”.

Misión Joven nació en 1960 con el nombre de Técnicas de Apostolado, que conservó hasta 1976. Con su nuevo nombre, la revista dejó de ser principalmente una cantera de subsidios pastorales, enriqueciéndose con espacios derea.

(ANS – Madrid) “Para nosotros, hijos de Don Bosco, es carismático estar en la Iglesia con una presencia pastoral escrita”.

Palabras contundentes de Don Pascual Chávez, en la celebración del 50 y 25 aniversario de las revistas salesianas Misión Joven y Catequistas. Más de 400 personas participaron en el acto celebrado en el teatro del colegio San Miguel Arcángel, con el eslogan “leer la vida de los jóvenes; escribir caminos de pastoral”.

Misión Joven nació en 1960 con el nombre de Técnicas de Apostolado, que conservó hasta 1976. Con su nuevo nombre, la revista dejó de ser principalmente una cantera de subsidios pastorales, enriqueciéndose con espacios derea.

Iqbal Masih fue un niño pakistaní vendido a los 4 años por su padre a una fábrica de alfombras, a cambio del dinero para casar a su hijo mayor. Iqbal, fuerte, atrevido y optimista, se convirtió en líder de otros niños durante 6 años, hasta que pudo escapar. Recibido por un militante contra la explotación infantil, sus denuncias llegaron a todo el mundo, y provocaron el cierre de muchas “florecientes” fábricas de alfombras. El 16 de abril de 1995, domingo de Pascua, a los 15 años de edad, Iqbal fue asesinado. Su trágica vida fue recogida por un film: Iqbal 1998.

Hace casi 90 años que sor Laura Meozzi, cuyo proceso de beatificación ha comenzado, y otras salesianas abrieron la Casa Hogar de Plescew, fundando la obra FMA en Polonia. En la actualidad, las hermanas trabajan en dos inspectorías, una con sede en Varsovia y otra en Wroclav.

A mediados de marzo, precisamente en esa primera casa, se realizó el 5º encuentro interinspectorial, presidido por la integrante del Consejo General sor Carla Castellino, que realiza la visita canónica en la inspectoría de Wroclaw. El encuentro terminó con danzas a cargo de los niños de la Casa Hogar y la despedida de tres niños confiados a una familia.

Organizado por la ONG salesiana Jugend Hilfe Weltweit se realizó en Bonn un encuentro de representantes del gobierno, del asociacionismo civil con empresarios, en torno al tema La migración como oportunidad de desarrollo. En primer término se expusieron los beneficios obvios para el trabajador, el país anfitrión y la comunidad de origen; las dificultades reales que rodean a muchos inmigrantes (en general poco conocidas y menos atendidas); y también se presentó una experiencia exitosa de inclusión de inmigrantes, como la desarrollada en conjunto por el Centro Don Bosco y la Porsche, en Manila.

Doce alumnos de instituciones salesianas de Milán, Verona y Sesto San Giovanni Arese, integraron la organización de la 12ª feria internacional de la industria manufacturera (MECSPE) de Parma, que reunía más de 1.000 empresas. Los jóvenes seleccionados recibieron entrenamiento sobre las tecnologías expuestas, para poder acompañar a los visitantes. Concluida la muestra, cada joven preparará una tesis sobre un tema de tecnología presentada en la feria, que será calificada por el Comité Técnico de la MECSPE. Para ellos, la feria fue una gran oportunidad para aprender en la práctica y entrar en contacto con el mundo empresarial.

URUGUAY Misionar en familia Hasta los confines del mundo Conocer más a Don Bosco Primera fila, de izquierda a derecha: Don Giovanni Cagliero - Don Bosco - Giovanni Battista Gazzolo, cónsul argentino en Savona – Don Giuseppe Fagnano, destinado a dirigir el colegio de San Nicolás.

Segunda fila: Coadj. Bartolomeo Scavini, maestro carpintero - ¿¿?? – Don Valentino Cassini – Don Giovanni Baccino, que morirá dieciocho meses después, por el excesivo trabajo – Coadj. Stefano Belmonte, músico y encargado de la economía doméstica – Don Doménico Tomatis, cr 30 Boletín Salesiano / Julio 2012 onista de la expedición – Clérigo Giacomo Allavena – Coadj. Bartolomeo Molinari, maestro de música instrumental y vocal.

ARGENTINA - Viacrucis en bicicleta El pasado Martes Santo, los alumnos secundarios de las casas salesianas Instituto Lorenzo Massa y Colegio Tulio García Fernández, de Tucumán, participaron de un Viacrucis en bicicleta. La iniciativa fue organizada por sus encargados de pastoral, los animadores de los distintos grupos y los salesianos de ambas obras. Los jóvenes recorrieron en bicicleta desde Tucumán hasta la localidad de Horco Moye, deteniéndose en el camino para meditar las diversas estaciones del Viacrucis preparadas por los mismos estudiantes. Los seguía una camioneta que llevaba a algunos músicos y la amplificación.

DON BOSCO CON LA PRIMERA EXPEDICIÓN MISIONERA 1875: Don Bosco corona el sueño de enviar a sus salesianos a la lejana América, entre los hijos de los emigrantes.

El primer grupo estaba destinado a fundar un Colegio para trabajadores y aprendices en San Nicolás de los Arroyos, Buenos Aires.

