Conselho Recursos

Procuras misioneras y solidaridad: un mundo que hay que apreciar

libro
PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD: UN MUNDO QUE HAY QUE APRECIAR

VI° año / n. 104-106 • septiembre-octubre 2002

ANS
Agenzia internazionale salesiana di informazione
Periodico quindicinale Registro: Tribunale di Roma N.517/97 (19/09/97)
Via della Pisana, 1111 00163 Roma, Italia Tel.: +39.06.656.12.579 Fax: +39.06.656.12.709 ans@sdb.org
Direttore Responsabile
Antonio Martinelli
Capo redattore
Renato Butera
Redattori
Peter Gonsalves Giancarlo Manieri
Traduttori
Tadeo Martín
(spagnolo)
Lambert Petit
(francese)
Hilário Passero
(portoghese)
Bernard Grogan
(inglese)
Hanno collaborato
Ferdinando Colombo Christian Bigault Gianni Mazzali Pierluigi Zuffetti Francis Alencherry
Spedizione a cura di
Alessandro Parrozzani
Stampa grafica
Tipolito Istituto Salesiano Pio XI Via Umbertide, 11 00181 Roma, Italia
Edizione on-line
Sito ufficiale SDB
www.sdb.org

EDITORIAL

Procuras Misioneras y solidaridad: un mundo que hay que apreciar

Otro número monográfico, pero con una razón muy especial: tomar parte en la celebración anual de la Jornada Misionera Salesiana con subsidios y material informativo producido con la finalidad de proporcionar medios útiles a las comunidades y a la Familia Salesiana para la animación misionera.

De esta forma ha nacido la colaboración con el Dicasterio para las Misiones. El objetivo es prestar un servicio útil a la misión salesiana.

Como Agencia nos hemos concentra- do sobre todo en la profundización de la realidad de las Procuras Misioneras Salesianas y sobre el trabajo que realizan para hacer posible la obra de apoyo solidario a los misioneros y a la población más necesitada. La evangelización y la promoción del desarrollo humano y social son los objetivos principales de esta compleja organización que desarrolla un duro y difícil trabajo por medio de tantos hombres y mujeres, salesianos y seglares, que dedican su tiempo tomando parte en la missio ad gentes por la difusión del Evangelio, y por la lucha contra la pobreza y la injusticia producidas por un mundo cada vez más dirigido al desarrollo del propio interés, y que egoístamente ha inventado esta nueva estrategia clara y casi exclusivamente económica que es la globalización. El compromiso, entonces, de todos los que se encuentran por obediencia religiosa o por generosa y libre opción dentro de estructuras como Procuras,

ONGs, Oficinas Proyecto y Desarrollo, etc., se traduce en la voluntad de promover la globalización de la justicia y de la igualdad. Es una constelación de organismos de solidaridad que giran en la galaxia de la misión social salesiana.

Fundamental para la producción de este número de ANSMag ha sido don Christian Bigault, profundo conocedor de las Procuras y de los organismos de apoyo salesiano a las misiones, que durante muchos años ha trabajado dentro del Dicasterio para las Misiones animando precisamente esta sección. Casi todo el material descrito y analizado de este mundo que encontraréis en la revista ha sido sacado íntegramente de su trabajo preparado para una reunión de algunos responsables de procuras y ONGs celebrado recientemente y que don Christian nos ha pasado. Mientras don Bigault trabajaba en la elaboración de estas informaciones, nació por nuestra parte la curiosidad de saber algo más sobre estas estructuras salesianas no siempre correctamente conocidas de las cuales se tiene una idea tal vez deformada y parcial; la idea de considerarlas “fábricas para producir dinero”, en sí mismas, a las que hay que dirigirse para resolver los problemas económicos inherentes a proyectos para y sobre las obras en tierra de misión. Evidentemente la realidad no es así y nuestra investigación quiere dar una visión correcta de su realidad.

El número que va acompañado de otro material informativo para la animación de la Jornada Misionera Salesiana creada por el Dicasterio para las Misiones, contiene algunas aportaciones muy válidas en las que se profundiza el significado de la política misionera y social de la Congregación de Don Bosco. Así pues intervienen también el Rector Mayor don Chávez que anima a la colaboración cada vez más estrecha con estos organismos en nombre de la caridad social; don Ferdinando Colombo, Delegado Nacional para la animación misionera y sobre la formación a la solidaridad como aportación para el crecimiento integral de los jóvenes, de la Italia Salesiana (CISI); don Francis Alencherry, Consejero General para las Misiones, con una entrevista sobre el compromiso salesiano de la evangelización y de la promoción humana y social que hay que hacer actual y eficaz cada día; don Gianni Mazzali, Ecónomo General, sobre las relaciones entre economía y animación misionera; y la Procura Misionera de Turín que comparte la experiencia de la tipología de sus intervenciones para la realización de proyectos de apoyo misionero.

Nos parece un número interesante, por lo menos por el hecho de que nos ha hecho conocer un mundo no siempre conocido en su verdadera identidad. Pero éste es un juicio que no podemos y no debemos dar nosotros. Queda el servicio hecho a la Congregación de Don Bosco y la experiencia de colaboración, por medio de la información, con uno de los Dicasterios de los que está organizada, que esperamos repetir también con otros organismos del mundo salesiano.

SUMARIO
2 Editorial: Procuras Misioneras y solidaridad: un mundo que hay que apreciar.
3 Me interesa mucho: Un nudo de caridad social cada vez màs estrecho y concreto.
4 Focus/Profundización 1: La formación es el corazón del desarrollo.
5 Focus/Entrevista: Una red de generosa solidaridad.
7 Focus/Profundización 2: Las Procuras Misioneras Salesianas: Desarrollo Histórico y filosofía del apoyo a las misiones.
9 Focus/Profundización 3: Descripción del trabajo de las Procuras Misioneras.
12 Focus/Profundización 4: Los 9 miembros del Grupo Internacional.
14 Focus/Profundización 5: Pequeñas pero capaces de producir solidaridad.
15 Focus/Profundización 6: Proyectos de Desarrollo: cómo y por qué.
16 Focus/Profundización 7: Economía y animación misionera: ¿qué clase de relación?
17 Focus/Profundización 8: Servir a los màs necesitados, un deber carismàtico.
19 Focus/Experiencia: Ejemplo de intervención práctica de una Procura Misionera Salesiana. El caso de Turín.

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

ME INTERESA MUCHO
Un nudo de caridad social cada vez más estrecho y concreto

De don Pascual Chávez, Rector Mayor de los Salesianos

El reciente encuentro de los Directores de las Procuras Misioneras Salesianas, me ha dado la oportunidad de dirigirme a ellos con un mensaje de saludo y de agradecimiento por el bien que desarrollan en favor de los jóvenes más necesitados y de las familias más pobres de todo mundo, sostenido con la obra de evangelización y de promoción humana según el estilo de nuestro Don Bosco.

El suyo es un trabajo imprescindible del que no podemos prescindir para cualificar y acompañar cada vez más el trabajo de los misioneros. Y mi reconocimiento se dirige a ellos por esta generosa aportación que ponen, semestre tras semestre, en las manos del Rector Mayor para el desarrollo y el apoyo de la misión salesiana. Con su trabajo, estos hermanos hacen posible la realización del “sueño” de Don Bosco que se prolonga en los “sueños” de nuestros misioneros.

Tal vez es oportuno recordar que su trabajo es también misión salesiana, no solamente por la ayuda financiera que ofrecen, sino porque lo hacen dentro del plan de todo lo que la Congregación hace en favor de los más pobres en los países de Europa del Este, América, Asia, África, y porque hoy la evangelización es imprescindible para la promoción humana. En efecto la educación, sobre todo de los muchachos y de los jóvenes más necesitados, es la ayuda más sustancial, lo más importante y necesario que podemos ofrecerles a ellos y, en ellos, a sus países y al mundo.

Dando vueltas por las Inspectorías de todos los continentes se puede constatar lo que significa contar con la colaboración de estas instituciones, sin la cual se podría hacer demasiado poco y muchos sueños permanecerían sólo como quimeras.

Pero hay otras dos razones que hacen significativa y salesiana su existencia. Don Bosco, un verdadero y excepcional “fund raiser”, como lo demuestran sus viajes a Génova, a Francia, a España, estaba convencido que poner a la gente en condiciones de hacer el bien, era un bien para ellos mismos que son únicamente administradores de los bienes de Dios. Existe además un hecho que, al tener que responder a los bienhechores para darles las gracias, creaba una comunicación en la que circulaba una gran riqueza espiritual. No se puede olvidar el hecho de que la “filantropía” es una de las virtudes consideradas como más preciosas, la que da a conocer todo lo mejor que hay en el corazón del hombre, y que con frecuencia madura en verdadera “caridad”, virtud teologal. “Amor diffusivum sui” (el amor es difusivo por sí solo), diría con profundidad Santo Tomás.

Querría invitaros a dar un paso adelante. Ya hemos hecho mucho y podemos hacer todavía más, no tanto en el sentido de recoger más dinero – lo cual no es un mal si es en favor de los más necesitados – sino creando mayor sinergia entre todos los responsables de las Procuras, de las ONGs, y de las demás instituciones misioneras, para hacer posible una auténtica red de Procuras Misioneras, a fin de estrechar también la relaciones de conexión con los misioneros, la Familia Salesiana, los bienhechores, y toda la sociedad civil, para hacer que crezca cada vez más el nudo de solidaridad entre quien vive en la necesidad y quien puede responder con generosidad a está necesidad. Hoy más que nunca es válido todo lo que decía Don Bosco con su conocido sentido común y con su sabiduría pedagógica: “nosotros solos podemos hacer bien poco, pero unidos podemos hacer mucho” según el lema latino “funiculus triplex difficile rumpitur” (el hilo triple difícilmente se rompe).

No se trata de crear superestructuras, sino de poner en práctica un cambio de mentalidad que nos haga pensar cada vez más con espíritu de comunión y con actitud de solidaridad. Es un tema que querría presentar a la atención de toda la Congregación y de la Familia Salesiana, y en particular a los agentes Salesianos en el mundo de la solidaridad y a sus colaboradores, a fin de que se piense con determinada voluntad para hacer concreta esta acción del flujo de caridad social que tiene como fin el bien del hombre y el reconocimiento de su dignidad que le es dado por ser criatura de Dios, hijo suyo redimido en su Hijo.

Concluyo invocando sobre cada uno, sobre las Procuras, sobre las organizaciones de apoyo misionero, sobre los colaboradores y sobre los generosos bienhechores y sus familias, las gracias del Señor por intercesión de nuestra Madre María Auxiliadora.

Con afecto en Don Bosco.

Su trabajo es también misión salesiana,
no solamente por la ayuda financiera que ofrecen,
sino porque lo hacen dentro del plan
de todo lo que la Congregación hace en favor de los más pobres.

