Rada Zasoby

Boletín Cuba-Salesiana, mes de Septiembre de 2012

No. 9, Año I Septiembre 2 En sintonía Septiembre JULIO ALBERTO FERNÁNDEZ TRIANA, SDB Asesor Nacional de Pastoral Juvenil Salesiana PUBLICACIÓN CATÓLICA DE LA FAMILIA SALESIANA DE CUBA ADMINISTRACIÓN: Carlos D. Urquijo EDITOR: Alejandro Satorre DISEÑO: Yenkys González CORRESPONSALES: Alejandro Quirce, Leyanis Licea, Arlén Martínez, Liliana Quevedo, Rolando Rodríguez, COLABORADORES: Juan Manuel Fernández, Sor Gertrudys Días, FMA, Padre Santiago Martínez, SDB ASESOR: Padre Julio Alberto Fernández, SDB DIRECCIÓN Y REDACCIÓN: Iglesia del Carmen. Apartado 623, Santa Clara, Cuba, CP 50100 CORREO ELECTRÓNICO: sanpablo@obistclara.co.cu Amaneciendo en septiembre y los ruidos habituales se sorprenden por el jolgorio inesperado que va irradiando los espacios. Arco iris de uniformes, escaleras de tamaños, sonrisas y rostros amarrados… comienzan las clases. Más allá de las anécdotas de las hazañas veraniegas, todos piensan lo mismo: que poco duró el verano, ya estamos otra vez (de nuevo) en el tiempo académico.

Y a todos nos pasa, incluso a los que ya (por fortuna?) pasamos esta etapa. La vida se nos mueve entre largos períodos de empeños y responsabilidades frente a breves –quizás muy breves– experiencias de diversión, expansión, libertad, aventuras.

Se me antoja entonces pensar que esta realidad no es nueva para la humanidad; los antiguos lo sentían también y nos lo dejaron expresado en el mítico relato de Sísifo. Castigado por Zeus al Tártaro, debía subir cada mañana una pesada roca hacia una montaña para ver como al final del día la misma caía al pie de la colina atrapándole así en un eterno esfuerzo estéril.

Tantas veces nos dejamos atrapar en una sensación similar. Un círculo cerrado donde se viven una serie de repeticiones que nos dan la impresión que todo vuelve al mismo lugar, que no se avanza, que siempre hay que empezar otra vez.

Cuántas veces nuestras experiencias pastorales padecen la misma enfermedad: otro año de catequesis, otro adviento, otra navidad, otros… Sacudámonos el polvo, no es empezar de nuevo otra vez, de lo que se trata es empezar siempre de nuevo, recobrar energías e ilusiones. La vida no es un encierro donde se van ahogando las horas y los sueños. Somos caminantes, y si bien es cierto que serlo expresa nuestros límites pues nos demuestra que no hemos llegado al destino; podemos experimentarlo como una posibilidad de bien si sabemos a donde vamos y quien nos sostiene. Debemos ser personas de horizontes abiertos; hay caídas y polvo, pero también hay sanación y confianza; hay espinas dolorosas, pero también hay pétalos de rosas de agradable aroma (como nos enseñó Don Bosco).

No empecemos nada otra vez, empecemos todo de nuevo porque vamos con Dios que es siempre novedad y crecimiento para los que quieren junto a Él, buscar otro mar.

¿EMPEZAR OTRA VEZ O EMPEZAR DE NUEVO?

Escuela de Formación de los Salesianos Cooperadores de Cuba La Habana 26, 27 y 28 octubre Desde las Casas 3 Jóvenes salesianos de camino al Cobre Por Arlén Martínez Cuba, 21 de agosto. – En el año jubilar por los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad en la Bahía de Nipe, alrededor de una treintena de jóvenes salesianos de toda Cuba protagonizaron una experiencia de peregrinación que dio inicio en este punto de la geografía holguinera y culminó en el Santuario Nacional del Cobre.

Durante el recorrido, el cual incluyó una breve estancia en el poblado de Barajagua, sitio en el que la Virgen tuvo su primera casa antes de ser trasladada cerca de las Minas del Cobre, los peregrinos pudieron compartir con fieles de las comunidades de Cueto, Alto Cedro y Palma Soriano, en quienes encontraron acogida fraterna y auténtica hermandad cristiana.

Las celebraciones eucarísticas diarias y el rezo del Santo Rosario matizaron estas jornadas de peregrinaje, en las cuales los jóvenes también tuvieron espacio para la introspección, el diálogo con el hermano que caminaba más próximo y el ejercicio de la ayuda mutua. Asimismo, tuvieron la oportunidad de palpar y vivenciar difíciles realidades que le son ajenas en su vida cotidiana.