Es un acontecimiento importante: los periódicos hablan de ello, en el Oratorio hay una gran agitación. Llega a Valdocco el Cónsul argentino en Savona. Don Bosco quiere inmortalizar el momento con una fotografía, como publicidad y como estímulo. La fotografía fue tomada en el estudio Schemboche, el fotógrafo más cualificado y costoso de la ciudad. Esta imagen, la primera querida por Don Bosco, resulta emblemática: su «fotografía oficial» La fotografía muestra toda la importancia que se desea dar al acontecimiento: Don Bosco viste una capa y solideo, como en las grandes ocasiones en que se presentaba al Papa; el Cónsul G. Battista Gazzolo luce un gran uniforme; los que están por partir visten a la española, con el manto característico de aquellos lugares, para demostrar que eran «de ellos» y no extraños. Sobre ellos destaca el Crucifijo de los misioneros.

La pose fue querida por Don Bosco mismo. Deseaba darle relevancia a este gesto, que para él tiene un profundo significado.

Don Rua escribe: «Cuando el Venerable don Bosco envió a los primeros de sus hijos hacia América, quería que la fotografía lo representase en medio de ellos, en el acto de entregar a don Giovanni Cagliero, jefe de la expedición, el libro de nuestras Constituciones.

¡Cuántas cosas decía Don Bosco con aquella actitud! Era como si dijera: “Ustedes atravesarán los mares, se encontrarán en países ignotos, tendrán que tratar con gente de lenguas y costumbres diversas, tal vez sean expuestos a duras pruebas. Quisiera acompañarlos yo mismo, confortarlos, consolarlos, protegerlos.

Pero aquello que no puedo hacer yo mismo, lo hará este librito. Cuídenlo como un tesoro precioso”».

La imagen está compuesta artísticamente, respetando una equilibrada simetría que deja, sin embargo, espacio a cierta espontaneidad de las figuras. Don Bosco, en cambio, aparece rígido en su actitud: el hábito extendido, la espalda sin inclinación alguna, el rostro de frente, contribuyen a crear el efecto de rigidez. Decididamente, está posando… Según sus contemporáneos, Don Bosco se mostraba, en las situaciones oficiales, más bien torpe. Ciertamente, emanaba una fascinación, debida a su riqueza interior, pero no tenía aquella fluidez relacional propia de las personas de mundo, sino que aparecía su origen campesino: vivaz y enérgico en el actuar, parco en los encuentros formales.

Sor Teresa Elena PÉREZ CICERALE 20/II/1933 – 5/VI/2012 Teresita nació en Juan Lacaze. Su mamá Teresa y Raymundo, su papá, educaron en la fe cristiana a sus seis hijos. Al morir su mamá, Teresita entró en el Colegio de las FMA, recientemente fundado, y allí volvió a ser la niña feliz de siempre.

Como interna de la Escuela Taller (IMA), comenzó a madurar su vocación salesiana.

Hasta los 25 años cuidó a su padre; luego ingresó al Aspirantado. Después de su Profesión, fue Maestra y Catequista en varias casas de la Inspectoría, dejando en ellas su testimonio de simpatía y felicidad. Desempeñó, con profunda responsabilidad y transparencia, el cargo de ecónoma en Villa Colón, Casa Inspectorial, Juan Lacaze y Canelones.

Como Directora de Canelones; participó en el Proyecto Mornés, experiencia que significó un giro profundo en su vida espiritual. Hasta el final de su vida fue al patio a estar con los niños. Ya enferma, se ocupaba leyendo, escribiendo, bordando y haciendo rosarios.

Teresita marcó la vida comunitaria con su alegría, sus dramatizaciones, su capacidad de desdramatizar las situaciones conflictivas y de sufrir con alegría, su piedad sencilla y profunda, su enorme confianza en la Providencia, su fraternidad. . . .

Sor María Angélica NATTERO FRANGI 3/IX/1925 – 7/VI/2012 “Yo fui hija única, mis padres eran uruguayos, descendientes de italianos. Mi madre era una mujer muy piadosa, que amaba mucho a la Virgen”. Así escribía Angélica, que nació cerca del Colegio de Villa Muñoz, donde ingresó en 4º de primaria. Entró al Aspirantado con 27 años, y profesó en 1956. Con su título de Profesora de Corte, Confección y Bordado, hasta 1970 desplegó su actividad en el Colegio San José de Colón. Pasó después a Rincón del Pino, hasta 1986, y luego a Paso de los Toros. Se interesaba en prepararse como catequista, para poder llegar mejor a las jóvenes más pobres. Con alegría y responsabilidad, se ocupó también del trabajo con las exalumnas.

Luego de un curso de Misionología, en 1994 fue directora en Madre Promis y posteriormente destinada a Salto.

Es recordada sobre todo por sus grupos bíblicos con docentes laicos y exalumnas, actividad que la hacía realmente muy feliz.

Trasladada en 2007 a Madre Promis, regaló su presencia rica de sencillez, de alegría, de confianza filial en María. Disfrutaba de los recreos y se interesaba por escuchar todo acerca de la vida del Instituto y de la Iglesia. . . .

+ Luis Elbio González Berenguer Salinas – Canelones, 3 de mayo de 2012 Hermano de sor Dinorah fma Colegio Nuestra Señora de Luján Foto: Jorge Piaggio