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

FOCUS/Profundización 1
La formación es el corazón del desarrollo
La programación de las ONGs salesianas al servicio del crecimiento de los jóvenes

La formación humana es, al mismo tiempo, un proceso y un fin que lleva al desarrollo global de la persona, por parte de la persona y para la persona misma.

Consideramos a la formación como el corazón del desarrollo, porque por formación entendemos un camino humano global que mira al crecimiento de todos los aspectos de la persona humana, de su vida espiritual (relación con Dios, música, danza, tradiciones, alegría, deporte, teatro, etc.), profesional (alfabetización, formación cultural de base o superior, formación profesional, etc.), y a la “humano-afectiva”, realizando de esta manera una maduración unitaria e integral de la persona.

Esta maduración, según la visión salesiana, debería dar vida a una personalidad “solidaria” con todas las personas del mundo que cree en los derechos humanos y gasta su vida para que toda persona vea respetados sus derechos.

La formación, entendida de esta manera, se re- fiere a todos, no sólo a los pobres, porque: “Nadie libera a nadie, nos liberamos caminando juntos hacia una meta común: la dignidad de la persona”.

Es, también, una opinión muy difundida (relación UNDP del 2000) que el fundamento de la concepción del desarrollo humano reside en la idea del progreso de la humanidad a través del proceso de ampliación de las libertades y de las opciones individuales. Para el progreso de la humanidad, en efecto, el solo crecimiento económico no basta pero es necesaria la expansión de las capacidades y de las oportunidades de cada individuo para que toda persona tenga la posibilidad de vivir una vida

De Ferdinando Colombo

sarrollo es un proceso que mira a promover la dignidad de la persona, a venerar el inviolable derecho a la vida, a promover la libertad de invocar el Nombre del Señor, al compromiso social, al apoyo de la solidaridad, en definitiva, a poner al hombre en el centro de la vida económico-social y a evangelizar la cultura y las culturas del hombre (ChL 36-44).

Las ONGs, Organizaciones No Gubernamentales, tienen hoy la posibilidad y los instrumentos para prestar una aportación fundamental e innovadora a la estrategia del desarrollo humano. Su vocación, en efecto, es implicar a las sociedades civiles en una visión solidaria de los problemas del desarrollo. Las ONGs salesianas, en particular, son el instrumento “moderno y eficiente” que puede dar consistencia histórica al carisma de Don Bosco para la juventud de un mundo globalizado, sobre todo para los Países Pobres. Los mismos instrumentos que se utilizan (proyectos, voluntariado internacional, publicaciones, cursos de formación,...), el objetivo al que se dirigen (los jóvenes más pobres y marginados y sus formadores), la metodología de colaboración y de inculturación, denotan su inspiración carismática y las distinguen de las demás organizaciones del sector.

Por esto nuestros objetivos son fundamentalmente educativo-formativos, pensamos (sólo por citar algunos de ellos) en los muchos centros de formación profesional para menores en peligro de marginación social de Albania, Angola, Brasil, China (donde hay también un centro de asistencia para los leprosos y para la minoría Yiu), de Santo Do- mingo para los muchachos de la calle, así como

libre y digna, teniendo la capacidad de satisfacer tanto los propios derechos civiles y políticos como los económicos, sociales y culturales, y tanto las necesidades “físicas” (el hambre,

La paz y la justicia, entonces, serán obra de personas formadas, y educadas, que viven profundamente los derechos humanos de cada uno de los habitantes del mundo.

son formativas todas las actividades que desarrollan en la zona del Master Internacional sobre la colaboración y el desarrollo, a los cursos de formación online sobre los derechos hu

la salud,...) como las económicas, culturales, laborales y sociales (como la capacidad de partici- par en la vida de la comunidad o la capacidad de tomar parte en las decisiones).

Por esto al término “desarrollo” asociamos los adjetivos “humano, sostenible, participativo”, y es también un concepto que garantiza tanto los derechos como la libertad de religión y de culto, libertad de pensamiento, libertad espíritu, y libertad de evangelizar. Desde el punto de vista cristiano el de

manos, sobre el voluntariado internacional, sobre la inter-cultura, sobre la colaboración para el desarrollo, etc., a los cursos de formación vespertina, y a las Reuniones y Seminarios organizados sobre los mismos temas.

Y también el apoyo a distancia y el hermanamiento son actividades educativas sobre todo para quien las hace, para los mismos donantes, porque detrás de estos términos hay conceptos como sentido de responsabilidad, donación gratuita, confianza y esperanza. El apoyo a distancia es un instrumento que promueve la educación a la mundialidad, la toma de conciencia de los problemas de los países en vías de desarrollo, un cambio de mentalidad y de estilo de vida también para el que apoya. Se convierte, en este sentido, en una propuesta educativa, en una forma de implicación hacia los demás y, al mismo tiempo, en un puente de solidaridad que permite unir a personas, culturas y mundos completamente distintos.

Otro trámite fundamental, pues, para construir este puente humano entre culturas, base de todo provechoso intercambio, es la presencia de los voluntarios en los proyectos. El voluntario es un instrumento para la realización de un proyecto, y es, sobre todo, mediador y conexión entre dos culturas a veces muy distintas entre sí. Su misma función de desarrollar una tarea concreta y un determinado servicio que corresponde a su profesionalidad, exige como condición de eficacia, que se empeñe en comprender realidades y culturas locales, en hacerse portavoz de los pobres y su intérprete ante el propio país. Esta mediación hace que el proyecto tenga una repercusión también en los así llamados países ricos, los países promotores; una respuesta educativa intercultural que permite a los diversos organismos elaborar proyectos cada vez más esmerados y que correspondan a las exigen

cias reales de los países pobres. Está claro que en estos términos, el voluntario no es simplemente un colaborador, un técnico, un dependiente, sino un anillo de conexión cultural y espiritual entre dos mundos, dos realidades, puente de conexión “humano”, que hace a los proyectos y a las financiaciones también “humanos”; una persona que decide compartir y regalar una parte de su propia existencia a personas que viven en situación de gran malestar.

Ser voluntario es más un estilo de vida que una actividad específica, y su característica principal es la implicación personal, profunda y progresiva en un estilo de colaboración y servicio. Se requie- re una madurez interior que es indispensable a cualquiera de las opciones que ligan la vida de un individuo a otras personas en forma estable y duradera, dentro de una visión unitaria de la vida para quien la dignidad los pobres es también la nuestra, y su realización es necesaria para la nuestra. De esta forma hombre, justicia, comunidad, etc., se comprenden, se definen y se reestructuran nuevamente a partir de los últimos para construir una vi- da digna para todos.

La paz y la justicia, entonces, serán obra de personas formadas, y educadas, que viven profundamente los derechos humanos de cada uno de los habitantes del mundo.

FOCUS/Entrevista

Una red de generosa solidaridad

Responde don Francis Alencherry, Consejero General para las Misiones

1. ¿Qué funciones desarrollan las Procuras Misioneras dentro de la Missio ad Gentes salesiana? Las Procuras nacieron por voluntad del Rector Mayor y de la Congregación para ayudar a los misioneros a desarrollar su trabajo. Se había constatado que el esfuerzo para sostener el desarrollo humano es muy comprometido y se tenía la necesidad de gran cantidad de fondos. Igualmente también la organización de la beneficencia para queno se pediera. De esta forma las Procuras participan en el trabajo por la evangelización y por la promoción humana de los misioneros.

2. ¿En qué relación están entre ellas y con el Dicasterio para las Misiones? El Dicasterio para las Misiones coordina las Procuras esparcidas por todo el mundo, de acuerdo a la variedad de su consistencia y a la amplitud de su radio de acción territorial. Hay Procuras de distinto tipo: las Procuras internacionales que ayudan a muchas y diferentes naciones, las nacionales que tienen un radio muy limitado, las Oficinas de Desarrollo y Proyecto, y así sucesivamente. Todas estas instituciones, internacionales y nacionales, y con ellas las ONGs con las que colaboran, son coordinadas por el Dicasterio para las Misiones. Todas están conexionadas de diversa forma y trabajan juntas en cooperación. El Dicasterio funciona como perno y animador, haciendo llegar directrices, indicaciones, y orientaciones, que la Congregación, en la persona del Rector Mayor y de su Consejo, quiere realizar en ayuda a las misiones salesianas.

3. ¿Hay alguna política común, y si la hay, cuál es? Ante todo el trabajo en red colaborando juntos por objetivos bien precisos, y con el único objetivo carismático de evangelizar educando y educar evangelizando según el estilo de Don Bosco. Los dos conceptos están estrechamente unidos. Esto, pues, ilumina la política de fondo: trabajar por el desarrollo de los más pobres, especialmente de los jóvenes, en tierras de misión, si todavía es válida esta terminología. La colaboración por un único objetivo y con un único estilo, hace que estas instituciones no sean individuos centrados en sí mismos, “entes de beneficencia” aislados, sino instrumentos de la Congregación que por medio de ellos sostiene el compromiso de la Missio ad gentes. Están pues al servicio de la Congregación y no cada una por cuenta propia como una pequeña “potencia económica”.

4. ¿Muchos las consideran “máquinas de hacer dinero”, ¿responde a la verdad? Para desarrollar un servicio de apoyo de estas dimensiones a los misioneros, se necesita dinero y en gran cantidad. Y es necesario que alguien piense la beneficencia. Pero todo esto está subordinado al objetivo de la evangelización y de la promoción humana. Por esto diría que quien trabaja en una Procura es un misionero al mismo nivel de los demás que trabajan en primera línea. No son, por tanto, frías máquinas de hacer dinero - quien no tiene un corazón sensible por los pobres no puede trabajar efectivamente en una Procura - como medios para suscitar y organizar la solidaridad. Las Procuras y las demás instituciones de solidaridad están al servicio de la humanidad a través de los misioneros que trabajan directamente en las misiones.

5. ¿Qué quiere decir hoy hacer animación misionera? Hacer animación misionera significa hacer vivo el compromiso misionero de cada cristiano. Los salesianos, como todos los demás cristianos, somos anunciadores del Evangelio. Hacer vivo el compromiso misioneros así quiere decir informar, utilizar todos los medios posibles para anunciar el mensaje de salvación cristiano, y compartir esta fe con los demás. La animación misionera está toda ella en esto: comenzar procesos, campañas, y todo aquello que pueda ayudar a la gente a adquirir el sentido misionero que le viene por el hecho de ser bautizado.

6. ¿Cómo ha cambiado respecto al pasado? Han cambiado las formas de trabajar. Antes los misioneros trabajaban solos, tenían algún bienhechor en alguna parte. Ahora las cosas están organizadas de otra manera y yo diría que mejor. Estamos en la edad de la globalización y por consiguiente la solidaridad está globalizada. En la Congregación hay mucha más globalización de solidaridad que respecto al pasado. Esto quiere decir que el trabajo de coordinación ha aumentado y se ha convertido en un reto, un objetivo, como es el de tener a todos unidos con un único objetivo: anunciar el Evangelio de Cristo.