Diversas motivaciones personales y colectivas impulsaron a estos muchachos a emprender esta fuerte experiencia, capaz de provocar en solo cinco días una rica pluralidad de sentimientos y estados de ánimos en quienes tomaron parte de ella: cansancio, fatiga, esperanza, miedo, heridas, ansiedad por llegar a la meta… El agradecimiento al padre Julio Fernández, SDB, principal impulsor de esta actividad; así como a todos los amigos que cada año contribuyen con las experiencias del verano.

Peregrinos en el Santuario Nacional del Cobre Peregrinos en la Bahía de Nipe 4 Desde las Casas Septiembre Por Santiago Martínez, SDB, responsable Oficina de Proyecto Del. Salesiana de Cuba Tras el movido verano de nuestras Casas salesianas de Cuba comenzamos un nuevo curso pastoral 2012-2013, con un claro compromiso: avivar y consolidar el Proyecto “Valdocco en Cuba”.

Durante el curso pasado hemos reflexionado sobre el Proyecto. ¿Dónde nos encontramos? ¿Qué nos está exigiendo? Son preguntas que no sé si nos hemos formulado, pero que deberíamos dejarnos interpelar por ellas. Algo es evidente, queremos asumir como compromiso el Proyecto “Valdocco en Cuba”. Este no sólo no puede morir, sino que tiene que iluminar la misión pastoral en cada una de nuestras Obras.

Desde esta sencilla página que me brinda Cuba Salesiana vamos a tratar de mantener viva la idea del Proyecto “Valdocco en Cuba”, para que pueda ir ofreciendo caminos concretos a nuestras tareas pastorales y marcando metas.

Potenciar el Proyecto “Valdocco en Cuba” no es añadir nada nuevo, sino que es avivar el espíritu salesiano. No es un lema para animar las actividades de este año, sino que es el criterio que indica si nuestra Obra es salesiana y en qué medida. No es un proyecto más, sino la meta y el camino de todo proyecto. No es una opción entre tantas ofertas de la Pastoral Juvenil, es nuestra opción preferencial. Es sencillamente, para toda Casa Salesiana, el camino y la meta; el contenido y la forma; el ambiente y la espiritualidad; el método y el modelo de vida y la acción pastoral.

Creo que merece la pena que seamos capaces de apostar por el Proyecto “Valdocco en Cuba”.

¿Qué por qué? porque tiene que ir ayudándonos a hacer de todas y de cada una de nuestras Obras un Oratorio al estilo de Don Bosco, como el de Valdocco; porque tiene que ayudarnos a mantener vivo al Padre y Maestro de la juventud, hoy, en medio de los jóvenes cubanos. En esto consiste el Proyecto “Valdocco en Cuba”.

Novena al Padre Vandor (Desprendiendo la hoja central del boletín puede obtener la Novena al Siervo de Dios padre José Vandor) Proyecto “Valdocco en Cuba”: modelo de vida y acción pastoral Nuevo sitio web de los Salesianos de Cuba www.salesianosdecuba.org Desde las Casas 5 Por Carlos Daniel Urquijo, SSCC La Habana, 22 de septiembre. – La Casa San Juan María Vianney acogió del 17 al 21 de septiembre a los Salesianos de Cuba para sus Ejercicios Espirituales y su Asamblea de Hermanos como cada comienzo de año pastoral. Desde la Universidad Pontificia Salesiana de Roma llegó el padre Eusebio Muñoz, SDB, quien predicó para esta ocasión. Acompañaron a los hermanos de Cuba siete salesianos de República Dominicana y uno de Puerto Rico, países que conforman la Provincia Salesiana de Las Antillas.

En la Asamblea los responsables de cada Pastoral -Juvenil, Vocacional, Comunicación, Archivo y Economía- hicieron una evaluación del año concluido y abordaron las proyecciones para el presente año donde se continuará trabajando prioritariamente en el Proyecto “Valdocco en Cuba”.

Ejercicios Espirituales y Asamblea de los salesianos de Cuba Por Sor Gertrudys Díaz Canela, FMA Camagüey, 30 de septiembre. – Los adolescentes de la Obra salesiana de Camagüey dieron comienzo a la segunda etapa de su itinerario formativo que tiene como metáfora: el camino, como lema: “caminantes con Jesús” y como símbolo: las huellas. En julio de este mismo año se concluyó la primera etapa con el campamento “Subamos la montaña de la santidad, ¡tú puedes!”, en el Santuario de San José en Paraíso, Cienfuegos, junto a los adolescentes de Peñalver.