7. ¿Cuál es la relación entre animación misionera y economía? La economía en sí misma es un campo que afecta al trabajo de todos. Como ya hemos dicho, la animación misionera tiene necesidad de dinero y, por tanto, la evangelización tiene necesidad de fondos. En este sentido diría que hay una relación muy estrecha entre ellas, pero esto no quiere decir que la economía dicte reglas sobre la evangelización; la evangelización seguirá adelante normalmente porque es voluntad divina, pero Dios se sirve de medios humanos para anunciar el Evangelio tal como hicieron en su tiempo los Apóstoles. Diría, pues, que una depende de la otra pero no está, ni debe estar condicionada por la otra. Son complementarias, con la particularidad esencial de que la economía está al servicio de la evangelización.

8. ¿Qué significado tiene el cambio llevado a cabo por el CG25 en el artículo de los Reglamentos a propósito del tema de las Procuras? A decir verdad, el cambio que se ha hecho no es tan radical. Ha sido una aplicación por escrito de una praxis que ya estaba en práctica desde hace tiempo. En la Congregación el Ecónomo General es el último responsable de todos los asuntos financieros. Para las misiones existen fondos gestionados con un objetivo preciso y los reglamentos asignaban su gestión al Consejero para las Misiones que lo hacían de mutuo acuerdo con el Ecónomo General. Actualmente también es así. Es un enésimo ejemplo de trabajar en red. La pequeña revisión del artículo ha dado un impulso mayor a la colaboración. Animación misionera y economía tienen el único objetivo de la evangelización. Por los demás, ha sido el mismo Consejero para las Misiones del pasado sexenio quien promovió esta variación.

9. ¿Que objetivos se ha propuesto la animación misionera para este sexenio? Se han agrupado en cuatro áreas: la animación, la formación y la praxis misionera, la solidaridad misionera (participación e intercambio de personas y medios), y finalmente las nuevas fronteras. El acento se ha puesto sobre la animación. Por esto será importante valorar cada vez más la figura del delegado inspectorial para la animación misionera para hacer que todas las inspectorías sientan la dimensión misionera de la vocación salesiana. Los medios que usaremos para este fin son los de siempre: el intercambio de información y de noticias con publicaciones apropiadas y convenios; continuaremos dando mucha importancia a la jornada misionera anual con medios apropiados de animación. Esperamos que ésta tome consistencia, como ha sucedido durante el último sexenio, durante el cual se ha hecho un gran trabajo en este sentido, a fin de que esta jornada puede ser celebrada como una campaña misionera en sí misma durante todo el año.

10. ¿Por qué la elección de las Procuras y de las demás instituciones de animación misionera para la jornada de este año? A decir verdad, el tema de este año no es la Procura en sí misma. El tema está formulado así: “El compromiso salesiano por la promoción humana en la tarea de la evangelización”. El acento está, pues, en el compromiso salesiano por la promoción humana que forma parte estricta de nuestra tarea de evangelización. Las Procuras tienen una función específica e importante en el compromiso de conexión, especialmente en el campo de la promoción humana. Diría que no solamente las Procuras sino también especialmente las ONGs. En este contexto, queremos dar a conocer el trabajo que Procuras y ONGs realizan para hacer comprender que su compromiso no está dirigido únicamente a la recogida de fondos. Son, por el contrario, verdaderos protagonistas de la evangelización y de la promoción social, si bien no se encuentran directamente en territorio de misiones. Organizan campañas de concientización y de sensibilización misionera en todos los países del mundo, y los fondos recogidos son fruto de esta sensibilización. Trabajo es pues, hacer vivo el compromiso misionero en la Congregación, en la gente de fe y en la sociedad.

11. ¿Qué se espera de esta campaña? Ante todo que crezca la consciencia, que de por sí ya es grande, de la amplitud del proyecto de la Congregación en el campo de la evangelización y de la promoción humana. Además mi principal expectativa es que las comunidades y las inspectorías salesianas sean más conscientes del hecho de que no sólo las Procuras tienen que ser las protagonistas de la solidaridad misionera sino toda la Congregación en su consistencia. Alguno cree que ha sido ayudado por aquel responsable o por aquel otro de una u otra Procura, pero no es así: ése tal ha sido la mano de la Congregación. La verdadera “procura” que distribuye apoyo y acompañamiento es la única “procura” que es la Congregación, en la persona del Rector Mayor, responsable último de todos. Querría, también, expresar mi agradecimiento a la Providencia por los medios que nos pone a disposición a través de las Procuras.

FOCUS/Profundización 2

Las Procuras Misioneras Salesianas: Desarrollo Histórico e filosofía del apoyo a las misiones De Christian Bigault

1940/60

El gran movimiento de ayuda a las Misiones en la Congregación Salesiana y el fenómeno de las Procuras Misioneras comenzó después de la Segunda Guerra Mundial con algunas iniciativas en Europa y en América (Irlanda, Holanda, Argentina,...) y se fue desarrollado lentamente durante 20 años. Con la creación de la Procura de New Rochelle (1947) se da comienzo al movimiento de apoyo a las Misiones Salesianas esparcidas por todo el mundo.

En esta época, las distintas Procuras nacionales ayudaban a los misioneros que procedían de la pro- pia Inspectoría o región. La Procura de New Rochelle tuvo un gran desarrollo bajo la dirección de don Cappelletti, que la dirigió durante 37 años y la organizó de tal forma que prestó un gran servicio a toda la Congregación. Rápidamente, la ayuda directa se unió a la promoción humana en los países más pobres. Esta Procura favoreció el nacimiento y el apoyo de otros centros semejantes en favor de las Misiones (Madrid, Addis Abeba, Manaus, COMIDE en Bélgica...) y de varias Oficinas de Proyectos y de Desarrollo (América del Sur, Filipinas, Haití,...).

1960/90

En los 30 años siguientes nacieron, con el mismo espíritu de ayuda y de promoción humana, las otras tres Procuras Internacionales y las cinco ONGs correspondientes o independientes que constituyen con ellas un Grupo que trabaja a nivel internacional. Se trata de Madrid, Bonn, después Comide, ONG de Bélgica, Jügend Dritte Welt, ONG que colabora con la Procura de Bonn, Washington, Oficina que trabaja en colaboración con la Procura de New Rochelle, VIS, ONG de Roma con el Voluntariado y la Animación Misionera Italiana, Jóvenes del Tercer Mundo, una ONG que colabora con la Procura de Madrid. Todas estas últimas organizaciones surgieron entre los años 1970 y 1990.

En estos cincuenta años nacieron, también, otras Procuras nacionales en Europa (Bélgica Norte, Suiza, Polonia, Austria), en América (Canadá), en Asia (India y Filipinas) y Australia, siguiendo la tradición salesiana comenzada por el mismo Don Bosco.

De entre todas estas organizaciones, han tenido, desde siempre, una gran importancia, las tres grandes Procuras Internacionales (New Rochelle, Ma

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

drid y Bonn) que se han distinguido por su carácter de servicio a toda la Congregación bajo la dirección del Rector Mayor. Conjuntamente con sus dos ONG (JTM y JDW), y además COMIDE y VIS, éstas han formado un grupo muy eficiente de desarrollo material de promoción humana hecho por las Misiones Salesianas, y ayudando de una manera muy especial a la realización del “Proyecto África”. Por voluntad de los Superiores de la Congregación Salesiana, se ha añadido a este grupo la Procura de “Misiones Don Bosco, Valdocco” en Turín con su ONG “Noi per Loro” (1992).

1990/2000

En el último decenio del siglo pasado nacieron también otras Procuras nacionales en Europa (Austria, España/Sevilla, Alemania/Munich), América (Ecuador, Brasil, Chile), África (Etiopía, Kenia, Congo) y Asia (Corea, Hong Kong). Este nuevo período, de poco más de diez años, ve también el florecer de Oficinas de Proyectos y de Desarrollo (unos 40 en total), para responder a las necesidades del hombre en su ambiente de vida. Estas Oficinas se encuentra sobre todo en el hemisferio sur del planeta: América (Centro América, Haití, Venezuela, Colombia, Bolivia, Argentina, Uruguay,...); África (Camerún, Zambia, Madagascar,...); Asia (la India que tiene 9, Vietnam, Sri Lanka,...).

Colaboración con la Dirección General

Este gran movimiento en favor de las Misiones Salesianas, compuesto actualmente por 72 organizaciones de diverso tipo, ha sido seguido y coordinado por el Dicasterio para las Misiones en la Casa Generalicia de la Pisana y por los sucesivos Consejeros para las Misiones de la Congregación. Desde hace casi 20 años, se realizan reuniones regulares para ayudar a este movimiento a crecer a trabajar con mayor eficacia. Inicialmente, se convoca todos los años a todos los Procuradores existentes en el mundo para lograr una colaboración más estrecha, un conocimiento mutuo y un intercambio de información. Posteriormente se ha sentido, por parte del Grupo Internacional, la necesidad de reuniones menos numerosas pero más frecuentes sin olvidar las generales, que mientras tanto han continuado, si bien con una regularidad menor (cada dos años).

Las Procuras y las ONG del “Grupo de Trabajo de los Macro-Proyectos” que comprende a unas quince personas de las cuatro Procuras Internacionales con las cinco ONG correspondientes, se reúnen actualmente dos veces al año, convocadas por el Consejero para las Misiones, para fijar una estrategia común en la lucha contra la pobreza, en la promoción de los jóvenes y en la ayuda a las Inspectorías y a las casas de la Congregación. Este Grupo ha realizado y más de 10 reuniones de este género y ha tomado conciencia de que para traba

jar en red son necesarias reuniones periódicas regulares.

Visión “filosófica” de la ayuda a las Misiones

¿Cómo ha cambiado la filosofía de la solidaridad en relación de quien está en estado de necesidad? He aquí los pasos que se ha seguido.

1º Paso -Inicialmente se pensaba (y lo es todavía necesario en muchos casos), que bastaba con “dar”, “enviar bienes materiales” a algunos lugares que tenía necesidad: dinero, creación de escuelas, personal. Los Salesianos del Occidente rico (América, Europa), han buscado, pues, los medios para enviar ayudas a los países más pobres, para solventar tantas miserias y para desarrollar la causa misionera.

2º Paso -posteriormente se ha pensado que los bienes materiales enviados deben ayudar a los destinatarios a crecer y a librarse de tantas situaciones de pobreza, que no permiten una vida según el plan de Dios. Varios países del Mundo en Vías de Desarrollo”, se habrían podido organizar mejor internamente en la búsqueda de una ayuda-sustento que pudiese hacer vivir a sus Obras sin estar obligados a tender siempre la mano. Se trataba pues de educar al desarrollo local y personal. El Dicasterio para las Misiones ha favorecido el nacimiento, y continúa haciéndolo, de Procuras Misioneras en América del Sur, en África y en Asia. Es el “principio de subsidiariedad”.

3º Paso -Desde hace más de diez años, en continuidad con la reflexión madurada anteriormente, se busca sostener cada vez más las “Oficinas de Desarrollo” que estudian y organizan el desarrollo de la Inspectoría y de la región, sugiriendo y siguiendo los proyectos, estudiando soluciones para los problemas locales, utilizando hombres y recursos que se encuentran en el lugar. El grupo de las grandes Procuras y de las ONG internacionales sostiene también económicamente la creación y el funcionamiento de estas Oficinas. Se ha pasado del Dar al Organizarse mejor, al Planificar con inteligencia.

El trabajo de Grupo Internacional no se reduce, pues, solamente a recoger ayudas materiales (Fundraising, solicitud de ayudas a Instituciones o Privados) para enviarlas a las “Misiones”; o a presentar proyectos para el desarrollo humano indispensable (tarea más especial de las ONGs), o al apoyo a las Misiones (por parte de las Procuras); o, finalmente, al sostener la obra misionera según varias formas. Este trabajo está dentro de la línea del primer Paso de la “Filosofía” de la ayuda.

El grupo internacional trabaja también para promover la Animación Misionera en los países de antigua evangelización, tarea importante para formar una mentalidad misionera, y educar hacia una igual distribución de los bienes, por medio de la publicación de libros o revistas, organizando reuniones de sensibilización de los jóvenes de las escuelas, u

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

otros tipos de actividades sobre el tema de la “misión”. Se trata de ayudar a los jóvenes que viven en los países ricos a dirigir su mirada sobre las necesidades de aquellos que han recibido menos en su país, es una educación a la participación.

La Organización del trabajo misionero en los países de reciente evangelización (y también en los países en los que la actividad evangelizadora estuvo totalmente prohibida durante mucho tiempo, los países del Este europeo, o bajo regímenes

FOCUS/Profundización 3

totalitarios) con el apoyo de Oficinas de Desarrollo para planificar mejor los recursos locales y tener una visión de conjunto de las necesidades de la Inspectoría y de la región en la que está situada la Obra Salesiana; el envío de Voluntarios que prestan su colaboración humana y técnica a este desarrollo, para ayudar a los organismos locales a ser “autónomos” y a gestionar su futuro con responsabilidad (tercer Paso de la “Filosofía” de la ayuda). R

Descripción del trabajo de las Procuras Misioneras

S S i la Procura de New Rochelle ha sido la “Procura Madre” de todo el movimiento de ayuda a las Misiones Salesianas del mundo indicando el camino a otras muchas, cada una de las demás se ha desarrollado según su índole propia y teniendo sus propias características. Algunas son muy complejas y desarrollan una gran cantidad de actividades en favor del hombre, de las Misiones y de la divulgación del espíritu misionero, trabajando en contextos nacionales propios y con personas que tienen intuiciones distintas. Cada Procura trabaja también por territorios de preferencia o en campos específicos, siguiendo su implantación geográfica o de propios lazos históricos con determinados países.

Muchos piensan que una Procura debe solamente recoger ayudas concretas, dinero, medios materiales para enviar a tierras de misión. Esta visión es tan restringida que olvida la dimensión humana de cualquier ayuda material. Intentando cam

biar está falsa y res-Muchos piensan que una Procura trictiva opinión, visita

debe solamente recoger ayudas concretas.

mos pues las institu-

Esta visión es tan restringida

ciones de solidaridad de la Congregación que olvida la dimensión humana Salesiana para descu

de cualquier ayuda material.

brir qué cualidades llevan adelante para estar válidamente presentes en la obra de apoyo a las misiones salesianas.

Las 4 Procuras (New Rochelle, Madrid, Bonn, Turín) y las 5 ONG Internacionales (Jóvenes del Tercer Mundo, Jugend Dritte Welt, Noi per Loro, Comide, VIS Volontariato Internazionale per lo Sviluppo), están todas ellas reguladas por estatutos propios y tienen, también, sus propias características. Tienen muchas actividades encaminadas al bien del prójimo y al crecimiento de los destinatarios (jóvenes en situación de pobreza, poblaciones que sufren las consecuencias de la guerra y de catástrofes naturales,

De Christian Bigault

indígenas explotados, ...). He aquí algunas de estas actividades.

“Fundraising”

Casi todas las Procuras utilizan los métodos más apropiados para la recogida de medios económicos indispensables para el bienestar del hombre. El Fundraising suscita la generosidad de la gente y promueve el espíritu de colaboración. Una buena parte de los fondos obtenidos se pone a disposición del Rector Mayor que puede, pues, responder a muchas solicitudes de ayudas por parte de Inspectorías o comunidades que se encuentran en situaciones difíciles.

Origen de los fondos de las Procuras y de las ONG

El 30 % se obtiene con la técnica moderna del Fundraising. El 60 % viene dado por Organismos

Públicos, Instituciones internacionales,

(por ejemplo: Naciones Unidas, Banca Mundial, o Comunidad Europea), Gobiernos nacionales o regionales (Ministerios de Asuntos Exteriores, de la Cooperación

Internacional, del Desarrollo …). El 10 % proviene de Entidades o de privados: Instituciones religiosas (Conferencia Episcopal, Diócesis, Obispos en particular, ...); Fundaciones de beneficencia o de filantrópica; Grupos de apoyo a las Misiones; Benefactores privados.

Proyectos

Además de la recogida directa de dinero, las Procuras y las ONGs se preocupan también de presentar Proyectos de carácter Social y Educativo o de carácter Pastoral en los países del Tercer Mundo y

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

de la Europa del Este (más de 100 países), luchando contra la pobreza, promoviendo el desarrollo de los jóvenes, ayudando a nuevas Diócesis que carecen de medios para desarrollarse.

Cuando un Proyecto es bastante grande para ser gestionado por una sola Procura, otras Procuras u ONGs trabajan en colaboración distribuyéndose el trabajo.

Animación Misionera

Esta otra actividad, también, muy importante, típica de las Procuras, y que no puede ser separada de la búsqueda de medios materiales, se traduce de varios modos: Exposiciones Misioneras, permanentes

o itinerantes (a parroquias o colegios); Museos Misioneros fijos o itinerantes en pueblos y culturas de tierra de misión; Predicación en las Parroquias, haciendo incluso venir expresamente a misioneros de sus lugares de trabajo, para sensibilizar a los fieles con el problema misionero; Organización de Encuentros, de Convenios, de Reuniones diversas con emigrantes, diplomáticos, etc.; Educación a la mundialidad en escuelas públicas y privadas, educación al desarrollo social; Publicación de revistas especializadas. Ayuda directa a los Misioneros

Las Procuras prestan también servicios a los Misioneros que están de paso; favorecen la Constitución de Capillas en territorios de Misión; ayudan a Casas de Formación de la Congregación; ayudan a los catequistas, a los seminaristas, a los jóvenes de las escuelas (con bolsas de estudio, adopción a distancia y con la construcción de escuelas de varios tipos).

Producción de material

Procuras y ONG editan Revistas y Boletines en varias lenguas (14 títulos con más de 7 millones de copias al año en total) y Libros sobre las misiones; producen, también, material audiovisual (Film, Video, CD, DVD), calendarios, etc.; pasan comunicados de prensa a través de los medios de comunicación; casi todas ellas tienen un sitio Internet para sensibilizar a la opinión pública.

Voluntariado

Las Procuras y las ONG preparan y siguen a voluntarios seglares en unos 15 países, con cursos de formación, visitas a los voluntarios en sus lugares de trabajo, y reinserción a la patria en su retorno. Algunos parten por un breve período de algunos meses, otros se comprometen por un largo servicio de varios años.

Oficinas de Desarrollo

Algunas ONG apoyan a países menos desarrollados a fin de que se organicen y se financian localmente, creando estrategias de desarrollo en sus países. Es un trabajo de acompañamiento, económico

pero sobre todo de organización, de aprendizaje de técnicas, de formación de dirigentes. La formación para la gestión del proyecto (identificación, formulación, asesoramiento y valoración) y la filosofía del desarrollo ayuda a hacer crecer a los dirigentes locales.

Otras Actividades

Trabajo de sensibilización, de educación para el desarrollo en los países más ricos; archivo fotográfico y de medios de comunicación; todas son miembros de Redes Internacionales o nacionales de procuras y de ONG y trabajan en estrecha colaboración entre sí; colaboran también con muchas Organizaciones distintas (otras Procuras, Inspectorías, Gobiernos, Diócesis, Conferencia Episcopal,...); gestionan Fundaciones varias.

Empleados

Las Procuras y la ONG de carácter internacional están constituidas por equipos de trabajo del cual forman parte Salesianos (15), y seglares (200) entre empleados, voluntarios sociales o colaboradores. Muchas de estas personas tienen una altísima profesionalidad y una gran competencia en el campo lingüístico, administrativo, organizativo, financiero, y de relaciones internacionales.

AYUDAS ENVIADAS POR EL RECTOR MAYOR

No todas las necesidades de las obras Salesianas pueden ser atendidas presentando proyectos a entes oficiales internacionales y nacionales ya que, cuando se trata de actividades estrechamente religiosas, éstos no prevén la financiación destinada a necesidades de este género. Para estas necesidades, típicamente pastorales, funciona en la Congregación Salesiana otro sistema ayudado por el trabajo de las Procuras Internacionales. Se trata de la ayuda directa del Rector Mayor.

Con el dinero recogido por medio del Fundraisisng, de bienhechores privados, de las campañas de sensibilización, etc., y que es puesto a su disposición, el Rector Mayor puede aliviar muchas dificultades y ayudar a muchas inspectorías u obras que, con confianza, le escriben directamente a él pidiendo el apoyo económico para necesidades urgentes para los cuales no han encontrado apoyo en entes o instituciones estatales o internacionales.

Son muchas las solicitudes que durante el año llegan al Rector Mayor, el cual, valorada la importancia del proyecto y considerado el dinero que se le ha puesto disposición por las Procuras Internacionales, responde dos veces al año (en junio y en diciembre), ayudando según las posibilidades.

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

Durante el año 2001, por ejemplo, el Rector Mayor ha podido responder a casi 400 solicitudes enviadas por salesianos de todo el mundo. He aquí algunos ejemplos de las donaciones hechas por el Rector Mayor en el año que ya hemos indicado.