En el comienzo de este nuevo período formativo los adolescentes se mostraron muy a gusto con el primer tema sobre el sentido de la vida y llevaron a su parroquia o capillas un afiche realizado por ellos mismos, invitando a buscar ideales altos y luchar por ellos. Estuvieron presentes los adolescentes de la Parroquia de la Caridad y sus capillas; San Vicente, Don Bosco, Fátima y el Cristo, acompañados por Daniel de los Santos, SDB; Sor Henryka Milczarek, FMA; Sor Isabel Font, FMA; Sor Gertrudys Díaz, FMA; Ivelissi Jiménez Cruz, HME, Leidis Yanet Sanabia Martínez y Juan Carlos Pupo Zayas.

Estos encuentros se realizarán una vez al mes y es una ocasión para agradecer a Dios por podernos integrar más como Familia Salesiana, animando proyectos comunes, en preparación al Bicentenario del nacieminto de Don Bosco.

Movimiento de Adolescentes Salesianos (MAS) 6 Desde las Casas Septiembre Entre otros puntos se favoreció la reflexión sobre el estado actual de la Asociación y de sus centros locales en Cuba, además de una valoración de cada una de las áreas de animación. Se informó sobre la selección del Diác. Juan Carlos Urquijo, Coordinador Nacional de la Asociación en Cuba, para participar en el IV Congreso Mundial de los Salesianos Cooperadores a celebrarse en Roma en el mes de noviembre. Junto a él participarán como representantes de nuestra Inspectoría: Francisco Valdés, Coordinador Provincial de Las Antillas y Sor Lisette Castillo, FMA, Delegada Provincial por las Hijas de María Auxiliadora, quienes fueron seleccionados por votación del Consejo Provincial de la Asociación.

En la reunión también se programaron las actividades nacionales para el presente año pastoral: 26 al 28 de octubre – Escuela de Formación 15 al 17 de febrero – Consejo Ampliado 17 al 19 de mayo – Retiro Asamblea de asociados Actualmente los Salesianos Cooperadores están presentes en ocho centros locales del país, con 87 asociados.

Por Alejandro Satorre Santa Clara, 29 de agosto. – La novena preparatoria a la fiesta de la Virgen de la Caridad, en el año conmemorativo del IV centenario del hallazgo de su bendita imagen y su presencia entre los cubanos, fue resaltada en la parroquia Nuestra Señora del Carmen con una jornada mariana.

Durante el día y la tarde se sucedieron tres celebraciones con reflexiones, cantos y oraciones a nuestra Madre. En la noche se celebró la Eucaristía presidida por el padre Miguel Ángel Fernández, SDB, Delegado de los salesianos en Cuba; presente en la ocasión para despedir al padre Guillermo García, SDB, quien trabajó nueve años en esta comunidad y presentar al salesiano español Eduardo Marroquín quien será el nuevo director de la comunidad salesiana de Santa Clara, conformada además por los salesianos Manuel Morancho y Juan José Ochoa. Concluida la Misa el coro parroquial ofreció un recital de cantos, de la autoría del santaclareño Alfredo Betancourt dedicados a la Patrona de Cuba, y tuvo como invitado especial al grupo vocal Monte de Sión.

Con estas actividades la comunidad parroquial expresa el deseo y el compromiso de contribuir con el Reino, auxiliados de la Santísima Virgen homenajeándola en este Año de Gracia.

Jornada mariana en el IV centenario Reunión del Consejo Nacional de la Asociación de Salesianos Cooperadores Por Carlos Daniel Urquijo, SSCC Santa Clara, 29 de septiembre. – La comunidad salesiana de Santa Clara acogió el encuentro del Consejo Nacional de los Salesianos Cooperadores de Cuba, donde estuvieron presentes los consejeros de la Asociación junto a los Delegados Nacionales: Miguel Ángel Fernández, SDB, y Sor Guadalupe Cruz, FMA.

Consejo Nacional de los SSCC Perfil Salesiano 7 Francisco E. Doná nació el 5 de noviembre de 1880, en Campese de Grappa, una pintoresca aldea de la provincia de Vicenza, diócesis de Padua, Italia.

Hijo de Giacomo Doná y de Giovanna Arnoldo, fue educado en la piedad tradicional de las patriarcales familias vénetas.