Ayudas distribuidas durante el año 2001

120 casos (África, América Latina, Asia, Este Europeo) de: apoyo a nuevas inspectorías recientemente creadas que no tienen todavía una estabilidad económica suficiente para subsistir por sí solas; cantidad extraordinaria para cubrir un déficit, pagar una deuda, etc.; ayuda a Obispos Salesianos (para Seminarios, TV diocesana, programas de catequesis, ...). Obras: adquisición de terrenos para abrir obras nuevas en tierras de misión; reformas en la construcción o reparaciones en una obra vieja que no tienen los fondos necesarios para renovar sus estructuras. Casas de Formación: 40 casos de ayuda, especialmente en África y América Latina, para: construcción de casas de formación en territorios de misión (noviciado, postnoviciado, teologado,...); apoyo a bibliotecas para estudiantes salesianos. Pastoral Juvenil: Centros juveniles, formación de dirigentes, movimiento juvenil en general; ayuda para la financiación de un oratorio (construcción de un patio).

Misiones: Reparación de casas situadas en territorios de misión; adquisición de vehículos como so- porte para la actividad evangelizadora de misioneros en dificultades; creación o reparación de museos misioneros que protegen culturas en peligro; investigaciones antropológicas. Comunicación: ayuda a una TV parroquial; impresión de un libro de oraciones en una lengua especial para una misión pobre; etc. Iglesias: 26 casos de ayuda para la construcción de santuarios a María Auxiliadora o a Don Bosco, y para la construcción de capillas misioneras en zonas pobres.

Completar proyectos sostenidos en parte por otras entidades: 16 casos de ayuda para completar proyectos presentados a organismos públicos que no dan nunca la totalidad de la suma necesaria solicitada, y que piden siempre que el destinatario ponga su parte económica en el proyecto financiado. Muchos salesianos no tienen la posibilidad material de sostener este compromiso, corriendo el riesgo de perder una consistente suma no asegurando el 15%

o el 10% solicitado. Casos especiales: acontecimientos particulares o imprevistos que necesitan fondos de los cuales no se dispone; potenciación de una casa de ejercicios espirituales. R FOCUS/Profundización 4

Los 9 miembros del Grupo Internacional

De Renato Butera

O O rganismos, instituciones y asociaciones sostienen la obra misionera de Don Bosco en el mundo. El objetivo de estas organizaciones es, principalmente, incrementar las actividades de evangelización y promoción humana que los salesianos desarrollan en contextos misioneros. Entre los numerosos organismos que realizan esta labor tienen un papel particularmente importante las cuatro Procuras Internacionales de New Rochelle en Estados Unidos, Madrid en España, Bonn en Alemania, y la Asociación Misiones Don Bosco en Turín en Italia, y las Organizaciones No Gubernamentales afiliadas a ellas o independientes. Las cuatro Procuras dependen directamente del Rector Mayor y llevan adelante las iniciativas en favor de las poblaciones más pobres de todo el universo misionero salesiano. Animación, sensibilización misionera, desarrollo de proyectos e intervenciones humanitarias representan el centro vital de las actividades de las Procuras Misioneras, constante- mente comprometidas en la difícil lucha contra la pobreza, la miseria y el sub-desarrollo.

Presentamos ahora, una a una, a las Procuras y ONG Internacionales, que forman el así llamado Grupo Internacional, el que ha hecho nacer el gran movimiento de apoyó de desarrollo de las Misiones Salesianos en el mundo durante los últimos 60 años y que es todavía hoy la más importante ayuda que ofrece la Congregación a las poblaciones necesitadas, con un acento marcado preferentemente en favor de los jóvenes en peligro o carentes de apoyo de entes e instituciones.

Las cuatro Procuras

NEW ROCHELLE

La “Salesian Missions” está gestionada por la Inspectoría de los Estados Unidos Este (SUE) y se encuentra en el edificio de la Casa Inspectorial. New Rochelle es una ciudad residencial situada a pocos kilómetros de la gran metrópoli de Nueva York. La casa inspectorial está al lado del océano atlántico, en una bahía cerrada por hermosas islas pobladas de pájaros salvajes.

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

La Procura fue fundada en 1947 por don O’- Loughlen que la dirigió durante cinco años. Desde 1957 comenzó a estar encargado de ella don Edward Cappelletti que la dirigió durante 37 años, hasta 1996, dándola desarrollo, prestigio y dinamismo. En un edificio de tres plantas trabajan cerca de 80 empleados con todos los medios de una empresa moderna: ordenadores, máquinas para seleccionar la correspondencia, imprenta, biblioteca con varias revistas, archivo fotográfico, sitio Internet (“www.salesianmissions.org”). En 1995, esta actividad se extendió a la capital federal con la creación de una Oficina en Washington que busca fondos ante el gobierno de los Estados Unidos y donde trabajan unas diez personas.

La Procuras de New Rochelle envía millones de cartas a sus bienhechores, produce, cuatro veces al año, una revista con 1.300.000 copias, en dos idiomas (inglés y español), produce videos sobre misiones salesianas, dirige una librería de objetos religiosos y de libros de espiritualidad; y, sobre todo, ayuda a la Congregación con fondos puestos a disposición del Rector Mayor y sosteniendo a otras Procuras o ONGs salesianas. Recupera también bienes materiales que el gobierno de los Estados Unidos ofrece gratuitamente cuando cierra una base militar en alguna parte del mundo, enviándolos a países de misión de acuerdo con el gobierno americano.

New Rochelle, “Madre de las Procuras Salesianas”, ha sostenido la formación del personal de otras Procuras o Project Office en Europa (Madrid), en América Latina (Haití, Manaus, Ecuador), en África (Addis Abeba, Cape Town), en Asia (Filipinas). El trabajo de la Procura no se limita a la recogida de fondos materiales para sostener proyectos de promoción humana en todo el mundo, construir capillas en las misiones, ayudar a estudiantes pobres o jóvenes que desean consagrar su vida la expansión del Reino, sino que alimenta también el espíritu misionero en los Estados Unidos, haciendo venir todos los años a misioneros salesianos de los países en los que trabajan para hacer campañas de sensibilización en las parroquias durante el verano.

MADRID

“Misiones Salesianas” fue fundada en 1967 y depende de la Inspectoría de Madrid (SMA). Primeramente estaba situada en unos almacenes de la ciudad en espera de establecerse después la sede actual, un edificio de varias plantas, en parte reconstruido para responder y mejorar las necesidades del trabajo, situado en una calle tranquila de la capital. Los Procuradores que se ha venido sucediendo, entre los cuales estaban dos ex-miembros del Consejo General (don Modesto Bellido y don Antonio Mélida), han sido siempre ayudados por una comunidad regular con muchas respon

sabilidades en el campo misionero y por un grupo de unos 30 empleados.

Esta Procura es también compleja y realiza un enorme trabajo de promoción y de apoyo a las Misiones Salesianas de todos los continentes, especialmente en América Latina. Realiza un trabajo muy interesante de concienciación misionera en España gracias a sus dos Exposiciones Marianas una fija en la sede de la Procura, y otra itinerante que visita sistemáticamente los colegios o las parroquias de todas las regiones de España - a la edición de material didáctico (don revistas: “Juventud Misionera” y “Misiones Salesianas”), y de otros medios como videos, o libros sobre temas misioneros.

Con una red bien organizada de bienhechores, pone, regularmente, importantes fondos a disposición del Rector Mayor y sostiene un buen número de proyectos destinados a mejorar la educación y la vida de numerosos pueblos en todo el mundo, con preferencia latino-americanos.

Actualmente está dirigida por don Alberto García Verdugo. Este año ha recibido un importante reconocimiento internacional por el trabajo desarrollado en favor de los pueblos más necesitados.

BONN

La “Missionsprokur der Salesianer Don Boscos” fue fundada el año 1968 por don Rauh que la ha dirigido durante diez años hasta que llegó don Oerder, actual Procurador, y tomó su dirección poniéndola al nivel de eficiencia que hoy posee. La sede está en la antigua capital federal de Alemania. Ayudado por una quincena de colaboradores seglares y algunos miembros de la comunidad salesiana, el Procurador puede desarrollar un importante trabajo en favor de los más pobres de todos los continentes. El equipo que trabaja en la Procura está compuesto que un personal calificado y realiza un trabajo de calidad. Son muchas las cosas que hace esta Procura: la edición de varias Revistas (“Forum Don Bosco”, “Don Bosco Telex”, “Don Bosco Welt”), comunicados de prensa, producción de videos misioneros, organización de convenios, etc. además apoyan a la Procura cerca de 90 grupos, por ejemplo, la Fundación de Dentistas, parroquianos que dejan los intereses de su capital para la paga de los empleados, etc.

La Procura de Bonn colabora con otras Procuras de lengua alemana y ha formado en el 2001 el “D.A.CH.” Que reagrupa a tres Procuras y ONGs de Alemania (Bonn y Benediktbeuern), dos de Austria (Viena), y una de Suiza (Beromünster). Además ayuda a la formación de una Procura FMA en Bonn y a la de Jugend Eine Welt de Viena. El punto fuerte de esta Procura es la presentación de proyectos de tipo pastoral, dejando a su ONG los de carácter social.

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

TURÍN

La Asociación Misiones Don Bosco nace en Italia en 1990. El objetivo de este nuevo organismo de la Congregación es comenzar, en el país natal de Don Bosco, la actividad de apoyo en favor de las misiones en el mundo, con el objetivo de llevar a término los proyectos de desarrollo, de evangelización y de animación, aportados por las numerosas misiones salesianas. La Asociación Misiones Don Bosco trabaja realizando información, divulgación y llevando a las casas de muchos italianos la Palabra del Señor y la de Don Bosco y de sus misioneros.

Al lado de la Asociación trabaja también la Organización No Gubernamental “NOI PER LORO” que se ocupa de las relaciones con las empresas, para poner en práctica también con el mundo de los negocios proyectos de desarrolla en favor de los países más pobres.

Durante el curso de los años, las actividades de la Asociación Misiones Don Bosco se han multiplicado y diversificado. Una de las funciones a la que la Procura presta particular atención es también a la acogida de los misioneros en Italia. De vez en cuando algún misionero salesiano llega a Italia, con frecuencia desde un país muy lejano, encuentra una casa pronta para acogerlo, la hospitalidad de sus hermanos y todo lo que necesita. En efecto, la Procura se ocupa de su permanencia, resolviendo todos los aspectos prácticos y proveyendo a todas sus necesidades.

Otra función importante que la Procura realiza es relativa a la documentación filmada y fotográfica de las actividades misioneras en el mundo. Durante el curso de los años se ha realizado un amplísimo archivo fotográfico misionero. Además, se han hecho filmaciones misioneras destinadas a documentar las condiciones de dificultad extrema de pobreza y de subdesarrollo en la que trabajan los salesianos. Estos vídeos son un testimonio vivo, visible a todo el mundo, del trabajo que los misioneros de Don Bosco han realizado y están realizando cada día en los países en vías de desarrollo.

Las 5 ONG Internacionales

Jóvenes del Tercer Mundo (JTM)

Fundada en el año 1988, tiene su sede en el edificio de la Procura de Madrid y trabaja en estrecha colaboración con ella. Trabaja en ella un salesiano y unos 10 empleados. Presenta proyectos a las entidades públicas y organismos internacionales como la Unión Europea, para sostener los propios objetivos. Desarrolla también trabajo de sensibilización social sobre varios temas, como por ejemplo el desarrollo, el voluntariado, la deuda exterior, etc.. Trabaja en todo el territorio español en 20 ciudades de España con sedes propias gracias a las Delegaciones.

Trabaja con el método del Fundraising y utiliza los medios más modernos (comunicados de prensa, radio, Boletín,...), para sostener proyectos de carácter juvenil, educativo o social, dirigidos a muchachos en peligro o de la calle, y para poblaciones pobres e indígenas, en unas 30 naciones. Varios miembros del JTM siguen los proyectos con visitas regulares a los lugares donde se realizan. JTM toma también parte en los más importantes proyectos gestionados “en consorcio” con las otras Procuras y ONGs Internacionales.

Otro de los compromisos de JTM es el Voluntariado con la formación de los Voluntarios por medio de cursos regulares realizados en su sede o en las Delegaciones Regionales, y envío y acompañamiento durante el período de servicio de los Voluntarios.

Jugend Dritte Welt (JDW)

Fue fundada en 1979, y está situada en los locales de la Procura de Bonn. Fue reconocida por el gobierno alemán, condición que le permite obtener subsidios destinados al desarrollo en los países con mayores dificultades y problemas de desarrollo. JDW está en contacto y en relación con muchas instituciones y diócesis alemanas y utiliza todos los métodos modernos disponibles (fundraising, boletín, comunicados de prensa, radio, televisión, Sitio Internet). Su finalidad principal es la lucha contra la pobreza y la promoción del hombre aplastado por circunstancias desfavorables, presentando, preferentemente, proyectos de tipo social.

JDW trabaja en estrecha colaboración con los demás miembros del Grupo Internacional y puede realizar este importante trabajo gracias a un equi- po de empleados de auténtica profesionalidad, completamente dedicados al bien del prójimo.

Noi Per Loro (NPL)

Fue reconocida como Organización No Gubernamental salesiana en 1988. Tiene como objetivo institucional el desarrollo de las relaciones con las empresas, a fin de favorecer el sostenimiento de proyectos y actividades comenzados en los lugares de misión. Cuida la realización de proyectos de formación profesional, con iniciación al trabajo, educación, alfabetización, evangelización, asistencia médico-sanitaria e interviene oportunamente en las emergencias.

Su nombre es su programa: ayudar a las poblaciones en vías de desarrollo para que sean autónomas en su propia tierra. A este fin los misioneros estudian y hacen que funcionen, en colaboración con las poblaciones indígenas, los proyectos dirigidos a la solución de los problemas estructurales y culturales de las poblaciones de países en el Vías de Desarrollo.

Entre sus objetivos está el de acompañar a todos estos países que no logran, autónomamente, levantarse de la pobreza, países donde guerras, explota

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

ción, hambre y enfermedades han bloqueado toda clase de crecimiento, países que no tienen la fuerza y los instrumentos para poner en práctica una economía de desarrollo. Nuestra finalidad es promover el progreso también a través de la aportación de experiencias, tecnologías y medios que sólo un empresario solidario puede ofrecer. Esto se realiza por medio de una ayuda esmerada, con proyectos a corto y a largo plazo, que permiten a estos países salir de una condición de subdesarrollo. Para construir junto a las poblaciones locales y fuera de una óptica de asistencialismo, un futuro de autonomía, dignidad y trabajo en su tierra.

Coopération Missionnaire au Développement (COMIDE)

Fue fundada en 1989 por los Salesianos del Congo Belga, todavía en aquel tiempo dependiente de la Inspectoría de Bélgica Norte (BEN). Su sede se encuentra en Bruselas. Muy pronto esta ONG ayudó también a otros países africanos y otras congregaciones a partir del año 1973. Reconocida por parte del gobierno Bélgica, del que obtiene subsidios para el desarrollo, extiende, actualmente, sus beneficios a todo el mundo.

Con una veintena de colaboradores seglares y un salesiano, COMIDE, presente numerosos proyectos de tipo estrechamente social (jóvenes en dificultad, formación por medio de la educación) al gobierno Bélgica y a otros entes nacionales o inter

nacionales (Comunidad Europea), y apoya a numerosas Oficinas de Desarrollo en una veintena de países en vías de desarrollo. COMIDE entiende que de esta manera ayuda a estos países a tomar en sus manos su propio futuro de hacerse realmente independientes, utilizando los recursos locales, para no tener que contar siempre con el exterior.

Volontariato Internazionale per lo Sviluppo” (VIS)

Fundada en 1986, con sede en Roma, trabajan en ella un salesiano y 25 seglares. El VIS forma y sigue a Voluntarios con cursos regulares. Estos Voluntarios se comprometen por un mínimo de dos años y dedican parte de su vida al desarrollo de pueblos y naciones. Los miembros del equipo hacen visitas regulares a los lugares donde trabajan los Voluntarios y se realizan los proyectos. El VIS se preocupa también de la sensibilización de la opinión pública italiana en favor de la lucha contra la pobreza y por el desarrollo social. Para realizar todos estos objetivos el VIS promueve proyectos de desarrollo en todo el mundo, especialmente en favor de los jóvenes y, en general, de tipo social, recibiendo fondos del Fundraising, de entidades gubernamentales (MAE en Italia), religiosas (CEI italiana) o internacionales (Unión Europea, Banca Mundial,...). Cuida la publicación de Revistas (“VIS- Notizie”, “Piroga”) y organiza convenios y encuentros diversos. R

FOCUS/Profundización 5

Pequeñas pero capaces de producir solidaridad

El grupo de las Procuras Nacionales

E E l segundo grupo de Procuras Misioneras existente en la Congregación Salesiana es el de las, así llamadas, Procuras Nacionales, nacidas hacia el 1980 y el 2000.

Se encuentran esparcidas en todos los continentes, entre el hemisferio norte y el del sur del planeta, y son de dos tipos: las de apoyo al “Mundo en Desarrollo”, y las “autónomas”.

Todas las Procuras gozan de una gran libertad de acción y trabajan también para realizar proyectos de pequeña o mediana importancia como la ayuda a estudiantes, el apoyo en favor de la obra de misioneros que trabajan en primera línea.

Las Procuras Nacionales trabajan en favor de los países más pobres y con destinatarios propios. Nacieron, con frecuencia, de la iniciativa de pocas personas, o hasta de una sola, ayudada por voluntarios o amigos que tienen un gran sentido de solidaridad.

Fundamentalmente, todas las Procuras Nacionales desarrollan algunascde estas actividades realizadas, también, por las Procuras Internacionales (Fundraising, Fondos Públicos o Privados, Animación Misionera, ...), pero a nivel más modesto. Ponen el fruto de su trabajo al servicio especial de la Misión, de misioneros oriundos de la propia nación o de las Obras de la propia nación o Inspectoría. Ayudan también a algunos hermanos a presentar sus Proyectos a las Procuras Internacionales o a las Agencias que pueden recabar financiaciones más grandes. En definitiva, se puede decir que el grupo de las Procuras Nacionales trabaja a nivel del 1º Paso de la visión “filosófica” de la ayuda a las Misiones, que consiste en la ayuda directa a Obras o Países con el envío concreto de fondos materiales, o a nivel del 2º Paso cuando trabajan por su propia nación o inspectoría. Todo su esfuerzo y trabajo se hace siempre bajo la doble in

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

tención de ayuda a la evangelización y a la promoción humana. Las Procuras Nacionales permanecen en relación con el Dicasterio para las Misiones y presentan regularmente su balance de actividades. Reciben del Dicasterio el impulso para continuar su trabajo con entusiasmo, espíritu de generosa, donación y solidaridad, con un asesora

miento sencillo y directo para la determinación de líneas de trabajo a emprender, y con la indicación y la proporción de algún subsidio de trabajo.

Desde 1980, las Procuras Nacionales se reunían una vez al año, pero el número cada vez mayor ha hecho menos practicable esta periodicidad determinando, pues, su reunión cada dos años. R

FOCUS/Profundización 6

Proyectos de Desarrollo: cómo y por qué

A A pesar de que las Procuras no son agencias para obtener fondos, y no debe serlo, creemos necesario explicar en qué consiste el trabajo de la presentación del Proyectos para obtener la financiación para Obras Sociales o Educativas por parte de Entidades que pueden financiarlas.

Existe, a diversos niveles (gobiernos, instituciones internacionales y nacionales, etcétera,...), fondos reservados al desarrollo de regiones pobres, o destinados al crecimiento de cierta clase de personas. Estas Entidades responden a la solicitud de financiación allí donde ven una necesidad y una posibilidad de desarrollo. Por consiguiente resulta muy importante el cómo seguir la praxis para acceder y lograr el objetivo de la financiación. A este fin las Procuras Internacionales y Nacionales y las ONGs, han comenzado un servicio para la creación y el acompañamiento de proyectos de desarrollo a presentar y realizar. La realización de Proyectos presentados por Salesianos de todo el mundo (más de 1700 proyectos en el año 2001) es uno de los resultados más importantes del trabajo de las Procuras y de las ONG, a pesar de que ellas solamente actúan como “intermediarios”. Los Proyectos son considerados “grandes Proyectos”, cuando superan la suma de 50.000 dólares estadounidenses.

Ponemos, a continuación, a modo de ejemplo algunos proyectos llevados adelante durante el año anteriormente citado.

Escuelas -Más de la mitad de los grandes proyectos presentados han estado destinados a escuelas. Ochenta proyectos se refieren a la Educación en general (sobre todo en África y en América Latina) y 150 han sido destinados a ayudar a Escuelas Profesionales (África, América Latina, Asia). Casi unos 30 han ayudado a Escuelas Agrarias (América Latina). Las solicitudes se han hecho, en general, atendiendo a las siguientes situaciones: construcción, renovación, extensión, equipamiento de talleres, adquisición de material educativo; apoyo económico para realizar cursos de formación o cualificación de profesores; ayuda a la educación informal; inserción en el trabajo al final de los estudios.

Emergencias -Ayudas en respuesta a necesidades especiales: terremotos, inundaciones, guerras, prófugos, etc..

Problemas Sociales - 30 proyectos, en particular en América Latina, han resuelto problemas relacionados con: salud (centro médico, lucha contra el Sida/AIDS); sequía (construcción de pozos); lucha contra la pobreza; creación de cooperativas y micro-empresas, etc.