Gran sacrificio exigió al niño la asistencia diaria a la escuela de la aldea que distaba cinco kilómetros de su hogar. Contaba pocos años cuando falleció su madre, entonces debe trasladarse a la casa de un tío en Bassano. En su niñez aprendió de su padre, que era maestro de canto de la parroquia, el amor a las funciones sagradas por lo que muchos aldeanos veían en él a un posible candidato al sacerdocio y le aconsejaban ingresara en el seminario.

Francisco fijó su mirada muy lejos, en las misiones salesianas, cuya historia y desarrollo seguía con sumo interés en las páginas del Boletín Salesiano que su padre, ex alumno salesiano, recibía mensualmente. En octubre de 1897, a la edad de 17 años, Don Miguel Rúa lo recibió en el Oratorio de Turín. Poco después fue enviado a Ivrea, como hijo de María. Allí transcurrió sus años de aspirantado y noviciado, emitió sus primeros votos ante el mismo Don Rúa el 5 de octubre de 1901. Dos meses después, el 8 de diciembre de ese año, fiesta de la Inmaculada Concepción, partió hacia Centroamérica.

El 20 de enero de 1902 llego a la ciudad de Santa Tecla, en El Salvador. El 8 de mayo de 1908, fue ordenado sacerdote por imposición de manos de Monseñor Adolfo Pérez y Aguilar, Arzobispo de San Salvador. Poco después fue nombrado director de la Casa salesiana de la capital salvadoreña.

En 1914 vuelve a Italia para celebrar la Eucaristía en su aldea natal contando con la presencia jubilosa de su padre.

En 1920 Don Pablo Albera, Rector Mayor de los salesianos, a petición de Monseñor Félix Ambrosio Guerra, Arzobispo de Santiago de Cuba, lo destina a colaborar en la ejecución de las iniciativas pastorales del prelado y a establecer una escuela salesiana en esa ciudad. Allí permaneció desde 1921 por ocho años como director y párroco. En 1929 termina su gestión en Santiago de Cuba y es trasladado a la Institución Inclán de La Habana, de la que fue administrador hasta 1931 que por motivos de salud regresa a Italia por tres años.

De regreso a Cuba en 1934 es director de la Institución Inclán por un sexenio, luego párroco y confesor de la comunidad salesiana de Santiago de Cuba y en 1943, tras el fallecimiento del padre Maldotti, asume la dirección de esa Obra que él había fundado. En 1947 pasa a la Inspectoría salesiana de Venezuela. En 1964 experimentó una crisis de salud que lo puso en trance de muerte.

El domingo de Pascua de Resurrección, 29 de marzo, haciendo un gran esfuerzo pudo celebrar por última vez la Santa Misa en su propia habitación.

El 24 de mayo, Fiesta de María Auxiliadora, fue llevado en su sillón a participar del banquete familiar de la comunidad. Al día siguiente le sobrevino una fiebre extremadamente alta que lo privó del conocimiento, luego de una hora de agonía expiró a las 11 de la noche del 25 de mayo de 1964.

Francisco: con su mirada muy lejos 8 En la última Septiembre Mochila del animador -13, Llega a Cuba el padre Manuel Morancho, SDB, destinado a la Casa Salesiana de Santa Clara.

-26-28, Escuela de formación de los Salesianos Cooperadores de Cuba, en La Habana.

- 8, Consejo Inspectorial en Rep. Dominicana.

Aniversario de fallecimiento del Siervo de Dios padre José Vandor.

- 11, Inicio en la Iglesia del Año de la Fe, proclamado por Benedicto XVI.

Historias de Colección -12, Nuestra Señora del Pilar, Patrona de España.

-25, Convivencia vocacional en Santiago de Cuba.

“El acto de entrega a diario a María caracteriza, pues, nuestra espiritualidad. La entrega es un dinamismo ascendente: es realizar el gesto del don de sí para responder con generosidad a una misión que realizar; pero es también un dinamismo descendente: acoger con confianza y reconocimiento la ayuda que guió a Don Bosco y sigue guiando a la Familia espiritual que en él tuvo su origen”.

(Artículo 37. Carta de la identidad carismática de la Familia Salesiana de Don Bosco) “La devoción a María fue (junto a la de Jesús Eucaristía y al Papa) una de las tres devociones que marcaron la vida espiritual y apostólica de Don Bosco. Toda la Familia Salesiana es y se siente familia mariana, nacida por la solicitud materna de la Inmaculada Auxiliadora”.

- 29, Beato Miguel Rúa.

Disco 1: - Mi amigo secreto. Una historia del ángel de la guarda - Francisco: el caballero de Asís - Nicolás y los 3 sacos de oro