Los destinatarios de la totalidad de los proyectos son los jóvenes pobres y en peligro. En América Latina y en Asia muchos proyectos van destinados a la recuperación de muchachos de la calle, con el objetivo de ayudarles a encontrar de nuevo una vida de familia y un trabajo honrado. Otra categoría de destinatarios son los jóvenes sin trabajo o marginados del sistema escolar de su país. Y también campesinos pobres, desprovistos de medios adecuados para sostener a sus familias; indígenas abandonados de sistema educativo oficial, recuperación y conservación de su cultura con centros especializados (sobre todo en América Latina).

A pesar de no ser su tarea principal, las Procuras Misioneras buscan la financiación de todos estos Proyectos con un trabajo de presentación, acompañamiento, rendición de cuentas, valoración, etc. El dinero va directamente desde la organización que financia a quien ha solicitado la ayuda, y nunca pasando a través de la Procura o ONG que lo ha presentado o acompañado. Esto representa una gran responsabilidad para las Procuras y las ONG, y comporta aspectos legales muy serios. Todo esto necesita gran competencia técnica, honestidad declarada y seriedad en el cumplimiento del trabajo.

Los proyectos deben tener, sin ninguna duda, la aprobación del Inspector local, y esto compromete legalmente a toda la Inspectoría en el cumplimiento del proyecto presentado según los términos del contrato y con las consecuencias jurídicas que podrían deducirse. Por esto es importante presentar proyectos insertados en el plan inspectorial de desarrollo que responda a un compromiso colegial y no como iniciativa de una sola persona. R

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

FOCUS/Profundización 7

Economía y Animación misionera: ¿qué clase de relación?

De don Gianni Mazzali

R R epasando las páginas de su vida se puede constatar, con extraordinaria claridad, que Don Bosco tenía, de una forma muy personal y original, una indiscutible confianza en la Providencia y un incansable espíritu emprendedor, que lo llevó a autodefinirse como un temerario por la salvación de las almas. El paradigma es muy evidente en los casos de emergencia en los cuales él pidió a algunos jóvenes que estuvieran en la iglesia rezando, mientras él iba por la calle a buscar... las sorpresas de la Providencia.

Como en los tiempos de Don Bosco, también en la Turín preindustrial, poblada de jóvenes sin medios para buscar el porvenir, hoy en los contextos misioneros y aún más en las fronteras avanzadas

Los misioneros pioneros al llegar, con frecuencia a pie y con medios de fortuna, a los poblados más insólitos, se han dado cuenta de lo urgente que es buscar ayuda, apoyo y medios materiales. La iniciativa y la determinación les han enseñado a construir con paciencia redes de amigos, de bienhechores, y de simpatizantes que, oportunamente solicitados, acudieran en su ayuda tanto con dinero como con el envío de alimentos, vestidos, medios,... Algunos grandes misioneros han constituido redes de beneficencia verdaderamente eficientes y capaces de permitir realizaciones impensables sin una ayuda exterior.

Todavía hoy, muchas misiones salesianas e ins

pectorías preferente-

mente misioneras pue

de evangelización y de Como en los tiempos de Don Bosco, den contar con la geneeducación, existe una

rosidad de los bienhe

también en la Turín preindustrial,

constante necesidad de

chores, que originaria

hoy en los contextos misioneros

medios materiales y de

mente estaban ligados a recursos. Se parte de las y aún más en las fronteras avanzadas la persona de un misionecesidades primeras,

nero, y ahora colaboran

de evangelización y de educación,

alimento, vestido, aloja

con los salesianos autóc

existe una constante necesidad

miento para llegar des

tonos y con las mismas pués a las necesidades de medios materiales y de recursos. estructuras de las Ins

que se refieren a la educación, edificios escolares, instrumentos didácticos, libros, y utensilios de base. También la evangelización tiene sus costos para la edificación de centros de reunión y de culto, para la formación de los catequistas y de los colaboradores y para afrontar viajes y trasladados.

En uno de mis largos viajes por los caminos del Noroeste de la India, en visita a una de las más avanzadas y significativas fronteras de la misión salesiana, he podido constatar, sobre todo en las zonas más remotas y de difícil acceso, la gran necesidad de recursos materiales y lo difícil que es lograrlos incluso para las necesidades más inmediatas. He llegado a lugares de misión carentes de electricidad, de teléfono, de servicio postal y del más elemental servicio de transporte público. La misión, con la iglesia y la escuela, se convierte, en efecto, en el único punto de referencia para la población, para los momentos de reunión, para la expresión comunitaria de la identidad cultural de las diversas tribus, para ofrecer a los muchachos y a los jóvenes espacios concretos para crecer y crear su propia esperanza en el futuro. Todo esto requiere recursos materiales en abundancia y con continuidad, a pesar de que las exigencias estén reducidas a lo esencial.

pectorías. Es interesan

te constatar que allí donde los salesianos han compuesto las raíces de la Iglesia incluso través de la obra de grandes Obispos Salesianos, hoy la Iglesia ha crecido y los pastores, tal vez no salesianos, continúan sirviéndose de la generosidad de los bienhechores de los misioneros. Con el don de la fe y del Evangelio los misioneros, sabiamente, han sabido entregar también la experiencia de la propaganda y de la beneficencia misionera.

Las Grandes Procuras Misioneras (Bonn, Bruselas, Madrid, New Rochelle, Turín) nacieron, en el siglo pasado, gracias a la inventiva de algunos hermanos, que intuyeron la posibilidad de ampliar y también de hacer más eficaz la búsqueda y el contacto con los bienhechores. La típica creatividad salesiana e el impulso dado por varios Rectores Mayores han llegado, gradualmente, a la consolidación de estructuras eficientes, que logran canalizar el deseo de solidaridad existente en muchas personas.

Gracias a la recogida de los medios financieros y de las cosas hecha por las Procuras Misioneras ha sido posible realizar, en torno a 1980, el Proyecto África, en colaboración con distintas inspec

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

torías del mundo, que han puesto a disposición tanto personal salesiano como recursos materiales. La frontera misionera se mantiene vida precisamente porque existe quien, con fe y dedicación, piensa que en la economía de la encarnación los medios materiales son necesarios para hacer llegar la Buena Noticia a todos.

La Congregación ha hecho un gran bien, planificando el propio desarrollo y consolidando las propias presencias, con la gran disponibilidad de medios que la Providencia ha puesto a nuestra disposición. Pero el esfuerzo ha estado y continúa estando en una doble dirección. Por una parte, como se ha tratado de subrayar más arriba, la animación misionera debe ser sostenida con recursos que localmente no se pueden encontrar. Ésta es la estrategia de las Procuras Misioneras y de todas las iniciativas que, a diverso nivel y con distintas dimensiones, se proponen como objetivo proporcionar a las misiones, a los misioneros, a la misma estructura central salesiana, los medios financieros necesarios.

Por otra parte es igualmente importante el impulso por no crear una total dependencia económica de las fuentes exteriores, de subsidios, de ayudas que vienen de proyectos financiados por diferentes entidades. Es importante estimular las realidades locales, cada uno de los lugares misioneros y sobre todo la estructura inspectorial para poner en práctica iniciativas que se dirijan también a los recursos y disponibilidades internas, por más pequeñas o insignificantes que puedan ser. Hay que

averiguar quién, dentro del país, del estado o de la nación, puede hacer normalmente una aportación y sobre todo implicar a las personas para suplir la falta de medios, a través de la colaboración práctica, la prestación de colaboración y la disponibilidad de energías y de tiempo para poder llevar a la práctica iniciativas que son para el bien de todos.

Y este objetivo está dando sus frutos en cuanto que muchas inspectorías misioneras se han dota- do de una “oficina-desarrollo” y de una estructura responsable de los proyectos a realizar. Localmente es conmovedor, con frecuencia, constatar que tanto los jóvenes como los adultos, que no disponen dinero para dar, ponen a disposición de la misión el propio tiempo y las propias energías por el bien de todos.

Durante una de mis numerosas etapas por los desperdigados puestos misioneros de Assam, en la India, he visto un día un nutrido grupo de hombres y mujeres de la parroquia que trabajaban en los campos de arroz de la misión. El párroco, un joven salesiano, me explicó que se trataba de que la gente ofrecía toda una jornada de trabajo por el bien de la parroquia.

He pensado con emoción que verdaderamente el gesto de generosidad de los bienhechores lejanos se conjugaba inicialmente con la profunda solidaridad de aquella gente pobre y carente de medios financieros. Dos rostros complementarios de la Providencia, que, como para Don Bosco, continúa asistiendo a quien anuncia a los pobres la Buena Noticia de la liberación. R

FOCUS/Profundización 8

Servir a los màs necesitados, un deber carismàtico

Instituciones misioneras salesianas a imitación de Don Bosco

L L as cualidades que normalmente se atribuyen a los hijos de Don Bosco son aquellas que, en conjunto, definen el rostro del hombre y del santo que hizo de empuje y de su audacia los instrumentos para servir a Cristo y a su Iglesia, a los jóvenes y a las sociedades en que viven.

La historia de este sacerdote piamontés del siglo XIX es riquísima en paginas que ilustran su empeño social y misionero, siempre caracterizado por los valores evangélicos de la fe, la esperanza y la caridad. No se podría ver con toda limpidez la figura de este hombre, que ha producido una cadena inmensa de solidaridad y de pasión por los jóvenes, traducida en servicios, estructuras, organizaciones, escuelas, casas, talleres, oratorios, centros de formación profesional, prototipos

De Renato Butera

de contratos, editoriales, tiempo libre, asociaciones, obras de asistencia etc. Una lista interminable de servicios que se comenzó a escribir aquel famoso 8 de diciembre de 1842, cuando, sobre una pagina blanca de la historia de las obras salesianas, se escribió la palabra “oratorio.”

La lista sigue enriqueciéndose hoy todavía. Aquella esperanza, fundada en la fe y hecha viva en la caridad, se ha difundido en los cinco continentes, en 130 naciones, con el trabajo de casi 16900 consagrados salesianos, ayudados por un escuadrón innumerable de personas que han hecho de la idea de Don Bosco la manera de vivir la propia ciudadanía evangélica, en el espitita de las Bienaventuranzas y, sobre todo, de aquella caridad que selecciona las urgencias y se hace concretamente generosa.

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

Ser hijos de un santo como Don Bosco ha inyectado en el ADN de muchos de sus salesianos los elementos que lo hicieron creativo, emprendedor, temerario, soñador….concreto, porque concretas eran o se hacían las cosas que entreveía, esperaba, soñaba, proyectaba.

Muchas anécdotas le han atribuido una “santa avidez” por las cosas que serian de sus jóvenes. La palabra providencia tenia para él el significado de empeño en conseguirla, compromiso hasta la fatiga, hasta el desmembrarse, hasta convertirse en aquel “vestido gastado” al que se redujo antes de morir. “Hasta el ultimo respiro”, su ultimo ges-

Parece, a veces, que la imagen del salesiano

proyectos, llegan a gestionar e investir una suma enorme de dinero, también es verdad que es sin medida la necesidad en que vive la masa de pobres que necesitan ayuda y no la tienen. Nunca hay bastante. Toda la beneficencia es como un conjunto de arroyuelos en un desierto sin fin de pobreza y de necesidad. El trabajo de estas organizaciones, por otra parte, no se reduce solamente a recoger “ayudas materiales”, a presentar proyectos de desarrollo humano indispensable, a sostener las misiones y la obra misionera en varias modalidades. Promueven también la Animación Misionera en los países de antigua evangelización, formando sensibilidades y mentalidades misioneras, educando a la justa distribución de bienes,

sea la de quien esta espasmódicamente buscando suscitando vocaciones al voluntariado, sembrando creatividad de

fondos, dinero, propiedades.

proyectos en pequeña y gran es- Si esto es verdad, es cierto también que destinatarios cala, interviniendo sobre la políti

de toda esta búsqueda nunca son ellos mismos ca de ayudas en el ámbito de gobiernos y administraciones regio-

sino jóvenes de todo el mundo, sobre todo los may pobres,

nales, nacionales e internacionalos abandonados por las pequeñas y las grandes instituciones, les, animando la mentalidad de

los marginados por las reglas de producción.

to de fuerza lo haría por sus muchachos. Una pro- mesa mantenida toda su vida, que no tuvo jamás un segundo de inseguridad o de abandono.

Parece, a veces, que la imagen del salesiano sea la de quien esta espasmódicamente buscando fondos, dinero, propiedades. Si esto es verdad, es cierto también que destinatarios de toda esta búsqueda nunca son ellos mismos sino jóvenes de todo el mundo, sobre todo los may pobres, los abandonados por las pequeñas y las grandes instituciones, los marginados por las reglas de producción.

El objetivo es su promoción mediante la educación y la evangelización. Hacer, de todos, honrados ciudadanos y buenos cristianos, meta plantada en el corazón de Don Bosco, es la razón de existencia de la Congregación, el motor que mueve el compromiso y la búsqueda de todo consagrado y de todo seglar que haya escogido el estilo de vida de Don Bosco.

En todo esto encajan las estructuras con las que se lleva a cabo la misión salesiana. Procuras misioneras, ONGs, Project Office, Development Office, Associazioni di Volontariato, actividades de sensibilización y de beneficencia, todo es parte de un único organismo que se preocupa grandemente del bien de los jóvenes pobres de los cinco continentes del mundo. No son “maquinas de hacer dinero” o, al menos, no sólo eso, sino que presiden la organización de la solidaridad y de la ayuda misionera salesiana, difundida ya en todos los ángulos del mundo. Y si es verdad que estas organizaciones, al individuar, conducir y llevar a cabo sus

solidaridad y no la beneficencia

de calderilla. Las instituciones

misioneras salesianas de beneficencia no tienen fondos propios, no recogen para andar invirtiendo como un banco cualquiera, sino que juegan el papel de tramite entre quien necesita subvención en un proyecto en favor de la promoción social y cristiana, por una parte, y, por la otra, las instituciones políticas, gubernamentales, financieras que puedan ayudarle económicamente; may un servicio de consulta y asistencia en la realizacion de proyectos, indicando a qué instituciones hay que dirigirse.

Sin duda alguna, la obra de las Procuras, de las ONGs y otras instituciones salesianas ha ayudado y sostenido la expansión de la Congregación en varios continentes y, sobre todo, ha ayudado a poblaciones sin cuento a revalorizar su propia vida.

Los operadores de este ámbito y los misioneros en general son auténticos pioneros, hijos decididos de Don Bosco, a quien han imitado y cuya audaz iniciativa siguen imitando, dando nacimiento a un numero extraordinario de proyectos de promoción humana, justa y solidaria, y que han comenzado a presentarse en red para potenciar su obra de desarrollo humano. Estas organizaciones necesitan ser conocidas y no sólo ser juzgadas sumariamente desde el exterior, para que puedan recibir un empuje ulterior en el campo de la solidaridad misionera.

En el fondo, es parte de aquel único organismo salesiano que tiene, en los jóvenes de todo el mundo, a sus destinatarios privilegiados; y en los pueblos may pobres, el campo de accion carismàtica.

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

FOCUS/Experiencia

Ejemplo de intervención prática de una Procura Misionera Salesiana. El caso de Turín

INTRODUCCIÓN

La Procura Misionera Salesiana de Turín ofrece a los misioneros, de vez en cuando, un importante servicio de asistencia en la realización de proyectos de acuerdo a las exigencias emergencias de los diversos países. Se trata de una actividad compleja que se desarrolla a través de dos momentos principales, a su vez subdivisibles en una serie de subfases significativas.

En primer lugar se hace el examen de los proyectos, con los siguientes pasos: recepción de las solicitudes de los misioneros; estudió y análisis de los proyectos, a través de un profundo intercambio de diálogo con los mismos misioneros, con el fin de comprender profundamente su necesidad, por medio del diálogo y la confrontación y presentando soluciones también económicamente diferentes; preparación final de la documentación y aprobación; visita al lugar, cuando es posible, a fin de constatar la situación y las necesidades de la misión.

El segundo momento es la intervención práctica. Las etapas previstas son las siguientes: búsqueda de recogida del material y posible maquinaria e instrumentos necesarios para la realización del precepto. Esta fase comprende también una amplia actividad de examen de la maquinaria y de los instrumentos hallados, dentro de una óptica de encuentros e intercambio continuo con los misioneros que se encuentran en el lugar. Expedición del material y de la maquinaria acompañados de una colección completa de recambios y utensilios, y adjuntando toda la documentación necesaria para la utilización de dicha maquinaria. Asistencia durante la fase de instalación. Esta fase está destinada a durar un cierto tiempo según las necesidades concretas.

Un caso específico

El caso de la construcción del aspirantado de Luanda, en Angola, puede ayudarnos a comprender, en sus respectivas fases, la determinación de un proyecto y su realización.

Los misioneros salesianos que trabajan en Luanda han solicitado la asistencia y el apoyo a la Procura Misionera Salesiana de Turín.

1° momento: examen del proyecto

Los misioneros de Luanda vinieron a la sede de la Procura de Turín para exponer el proyecto que pretendían realizar, acompañándolo con diseños.

Una vez aceptada su solicitud, e iniciada una fase de análisis y estudio que comprendía también la visita de algunos proveedores, que se realizó junto a los misioneros mismos y valiéndose de la experiencia de la profesionalidad de colaboradores eficientes, prontos a poner su competencia, completa y gratuitamente, al servicio de los necesitados y de las exigencias de las poblaciones en dificultad. Se ha tratado de una fase bastante larga, porque ha sido fundamental tener en cuenta las particulares condiciones climáticas y de vida del país, conciliándolas con la necesidad de la contención de costos, unida a una elección de materiales de buena calidad.

EDITORIAL (continua da pagina 2)

El número que va acompañado de otro material informativo para la animación de la Jornada Misionera Salesiana creada por el Dicasterio para las Misiones, contiene algunas aportaciones muy válidas en las que se profundiza el significado de la política misionera y social de la Congregación de Don Bosco. Así pues intervienen también el Rector Mayor don Chávez que anima a la colaboración cada vez más estrecha con estos organismos en nombre de la caridad social; don Ferdinando Colombo, Delegado Nacional para la animación misionera y sobre la formación a la solidaridad como aportación para el crecimiento integral de los jóvenes, de la Italia Salesiana (CISI); don Francis Alencherry, Consejero General para las Misiones, con una entrevista sobre el compromiso salesiano de la evangelización y de la promoción humana y social que hay que hacer actual y eficaz cada día; don Gianni Mazzali, Ecónomo General, sobre las relaciones entre economía y animación misionera; y la Procura Misionera de Turín que comparte la experiencia de la tipología de sus intervenciones para la realización de proyectos de apoyo misionero.

Nos parece un número interesante, por lo menos por el hecho de que nos ha hecho conocer un mundo no siempre conocido en su verdadera identidad. Pero éste es un juicio que no podemos y no debemos dar nosotros. Queda el servicio hecho a la Congregación de Don Bosco y la experiencia de colaboración, por medio de la información, con uno de los Dicasterios de los que está organizada, que esperamos repetir también con otros organismos del mundo salesiano.

La Redacción

ANSMAG PROCURAS MISIONERAS Y SOLIDARIDAD SEP-OCT 2002

2° momento: intervención práctica

Una vez determinados los pasos principales a dar, los salesianos volvieron a Angola.

Y comenzó la verdadera fase de realización del proyecto, que ha necesitado de una acción conjunta y coordinada de plena colaboración y de intercambio en dos frentes: aquí en Italia y en Angola. Esta fase ha supuesto: la oficialización de los documentos; lo que inicialmente eran sólo bosquejos se realizaron con perfección y de esa forma nació oficialmente el proyecto que los salesianos han sometido a las autoridades competentes del lugar, obteniendo todas las autorizaciones necesarias; elección y provisión de maquinarias y estructuras necesarias para la construcción real. Dada, pues, la particular situación socio-económica de Angola, donde los pocos materiales a disposición son inaccesibles a causa de unos precios absolutamente prohibitivos, los misioneros se encontraban con la necesidad de recibir el suministro también de los materiales más elementales. Tenían verdaderamente necesidad de todo: desde la terna, a la botonera, desde el muleto, a las soldadoras, desde los generadores de corriente hasta los utensilios más comunes (alambre de espino, tijeras grandes de cortar, etc.). Preparación y suministro de los materiales de construcción. Se ha tratado de una fase muy compleja que ha supuesto una amplia e importante colaboración a

distancia con los misioneros del lugar. Así, mientras aquí se preparaba el material base necesario y se procedía a la expedición (marcos, puertas, hierro, ventanas, etc.). En Luanda los salesianos comenzaban la construcción de los cimientos y de los muros.

Hoy, el proyecto está casi acabado y prosigue adelante, valorando el intercambio de diálogo con recíproca satisfacción, y afrontando y superando, de vez en cuando, las pequeñas y las grandes dificultades que se presentan. En este sentido, tanto los representantes locales como los italianos han realizado un papel fundamental que representa un verdadero punto de referencia, pues todos han sabido estar dispuestos en cualquier momento y ante cualquier necesidad.

Conclusión

El tipo de intervención descrito, obviamente, es susceptible de adaptación a las diversas situaciones socio-económicas y al grado de progreso de cada país.

En particular, con el ejemplo de la construcción del aspirantado en Angola, se ha querido presentar el caso concreto de un país que se encuentra con grandes dificultades por el bajísimo nivel de desarrollo socio-económico. Por este motivo, la fase de encuentro directo con los salesianos que trabajan en el lugar es fundamental.